Archivo de la etiqueta: Alan Gabriel Salazar Soto

es content solo

El fraude de Gabriel Salazar podría superar los mil millones de pesos

El litigante Jos√© Arturo Fern√°ndez Tovar, denunci√≥ que el candidato a diputado local por la v√≠a independiente, Gabriel Salazar Soto, defraud√≥ a 800 inversionistas que le confiaron sus ahorros, a los que pudo afectar por un monto que supera los mil millones de pesos. Expuso que est√° coludido con la ex secretaria de salud y candidata de Morena a la gubernatura, M√≥nica Liliana Rangel, que le entreg√≥ sin concurso, m√°s de 200 millones de pesos, por supuestos servicios de seguridad y limpieza. Fern√°ndez representa adem√°s al organismo Militares y familiares en etapa de retiro en San Luis Potos√≠, que tambi√©n fueron desfalcados. Defiende en total a 60 v√≠ctimas de las enga√Īifas del falso empresario que cre√≥ una parafernalia de firmas donde prometi√≥ a los ahorradores, ganancias del 10%. Pero todo result√≥ una t√≠pica oferta de timo. Les hizo creer a los parroquianos que representaba a 30 negocios m√°s.

Sin embargo, ninguna exist√≠a en lo f√≠sico ni contaba con un domicilio propio. ‚ÄúLa transa comenz√≥ cuando el padre biol√≥gico de Salazar, el abogado Carlos V√≠ctor Cano Zuart, vio que su hijo sufr√≠a en lo econ√≥mico, por lo que se puso a vender enchiladas en la calle para sobrevivir. Lo jal√≥ para que le empiece a ayudar en cuestiones financieras con el gobierno estatal. Con el tiempo, lo conect√≥ con la secretaria de salud, M√≥nica Rangel, que le da varios contratos para que lleve a cabo la limpieza del lugar y llevarse residuos peligrosos. Los convenios son legales, pero no est√°n amparados en la transparencia. No se someten a concurso, se otorgan por el amiguismo, como ya es costumbre. Las corruptelas se dieron a trav√©s del diezmo‚ÄĚ.

Salazar obtenía pagos bimestrales, con lo que logró capitalizarse y crear la empresa Invercorp, con la que comenzó las estafas a través de otras empresas fantasmas. Sin embargo, en prolongados lapsos no recibió pagos del gobierno y se quedaba sin dinero. Entonces se le ocurre solicitar préstamos a dos oficiales del ejército. Les asegura que cuando le llegue el pago, les dará un 10% de ganancias. Es cuando en el 2017, crea Invercorp. Convence a la gente, invertir su dinero, a cambio de un alto porcentaje al regresarlo. Invercorp llegó a obtener entradas de hasta 20 millones de pesos por mes y Salazar comienza a salir en revistas importantes a nivel internacional, como el gran promotor potosino.

‚ÄúSe auto nombr√≥ el pr√≠ncipe de las inversiones. Pero el declive era inminente. Al crecer el n√ļmero de ahorradores, con el tiempo, a las mismas personas, les ten√≠a que devolver el dinero con intereses. Las entradas ya no fueron suficientes para pagarle a todo el mundo. A finales del 2020, ya eran 800 personas a las que deb√≠an cuotas multimillonarias. Las empresas fantasmas las agrupaba en el edificio M, ubicado en Venustiano Carranza. Seg√ļn investigaciones que hicimos en el registro p√ļblico, Salazar no aparec√≠a como due√Īo del lugar, s√≥lo rentaba el piso 13. La firma que funcionaba era de limpieza. Otra vend√≠a uniformes de militares, y equipo y servicio de seguridad. Las dem√°s nunca existieron‚ÄĚ.

