El arzobispo Cavazos Arizpe se sacude a Gallardo, que trató de cooptarlo con el pretexto de un santuario a la virgen de San Juan de los Lagos

7 septiembre, 20224:58 pmAutor: Elida Mendoza VillanuevaCapital Destacada Noticias Sin categoría

El nuevo arzobispo de San Luis, el regiomontano Jorge Alberto Cavazos Arizpe,  abortó las intromisiones e intento de control mediático del gobernador Ricardo Gallardo Cardona al estado laico, al buscar convertir en un acto político, el arribo del jerarca católico para aterrizar uno de sus grandes proyectos religiosos, la construcción del Santuario de la virgen de San Juan  de los Lagos. Pero no logró ninguno de los objetivos. Se desquitó al no asistir a ninguno de los actos. Optó enviar como representante a su esposa y presidenta del Sistema Estatal para el Desarrollo de la Familia, Ruth González Silva, quien abandonó el lugar casi al inicio de la ceremonia.

Gallardo nombró como enlace con la arquidiócesis para organizar la llegada de Cavazos a San Luis Potosí, al ex delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Juan Carlos Machinena  Morales, quien siempre dijo que el objetivo del mandatario, era estar en todos los actos del prelado. El ex candidato a la gubernatura de Fuerza por México, Machinena, sirvió de comparsa a Gallardo en la contienda, por lo que se ganó sus simpatías. Además, el ex funcionario federal es parte del consejo de las obras del centro histórico que antes presidió el ex gobernador Horacio Sánchez Unzueta, maestro político de Gallardo Cardona.

El gobernador, a través de su emisario, prestó a la arquidiócesis el Centro Potosino del Convenciones. El recinto se preparó para un acto político, no religioso. Se propuso una escenografía invadida de verde, el color institucional. El equipo de protocolo de la arquidiócesis no lo aprobó, por lo que dejaron fuera a los obsequiosos ayudantes. Entonces se montó un escenario con tonos madera natural. Las rosas blancas que lucieron en el templete las donó un particular. Machinena no claudicó en las indicaciones que le dieron. Pidió a los organizadores traer los mandatarios de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez. Al de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda. Al de Zacatecas, David Monreal Ávila. El argumento, ya que el primero es de dónde provenía el sacerdote. El segundo, fue donde nació y el tercero, es el circuito al que pertenece la arquidiócesis de San Luis. El tercer intento de Machinena fue proponer que el encuentro de Gallardo y Cavazos  fuera público, en la Plaza de Armas y luego caminar a catedral. Informó que el gobernador le entregaría las escrituras al religioso, del terreno para construir la basílica a la virgen de San Juan de los Lagos. Otra vez lo rechazaron. Le dijeron que los documentos los facilitara en un acto distinto.

El viernes 1 de julio a las 9 de la mañana, el arzobispo iba a esperar en la puerta de catedral a Gallardo. A las 8:50, el equipo del presbítero no sabía con quién llegaría el mandatario. Supusieron que lo iban a acompañar sus padres, hijos y esposa. El encuentro que se propuso privado, donde solo estaría Cavazos, Gallardo y el secretario, José Guadalupe Torres Sánchez, se añadió  Ruth González, el rector de la universidad autónoma, Alejandro Zermeño y Machinena. Los anfitriones tuvieron que colocar otras tres sillas. La cita se hizo pública. El arzobispo le pidió al mandatario, que ojalá pudiera acompañarlo a los diversos actos. Gallardo dijo tenía una gira por Ciudad Fernández, aunque haría lo posible para regresar a la comida. Pero dejaba como representante a su cónyuge.

El gobernador añadió que dejó temas pendientes con el anterior arzobispo, Luis Carlos Cabrera Romero, como el predio de la nueva ermita. Para evitar accidentes en el traslado a San Juan de los Lagos, propuso que los feligreses se queden en San Luis. La universidad iba a intervenir a través de la escuela de arquitectura. El argumento mostró falta de educación, ignorancia y nulo oficio político. Fue un atentado contra el ex administrador de la basílica, que tenía miles de seguidores en San Luis, que jamás dejarán sus tradiciones. Lo mismo sucede con el Santuario de la Virgen de Guadalupe en México, no obstante las decenas de templos en otras partes del país.    

El propósito oculto de Gallardo es poner a la iglesia como ancla para impulsar el comercio y detonar la olvidada Ciudad Satélite y sus alrededores. Es hacer negocio a costillas de la fe y ampliar las listas de adeptos. El arzobispo sabe que el funcionario quiere edificar un Cristo Rey de 40 metros de altura en la Joya Honda, en el ejido La Tinaja. Fue por lo que tal vez lo paró en seco y le dijo: “apenas llego señor gobernador, hay muchos proyectos de la iglesia, que vamos analizar”. No se sumó de manera irreflexiva. Torres Sánchez dijo que buscarán un trato cordial para juntos promover la paz y seguridad de los potosinos.

