Los claroscuros de la contienda interna de Morena para la gubernatura

21 enero, 20218:12 pmAutor: María Elena Yrízar AriasOpinion

El 13 de enero pasado, el dirigente nacional del partido de Morena, Mario Delgado Carrillo, anunció que para el lunes 17 se abriría el registro de precandidatas “solo para mujeres” que estuvieran interesadas en contender por la gubernatura de San Luis Potosí, con el argumento de que ahora el partido deberá acatar el mandato del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que obliga a cumplir con la paridad de género en candidaturas a gobernador, dictado el 24 de diciembre pasado.

Con base en lo anterior, el presidente de Morena explicó que no hay ningún otro cambio en la convocatoria, con la que Morena busca definir a su décima quinta candidatura que será la potosina. Advirtió Mario Delgado que “lo único que cambia en la convocatoria, solo podrán participar mujeres, pero no se cambia ninguna de las condiciones de la convocatoria, salvo el género”. Pero no tuvo el valor de decir de frente que ese cambio descartaría a los caballeros que se habían inscrito inicialmente.

Lo anterior significa que los hombres inscritos en la primera convocatoria de precandidaturas del pasado 4 de diciembre, Alfonso Díaz de León Guillén, Aid Ávila, Primo Dothé, Juan Ramiro Robledo Ruiz, Leonel Serrato Sánchez, Adrián Esper Cárdenas, Octavio García Rivas, José Ricardo del Sol Estrada, José Antonio Lorca Valle y Miguel Ángel Zúñiga Medina, quedan fuera de la jugada, así nada más de un solo tajo, a lo cual reviraron contra la convocatoria que abrió el nuevo registro, tanto Leonel Serrato Sánchez como José Ricardo del Sol Estrada, quienes concurrieron a litigar el asunto ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, sobre el perjuicio que les causó el cambio de la convocatoria inicial, que los dejó fuera de la jugada.

Aquí, se dio el primer aspecto del claroscuro político, debido al contraste tan radical entre lo claro de la convocatoria inicial y lo oscuro que resultó el hecho de hacer un cambio drástico, que dejó fuera a los hombres inscritos en forma y tiempo legal conforme a la convocatoria referida. Los participantes masculinos tenían todo el derecho de aspirar a ser precandidatos y ahora resulta que ya no lo son.

¿Cómo puede aceptarse una situación de esa naturaleza? Es un verdadero agravio en contra de la dignidad, del prestigio, del honor y credibilidad tanto de los participantes como del partido Morena. ¿Dónde está la justicia en este caso? ¿Acaso San Luis Potosí es tierra de sus tarugos? Por su parte, Leonel Serrato señala, con mucha razón, que han dejado al estado de San Luis Potosí en la vergüenza. Pues, eso es muy cierto. Hay que analizar lo siguiente: En la convocatoria inicial, efectivamente hubo la participación de tres mujeres: María del Consuelo Jonguitud Munguía, Marcelina Oviedo y Francisca Reséndiz Lara. Consecuentemente no existe un argumento válido para cambiar el juego político, con una nueva exhortación a las damas que quieran participar –como si fuera un certamen de belleza–. No, se trata de la formalidad y legalidad que no deben ser atropelladas por nadie. Las mujeres allí estuvieron y efectivamente participaron.

El 14 de enero pasado, Francisca Reséndiz Lara promovió una impugnación a la modificación a la convocatoria del proceso interno para elegir al candidato de Morena a la gubernatura potosina, en razón de que –según ella– contravienen los estatutos del partido, ya que el registro se había cerrado el 4 de diciembre pasado y se inscribieron tres mujeres. Pero por el momento, de nada le sirvió la impugnación, porque el registro se llevó a cabo en las oficinas del partido en la Ciudad de México, donde concurrieron Mónica Liliana Rangel Martínez, secretaría de Salud del Estado; Luz María Lastras Martínez, directora general del Registro Civil del Estado, ambas con licencia del cargo; Paloma Rachel Aguilar Correa, ex funcionaria federal del SAT; Angélica Mendoza Camacho, diputada local de Morena; Teresa Carrizales Hernández, activista política; Adriana Domínguez; María José Banda Zermeño; Margarita Rodríguez López; Norma Valles, Pilar Valdés; Blanca Rosa López Gallegos del PT y Maricela Oliva. Este martes por la noche se dio a conocer la renuncia formal de Marcelina Oviedo Oviedo a seguir en el proceso interno de Morena, como aspirante a la candidatura.

Sus razones de fondo las ha de conocer solo ella. Por otra parte, María del Consuelo Jonguitud Munguía impugnó ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el acuerdo por el cual la Comisión Nacional de Elecciones de Morena aprobó reabrir la inscripción exclusiva de mujeres e impugnó el registro de las aspirantes realizado el pasado lunes. Lo que se lee en la nota periodística de Eduardo Delgado de Astrolabio diario digital, titulada “Impugnado ante el TEPJF, registro adicional de precandidatas en Morena”.

Posiblemente en Morena pudieron pensar que a las tres damas que previamente se inscribieron les falte más estatura política que se requiere para ser gobernadora –porque inicialmente le apostaron a los hombres–, por esa razón y bajo el argumento de que tienen que cumplir la cuota femenina, hayan abierto el registro, lo que puede resultar muy lógico, ya que las damas que ahora se inscribieron, tienen más andanzas en la política que las primeras inscritas, me refiero a Luz María Lastras Martínez, quien tiene un largo curriculum tanto político como académico, ya que fue dos veces representante del gobierno del Estado en la Huasteca, oficial mayor del Congreso potosino, catedrática universitaria y directora general del Registro Civil estatal, Mónica Liliana Rangel Martínez, primero responsable de la Secretaría de Salud en la Huasteca y Secretaría de Salud del Estado, Paloma Rachel Aguilar Correa, ex funcionaria federal del SAT; y Angélica Mendoza Camacho, diputada local, lo que da al partido Morena la posibilidad de encontrar un perfil femenino más ad hoc para ser candidata a gobernadora.

Lo que en el fondo beneficie al partido, para poder ganar las elecciones en junio próximo, que finalmente ese es el objetivo, ya que enfrente tendrá adversarios fuertes, muy difíciles de vencer. Pero, será muy interesante esperar los resultados de las impugnaciones, porque de ser procedente cualquiera de ellas, podría cambiar el rumbo de las elecciones potosinas. Entonces, no está nada escrito sobre esta elección de precandidatas y precandidatos. Hay que esperar la sabia virtud del trascurso del tiempo.

mariaelenayrizararias@gmail.com

Comments

comments

Comments

comments