¿Se acabó la moralidad en el PAN?

3 octubre, 20179:09 pmAutor: Salvador Ceballos UribeOpinion

Ante la proximidad de las elecciones del 2018, se han desatado los acelerados que preparan cañones de dinero para el próximo año. Hay varios adelantados. Unos con perfil aceptable, otros con nobles intenciones y los más con añejas mañas y amplia “experiencia”. Aunque por el PRI, la famosa “caballada” está muy flaca. Es más, se pasa de famélica, al caer en desgracia el diputado con licencia, Óscar Bautista Villegas, por lo que se reducen las posibilidades de que le tumben la alcaldía al PAN, ya que es tradición, repita do trienios.

El primer problema del PAN ahora es que creció el ego de sus suspirantes y tienen en la puerta una lista interminable de valientes, donde figura Gloria Olvera Montes, Fernando Marcos García Barrera, Daniel Nieto Caraveo, Horacio Balderas Ávalos, María del Carmen Díaz Pérez, Rubén González Juárez. Se incluye para reelegirse, Ramón Torres García. Ninguno considera el desgaste que provoca ser funcionario. Juntos acumulan un promedio de 12 a 15 años de vivir del presupuesto, ya que han sido regidores, alcaldes interinos, directores de desarrollo social, tesoreros, directores de servicios municipales.

Los mismos panistas ya están cansados de que sean siempre los mismos que ocupan los mejores puestos y candidaturas. Se han convertido en excelentes trapecistas, con una habilidad para cruzarse de un lado a otro. Gloria Olvera Montes ha pasado por el registro civil, delegada de la Secretaría de Desarrollo Social Regional, diputada local, oficial mayor y ahora cuenta con dos demandas por peculado, ya que ordenó desmantelar 177 vehículos de 232 que había en los patios de talleres municipales. Contó con la complicidad del director de servicios municipales, Fernando Marcos García Barrera y el jefe de talleres, Salvador Juárez Maldonado. Los hechos se consumaron en diciembre del 2016 y denunciados ante la procuraduría de justicia, auditoria superior, comisión de vigilancia del congreso, sindicatura y contraloría por la regidora independiente, Luz Elena Hernández Tenorio.

Salieron 5 camiones de chatarra que vendió a la empresa Reciclar ubicada en la carretera Rio verde-San Ciro de Acosta. Le pagaron a $3.80 el kilogramo, ilícito que acarreará graves problemas al alcalde Ramón Torres García, el cual asegura, protegerá con todo lo que sea necesario a la comadre “consentida”, Gloria Olvera, a quien promueve para una curul local, con el objetivo de que le cubra las cuentas, como hicieron con el ex alcalde del PRI, Alejandro García Martínez, al que, misteriosamente, no le encontraron desvío alguno. Lo que la ciudadanía no les cree, ya que los cataloga como políticos que se pasan la estafeta de un partido a otro. Ya se organizan para lanzar una candidatura ciudadana y darle fin al binomio PRI-PAN, algo no descabellado, que debe reflexionarse en los próximos comicios.

Comments

comments

Comments

comments