Archivo de la etiqueta: Alejandro Segovia

es content solo

Ante el vacío de poder que genera, Carreras es sujeto de burla

La falta de liderazgo del gobernador Juan Manuel Carreras L√≥pez ya gener√≥ un prematuro vac√≠o de poder. Incide para que diversos grupos y personajes le hagan c√°usticos reclamos por su cada vez m√°s notable inoperancia ante diversos y complejos problemas que no resuelve. El mayor esc√°ndalo se gener√≥ cuando el diputado del PRI, Alejandro Segovia, le espet√≥ que le ¬ęfaltan huevos¬Ľ para hacer cambios en el gabinete. Tal vez ¬ęest√° dormido¬Ľ, por lo que no hace remociones donde el 70% de los funcionarios ¬ęno dan el kilo¬Ľ.

La diputada local de Movimiento Ciudadano, Lucila Nava Pi√Īa, solicit√≥ juicio pol√≠tico contra Carreras por facilitar m√°s de 700 millones de pesos de manera turbia para adecuar terrenos que entreg√≥ a la armadora trasnacional Ford. La bancada de diputados federales del Partido Verde Ecologista demand√≥ que se separe del cargo hasta que no aclare el destino de 400 millones de pesos de las pensiones de maestros que desapareci√≥ en la etapa que fue secretario del ramo educativo.

Carreras aparece codemandado en un juicio mercantil que promueve el director del Laboratorio Nacional de Construcción, Eduardo Yedid Cohen, que reclama el pago de 4 millones 100 mil pesos por servicios no cubiertos en las obras donde se instaló de manera temporal la armadora de vehículos Ford. En la nota publicada por el diario Pulso, el afectado refirió que lo contrataron para avalar las planchas de concreto construidas en las 300 hectáreas aportadas por el ejecutivo. En abril del 2016 le notificaron que ya no requerían su ayuda pero le exigieron los resultados de sus estudios. Aceptó darlos a cambio del pago, lo que no cumplieron. No obstante, las plataformas fueron entregadas, pero advirtió que los análisis pudieron ser alterados.

Las tareas de Cohen estuvieron supervisadas por el Fideicomiso de Inversión y Administración para el Desarrollo de San Luis Potosí por instrucciones de Carreras, que luego ordenó ya no inyectarle recursos. Los empresarios que lo contrataron arguyeron que tampoco les habían cubierto lo acordado. Por tantas evasivas, demandó en octubre del 2016 a los implicados.

Antes, en julio del 2016, el presidente de la cartera de honor y justicia del Consejo Consultivo del Instituto de Desarrollo Humano y Social de los Pueblos y Comunidades Ind√≠genas, Narciso Mendoza, destac√≥ que era lamentable la conducta de Juan Manuel Carreras y sus colaboradores al violentar las garant√≠as de los aut√≥ctonos. Asever√≥ que ¬ęense√Īa el rostro verdadero de un pol√≠tico hip√≥crita que solo beneficia a caciques y ricos de la huasteca a los que entrega cargos p√ļblicos¬Ľ. Lo acus√≥ de no tener voluntad para corregir las omisiones en que incurri√≥ al ignorar a sus representados en el Plan Estatal de Desarrollo. ¬ęNos agrede. Nos hemos sentado tres veces juntos. Firm√≥ un documento donde se comprometi√≥ hacer las consultas, pero hizo todo lo contrario.

Tiene un documento, busca que lo aprobemos sin escucharnos. Sigue el hostigamiento que inici√≥ con la anterior directora del organismo, Margarita Vi√Īas Orta. Env√≠an emisarios para que validen el plan de desarrollo. Fue destituida despu√©s de una queja ante el Comit√© Nacional contra la Discriminaci√≥n. Pero mantuvo la misma conducta su relevo Ra√ļl de Jes√ļs Gonz√°lez Vega¬Ľ. A√Īadi√≥ que la mayor√≠a de consejeros exigen se cumplan con las normas. Viven con temor, por lo que hacen responsable de lo que les pase a Carreras.

A través del representante del Centro de Derechos Humanos, Samuel Ruiz, el litigante Ricardo Sánchez Ruiz y el dirigente de la Clínica de Litigio en Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Guillermo Luévano, interpusieron un amparo al saber que González convocó a reuniones de consejo para convalidar el Plan Estatal de Desarrollo sin tener atribuciones.

