Archivo de la etiqueta: Ernesto M√°rquez Torres

es content solo

Cemex y la Termoeléctrica del Golfo, depredan el ejido Las Palmas, en Tamuín, sin el mínimo castigo

El defensor del ejido Las Palmas, ubicado en Tamu√≠n, Ernesto M√°rquez Torres, denunci√≥ que el poblado, en las √ļltima d√©cadas, sufre el impacto voraz de la cementera Cemex y la Termoel√©ctrica del Golfo, que contamina sin piedad el medio ambiente y depreda la monta√Īa sin que reciba el m√≠nimo castigo de las autoridades estatales y del medio ambiente. Expuso que por defender el despojo que supera las 2 mil hect√°reas, ha ca√≠do en las mazmorras en distintos momentos. Indic√≥ que los ex mandatarios Fernando Silva Nieto y Marcelo de los Santos, fueron los m√°s beneficiados en sus transacciones con la empresa que jam√°s se ha dignado a pavimentar al menos una calle. Pero la misma historia de desapego y contubernio se mantiene con el actual ejecutivo, Juan Manuel Carreras. Adelant√≥ que los altos niveles de emanaciones t√≥xicas, han generado enfermedades cancer√≠genas y de metales pesados en la sangre, que podr√≠an afectar a los usuarios del nuevo aeropuerto que se ubica a corta distancia. M√°rquez conf√≠a a√ļn en las promesas que les hizo el presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, de ayudarlos a contener los efectos negativos de una firma que se niega a instalar una planta de aguas residuales. Opta por comprar premios a su noble desempe√Īo.

Narr√≥ que hubo una expropiaci√≥n en 1973 de mil 266.12.74 hect√°reas, para un presunto corredor industrial, que debe favorecer la actividad p√ļblica. ‚ÄúLleg√≥ el negocio privado, Cementos An√°huac. El due√Īo es Julio Serrano. Se instal√≥ en tierra de cultivo, no hab√≠a sierra para la piedra y los √ļnicos que pueden explotarla son los ejidos. El gobierno del estado, en contubernio con el seudo presidente del comisariado, Eliseo Caldero Moctezuma, firmaron el robo. Entonces solicitaron una ampliaci√≥n a la parte que est√° frente al ejido, todav√≠a no se las han entregado. Pero si expropiaron 827 hect√°reas para extender el llamado corredor industrial. Yo crezco la casa cuando no cabe la familia. No lo hago para beneficiar a alguno o da√Īar a los dem√°s. Se hizo para ayudar a Serrano y pudiera extraer piedra para el cemento. Son actos de corrupci√≥n que siempre hemos denunciado en p√ļblico. Tambi√©n lo hicimos en un juzgado federal, con la sorpresa que nos niegan el amparo, porque no acreditamos nada. No les importa la magnitud del hecho‚ÄĚ.

‚ÄúLa cementera sigue con sus trabajos, pero a los ejidatarios en ning√ļn momento les dan sus tierras, es lo que reclamamos. En el 2005 metemos el amparo, yo entro como presidente del comisariado en el 2004. Es cuando el gobernador Fernando Silva Nieto vende los terrenos, pero la ejecuci√≥n de los planos no coincide con las actas de posesiones que se deben hacer. An√°huac se fusiona con Cemex, le venden el resto de lo expropiado. Inici√≥ como Cementos An√°huac, despu√©s se convierte en Cementos An√°huac del Golfo. Cuando llega Cemex, se cambian a Cementos An√°huac del Atl√°ntico, luego queda como Cemex, que como accionista mayoritario, domina el negocio. No es ninguna empresa p√ļblica, su apoyo ha sido nulo. Al contrario, nos ha tra√≠do muchas enfermedades. Todos sabemos que es del magnate Lorenzo Zambrano. Fernando Silva vendi√≥ la hect√°rea a 900 pesos. Nos gustar√≠a que la Unidad de Inteligencia Financiera del presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, revisara los documentos, porque ofert√≥ mil hect√°reas de la primera expropiaci√≥n. En la segunda, otras 827 hect√°reas. Fue m√°s de un mill√≥n 700 mil pesos‚ÄĚ.

