Archivo de la etiqueta: 30 millones

es content solo

El vocero de Carreras, Adrián Vázquez, compra residencia y vehículos por casi 5 millones de pesos

Aunque en los hechos su eficacia es nula para resolver los problemas apremiantes de los potosinos, como la inseguridad, la pobreza y el desempleo, al menos el sexenio de Juan Manuel Carreras López tiene la ventaja de generar nuevos ricos.

Entre la pl√©yade, destaca su jefe de prensa, Adri√°n V√°zquez M√©ndez, acusado de ineptitud y nula lealtad a su jefe, ya que filtr√≥ a los medios informativos y redes sociales, el audio donde el due√Īo del peri√≥dico El Ma√Īana, Pascual Oyarvide, platica con el secretario de finanzas, Jos√© Luis Ugalde Montes, que despotric√≥ en contra del doctor en derecho. Lo llam√≥ ‚Äúmuy pendejo‚ÄĚ para hacer negocios con el dinero asignado para la campa√Īa.

En d√≠as recientes, Adri√°n V√°zquez adquiri√≥ una residencia por casi 4 millones de pesos en la Privada del Parque 476, en la avenida Chapultepec, una de las zonas m√°s exclusivas y de alta plusval√≠a de la capital, ya que se ubica frente al mega pulm√≥n verde del parque Tangamanga uno. Adem√°s, se mueve en dos camionetas √ļltimo modelo que en conjunto, alcanzan los 800 mil pesos. El funcionario tiene ingresos de 80 mil pesos al mes.

En el sexenio del panista Marcelo de los Santos Fraga, estuvo bajo las √≥rdenes de la vocera Mar√≠a Luisa Paul√≠n Hern√°ndez, de la que aprendi√≥ la habilidad de ‚Äúorde√Īar‚ÄĚ los sobres que cada quincena, de manera arbitraria, reparten a fot√≥grafos, reporteros, columnistas, directivos y due√Īos de medios informativos. Manej√≥ un presupuesto anual que super√≥ los 40 millones de pesos, cuyo destino final no se fiscaliza. Lo manej√≥ para acallar a la prensa local. Paul√≠n se imagin√≥ la gobernadora y se abri√≥ un frente de mil enemigos a los que calumni√≥ y ensuci√≥ de manera vil. No se salvaron de sus bajunos ataques los magnates Pablo y Miguel Valladares Garc√≠a, due√Īos de los peri√≥dicos San Luis Hoy y Pulso.

Se ensa√Ī√≥ con el endeble ex secretario de salud, Fernando Toranzo, que luego alcanz√≥ la gubernatura. Para limar su oxidada fama y sacudirse el yugo de su ex promotor, el galeno encarcel√≥ por fraude al ex titular de finanzas, Joel Azuara y al ex oficial mayor, Humberto Picharra. Al contador p√ļblico le impuso la m√°s alta multa en toda la historia del pa√≠s y del mundo, por m√°s de 7 mil millones de pesos, por el sospechoso cr√©dito de mil 500 millones de pesos que dilapid√≥ antes de abandonar el cargo. Marcelo de los Santos combati√≥ la risible pena en los tribunales y r√°pido sali√≥ del embrollo.

Pero Toranzo fue m√°s severo con Paul√≠n. La acus√≥ de peculado por m√°s de 30 millones de pesos, por lo que estuvo encerrada m√°s de un a√Īo en el penal de La Pila. La ex funcionaria se dijo v√≠ctima de un atropello contra la libertad de prensa y se declar√≥ presa de conciencia. En su fugaz paso como asesor gubernamental, el notario p√ļblico 32, Leonel Serrato, document√≥ un grueso expediente de los latrocinios de Paul√≠n. Indic√≥ que Toranzo se port√≥ ben√©volo al no incrementar el monto financiero del delito, por lo que aun deber√≠a estar tras las rejas.

Cuando Paul√≠n se dio cuenta de que V√°zquez le jugaba rudo, lo corri√≥ de la dependencia. El funcionario menor se refugi√≥ en la secretar√≠a de educaci√≥n, donde se dedic√≥ a dilapidar los recursos p√ļblicos en revistas internas con nulo tiraje y altos costos. Adem√°s se volvi√≥ un experto en ocultar los informes que deben ser p√ļblicos. Nunca lo doblegaron los feroces peticionarios, Federico Pi√Īa Fraga y el extinto David Robledo Miranda.

V√°zquez tuvo la fortuna de coincidir con el ex colaborador panista en el mandato de Felipe Calder√≥n, Juan Manuel Carreras, que tambi√©n por sus nexos con el ex presidente Carlos Salinas y el maximato local Horacio S√°nchez Unzueta, brinc√≥ como candidato a la gubernatura, sin importar su baj√≠simo perfil. Dej√≥ en el camino a priistas de cepa como el ex senador Jos√© Ram√≥n Martell y el ex diputado local, Jes√ļs Ram√≠rez Stabros. Gracias a los votos del alcalde de la capital Ricardo Gallardo Ju√°rez y el mega fraude cometido a su contendiente panista Sonia Mendoza, Carreras se convirti√≥ en gobernador.

Reh√©n de diversos grup√ļsculos, corrientes y patrocinadores, apenas pudo colar en su gabinete a dos cuadros cercanos. El oficial mayor, El√≠as Pecina y su voraz jefe de prensa, Adri√°n V√°zquez, que ya se jacta de pertenecer al reducido grupo de nuevos ricos en San Luis. Igual que su jefe Carreras, es d√©spota y cruel con sus colaboradores. Maneja de forma atrabiliaria los m√°s de 81 millones de pesos anuales que destina a sobornos y chantajes para mantener amordazada a la prensa local. Para no quedarse atr√°s de su ex jefa en el saqueo de las arcas, ahora puede presumir que es su vecina. Tambi√©n lo es de la ex presidenta estatal del DIF, Mar√≠a Luisa Ramos Segura, que se hizo mega millonaria con los porcentajes del 30% que exig√≠a a los proveedores del gobierno estatal y los costos inflados en los frugales desayunos escolares que repart√≠a a las escuelas junto con su hermano Rodolfo Ramos Segura. En una compra de equipo de seguridad a vendedores de Monterrey, por 3 mil millones de pesos, la anestesi√≥loga asegur√≥ su futuro y el de sus descendientes por los siglos de los siglos. ¬†¬†

A la mitad del escabroso sexenio, Carreras también ya fue denunciado de sacarle ventaja al presupuesto en la compra de terrenos a allegados y en las fallidas inversiones de la trasnacional Ford. Sus detractores empiezan a preguntarse dónde están los más de 120 mil millones de pesos que ha ejercido hasta la fecha. Igual que a Toranzo, se le fustiga de no tener una obra relevante. Fue por lo que se apuró a blindarse e imponer al fiscal anticorrupción, Jorge Alejandro Vera Noyola, que antes le sirvió de enlace con el poder legislativo. También ratificó presuroso, sin consulta popular, al ahora fiscal Federico Garza Herrera, que ha mostrado absoluta incompetencia para frenar la ola de sangre que azota a los potosinos. Pero ya se empieza a delinear dónde están los recursos de los potosinos. Una mínima parte se encuentra en la residencia del vocero gubernamental, Adrián Vázquez Méndez.