Archivo de la etiqueta: Conalep

es content solo

La prepotencia de Patricia Álvarez al frente del Conalep

El dirigente del sindicato del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica, Felipe Méndez Moreno, denunció que en los cinco planteles que hay en la entidad, la directora Patricia Álvarez Escobedo, realiza a los mentores, descuentos abusivos al salario, falta de pago en las prestaciones de días económicos y reducciones ilegales en el puntaje del estímulo al desempeño. Con su agresiva conducta, lastima a los docentes y genera un clima de choque. Solicitó al gobernador Ricardo Gallardo Cardona, intervenga para detener el atropello y cese el clima de terrorismo laboral. “Imaginamos que sólo el mandatario de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, se quedaba con el dinero de los maestros”.

Añadió que las aportaciones federales no cubren los servicios que ofrece el Conalep. Cada año se genera un déficit presupuestal que pone en zozobra el cierre de planteles, por lo que se aplican recursos emergentes que no siempre existen. Entonces se sacrifican los ingresos propios de colegiaturas, capacitaciones, libros y uniformes para cubrir el gasto corriente. “En teoría, deben canalizarse en mantenimiento general. También en equipos e insumos de laboratorio. Es donde se registran las mayores afectaciones”.

“Se ha recurrido a la alternativa de compactar grupos y tener hasta más de 50 alumnos, lo cual demerita la calidad educativa. La falta de recursos también presiona en el pago de prestaciones a los instructores, a quienes en muchos casos, se les escatima, lo que genera malestar y posibles demandas laborales. Hay que sumar la displicencia con la que se contratan docentes eventuales, cuando existe el personal con los perfiles necesarios para cubrir las exigencias. Se generan obligaciones con mayor número de gente”.

“El sindicato promovió se basifiquen los profesores, como parte del sistema educativo nacional, lo que de entrada traería también para el Conalep estatal, la cobertura de la nómina, con recursos federales, además de las prestaciones homologadas para los académicos. Deberíamos trabajar de manera unida, Escobedo parece estar más enfocada en resucitar conflictos laborales que ya fueron solucionados en el pasado. La propuesta de las bases se hace a través de la Federación Nacional de Sindicatos Académicos del Conalep, de la que formamos parte. No sólo nos quejamos, también participamos en solucionar problemas”.

Méndez aludió a la nota donde se dijo que en Conalep, se registraron anomalías cibernéticas para la venta de criptomonedas. “Nos sorprendió lo dicho, pero de entrada, no se especifica el plantel donde sucedió. Después de indagar, se supo que fue en las oficinas centrales, que se ubican en la calle de Arista. Los compañeros de informática dijeron que no cuentan con los equipos apropiados para realizar una actividad semejante. Y si los tuvieran, no son suficientes para genera alguna ganancia. Se necesitan las granjas de minería, que son lugares disados para contener muchos equipos que trabajan con controles de temperatura adecuados. La queja de los muchachos en los planteles, es que los equipos muchas veces no cubren las necesidades didácticas”.

“A nosotros nos parece que fue más bien un nota amarillista destinada a crear una cortina de humo para ocultar otras carencias, sobre todo en el área de laboratorios y equipos que no pueden ser actualizados por falta de presupuestos o desvíos. Álvarez se ha caracterizado por despidos de maestros con muchos años de experiencia y por colocar a sus incondicionales sin tener las facultades requeridas. Se ha caracterizado por violar derechos laborales, lo que ha causado gran disgusto entre el gremio. Al contratar docentes eventuales, debilita al sindicato mayoritario, que languidece por las deserciones. Entonces se afilian al que representamos”.