‚ÄúTambi√©n reclamamos el derecho de tanto, porque tenemos preferencia en la compra de los terrenos. Unas simples botas cuestan mil pesos, lo que vale una hect√°rea. A grandes rasgos, fue un robo, un fraude, al ejido lo despojaron de 400 hect√°reas porque la ejecuci√≥n y los planos no coinciden, agarraron lotes ajenos, no est√°n dentro de lo que debieron expropiar. Lo discutimos con el Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal y dicen que nosotros no tenemos derecho. En la audiencia, cuando se presenta el abogado de la dependencia, el magistrado le pregunta, como nuevo demandado, ¬Ņqu√© opina del ejido Las Palmas, de lo que hace?. Contesta, en primer lugar, el apoderado, Ernesto M√°rquez, carece de las facultades para demandar, porque su poder no tiene valor, le falta personalidad. El ejido no debe inmiscuirse en predios que le fueron expropiados. Ya les pagaron, se les cumpli√≥, todo fue legal. Luego me preguntaron mi punto de vista. Les dije, ¬Ņpor qu√© vendieron terrenos propiedad del ejido a Cemex, con qu√© facultades? Me responden que los van a regularizar porque son del ejido, pero la asamblea debe estar de acuerdo, para que no haya conflicto‚ÄĚ.

‚ÄúSi vendieron las mil 800 hect√°reas, se debieron blindar y hacer una entrega f√≠sica. Somos colindantes, no nos llamaron para presenciar que todo fuera correcto. Cemex solicita con las escrituras que le hizo el gobierno del estado, un pr√©stamo al Banco Interamericano y las deja en garant√≠a, para decir que ten√≠a solvencia econ√≥mica. Le prestaron una millonada de d√≥lares para que construyan dos plantas la Termoel√©ctrica del Golfo, que surte de luz a todas las cementeras del pa√≠s. El presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador pelea que las l√≠neas de la Comisi√≥n Federal sean utilizadas para trasladar energ√≠a y no paguen un peso, es lo que hace Cemex en contubernio con el gobierno estatal. Todos los mandatarios, despu√©s de Silva, est√°n de acuerdo con la empresa. A Marcelo de los Santos le regalaron 10 mil toneladas de cemento. No las us√≥ en Las Palmas, donde no existe una calle pavimentada. El ejido tiene cerca de mil 600 habitantes, pero con el coronavirus, ya somos menos. No hay un trabajo fijo en la cementera donde laboren uno o dos de cada 100 parroquianos. Los que han agarrado chamba, son los familiares que apoyan a la firma y me quieren tumbar para regular las tierras. El grupito lo encabeza Jos√© Zapata Araujo, Rosendo Mart√≠nez Gonz√°lez, Eliseo Calder√≥n Castro, hijo del que se fue comisariado. Otro es Juan Sebasti√°n Turrubiartes Gonz√°lez. Como los apoya el gobierno, tienen peso‚ÄĚ.

‚ÄúMe demandaron por supuestas malas finanzas, pero solo quer√≠an perjudicarme, para que ya no estuviera al frente del ejido, donde me han elegido tres veces. Mi esposa es la que est√° al frente ahora, es la licenciada Nora Elena B√°ez Turrubiartes. Como no existen permisos para hacer reuniones, cuando lo autoricen, formar√© una planilla para tratar de participar en la contienda y que todo sea legal. En el poblado hay enfermos de c√°ncer, infecciones en la piel y v√≠as respiratorias. La Universidad Aut√≥noma de San Luis Potos√≠, a trav√©s de m√©dicos y qu√≠micos, nos hicieron unos an√°lisis de sangre. Sal√≠ con plomo y ars√©nico, por el consumo de agua y mercurio. Nos dijeron que no pudieron sacar los dem√°s metales del organismo, como el aluminio, porque la muestra era de otro tipo. Los muestreos salieron positivos en todo. La cementera quema los desechos de Pemex, hospitales, maquiladoras y Herrera Motors de la capital. Gan√≥ un premio por no tener basura en sus instalaciones, pero nos chingan la reserva ecol√≥gica a los due√Īos aut√©nticos‚ÄĚ.