‚ÄúEn la entidad no es la primera vez que existe tal tipo de fraudes, donde abusivos convencen a ingenuos para que inviertan su dinero con la expectativa de ganar m√°s. La gente vende sus coches, casas, todo lo que tienen y deciden invertirlo en estafas. Lo mismo pas√≥ con Salazar. Las personas ofertaron sus pertenencias. Tal vez recibieron uno o dos pagos, pero despu√©s nada. El motivador se qued√≥ con el resto del dinero. Dej√≥ a los clientes con deudas millonarias, ya que muchos de los que invirtieron, llegaron al extremo de hipotecar las viviendas. Mientras, el responsable se daba sus viajes, paseaba en carros de lujo, se llenaba de caprichos, junto con la familia. Las personas creyeron de manera noble, ingenua. Se justific√≥ al decir que son situaciones que pasan y salieron mal. Represento a 60 afectados, algunos tienen invertido, como m√≠nimo, 3 millones de pesos. El se√Īor carga la tarea legal de responder y regresar √≠ntegro el capital‚ÄĚ.

‚ÄúHabl√≥ de construir departamentos de lujo en la Comuna Tower, que se ubicar√≠a en Pozos. Salazar compr√≥ el terreno, confiado en que lo ayudar√≠an funcionarios del gobierno estatal. No calcul√≥ que existen permisos federales, dif√≠ciles de conseguir. No se los dieron y fue un plan m√°s que fracas√≥‚ÄĚ. El litigante se√Īal√≥ que al comenzar las averiguaciones en la fiscal√≠a local, se enter√≥ que Salazar ya ten√≠a otras denuncias en contra por el mismo delito de fraude, efectuadas por los abogados Walter Stahl y Salvador Rinc√≥n Iglesias.

Pero no hab√≠a avances, el ministerio p√ļblico no sab√≠a d√≥nde radicaba el enga√Īo, ya que los parroquianos hab√≠an firmado un contrato‚ÄĚ.

‚ÄúPero el documento no ten√≠a validez. Seg√ļn la ley federal de inversiones, se debe contar con un permiso para ser operador financiero de la Comisi√≥n Nacional Bancaria de Valores y estar registrado en el Sistema de Informaci√≥n de Prestadores de Servicios Financieros a nivel nacional, donde se estipula de manera clara, cu√°les empresas est√°n autorizadas. Son requisitos que Salazar Soto decidi√≥ ignorar. No se puede crear una sociedad y recibir dinero p√ļblico sin estar regulado. Es indispensable una figura jur√≠dica. Al no contar con los permisos y registros que estipula la ley, se incurre en un dolo. Lo pudimos comprobar. Ahora que la procuradur√≠a sabe d√≥nde est√° el problema, lleva a cabo las averiguaciones. Esperamos que no se atoren. Lo digo por las supuestas relaciones que tiene Salazar con gente de gobierno. No queremos imaginar que tiene inmunidad por parte de la fiscal√≠a‚ÄĚ.

‚ÄúReconocemos avances. En parte se debe a que cada abogado aporta los elementos para que los casos avancen. Adem√°s de denunciar, hay que ofrecer pruebas. Gabriel Salazar es un joven astuto, con facilidad de palabra, simp√°tico, que pudo ser un gran empresario, si contara con un m√≠nimo de estudios para hacer las planeaciones l√≥gicas. Lo que hizo son puros sue√Īos. Ahora tiene mucho que pagar. En un inicio hizo algunos abonos a varias personas que represento, pero despu√©s dej√≥ de cumplir. Por fortuna, ya contamos con propiedades que le embargaremos para cubrir los ahorros de 37 de 60 inversionistas que firmaron un acuerdo notarial. Pero todav√≠a adeuda much√≠simo dinero‚ÄĚ.