Zermeño solo atinó a decir que la universidad inició en lo que fue el seminario de los josefinos Guadalupanos. Gallardo supo que al religioso le encanta el deporte ecuestre, por lo que habló de la vigésima novena edición del Campeonato Nacional Charro Infantil, Juvenil y de Escaramuzas 2022, que se efectuó el 18 de julio en las instalaciones del Lienzo “Hermoso Cariño”, antes Caballo Bayo. No le dijo que el inmueble le pertenece. Machinena no argumentó nada. La titular del protocolo del mandatario llevó a la cita unas botellas de agua y Coca Cola ligth que le gusta a su jefe. En una actitud de desquite, no cargó con su equipo de prensa. La foto donde aparecen los dos personajes, al mostrar la escritura, la tomaron los ayudantes del arzobispo.

La avaricia de Gallardo no le ayudó a distinguir el plantear primero un santuario y después una basílica. No sabe que el Vaticano lo autoriza, tarda un gran proceso por los requisitos que se deben cumplir. Llegó sin nada y se fue sin nada. Al concluir el encuentro, declaró a un medio nacional, que con la llegada de Cavazos Arizpe, será más sencillo trasladar la imagen de la virgen de San Juan de los Lagos, al templo que se construirá en los terrenos de Ciudad Satélite, en la zona metropolitana. “Hoy entregamos las escrituras del terreno. Fíjense cómo todo embona, el arzobispo Carlos Cabrero nos solicitó el predio para que muchos potosinos que iban antes fuera, se queden en San Luis. Ahora nos mandan al que era el obispo de San Juan, los hechos se empatan”.  

Expuso que muchos feligreses emprenden el viaje donde algunos fallecen en el camino por ser atropellados o tener otros accidentes, por la gran distancia que transitan. Al acercar la imagen a los católicos, se puede aprovechar el sitio geográfico para que vengan miles de peregrinos de otras partes a visitar el nuevo santuario. El 30 de junio, Cavazos arribó a la entidad. Fue recibido en la catedral por Cabrera Romero, quien le entregó el báculo. El relevo ingresó al recinto de rodillas, hasta al altar de la virgen de la expectación y depositó una ofrenda floral.

Luego estuvo en el santuario de la Virgen de Guadalupe donde dijo el rosario. Lo acompañó el alcalde de la capital, Enrique Galindo Ceballos y su esposa, la presidenta del DIF municipal, Estela Arriaga Márquez. Después celebró la eucaristía y su ascenso como el cuarto arzobispo de San Luis Potosí. Fue un acto protocolario y religioso que duró más de dos horas y media. Cabrera ofició la misa y le dio la bienvenida. Asistieron casi tres mil feligreses. Ruth González casi no duró. Mostró una falta de respeto, desinterés o desquite porque le pusieron un alto al marido.  

A diferencia de Gallardo, Cavazos Arizpe sí es un político de cepa. Tiene un gran peso en la Conferencia del Episcopado Mexicano donde es el tesorero. A su toma de protesta, asistieron entre obispos y arzobispos, 58, de un total de 80. Estuvo el presidente del Episcopado Mexicano, Ramón Castro. El  nuncio del Vaticano en México, Joseph Spiteri. Por primera vez, Gallardo no fue el protagonista.

Al nuevo arzobispo se le  ubica como un capitalista que sirve a Dios. Forma parte del clero mexicano opositor al presidente Andrés Manuel López Obrador. Es el más joven del país, nació en Monterrey, Nuevo León, el 31 de julio del 1962. Es de la colonia Independencia, donde vivió muchos años. Estudió el sacerdocio en el Seminario Arquidiócesano, donde fue director espiritual. Es licenciado en Teología Moral de la Universidad Pontificia de México. En el 2009, el papa Benedicto lo nombró obispo titular de Isola y auxiliar de Monterrey. Fue administrador apostólico. También desempeñó el mimo cargo en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

 El 2 de abril 2013, fue nombrado obispo de San Juan de los Lagos, cargo que asumió en mayo, donde también fue administrador. El 26 de marzo del 2022, lo designan  arzobispo de San Luis Potosí, luego de la renuncia de su antecesor, Luis Carlos Cabrera, que cumplió 75 años. Según el derecho canónigo, debe retirarse. Cavazos asumirá el liderazgo que no tuvo Cabrera, lo que aprovechó Gallardo. Casi logró poner la primera piedra de la Basílica de la Virgen de San Juan. Cavazos ya  dio el primer  golpe de timón, el 25 de julio. Llamó a sus seguidores a promover la cultura de la paz y armonía En la misa llamo a orar por todas las victimas de algún delito. “No se puede ver como normal la inseguridad. El camino del rezo es diario, como el compromiso de cada persona para lograr un cambio”.