‚ÄúNos ¬†enferman y despojan de lo que nos pertenece. Un bi√≥logo tom√≥ las fotograf√≠as de lo que queman para generar cemento. A veces usan ropa nueva, no sabemos de d√≥nde la obtienen. La termoel√©ctrica utiliza el coque y qu√≠micos peligrosos para sus procesos. Los desechos terminan en los r√≠os cercanos, Tampa√≥n y Choi. No cuentan con una tratadora de aguas residuales, s√≥lo una purificadora, que no hace las mismas funciones. Mi predio est√° menos de un kil√≥metro de distancia, recibimos muchos contaminantes que afectan nuestra salud y de los animales. Es un problema grave que no atiende el gobierno estatal. Las termoel√©ctricas laboran sin licencia de funcionamiento. Los abogados que nos ayudan, han solicitado a trav√©s de la ley de transparencia, una copia de los permisos, que no han conseguido. La alcalde de Morena, Grecia Esmeralda S√°nchez, hace todo lo contrario a lo que ordena el presidente L√≥pez Obrador. Me tiene coraje porque no agarro dinero y muestro verg√ľenza, la que desconoce. Desde 1967 que entr√≥ en operaciones la cementera, han dinamitado la reserva ecol√≥gica donde existe el sollate, el palo de amole, que est√°n protegidos. Han socavado el palo de rosa, mezquite, palma, palmilla, cedro, el loro, venado, jaguar, jabal√≠, mapache, tej√≥n, pantera, monos, que se mueven hacia las poblaciones, lo que los hace m√°s vulnerables‚ÄĚ.

‚ÄúL√≥pez Obrador se comprometi√≥ a defender la sierra de San Miguelito, a nosotros nos dijo que tambi√©n nos ayudar√≠a. Creemos que lo har√°. En las conferencias ma√Īaneras denunci√≥ al rata de Marcelo de los Santos, tal vez lo investigan. El nuevo aeropuerto quedar√° cerca de la cementera, como a 4 kil√≥metros. Ignoro c√≥mo le har√°n con el foco de contaminaci√≥n. Ser√° un gran problema. Los alumnos de la universidad de Valles, hac√≠an su trabajo social en el ejido, para cuidar el medio ambiente. Me buscaban, les hac√≠a un recorrido a Cemex y las √°reas sucias. La empresa habl√≥ con alguien de arriba y les hicieron un auditorio de primer mundo. En la entrada aparece una placa de la firma. Hablan de un corredor ecol√≥gico cuando tienen las emisiones m√°s contaminantes en San Luis. Un profesor Guemes hizo un estudio socio econ√≥mico donde dijo que no le dimos ning√ļn apoyo, s√≥lo Cemex. Minti√≥, adem√°s al relat√≥ que existen varias calles pavimentadas, cuando no existe ninguna‚ÄĚ.

‚ÄúEl sector turismo no nos apoya, s√≥lo aluden a Tamazunchale, Valles, Matapla y Xilitla. Los millones de pesos que invertir√°n en el aeropuerto, deber√≠an canalizarlos en nosotros o d√°rselos a Cemex para que deje de afectarnos. El terreno se lo vendieron al gobierno estatal los hermanos Guti√©rrez, 30 hect√°reas en 60 millones de pesos. El due√Īo de la empacadora Gusi se llama Miguel Guti√©rrez Silva. El de Praderas, Alfonso Guti√©rrez Silva. El gobierno vende mil hect√°reas en 900 mil pesos y compra 30 hect√°reas en 60 millones. El aeropuerto ya estaba donde se ubica, los que irrumpen son la termoel√©ctrica y la cementera. Estuve preso el 27 de enero del a√Īo en curso por √≥rdenes de Carreras. En la etapa de Marcelo de los Santos, una persona se quej√≥ de que le echaban yeso a su predio y le invad√≠an 30 metros por un kil√≥metro de largo‚ÄĚ.

‚ÄúLleg√≥ la gente de Cemex y se arm√≥ la trifulca. Despu√©s me lleg√≥ una orden de arresto. Ten√≠a un dep√≥sito de cerveza a donde arrib√≥ la ministerial y me llevaron. Me encerraron en Tamu√≠n una noche, pero pagu√© una fianza de 7 mil pesos en el 2003. Con Fernando Toranzo me agarraron por da√Īos en propiedad ajena. El gerente de Cemex, Rigoberto S√°nchez, junto con el comisariado, Jorge Luis M√°rquez, me agarraron con un grupo de choque que manejan. No los dej√© sacar ca√Īas y me cayeron los soldados. Se hizo un relajo, me avent√© 8 d√≠as, adem√°s de pagar una fianza de 220 mil pesos en Valles. La √ļltima fue una orden de arresto, sin decir nada, me agarran. Al llegar a Valles, me preguntan la causa de la captura. Les dije que la ignoraba. Dur√© de lunes a viernes encerrado‚ÄĚ.