Añadió que Álvarez ha pretendido “desconocernos, nos acusa de inexistentes. Obstaculiza el quehacer independiente. Es lo que nos orilla imaginar que el caso de las criptomonedas fue una cortina de humo, que se generó en el espacio de la directiva. Lo que provoca suspicacias. Lo ilícito no es generarlas, es el aparente uso del equipo de la escuela para un fin distinto, con el fin de un lucro personal. La debacle financiera es generada por deficiencias o vicios en el proceso de desconcentrar. Inició en1998, cuando no existían los colegios estatales, se manejaba por regiones, pero todos dependían de las oficinas nacionales en lo académico y administrativo. Durante el sexenio de Fernando Silva Nieto, se firman los convenios para descentralizarlos. A diferencia de otros subsistemas, como los Colegios de Bachilleres y los Colegios de Estudios Científicos y Tecnológicos, no se acordó lo que se conoce como par y paso. Es decir, el gobierno federal pone una cantidad del presupuesto y el estado otra igual”.

“Solo entregaron los recursos que se necesitaban en 1998. Expusieron que el estado podía aplicar recursos adicionales, pero no de manera obligatoria. Lo que no previeron es que el Conalep iba a crecer en plantilla de alumnos y docentes, que se organizaron para la defensa de sus derechos laborales. Al aumentar la matrícula de alumnos, a regañadientes, han tenido que aportar recursos emergentes, pero sin asignar una partida fija. Lo que aparece en el presupuesto estatal cada año para el Conalep, es un estimado del ingreso anual propio, por concepto de cobro de inscripciones, cursos, captaciones y otros servicios, que luego se etiquetan como insumo estatal, pero tampoco alcanza a cubrir el déficit anual”.

“Cuando se organizó el primer sindicato, el gobierno estatal y los directivos del Conalep hicieron todo lo necesario para desconocerlo ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. Despiden a 41 sindicalistas y en un juicio casi sumario, en 2005, nos quitan el registro. En amparos, ganamos otra vez la titularidad y nos reinstalen un año y medio después de estar despedidos, en febrero del 2007. Antes, la autoridad organizó un sindicato blanco y le entregó el contrato colectivo. Desde entonces, los distintos directivos se han encargado de protegerlo y de reprimir en lo que pueden el crecimiento del nuestro”.

“El conflicto con la directora Patricia Álvarez se origina por el paro de brazos caídos, causado por incumplir el pago de la primera parte del aguinaldo, en la fecha pactada del contrato colectivo. El semestre casi había concluido y los docentes ya habían entregado calificaciones en los primeros días de diciembre del 2021, entonces giró instrucciones para que se les descontara el tiempo de la protesta pacífica, con inasistencias. Pero los maestros cubrieron sus horarios y turnos completos. Las sanciones se extendieron al negar el pago de días económicos y reducir el puntaje de estímulos al desempeño. Todo repercutió en las percepciones económicas de los profesores. Las únicas justificaciones que ha dado sobre el retraso del aguinaldo, es que no es la patrona, es el gobernador. Y las sanciones que aplicó son para sentar un precedente».

“En el aspecto administrativo, casi ha modificado toda la plantilla laboral. Eliminó a gente con experiencia, que conoce el quehacer cotidiano del colegio. Colocó en su lugar a gente novata. Al menos tres planteles de los cinco existentes, carecen de los nombramientos de directores y funcionan solo con encargados. Los abusos contra el personal administrativo y docentes, generaron demandas laborales. No se descartan las que se deriven del presunto ilícito del minado de criptomonedas. Aunque ha sido muy mediático, no deja de tener contradicciones e inconsistencias en los datos vertidos. No olvidar que Álvarez tiene 4 meses y el asunto, pudo generarse como distractor”.

“En la etapa que Álvarez estuvo al frente del Partido del Trabajo, también despidió personal para acomodar a sus allegados. Fue acusada de diversas irregularidades. Al menos está claro que cobró de manera simultánea, como directora del Conalep, parte de noviembre, diciembre, enero, febrero y algunos días de marzo. El 15 estuvo en un acto del Instituto de las Mujeres, donde se ostentó todavía como como presidenta del PT. El acto fue de mujeres dirigentes de los partidos políticos”.