¬°Huasteca Unida Jam√°s Sera Vencida! La lucha de las comunidades y pueblos de la huasteca contra el fracking

9 octubre, 201810:43 pmAutor: Michel Hern√°ndezOpinion

Con la aprobaci√≥n de la llamada Reforma Energ√©tica a finales el 2013, promovida como parte de las llamadas ‚Äúreformas estructurales‚ÄĚ por Enrique Pe√Īa Nieto, contando con el apoyo de la mayor√≠a de los partidos pol√≠ticos, no solo se dio paso a la privatizaci√≥n del sector energ√©tico, tambi√©n se abri√≥ la puerta al llamado fracking o fractura hidr√°ulica, propiciando con ello el despojo y contaminaci√≥n de amplias zonas del territorio nacional. El fracking o fractura hidr√°ulica es una t√©cnica de estimulaci√≥n para extraer gas y petr√≥leo del subsuelo a grandes profundidades, lo cual dadas sus caracter√≠sticas geol√≥gicas, son consideradas dentro de la industria petrolera como ‚Äúno convencionales‚ÄĚ, ya que se encuentra atrapado en formaciones rocosas de dif√≠cil acceso llamadas ‚Äúlutitas‚ÄĚ. Dicha t√©cnica consiste en la inyecci√≥n a presi√≥n de grandes cantidades de agua -se estiman entre 9 y 29 millones de litros por pozo-, mezclada con un coctel de sustancias qu√≠micas con el objetivo de fracturar la roca y permitir el flujo de los energ√©ticos. El uso de la t√©cnica en diversos pa√≠ses ha generado gran controversia debido a que se han documentado una serie de efectos nocivos asociados a su implementaci√≥n como la contaminaci√≥n del agua y los suelos, calentamiento global, riesgos a la salud, aumento en la sismicidad y vulneraci√≥n de derechos humanos, por los cual ha sido prohibida en pa√≠ses como Francia, Bulgaria, B√©lgica, Espa√Īa, Republica Checa entre otros.

Sin embargo, en nuestro pa√≠s, contrario a la preservaci√≥n ambiental y el respeto a los derechos humanos, no solo se permite el uso de la nociva t√©cnica sino que se alienta, pues miles de hect√°reas de territorio nacional son ofertadas a las empresas nacionales y extranjeras a trav√©s del llamado Plan Quinquenal de licitaciones para la exploraci√≥n y extracci√≥n de hidrocarburos 2015-2019, elaborado por la Secretaria de Energ√≠a y la Comisi√≥n Nacional de Hidrocarburos del Gobierno Federal. Dicho plan que est√° hecho a modo de los intereses de las compa√Ī√≠as petroleras est√° dividido en 5 rondas de licitaciones que contemplan zonas para extracci√≥n convencional (pozos tradicionales) como no convencional (fracking), as√≠ como aguas someras y profundas. Por si esto fuera poco, las leyes secundarias de la reforma energ√©tica, en particular la ley de hidrocarburos, en su art√≠culo 96, legaliza el despojo de tierras en detrimento de ejidatarios, comuneros y peque√Īos propietarios, ya que introduce la figura de ‚Äúservidumbre agraria‚ÄĚ con lo cual se establece la exploraci√≥n y extracci√≥n de hidrocarburos como actividad prioritaria, se le otorga preferencia sobre cualquier otra actividad en los territorios. Sin dejar de mencionar que de existir oposici√≥n a los ordenamientos por parte de pobladores, el gobierno podr√° usar las fuerzas armadas para garantizar las inversiones e intereses de las empresas por ser consideradas de ‚Äúorden p√ļblico‚ÄĚ y de ‚Äúutilidad nacional‚ÄĚ.

Son 18 municipios de la zona huasteca del estado de San Luis Potos√≠ que aparecen en el mencionado plan quinquenal, amenazados con el posible uso del fracking para extraer gas y petr√≥leo. Existen tambi√©n en la zona, una serie de megaproyectos extractivos y de infraestructura, todo apunta a que est√°n encaminados a garantizar lo necesario para el desarrollo de la devastadora t√©cnica. Se encuentran en el trasvase de agua del rio P√°nuco a Monterrey, conocido como proyecto Monterrey VI, la construcci√≥n de dos termoel√©ctricas, la construcci√≥n de gasoductos en San Martin Chalchicuautla, Tamazunchale, Matlapa, Axtla y dos supercarreteras. Desde la aprobaci√≥n de la llamada reforma energ√©tica, pasando por el Plan Estatal de Desarrollo, tanto el gobierno federal de Pe√Īa Nieto como el estatal encabezado por Juan Manuel Carreras han atentado gravemente contra los derechos humanos de los habitantes de la huasteca. M√°s aun cuando la gran mayor√≠a son ind√≠genas N√°huatl, Tennek y Xi, oo, los cuales tal como lo marca el Convenio 169 de la Organizaci√≥n Internacional del Trabajo suscrito por M√©xico y el Art√≠culo 9¬į de la Constituci√≥n Pol√≠tica del Estado de San Luis Potos√≠, como la Ley de Consulta del mismo, los gobiernos tienen la obligaci√≥n de consultar a los pueblos y comunidades ind√≠genas de forma libre, previa e informada en temas que trastocan su desarrollo econ√≥mico, social, cultural y pol√≠tico. Ante la grave omisi√≥n, los pueblos y comunidades ind√≠genas de la huasteca han decidido dar la batalla para impedir a toda costa que los megaproyectos incluido el fracking no avancen sobre el territorio.