  La basílica en San Luis es un negocio más de Gallardo, que casi se le esfuma con la llegada de Cavazos. El proyecto viene desde el sexenio del panista Marcelo de los Santos a quien Luis Carlos Cabrera, le solicitó un terreno para construir en Ciudad Satélite el santuario, pero no se concretó. También se lo solicitó a los ex mandatarios Fernando Toranzo Fernández y Juan Manuel Carreras López, que nunca le contestaron. Insistió con Gallardo Cardona, que en menos de cuatro meses, autorizó la entrega del predio, también lo escrituró. Lo guardó bajo llave, pues se lo iba entregar a Cavazos.  

Cabrera Romero, en el 2012, fue nombrado arzobispo de San Luis Potosí en lugar de Luis Morales Reyes. Duró en el cargo 10 años. En el 2014, enfrentó el peor escándalo de pederastia con la denuncia de las victimas del padre Eduardo Córdova, acusado de abuso sexual de menores. Alberto Ayala Gallegos, Humberto Abaroa López y Gunnar Mebius Villa denunciaron de encubridores a los arzobispos Arturo Symanski Ramírez, Morales Reyes y al vocero  de la iglesia, Juan Jesús Priego Rivera.

Cabrera, desde su arribo a la arquidiócesis potosina, siempre solicitó a los gobernadores en turno, el predio en Ciudad Satélite, para construir un santuario a la virgen de San Juan de los Lagos. En el fraccionamiento que se construyó con Marcelo los Santos, existe un nicho que contiene una réplica de la imagen. En julio del 2021, Gallardo Cardona se reunió con arzobispo en el edificio de la arquidiócesis. Cabrera lo felicitó por su triunfo. El sacerdote insistió en el asunto del predio. Le prometió conseguirlo. Pasó por encima del congreso del estado y en menos de cuatro meses cumplió.

En octubre del 2021, convocó a Cabrera al despacho de gobierno, para informarle que autorizó donarle 6 hectáreas 290 metros. Explicó que la iglesia solicitó el terreno durante tres sexenios, pero nunca fue autorizado. Reveló que la primera piedra se instalaría a finales de noviembre o diciembre del 2021. Adelantó que en un mes, la iglesia iba a tener las escrituras. Le pedirían una cuota a los empresarios, al presidente municipal de la capital, Enrique Galindo y el gobierno estatal también aportaría otra suma para iniciar el santuario. Señaló que en San Luis existe gente devota. Hay tres peregrinaciones institucionales y otras 10 que no están reglamentadas. Ya edificado el templo, Cabrera colocaría la placa con su nombre, como el gestor de la obra.

El 6 de noviembre, el secretario de gobierno, José Guadalupe Torres Sánchez  entregó la constancia a la arquidiócesis donde se establece que contará con 6 mil 613.67 metros cuadrados. Se ubica en la macro-manzana 7 de la avenida del Parque 448, ubicada en la carretera San Luis-Rioverde, en el ejido del Panalillo, en Villa de Pozos. El documento lo recibieron los apoderados jurídicos del arzobispado, José Inés Galván Govea y  Marco Antonio Luna Aguilar. Torres manifestó que se terminó la espera de tres sexenios. El acto se llevó a cabo en el patio del palacio de gobierno. Firmaron como testigos, la secretaria de de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Isabel Vargas Tinajero. El entonces secretario del desarrollo económico, José Arturo Segoviano García. El secretario de finanzas, Jesús Salvador González Martínez. El secretario de desarrollo social y regional, Juan Ignacio Segura Morquecho. El secretario de ecología y gestión ambiental, Jesús Emanuel Ramos Hernández y la directora del Instituto de Vivienda, Leticia Mariana Gómez Ordaz.

En enero del 2022, ante el notario cuatro, Octaviano Gómez y Gómez, se protocolizó la entrega del predio. Cabrera la tuvo que guardar casi 6 meses hasta el arribo de Cavazos, que no le tomó demasiada importancia. En el escrito se especifica que el terreno es propiedad del estado. Corresponde a una  compra a la sociedad Dintel del Centro,  por la que pagó 2 millones 796 mil 470.60 pesos. El costo de metro cuadrado fue de 44 pesos, cuando la firma lo consiguió en menos de 23. El gobierno pagó el doble. La escritura señala que el 26 de enero del 2022, el Instituto de la Vivienda, por conducto de su directora, Leticia Mariana Gómez, donó en forma gratuita e incondicional a la Arquidiócesis de San Luis Potosí, el feudo que adquiere por conducto de su representante legal, el arzobispo Jesús Carlos Cabrera Romero. Se establece que el lote es de uso comercial. 

Comments

comments

Jorge Alberto Cavazos Arizpe revista La Noticia Ricardo Gallardo Cardona slp

Comments

comments