‚ÄúHablamos de las personas que han denunciado, no de las 800 afectadas. En nuestro caso, nos moveremos hasta que se liquide el √ļltimo peso que se debe. Un defraudador siempre aparta un guardadito para hacerle frente a cualquier acontecimiento. El mismo Salazar me lo lleg√≥ a comentar, ten√≠a propiedades que no estaban a su nombre. No aparecen a la vista, pero se podr√≠an investigar‚ÄĚ. Fern√°ndez Tovar subray√≥ que el motivador se encuentra confiado. ‚ÄúNo le preocupan los delitos cometidos y hace campa√Īa como independiente para diputado local por medio de las redes sociales. Y de ganar, viene un escenario catastr√≥fico para el gobierno. Manda el mensaje err√≥neo de que cualquier estafador puede hacerse millonario de la noche a la ma√Īana, salir impune y todav√≠a obtener un cargo p√ļblico. Pero no es tonto, sabe que al salir solo a la calle, lo pueden matar por ladr√≥n‚ÄĚ.

‚ÄúEs bastante la gente enojada. Pero tambi√©n hay brutos y corruptos que no dudo, lo apoyen. Salazar supo lo que hac√≠a, pero le import√≥ poco, se llen√≥ de plata y amistades influyentes. Sopesa que no le suceder√° nada. Cuando lo empezaron a requerir, le dijo a sus v√≠ctimas, que si contrataban a un abogado y lo denunciaban, no iba a regresar√≠a un solo peso. Sigue confiado en que lo salvar√°n los pol√≠ticos y las altas esferas. Cree que meter√°n las manos cuando llegue el momento de presentarse ante la justicia, al explotar la bomba. El se√Īor lo toma a juego, como si fuera un circo. Merece un castigo ejemplar, no podemos permitir quede impune‚ÄĚ.

es content solo

M√°s contratos en dependencias p√ļblicas

El pol√©mico empresario Gabriel Salazar Soto, enfrenta varias demandas de los ahorradores que tim√≥ por¬† un monto que podr√≠a superar los 100 millones de pesos. Fue un proveedor recurrente de la Secretar√≠a de Salud, donde obtuvo 17 contratos entre 2017 y 2018, por casi 65 millones de pesos. En el congreso local, tambi√©n ofreci√≥ y cobr√≥ cursos de capacitaci√≥n. Su negocio Corporativo Gavril, dedicado a la seguridad privada, creado en el 2014, se coloc√≥ pronto como proveedor favorito de dependencias y organismos p√ļblicos.

En el 2017, a través de un concurso restringido, el Museo de Arte Contemporáneo, que depende de la Secretaría de Cultura, convocó al Corporativo Gavril y la firma Seguridad Integral Greizz, para ofertar los servicios de vigilancia en un inmueble ubicado en Morelos 235. El contrato se entregó  a la empresa de Salazar por un lapso de 10 meses, del primero de marzo al 31 de diciembre. Le pagaron 253 mil 692 pesos en 10 partidas mensuales de 25 mil 369.20 pesos. Se comprometió a vigilar las instalaciones durante todos los días de la semana, con 3 elementos, 2 guardias para el turno diurno y uno para el nocturno.

El convenio lo firm√≥ la directora del museo, Nuria Armengol Ni√Īo y el subdirector administrativo, Gerardo Ju√°rez Lozano. Por parte de Gavril, la representante legal, Leslie Denisse Moreno Ferrer. La empresa de Salazar, cuyo domicilio se exhibe en internet, es una casa ubicada en Acerina 828, en el fraccionamiento Esmeralda. Se confirma que cambi√≥ de sede, a unas cuantas cuadras, ya que en el convenio aparece Amatista 538, en el mismo sector.

Salazar se coló además al Instituto Estatal de Infraestructura Física Educativa. En el 2016 cobró 8 cheques por un total de 129 mil 920 pesos. Los autorizó la directora Georgina Silva Barragán. Fueron emitidos el 15 de marzo, 2 de mayo, 1 de junio, 5 de agosto, 5 de septiembre, 4 de octubre, 11 y 25 de noviembre, del 2016, por un monto de 16 mil 240 pesos cada uno. Los movimientos constan en un listado de egresos al 31 de diciembre.