Desde el 2014, en cuanto se supo de la amenaza y la presencia de personal de diversas instituciones como Conagua y el Ipicyt que comenzaron a llegar a la zona con el pretexto de hacer ‚Äúestudios de agua‚ÄĚ, se comenzaron a llevar a cabo reuniones y asambleas informativas en las comunidades para alertarlas al respecto, en donde participaron organizaciones locales como la Coordinadora de Organizaciones Ind√≠genas y Campesinas de la Huasteca, Observatorio Ind√≠gena y organizaciones nacionales como la Alianza Mexicana Contra el Fracking y la Coordinadora Agua para todos, a trav√©s de las cuales se logr√≥ que levantaran actas ejidales y se presion√≥ a los cabildos de algunos municipios para declararse libres de todo megaproyecto extractivo, hasta el momento suman ocho con la declaratoria. Pero fue a ra√≠z de la llegada a la comunidad de San Pedro en el municipio de San Antonio, de personal de Pemex y el Ej√©rcito Mexicano que se prendieron los focos rojos en la zona, al comprobarse mediante un documento expedido por la propia Sedena que autorizaba la compra y uso de explosivos para exploraci√≥n y extracci√≥n de hidrocarburos en √Čbano, Tamu√≠n, San Antonio y Tanlaj√°s. Lo que deriv√≥ en una gran movilizaci√≥n el s√°bado 28 de julio del 2018, en San Antonio, a donde llegaron m√°s de 3 mil personas de varias partes del estado y donde se refrend√≥ el no consentimiento al fracking en la huasteca, con el grito ¬°No al pinche fracking!

Se dio la solidaridad de la gente de todo el pa√≠s y diversos actores pol√≠ticos se han posicionado al respecto incluido el presidente electo Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, quien rechaz√≥ utilizar tal pr√°ctica para la extracci√≥n de hidrocarburos durante su mandato. Fiel a su costumbre, el gobernador del estado, lejos de mostrar una actitud de respaldo y sensibilidad con la demanda de los pueblos, se aventur√≥ a declarar que le simpatizaba la pr√°ctica del fracking, ya que podr√≠a generar ‚Äúempleos‚ÄĚ y desarrollo. Lo cual le vali√≥ severas cr√≠ticas y motiv√≥ que el pasado 09 de agosto representantes de comunidades ind√≠genas de la huasteca, en el marco del d√≠a internacional de los pueblos ind√≠genas, protestaran en la capital del estado frente al congreso y el palacio de gobierno, exigiendo un posicionamiento contundente por parte de ambos poderes contra el fracking, as√≠ como tambi√©n la inmediata publicaci√≥n en el peri√≥dico oficial del estado de la declaratoria del ayuntamiento de Tanlaj√°s para ser reserva ecol√≥gica como una medida para blindar al municipio. Ante los diputados, primero y luego ante el gobernador, las comunidades y organizaciones fueron muy enf√°ticas al exigir respaldo absoluto a su No consentimiento al fracking y la prohibici√≥n del mismo, pues a pesar de que la postura del gobierno de Carreras ha sido negar que existen actualmente proyectos con la t√©cnica en el estado, lo cierto es que omiten mencionar que no exime que en cualquier momento, antes del cambio de gobierno federal, se puedan otorgar concesiones de explotaci√≥n, tal y como sucedi√≥ con la concesi√≥n otorgada a una empresa china D&S Petroleum en d√≠as pasados, para la explotaci√≥n por m√©todos convencionales en √Čbano de yacimientos petroleros por 30 a√Īos.

A modo de cierre podemos decir que la batalla más fuerte está por librarse y las comunidades y organizaciones preparan las estrategias legales en instancias nacionales e internacionales, así como la organización comunitaria y un plan de movilizaciones para cancelar cualquier proyecto que busque implantarse en la huasteca. Las comunidades ya no quieren ser consultadas sobre su consentimiento al fracking: la postura es clara, rechazo absoluto a la técnica. El sábado 25 de agosto en el ejido de Chimlaco, Axtla de Terrazas, se convoca al IV Encuentro de Pueblos, Comunidades y Organizaciones de la huasteca, para la conformación de un gran frente en defensa del territorio, el agua y la vida. Nos toca a todos y todas defenderla.

 

 

 

Comments

comments

Comments

comments