Lu√©vano expuso que Carreras se niega a publicar el reglamento del consejo consultivo, que ya fue elaborado y aprobado por sus integrantes desde septiembre del 2015. Aludi√≥ a una convocatoria donde se estableci√≥ que el doctor en derecho busc√≥ encabezar la asamblea, lo cual viol√≥ la autonom√≠a del organismo y transgredi√≥ la ley. ¬ęPuede ser invitado pero no presidir. Lo mismo hizo Gonz√°lez, llam√≥ a una cita extraordinaria, pero carece de facultades¬Ľ.

Los quejosos lamentaron que se trate de manipular a los ind√≠genas con mentiras, sobornos y promesas de gobierno para darle la espalda a los consejeros que han promovido los amparos. Contaron a la revista Proceso que ¬ęexiste miseria extrema, hambre, enfermedad, muerte de ni√Īos y mujeres, alcoholismo y drogas que han metido para ensuciar a los j√≥venes. No hay trabajo o lo pagan muy barato. Nos quieren quitar las escuelas, borrar de la faz de la tierra para quedarse con la riqueza que hay en nuestros territorios, quieren introducir minas, pozos de chapapote, tubos de gas sin importar la vida de la gente¬Ľ.

El mes negro de Carreras fue abril. En la Gaceta Parlamentaria del congreso federal se incluy√≥ un punto de acuerdo promovido por la bancada del Partido Verde Ecologista, donde solicitaron que el mandatario deje el cargo mientras se investiga un presunto desv√≠o por 400 millones de pesos de las pensiones del magisterio. El documento lo firm√≥ el ex secretario de gobierno C√°ndido Ochoa Rojas, considerado el verdadero gobernador ante el fracaso del galeno Fernando Toranzo. Ochoa era el jefe de Carreras cuando se desempe√Ī√≥ como secretario de educaci√≥n. En los motivos, los legisladores expusieron que en el pa√≠s, los moches, el tr√°fico de influencias, el desv√≠o de recursos p√ļblicos, el enriquecimiento inexplicable, son actos habituales de corrupci√≥n. Provocan desigualdad entre los ciudadanos.

La corrupci√≥n es un problema que ha infectado y contaminado a todo el sistema pol√≠tico. No hay partido que no sea vulnerable a tal pr√°ctica. ¬ęHay casos de corruptelas e impunidades como el de Juan Manuel Carreras. Cuando fue titular del sector educativo entre el 2013 y 2015, se desaparecieron 400 millones de pesos para cubrir las pensiones de los profesores de telesecundarias, que durante su vida laboral, atendieron a los ni√Īos m√°s pobres de la entidad¬Ľ. Expusieron que en materia de corrupci√≥n, San Luis ocupa el indigno 86.1% seg√ļn la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, mientras que la tasa de actos de corrupci√≥n por cada 100 mil habitantes es del 15.7%. Una de las m√°s altas en la rep√ļblica.

es content solo

Censuran la ineptitud de Arturo Gutiérrez para detener la incesante ola delictiva

Un grupo de polic√≠as que integran la asociaci√≥n de elementos del sistema estatal de seguridad p√ļblica, encabezados por el presidente Arnulfo Delgado Gonz√°lez, exigieron ante los diputados la renuncia del general Arturo Guti√©rrez, titular de la dependencia, por incapaz para frenar la ola delictiva que azota a San Luis. Adem√°s obstaculiza las mejoras salariales y promociones de los uniformados. En contraparte otorga ascensos sin cumplir con el perfil y altos sueldos a agentes que trajo de Tamaulipas y otras partes.

Los afectados estuvieron acompa√Īados por l√≠deres del frente de comerciantes. Dijeron que Arnulfo Delgado fue notificado de manera verbal de su baja a la polic√≠a despu√©s de 26 a√Īos de servicio porque se atrevi√≥ a defender los derechos laborales de sus compa√Īeros. Se enteraron que presentar√≠a al congreso una iniciativa de ley que busca mejorar sus condiciones de trabajo.

Delgado y los representantes de los vendedores se reunieron con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Enrique Flores Flores, que sin éxito buscó que los inconformes fueran recibidos por Gutiérrez. Al término de la asamblea, los quejosos ingresaron al recinto y entre consignas, el dirigente de los comerciantes del Rebote, Juan Antonio Rodríguez Chessani, denunció el despido del policía y solicitó respaldarlo.