El corporativo Gavril fue contratado adem√°s por el Consejo Estatal Electoral, desde por lo menos el 2016. Lo que consta en un documento del organismo sobre adquisiciones directas a proveedores del 24 de febrero del mismo a√Īo. Le dieron un contrato por 208 mil 800 pesos. Otras 5 empresas presentaron sus propuestas. Se trata de Seguridad Privada de Mexquitic, Seguridad Privada, Resguardo y Vigilancia del Centro y Occidente, Hejoir, Vigilancia y Protecci√≥n Privada de San Luis y JTSBAC. En el 2018, Salazar continu√≥ en la misma instancia. En un informe de origen y aplicaci√≥n de recursos, balance general y estado de resultados del 25 de junio, que fue presentado a la Secretar√≠a de Finanzas, apareci√≥ Corporativo Gavril en el listado de cuentas por pagar. Le deb√≠an 8 mil 999.28 pesos.

Tambi√©n se incrust√≥ en el Consejo Potosino de Ciencia y Tecnolog√≠a. En un estado financiero de mayo del 2019, registra un pago de 11 mil 600 pesos. El llamado ‚Äúpr√≠ncipe del emprendimiento‚ÄĚ, alardea en sus charlas motivacionales, que un punto central para conseguir clientes es promover las empresas como exitosas, antes de operar. Incluso ya tener clientes potenciales para solventar los gastos y no invertir recursos propios.

Pronto encontr√≥ la oportunidad de expandirse. En el 2017 consigui√≥ que la secretar√≠a de seguridad p√ļblica estatal, al mando del general de divisi√≥n retirado, Arturo Guti√©rrez, le expidiera la licencia inicial para la empresa Scoltta, que pronto acapar√≥ clientes en dependencias p√ļblicas. Lo contrat√≥ la Minera M√©xico, Draexlmaier y la cadena trasnacional Walmart, Plaza Tangamanga y otras.

Con su estilo ostentoso y protag√≥nico, el presidente del consejo administrativo del Grupo Infinite, Gabriel Alan Salazar Soto, publicit√≥ el 10 de diciembre del 2019, la compra autom√≥viles, motocicletas y cuatrimotos para las dos empresas dedicadas a la seguridad, Gavril y Scoltta. ‚ÄúDebemos enfrentar las situaciones que se presentan con calidad y marcar la diferencia‚ÄĚ.

Invitó a los interesados en sus operaciones o que buscan empleo, dirigirse o llamar a las oficinas, ahora ubicadas en el edificio M, en avenida Carranza 990. Varios días después de anunciar el concurso mercantil de su emporio, con una avalancha de demandas en contra, por el fraude a cientos de incautos ahorradores que acudieron a Invercorp Capital Financial, el propio Salazar, en las redes sociales, difundió un video donde aparece con sus colaboradores. Juntos decomisan las motos de las empresas que atendieron.

es content solo

Con carreras truncas, en 8 a√Īos, el pol√©mico Gabriel Salazar gener√≥ un emporio que podr√≠a valer m√°s de mil millones de pesos

Egresado de la preparatoria Jos√© Natividad S√°nchez en el 2012, con apenas un semestre de ingenier√≠a el√©ctrica en la Universidad Aut√≥noma de San Luis Potos√≠ en el 2014, un semestre en derecho en la Universidad San Pablo en 2015 y una carrera inconclusa de contabilidad en la Universidad Tangamanga, el motivador y due√Īo de 30 s√ļbitas empresas, Gabriel Alan Salazar Soto, del 2012 a la fecha, logr√≥ amasar una fortuna que podr√≠a superar los mil millones de pesos.

