Archivo de la etiqueta: Alfonso Lastras

es content solo

Los que buscan relevar a Oviedo

Las negociaciones para elegir a la nueva oficial mayor del congreso, agarran fuera de lugar al aprendiz de cacique, Gabino Morales. Se especula que podría apoyar a la todavía directora del registro civil, Luz María Lastras, que tendrá el aval del gobernador Juan Manuel Carreras y de su mentor, el magistrado administrativo, Juan Ramiro Robledo, el delfín predilecto del extinto ex rector de la universidad autónoma, Alfonso Lastras, padre de la funcionaria. Si Lastras se cuela, es tácito el acuerdo del super delegado federal con el doctor en derecho, que ya no escarbará en expedientes incómodos y ambos buscarán impulsar a Robledo como el candidato idóneo de Morena a la gubernatura en el 2021.

Pero es una alianza improbable, ya que el dueto Lastras-Robledo tienen rencillas hist√≥ricas con su verdugo, que nunca los dej√≥ ingresar al partido, so pretexto de que buscar√≠an saboteaerlo. En tal sentido, se complica adem√°s el arribo del psic√≥logo Gerardo Ch√°vez Reyna, ‚ÄúEl Borrego‚ÄĚ, durante mucho tiempo fiel seguidor de Robledo. Aunque se menciona que lo empuja su hermano, el ex candidato a diputado federal por el distrito de Matehuala, Ariel Ch√°vez Reyna. Cuenta con el aval de 5 diputados de Morena. Antes tuvo mayor√≠a, pero no lleg√≥. Tambi√©n se rumor√≥ que a Lastras la propuso en primera instancia, el ex diputado federal, C√°ndido Ochoa, lo que dibuja otras complejas alianzas.

En las negociaciones secretas, se habl√≥ que Morales propuso una candidata oriunda de Guadalajara. Otro que suena es el ex regidor de Soledad, √ďscar Barba, que se sum√≥ a la lucha ciudadana para evitar el fraudulento negocio que el ex edil de la capital, Ricardo Gallardo Ju√°rez, busc√≥ cerrar con la empresa vendedora de l√°mparas lead, Panavi. El diputado local de Morena, Pedro Carrizales, propuso a su consejero, √ďscar David Reyes Medrano, que antes particip√≥ de manera activa en el Frente Anticorrupci√≥n, donde hizo equipo con el vocero, Manuel Nava Calvillo, t√≠o del alcalde Xavier Nava. Se mencion√≥ al ex jefe de compras del ayuntamiento con Victoria Labastida, al pol√©mico Mart√≠n V√°zquez, que figur√≥ en el comit√© municipal del PRD, bajo el mando de Miguel √Āngel Hern√°ndez Calvillo. Tambi√©n pas√≥ por Conciencia Popular, cuyo due√Īo es el varias veces legislador, √ďscar Carlos Vera Fabregat. V√°zquez ahora obedece al coordinador metropolitano de programas especiales, Leonel Serrato, que impuso a la ingeniera Marcelina Oviedo, corrida por usurpar funciones. Lo cierto es que ventil√≥ las corruptelas internas y se pele√≥ con las diputadas Sonia Mendoza y Beatriz Benavente.

El equipo que rodea al coordinador de la bancada de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Edson Quintanar, le remarcan que tiene la mayoría de votos para designar al relevo de Oviedo. Además, es un cargo que les pertenece, por lo que no debe estar sujeto a discusiones. Temen que por su inexperiencia, le den un revés. El dirigente de los comerciantes del Rebote, Juan Antonio Rodríguez Chessani, no se quiebra la cabeza. Adelanta que va a quedar quien garantice el saqueo del erario, los acuerdos contra el pueblo, la que cubra los desfalcos millonarios.

es content solo

Jos√© Ibarra, ‚ÄúEl Ojitos‚ÄĚ, utilero y bi√≥grafo del f√ļtbol local

Al f√ļtbol local se le pude distinguir por la entrega de los aficionados hacia su equipo. A pesar de las √©pocas amargas, no deja de apoyarlo. Habla Jos√© Ibarra Garc√≠a ‚ÄúEl Ojitos‚ÄĚ, como le dicen sus amigos. Es el claro ejemplo del fiel hincha. Gracias a su trabajo, ha sido espectador y pudo presenciar la larga historia del f√ļtbol potosino, que tambi√©n ha vivido etapas de gloria.