El legislador Alejandro Segovia se solidariz√≥ con los afectados. Resalt√≥ las carencias con las que realizan las labores. Exigi√≥ la renuncia del secretario Guti√©rrez. Llamarlo a comparecer no basta, pues no ha dado cuentas de los millonarios recursos que recibe para atender la seguridad de los potosinos que va de mal en peor. ‚ÄúEs feo, se siente gacho, lo he afirmado, el sistema pol√≠tico mexicano no sirve. Tenemos que cambiar, me siento mal por no poder hacer nada por ustedes. Pero se que se los lleva la chingada. Hay que sacar al general o nos ir√° peor. Solicito la renuncia de Guti√©rrez, se que no me har√°n caso. Le pido a mis compa√Īeros, se amarren los pantalones y me apoyen a solicitar la salida¬Ľ.

En entrevista el agente Arnulfo Delgado Gonz√°lez, al que tambi√©n le exigieron entregar su patrulla, denunci√≥ que Arturo Guti√©rrez ha metido a trabajar a la dependencia m√°s de 200 for√°neos, cercanos y familiares, por el simple hueso. Les otorg√≥ grados altos para que perciban un jugoso salario. A la mayor√≠a los tiene en las oficinas de la dependencia, en el C4 o academia de polic√≠a. No los saca a la calle, mientras los ciudadanos andan inseguros. ‚ÄúOjal√° y se una m√°s gente para exigir su renuncia, como ya se pronunci√≥ en el congreso el diputado Segovia. Los potosinos no podemos soportar gente de fuera que no conoce la ciudad y no sabe nada del tema¬Ľ.

Asegur√≥ que su despido obedec√≠a a que integr√≥ una asociaci√≥n civil, sin fines de lucro, con el objetivo de exigir apoyos para sus compa√Īeros y ampararlos de las injusticias. Dijo que las protestas afectaban los intereses del jefe policiaco e incondicionales, que bajan recursos para combatir la delincuencia. Pero los polic√≠as de a pie, que andan en la calle, no ven un peso que se refleje en mejoras laborales. Ya tienen 17 a√Īos que no les otorgan un aumento en prestaciones. ‚ÄúNo entregan un bono de riesgo. No nos suben de grado para ganar m√°s. La ley marca que cada dos a√Īos se debe aplicar un procedimiento para subir de nivel. Peleamos con una mafia, con el gobierno. Lo m√°s f√°cil result√≥ darme de baja, quitarme de en medio para seguir con los atropellos¬Ľ. A√Īadi√≥ que Guti√©rrez a sus adeptos los acomoda con grados altos y horarios de oficina en detrimento de polic√≠as que tienen m√°s de 20 a√Īos de laborar. Puso como ejemplo a la hija del director de la academia estatal de polic√≠a a la que asignaron un veh√≠culo institucional y gasolina con cargo al erario.

Asegur√≥ que el coraje de los agentes estatales va en aumento porque no tienen apoyo. Tampoco miran estrategias claras para combatir la inseguridad en las calles, con asaltos, robos y homicidios que ocurren a plena luz del d√≠a. ‚ÄúUrge quitar a Guti√©rrez. Se trajo toda la mafia de Tamaulipas que opera en Valles, donde secuestran empresarios. Es notorio‚ÄĚ.

-¬ŅDentro de las corporaciones policiales est√° el crimen organizado?

-S√≠. Los trajo el secretario. ¬ŅA d√≥nde iremos a dar?. Arnulfo Delgado dijo que hace un a√Īo se arriesg√≥ a perder su empleo por exigir un horario de trabajo justo para los polic√≠as, como lo marca la ley, de laborar 12 horas y descansar 24. Como represalia fue cambiado a Valles por √≥rdenes de Guti√©rrez. Apel√≥ la medida ante otros funcionarios del gobernador, que consideraron injusto el castigo y ordenaron regresarlo a la capital.

Otros polic√≠as que participaron en la protesta, que pidieron omitir su nombres por temor a perder el trabajo, reiteraron que Guti√©rrez relega a los agentes locales y otorga privilegios a su camarilla que trajo de Tamaulipas, Veracruz y otras partes del pa√≠s donde labor√≥. Se√Īalaron que para cubrir las apariencias env√≠a a sus s√ļbditos tres meses a la academia para justificar los ascensos. Hay casos de personas locales con grado de vigilante, el nivel m√°s bajo, con 20 a√Īos de servicio, que desde hace dos participaron en las evaluaciones. Cubrieron los ex√°menes f√≠sicos, psicol√≥gicos y acad√©micos que les exigen para subir de categor√≠a y no los promovieron.