No obstante las carreras truncas, inició su ascendente currícula como auxiliar en Cano y Asociados, donde aparece como presidente del consejo administrativo, junto con su padre, Carlos Víctor Cano Zuart y Pedro Aquino. Para el 2018, formó un conglomerado que tiene como matriz el corporativo Infinite, que llegó a registrar ingresos mensuales por 448 millones de pesos, que el propio Salazar Soto expuso en su fan page.

La empresas que muestran como socio mayoritario o fundador a Salazar son Carlos Cano y Asociados, ubicado en Carranza 12767, en la que comenzó su controvertida trayectoria y de donde surgió también Consultores y Asociados y Bunker Corporativo Legal y Fiscal, que se ubica en el piso 13 del Edifico Eme.

En el 2016, Salazar fundó el grupo Infinite que tiene sus oficinas en el Edificio Eme, piso 13, del que se desprenden al menos 20 empresas más, como Brokers Bunker Inmobiliaria, localizada en edificio Eme y Salvador Nava 435, colonia Virreyes. Grupo Constructor Sasga y la empresa de seguridad de seguridad privada Scoltta, con oficinas en el piso 12 del edificio Eme.

En el 2017, Salazar Soto expandió el grupo Infinite con Proshine Servicios de Limpieza Integral, con oficinas en el piso 12 del edificio Eme. Invercop Capital Financial, establecido en Carranza 1551. Skold y Trand Auditoria, Bunker Administración Integral de Cartera, Pharmacorp Equipo Hospitalario e Iventfel Eventos y Convenciones, los cuatro ubicados en el piso 13 del edificio Eme. En 2017 sumó Impressum Imprenta y Marketing, ubicados en Melchor Ocampo 950, colonia Alamitos.

En el 2108, el corporativo Infinite se expandió con la empresa Prestacorp, ubicada en Carranza1551, Infinite Finanzas, Infinite Seguros, Move it, Empresa de Transporte Integral, ubicada en Salvador Nava 435. Sniper Equipamiento y Uniformes de Seguridad, Full Tank Distribuidora de Hidrocarburos, Talent Go Capital Humano, ubicados en el edificio Eme, piso13. Expertist Marketing Desing, también está en el piso 13. Absac se localiza en Salvador Nava 434, One Coffee en Melchor Ocampo 950.

Otras firmas del monopolio Infinite son Adcon, que se ubica en Salvador Nava 435, Canecao Grill, en Chapultepec 420, Sargent en Melchor Ocampo 950, Impactum en el piso 12 del edificio Eme, AZTK gasolineras, en Melchor Ocampo 950, lo mismo que PI-XL. Surety, está en Carranza 1551. Seguridad Gavril en Amatista 538. Salazar Soto también creó las fundaciones Creer y la Asociación Potosina de Seguridad Privada y Estandarización de la Calidad.

En sus desmesurados afanes de enganchar clientes, el motivador y due√Īo de la firma Invercorp, Gabriel Salazar Soto, presumi√≥ construir una cadena de 64 rascacielos, los m√°s altos del pa√≠s. En San Luis, proyect√≥ en Pozos, edificar la mole Comuna Tower, con un valor de 200 millones, cercana a la zona industrial, con un abanico de prestaciones para los ejecutivos fabriles. Tan solo el costo del terreno lo tas√≥ en 30 millones de pesos. Provoc√≥ un esc√°ndalo medi√°tico en prensa escrita y electr√≥nica. A la mayor√≠a no les pag√≥ las facturas de los servicios que contrat√≥.

Adquirió la empresa de seguridad Gavril en 16 millones. Con inversiones en patrullas, motocicletas y guardias, incrementó el monto en 30 millones de pesos. Compró Canecao Grill, un restaurante de comida que se ubica en Chapultepec, frente al parque Tangamanga uno. Lo adquirió en un millón 500 mil pesos, pero rápido incrementó su valor en 2.5 millones.

