Archivo de la etiqueta: 36 militares

es content solo

El ejército desapareció a los 43 estudiantes de Ayotzinapa

El ej√©rcito mexicano jug√≥ una parte importante en los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre del 2014 en Ayotzinapa, Guerrerro, donde desaparecieron 43 normalistas y murieron al menos 6 civiles, indic√≥ la escritora y periodista Anabel Hern√°ndez en el marco de la 42 Feria Nacional del Libro de la universidad aut√≥noma donde present√≥ su √ļltima obra titulada ‚ÄúLa verdadera noche de Iguala‚ÄĚ.

Hern√°ndez coment√≥ que las pesquisas le llevaron dos a√Īos. Se apoy√≥ en un expediente completo de la procuradur√≠a de Guerrero, Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica y tareas de campo. Logr√≥ que los familiares presentaran el ejemplar como una prueba para que se investigue y hagan las detenciones correspondientes de los polic√≠as federales que dispararon y participaron en los hechos perpetrados contra los estudiantes.

Tras publicar su trabajo, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos exigió a la PGR tome como pruebas las conclusiones expuestas en las investigaciones acerca del rol que jugó el ejército. En particular el 27 batallón de infantería la noche del 26 de septiembre. Se ahonde además en las omisiones cometidas.

Se√Īal√≥ que ya se evidenci√≥ con claridad la injerencia de los militares en los hechos donde los 43 estudiantes no han sido encontrados. Otros j√≥venes que iban a bordo del cami√≥n de los Avispones, que se dirig√≠a de Iguala a Chilpancingo, fue atacado por los soldados. Todo se sustent√≥ con pruebas periciales y de bal√≠stica en el lugar donde se encontraron casquillos percutidos del calibre G3. Arma que al menos 36 militares portaron y estuvieron presentes en los distintos lugares donde se cometieron los agravios. La autora corrobor√≥ que los casquillos los utiliz√≥ el ej√©rcito mexicano. A trav√©s de varias solicitudes de transparencia supo que fueron producidos por una f√°brica de la industria militar que reconoci√≥ la Secretar√≠a de la Defensa Nacional. Tampoco les han robado una sola pieza en los √ļltimos 10 a√Īos.

La reportera indic√≥ que tuvo acceso a documentos y expedientes de dos investigaciones de asuntos internos de la PGR que hasta publicar el libro se mantuvieron en secreto. Una es en contra del ex titular de investigaciones criminales, Tomas Zer√≥n de Lucio. El encargado de investigar los hechos de Ayotzinapa. La otra correspond√≠a a las irregularidades cometidas por la PGR. Los testimonios los subi√≥ al internet en la p√°gina llamada ‚ÄúLaverdadera noche de Iguala.com‚ÄĚ, para que cualquier persona los analice. El presidente de M√©xico, Enrique Pe√Īa Nieto, hab√≠a ordenado a la entonces procuradora Arely G√≥mez Gonz√°lez mantenerlos en secreto para que nadie los conociera.

En días recientes, en una entrevista que tuvo con la periodista Carmen Aristegui, el ex visitador general César Chávez Flores reconoció ser el asignado en investigar a Tomás Zerón en todos los errores encontrados la noche del 26 de septiembre. Se hizo acreedor a acciones penales en su contra. Chávez admitió que fue presionado por Gómez González para cambiar los resultados, por lo que se vio obligado a renunciar.

Puso en duda el desempe√Īo de la actuar titular de la funci√≥n p√ļblica que antes demostr√≥ tener m√ļltiples intereses. Hern√°ndez resalt√≥ que se enfrenta una circunstancia muy delicada donde no basta intervenga la Comisi√≥n Interamericana de los Derechos Humanos. El caso debe ser llevado a un tribunal de justicia internacional para enjuiciar a Pe√Īa Nieto y su gabinete. Tambi√©n por los casos interminables de violencia brutal de los m√°s de 100 detenidos de forma ilegal, seg√ļn expedientes de la PGR. Lo que contradice la verdad hist√≥rica que en su momento manej√≥ el ex procurador Jes√ļs Murillo Karam, que es totalmente falsa.

En el transcurso del estudio, Anabel Hern√°ndez afirm√≥ que Pe√Īa Nieto se opuso a que saliera a la luz. En una parte cr√≠tica se insin√ļa que los restos de Alexander Mora habr√≠an sido sembrados por el propio Tom√°s Zer√≥n y su equipo en el r√≠o San Juan, por lo que el gobierno federal sabe d√≥nde est√°n los 43 normalistas. Concluy√≥ que actu√≥ artero el 27 batall√≥n de infanter√≠a, la polic√≠a federal y ministeriales contra los estudiantes por √≥rdenes de Zer√≥n.

Hern√°ndez indic√≥ que realiz√≥ las indagaciones m√°s importantes en su carrera period√≠stica. La m√°s complicada, debido a que a lo largo recibi√≥ varios ataques. Indic√≥ que tuvo contacto con los supuestos 4 integrantes de Guerreros Unidos, a los que se les adjudica, quemar y matar a los normalistas. El v√≠nculo se dio a trav√©s de cartas e inclusive lleg√≥ a reunirse con los familiares, los cuales le confiaron que hab√≠an sido sometidos a torturas para firmar confesiones de delitos que nunca cometieron. Lo m√°s relevante es cuando una esposa de los supuestos perpetradores fue levantada y maltratada bajo la advertencia de que su c√≥nyuge ya no le facilitara datos. Despu√©s de publicar el libro, otra de sus fuentes result√≥ amenazada por funcionarios cercanos a Pe√Īa Nieto. Relat√≥ que en la Feria Nacional del Libro en Guadalajara un grupo de 8 personas ten√≠a planeado atentar contra su persona, por lo que su cuerpo de seguridad la sac√≥ r√°pido del lugar.

Hernández indicó que el asesinato colectivo se mantiene impune debido a que la sociedad no ha reclamado lo suficiente. Y al no haber un costo político que genere justicia, los círculos perversos se mantienen vigentes. Como pasó en el movimiento del 68, la guardería abc, los 25 mil desaparecidos en el sexenio de Felipe Calderón, donde funcionarios de alto rango, como el ex director de la policía federal, Genaro García Luna, estaban involucrados en el narcotráfico. Ahora se encuentran en Miami donde disfrutan sus fortunas. El nulo castigo genera que los hechos se repitan una y otra vez. Será la historia de nunca acabar.