En enero del 2017, 14 polic√≠as con rango de vigilantes, concluyeron un curso de tres meses en la academia estatal como requisito para ascenderlos. Hasta la fecha no les han cumplido. Se sorprendieron cuando notaron que hab√≠an acudido en total 40 alumnos. Los restantes 26 eran recomendados del general Guti√©rrez, sin cumplir con el perfil. Manifestaron que ha llegado al extremo de otorgar grados de polic√≠as a civiles que forman parte del patronato de voluntarios que preside su esposa. El reglamento lo proh√≠be. Los ascensos se dan a trav√©s de promociones que se deben realizar cada dos a√Īos a los que laboran como agentes. Los niveles que existen en la secretar√≠a de seguridad p√ļblica estatal, son de vigilantes, agente c, polic√≠a segundo, polic√≠a primero, suboficial, oficial, primer oficial e inspector.

Expresaron que los salarios son muy bajos. Los que tienen el puesto de vigilantes, ya con los descuentos que les hacen, reciben menos de 4 mil pesos quincenales. Sin contar que algunos tienen préstamos personales. Las compensaciones que reciben algunos agentes son de 920 pesos al mes. No se han incrementado desde la época del comandante Miguel Naya. Los uniformes que les entregan son de mala calidad. Les redujeron de 40 a 35 los litros de gasolina que se entrega a cada patrulla por turno.

Expresaron que el general Guti√©rrez en lugar de reunirlos para darles indicaciones, delinear estrategias para el desempe√Īo de sus labores o combate a la delincuencia, como lo hac√≠an otros jefes policiacos, opta por hablar de religi√≥n y les da una homil√≠a. En la Academia Estatal de Polic√≠a, despu√©s de los honores a la bandera, obliga a los alumnos y agentes a escuchar media hora al pastor que les lleva. ‚ÄúEn vez de apoyarnos y darnos mejores herramientas para el trabajo, nos encomienda a Dios‚ÄĚ.

 

es content solo

Schiaffino se estrella con la estructura gubernamental que encubre a Gallardo Ju√°rez

El controvertido delegado del PRI en San Luis, Jorge Schiaffino Isunza, no obstante tener en contra al gobernador Juan Manuel Carreras, el sector de los llamados diputados broncos y al mismo dirigente estatal del partido, Mart√≠n Ju√°rez C√≥rdoba, no se cansa de pregonar que el ayuntamiento de la capital y de Soledad, controlados por el comerciante pollero, Ricardo Gallardo Ju√°rez, est√°n bajo la f√©rula del crimen organizado, que es capaz de violentar el estado de derecho. La ira del quejoso se desat√≥ cuando se supo que el auditor superior del estado, Jos√© de Jes√ļs Mart√≠nez Loredo, de un tajo, sin el m√≠nimo an√°lisis, borr√≥ las observaciones que se hicieron a los tres primeros meses del desempe√Īo del pol√©mico edil, donde se incluyen los 34 millones de pesos que entreg√≥ sin licitar a la fantasmal proveedora de medicamentos, Sandra S√°nchez Ruiz. Se especul√≥ adem√°s que Gallardo negoci√≥ su impunidad a cambio de olvidarse de las bravatas contra sus antecesores, Victoria Labastida y Mario Garc√≠a, que tambi√©n tuvieron un desempe√Īo desastroso y dejaron las arcas vac√≠as. Entrevistado por el Canal 7 local, destac√≥ que el blanqueo de la cuenta p√ļblica del mun√≠cipe significa la presencia de dinero mal habido que se utiliza para el clientelismo pol√≠tico y lavar las fallas administrativas. El pol√≠tico oriundo del Distrito Federal recalc√≥ que el ocultamiento de datos corrobora que todo lo maneja a trav√©s del crimen organizado. Se constata por los varios tent√°culos para comprar voluntades y desaparecer hechos tan evidentes. Es peligroso lo que acontece, ya que no se sabe en manos de qui√©n se encuentran los potosinos.