Sum√≥ a sus bienes el rancho Plan Steak, de 100 hect√°reas en Moctezuma, aunque otras versiones se√Īalan que lo tiene en Ahualulco, en 23 millones de pesos, que luego subi√≥ a 73 millones, ya que gast√≥ 3 millones en restaurarlo, 2 millones en equipo y 2 millones en ganado. Ostentoso, en su rol de Og Mandino, en un video dirigido a sus fan√°ticos seguidores, presume que en el predio tendr√° ganado y otros cultivos. Muestra a sus caballos pura sangre, Hamstoc y Yagar, que obsequi√≥ a su esposa, que le permite montarlo.

Luego pontific√≥, hedonista y sibarita. ‚ÄúSiempre tuve el sue√Īo de adquirir un rancho con caballos, sobre todo, uno tis√≥n, negro. Ya lo compr√©, se llama Cleopatra. Es hermosa, la sigue su potrillo. Es maravilloso montarla. La disfruto bastante. Hay que tener jobis caros, que permiten tener una vara alta, una meta que cumplir. Son un aliciente para gastar y divertirse fuerte. Ojal√° puedan tener sue√Īos en la ni√Īez y juventud, de preferencia costosos. Suban de nivel y no los olviden. Hagan su lista, vayan del m√°s f√°cil al m√°s complicado, del m√°s barato al m√°s caro y c√ļmplanlos. A la vida, adem√°s de trabajar, cumplir obligaciones, tareas familiares, morales, religiosas y sociales, venimos a disfrutar, cumplir sue√Īos, metas personales, disruptivas, que los llenen. Si queremos ser emprendedores, hay que aprender, gozar como pocos e invertir donde casi nadie lo har√°‚ÄĚ.

Fanfarrone√≥ crecer las ventas en las empresas de seguridad Absac y Scolta. Tambi√©n en Invercop, la matriz de la estafa, donde prest√≥ y recaud√≥ fondos de 800 inversionistas que acudieron de noble fe a dejarle los ahorros de toda la vida. Pero nunca aport√≥ cifras. En cambio, refiri√≥ comprar 10 millones de pesos en parque vehicular y 5 millones en maquinaria. Aunque se presume que el edificio M, ubicado en Carranza 990, pertenece a la boyante familia del ex senador del PRI, Te√≥filo Torres Corzo, en sus estramb√≥ticos informes habl√≥ de remodelar el inmueble, sin dar un monto. Otras versiones apuntan a que el inmueble perteneci√≥ al extinto empresario Emigdio Mart√≠nez, que se lo hered√≥ a una de sus hijas. Tambi√©n se dijo que uno de sus due√Īos fue del ex ganadero Ram√≥n Lamadrid.

El que pudiera ser el autor material e intelectual del veleidoso comerciante es su padre, Carlos V√≠ctor Cano Zuart, al que el ex gobernador Fernando Toranzo, pudo colar como administrador de la jurisdicci√≥n sanitaria de Valles de la Secretar√≠a de Salud, de enero de 1993 a diciembre de 1994. Antes fue administrador del hospital de segundo nivel materno infantil en la capital, donde dur√≥ dos a√Īos con tres meses. Fue director administrativo del grupo constructor MB, que se ubica en Avenida de las Artes. Estuvo como director de administraci√≥n, promoci√≥n y gestor√≠a de un lienzo que se ubica en Charro Mexicano 122, fraccionamiento El Cortijo.

Figur√≥ como director ejecutivo y socio de Clinker Eecsa Constructora, que luego se transform√≥ en Eecsa Constractors. Fue director y socio de Acceso M√≥vil Digital. Director y socio del Claustro del 2004 a la fecha. El negocio aparece en el engranaje de Invercorp. Es director del despacho Carlos Cano y Asociados. Es director administrativo del Instituto Vive Hoy, asociaci√≥n civil. En sus inicios fue auxiliar de archivo de Ford Disauto en Chiapas. Agente fiscal y jefe de licencias sanitarias en la Secretar√≠a de Salud en Tuxtla Guti√©rrez. Jefe de oficina de organizaci√≥n y m√©todos en M√©xico. Estuvo 8 a√Īos y 7 meses en la Secretar√≠a de Comercio y Fomento Industrial. Cano Zuart es licenciado en econom√≠a por la Universidad Tecnol√≥gica de M√©xico. Hizo dos de seis m√≥dulos de una maestr√≠a en econom√≠a administrativa en el Instituto Tecnol√≥gico y de Estudios Superiores de Monterrey.