Jos√© Ibarra Garc√≠a se desempe√Ī√≥ como utilero de los equipos de San Luis a nivel profesional. Ahora alejado del cuidado de la grama, se encarga de acondicionar ‚ÄúLa Canchita‚ÄĚ, un peque√Īo campo ubicado en Altamirano, en el popular barrio de Santiago, lugar al que denomina semillero de futuras promesas. ‚ÄúSiempre me he dedicado al mantenimiento. Estuve en el estadio Alfonso Lastras y el Plan de San Luis‚ÄĚ. Se√Īala que acapara experiencias personales. Mira el deporte en forma distinta por los resultados, alegr√≠as y la euforia de un cl√°sico entre escuadras potosinas. No olvida los tragos amargos de los descensos y las malas √©pocas. ‚ÄúRecuerdo cuando se meti√≥ el gol del milagro, yo estaba en la porter√≠a norte. La emoci√≥n era inexplicable, pues no se sab√≠an los resultados en la plaza del Veracruz y Sinaloa. Fue un momento cardiaco‚ÄĚ.

‚ÄúMe inici√© como utilero en el Santos del San Luis en 1972. Un amigo que trabajaba en el estadio fue quien me meti√≥. Ya dentro conoc√≠ a los jugadores, cuerpo t√©cnico y otros utileros. Se dio el dio el caso de que sali√≥ uno y me ofrecieron el trabajo, ya que hab√≠a aprendido de todo‚ÄĚ. Su amor por el equipo se arraig√≥. Recuerda con felicidad al hist√≥rico Santos de San Luis, equipo que logr√≥ la haza√Īa de pasar de tercera divisi√≥n al m√°ximo circuito en tres a√Īos. Lo considera el m√°s representativo del f√ļtbol potosino. ‚ÄúFue el primer equipo profesional que hubo. La mejor escuadra de todos los tiempos, fue ic√≥nico‚ÄĚ. Lo describe con garra, lleno de j√≥venes que buscaron representar dignos la localidad.

‚ÄúFigur√≥ Antonio Carrizales, Marco Antonio Mart√≠nez, Jos√© Camacho, Vicente Rosca Mala Cara, Rata Mu√Īoz, La Ara√Īa Ram√≠rez, Garita Hern√°ndez, Mart√≠n del Campo. A√ļn no llegaban extranjeros, eran de los barrios de San Miguelito, Santiago, San Sebasti√°n, Tlaxcala, con gran nivel de competencia. No se dedicaban de lleno a jugar, eran estudiantes, pero ten√≠an sed de triunfo‚ÄĚ.

Cuando lograron el ascenso, Ibarra recuerda que a las filas del equipo arribaron los primeros extranjeros para reforzar el proyecto, como Ciro Barbosa, Roberto Matosas y Pedro Araya. Por falta de respaldo financiero a los dos a√Īos descendieron. ‚ÄúLos jugadores for√°neos sirvieron de refuerzo. Sin embargo, no se dieron los resultados. En segunda divisi√≥n, vino una etapa muy dura‚ÄĚ.

Entonces los Pumas de la Universidad de San Luis Potos√≠, por invitaci√≥n subieron al principal circuito. ‚ÄúComo ya se ten√≠an en primera a los Pumas, se le cambi√≥ el nombre por Atl√©tico Potosino‚ÄĚ. La oncena se mantuvo por 8 a√Īos en el m√°ximo circuito, ya que ten√≠a el apoyo del empresario Miguel Valladares, due√Īo y fundador del peri√≥dico Pulso. ‚ÄúHab√≠a figuras como Hugo √ďscar Coss√≠a‚ÄĚ.