Tal vez Schiaffino ignora la complicidad que existe entre el gobernador Juan Manuel Carreras y Gallardo, al que le debe el cargo, ya que le aport√≥ a trav√©s de sus tent√°culos corporativos, m√°s de 200 mil votos. El pol√©mico edil lleg√≥ al cenit gracias al irrestricto respaldo del ex gobernador Fernando Toranzo y del diputado federal, C√°ndido Ochoa Rojas, con amplia influencia en el ala priista del congreso local. Carreras tambi√©n obedece al fallido galeno Toranzo, que antes lo ocup√≥ como secretario del ramo educativo. Es la enmara√Īada y s√≥lida estructura que enfrent√≥ Schiaffino, que r√°pido lo minimiz√≥. El coordinador de los legisladores del PRI, Fernando Ch√°vez M√©ndez, que supli√≥ en d√≠as recientes a la poco eficiente Marta Orta, destac√≥ que las declaraciones del delegado no contribuyen en nada a generar un ambiente positivo a nivel local. Destac√≥ que no compart√≠a sus opiniones a t√≠tulo personal, ya que el PRI de San Luis siempre ha buscado la civilidad democr√°tica. Expuso que conf√≠an en las instituciones para sancionar las irregularidades con documentos y expedientes fundados. El subsecretario de enlace institucional, Jos√© √Āngel Castillo Torres, calific√≥ de temerarias las acusaciones, que no abonan a la gobernabilidad. Le exigi√≥ aclarar los exabruptos, ya que se hab√≠a equivocado. Toranzo design√≥ auditor a Mart√≠nez para que le cubriera los saqueos millonarios que hizo junto con su esposa, la ex presidenta estatal del DIF, Mar√≠a Luisa Ramos Segura, que reparti√≥ contratos millonarios a cambio de jugosos sobornos. Ch√°vez tiene la consigna de evitar la m√≠nima falla que los lleve al banquillo de los acusados, ya que se coludi√≥ con Ramos en el tr√°fico de desayunos escolares y la compra inflada de estufas ecol√≥gicas. El enlace del ejecutivo con el congreso, √Āngel Castillo, fue en el anterior sexenio director del Sistema de Financiamiento para el Desarrollo Econ√≥mico del Estado. El grupo de los llamados Broncos ha obtenido diversas canonj√≠as de Gallardo, como aceptar una lista de recomendados que se desempe√Īan como aviadores.

Schiaffino fue descobijado de girar instrucciones a los diputados del PRI para atacar a Gallardo, por √≥rdenes de M√©xico, ya que se trata del ¬ępersonaje con m√°s influencia en San Luis, al gobernar con sus fuerzas pol√≠ticas el n√ļcleo poblacional metropolitano, el m√°s numeroso del estado¬Ľ. Se dijo que al momento de filtrar la consigna, lo acompa√Ī√≥ √Āngel Castillo y el dirigente estatal del PRI, Mart√≠n Ju√°rez. El motivo de la asonada ser√≠a que el edil iba a entablar procesos penales contra sus predecesores Victoria Labastida y Mario Garc√≠a. En lugar del apoyo autom√°tico, provoc√≥ la ira de sus correligionarios Jos√© Luis Romero, Alejandro Segovia, Fernando P√©rez, Marta Orta y √ďscar Bautista. Romero fanfarrone√≥ que el edil era su amigo y le iba a llamar para ponerlo al tanto de las maquinaciones. En un bolet√≠n sin firma que se atribuy√≥ al jefe de prensa estatal, Adri√°n V√°zquez, se estableci√≥ que Carreras jam√°s orden√≥ atacar al mun√≠cipe desde el congreso u otro √°mbito. Precisaron que el delegado ¬ęfue mal aconsejado. Conoce muy poco de la realidad pol√≠tica local, que origina el desplante golpeador. No revisa ni mide las consecuencias¬Ľ. Se exalt√≥ que Mart√≠n Ju√°rez y la secretaria del partido, Sara Rocha, ¬ęhan guardado prudencia y conservado los equilibrios para evitar descalificaciones¬Ľ. Enfatizaron que el √ļnico interesado en desgastar la imagen de Gallardo era Schiaffino. Se insisti√≥ en que Carreras busca ¬ęcerrar filas y establecer alianzas para dar el empuje que necesita San Luis¬Ľ. Le restregaron al defe√Īo le haga al auditor con los mandos opositores…contin√ļa (tomado de la versi√≥n impresa, JUNIO 2016)