es content solo

Gabo Salazar también irrumpió con sus ofertas en el congreso local

El empresario y mercad√≥logo potosino, Alan Gabriel ¬†Salazar Soto, denunciado por defraudar a decenas de ciudadanos que enganch√≥ para invertir en la firma Invercop Capital Financial, perteneciente al corporativo Infinite, del que se ostenta como presidente y accionista mayoritario, tambi√©n fue un proveedor recurrente del congreso del estado. Su empresa Cano Soto y Asociados cobr√≥ en septiembre del 2017 dos cheques por un total de 144 mil 600 pesos, por servicios de ‚Äúcapacitaci√≥n en materia de medio ambiente y su v√≠nculo con derechos humanos‚ÄĚ y ‚Äúservicios de capacitaci√≥n en materia de derechos del trabajador y prestaciones‚ÄĚ. En tal √©poca, presidi√≥ la Jucopo, el panista Jorge Luis D√≠az Salinas. La encargada de la cartera de derechos humanos era la perredista, Dulcelina S√°nchez de Lira, sujeta a proceso por manejar facturas fantasmales.

Los pagos de los cheques 6728 y 6729 de Banorte, cada uno por 72 mil 300 pesos, los autoriz√≥ la Junta de Coordinaci√≥n Pol√≠tica, de la pasada legislatura. Salazar tambi√©n ofreci√≥ sus servicios al gobierno del estado, del que recibi√≥ a trav√©s de la Secretar√≠a de Salud, solo en el 2018, 19 millones de pesos por servicios de mantenimiento, lavander√≠a y limpieza, como revel√≥ una investigaci√≥n de Ciudadanos Observando. Tambi√©n convenci√≥ y deslumbr√≥ a empresarios locales de apoyarlo en su sue√Īo de construir el primer rascacielos en San Luis, que nunca se concret√≥.

Sin temor al riesgo, como lo relata en sus pl√°ticas y conferencias a emprendedores en universidades e instituciones de educaci√≥n superior, Salazar Soto a trav√©s de Cano y Asociados, promovi√≥ el 20 de marzo pasado un juicio de amparo que fue radicado ante el juzgado tercero de distrito, en contra de actos del presidente de la rep√ļblica, Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador y otras autoridades, para que se le condonara, eximiera o prorrogara el pago de impuestos por la emergencia sanitaria del covid 19.

El 3 de abril, el juez tercero de distrito le concedi√≥ el amparo y dict√≥ suspensi√≥n de plano para que el ejecutivo federal se pronunciara sobre las medidas en materia de condonar impuestos, cuando existe una emergencia, como exigi√≥ Soto en el escrito de demanda. La Secretar√≠a de Hacienda y Cr√©dito P√ļblico, en un comunicado del 7 de abril, calific√≥ de ilegal el amparo concedido al empresario y anunci√≥ que lo impugnar√≠a. El 13 abril el primer tribunal colegiado en materia civil y administrativo en San Luis, revoc√≥ la suspensi√≥n que le fue concedida a Salazar Soto. Ahora tendr√° que efectuar su declaraci√≥n anual 2019 y pagar impuesto por los ingresos obtenidos en el ejercicio fiscal. Su controversia con hacienda, ocurre solo unos d√≠as antes de ser acusado de fraude. El 23 de mayo anunci√≥ en redes sociales, la inminente quiebra de sus negocios.