Cuando el Santos de San Luis estaba la segunda divisi√≥n, apareci√≥ el t√©cnico Carlos Miloc quien volvi√≥ a meter a la primera liga al equipo a los dos a√Īos. ‚ÄúFue una √©poca de euforia. Al darse los cl√°sicos entre los dos equipos, la ciudad se divid√≠a. Eran partidos muy cerrados. El Plan de San Luis se llenaba a reventar. El primer partido se empat√≥ a un gol. En el segundo encuentro, Santos de San Luis sali√≥ victorioso dos goles a uno‚ÄĚ.

El encanto de tener dos equipos de primera no dur√≥ mucho. Los problemas econ√≥micos azotaron a los Santos y fueron vendidos al Tampico d√≥nde no pas√≥ mucho para que desapareciera. ‚ÄúYo laboraba en el Santos cuando la franquicia se fue a Tampico. A Carlos Miloc lo contrat√≥ El Tigres. Me dijo que lo acompa√Īara. No pude ir por problemas familiares. Me qued√© y me hablaron del Atl√©tico Potosino‚ÄĚ.

Al poco tiempo, los Cachorros del Atl√©tico Potosino tambi√©n tuvieron problemas econ√≥micos por lo que son vendidos de nuevo a Tampico. Despu√©s se desintegr√≥. Ante la incertidumbre y temor de que el f√ļtbol local se perdiera, entre algunos inversionistas surgi√≥ el inter√©s de armar otra oncena que llamaron Tuneros, que jug√≥ en tercera divisi√≥n, con amateurs. ‚ÄúNo logr√≥ mucho. No se movi√≥ de categor√≠a‚ÄĚ.

El f√ļtbol alcanz√≥ fuerza cuando los due√Īos de Mexinox compran la franquicia de la segunda divisi√≥n de Tepatitl√°n, Jalisco. Le pusieron Los Auriazules. ‚ÄúSe mantuvieron tres a√Īos. Entonces vino gente de Televisa y adquiri√≥ la franquicia‚ÄĚ. Garc√≠a a√ļn prestaba sus servicios a Los Auriazules, que lograron el ascenso en dos a√Īos. Luego se convirtieron en Los Gladiadores. ‚ÄúYa sabemos la historia a√Īos despu√©s. Se volvi√≥ a vender, descendi√≥ y desapareci√≥. Volvieron a insistir con empresarios de Espa√Īa‚ÄĚ. Relat√≥ que en la √©poca actual, el √ļltimo gran encuentro se dio en la final contra los Tuzos del Pachuca. Lament√≥ la derrota que se dio de manera infame. ‚ÄúHab√≠a jugadores de talento como Ariel Gonz√°lez, Chango Moreno, Chacho Coudet, bien dirigidos por Ra√ļl Arias‚ÄĚ.

Aunque son muchos los episodios amargos, en segunda o primera divisi√≥n los hinchas siempre apoyan a su equipo, ya que en San Luis, el f√ļtbol parece una religi√≥n. ‚ÄúLos aficionados entienden que son varios factores los que ocasionan el deficiente rendimiento. No dir√≠a que paga mal el equipo. Pero en las complicadas etapas es donde debe crecer el respaldo. Como seguidor, uno espera que los jugadores se entreguen en la cancha, que por asistentes no pierden‚ÄĚ.

‚ÄúEl Ojitos‚ÄĚ anhela que con la sangre nueva proveniente del viejo continente, el Atl√©tico San Luis pueda ascender y estar presente para verlo. ‚ÄúMe gustar√≠a un campeonato en primera, es un sue√Īo ver al San Luis coronarse contra otro grande‚ÄĚ. Ibarra seguir√° al cuidado de las canchas y la utiler√≠a deportiva hasta que el cuerpo aguante. La considera ‚Äúuna profesi√≥n muy bonita y noble que me ha dejado grandes historias y gratos recuerdos‚ÄĚ. Su ejemplo ha inspirado a otras personas para se dediquen a lo mismo, como lo hacen sus sobrinos David, Gustavo y Daniel Alejandro Ibarra, que en la actualidad son los utileros del Atl√©tico San Luis.