Algo sobre la pandemia

11 junio, 202010:35 pmAutor: Juan Antonio Rodríguez ChessaniOpinion

Para entrar en materia y jugándole al sabelotodo, como muchos ante la contingencia, haremos una transcripción de la sabiduría popular y ciertas reflexiones que nos dejaran pasmados.

-Nombre, eso del corona virus es puro cuento, lo inventaron para chingarnos nomás.

-Peeero, peeero, ¿antonces nos engañaron igual que siempre?

-Yes, carnal. Es una manera de mantener el orden mundial y la hegemonía de unos cuantos ante las hordas de andrajosos incultos y fanáticos como ustedes comprenderán.

-Órale, órale, nos estás ofendiendo, somos pobres pero bien aguzados.

-Para nada mis conciudadanos, sería incapaz, solo quiero que despierten y no se crean de todo a las primeras de cambio.

-¿Cómo está lo del virus, a poco si nos va llevar «Pifas» a todos?

-Entre más lo repitas y te paniques así será, es el miedo lo que te mata, el stress, tus temores y angustias.

-¡Ah chingao!, ¿entonces, qué podemos hacer?, yo tengo a mis chilpayates encerrados a dieta forzada, ya no hay que tragar. Lo bueno que ya van a vender chela de nuevo en los oxos, pero al doble, ya hasta contrataron más gente y les pagan la mitad con tal de jalar.

-Te digo, no le dan seriedad. La verdad es relativa, todo es un proceso mental, el cual está influenciado por ciertos patrones de aprendizaje y…

-No marches, ¿qué quieres decir?, dinos la verdad.

-Pues que no sean pendejos, una situación es que siempre nos han engañado y otra que hasta en nuestra muerte sigamos creyéndonos todo.

-Es que doña Chona, la vecina de la mamerta, nos contó que una prima que se vino del gabacho, conoció a una compañera de trabajo que vivía con un fulano, que le contó que conoció a otro fulano que trabajaba en un hospital, donde le contaron que una persona de intendencia se había contagiado, solo porque le dio tos y le dolía la panza.

-Uta madre, te digo carajo. Puros rumores y chismes. Tenemos que ser críticos y dudar de todo. ¿A poco no se acuerdan de la influenza y otras patrañas?

-Es que la influyensa le dio a la prima de otra prima, nos lo dijo el » tata cura». Y don Jumento de la presidencia nos obligó a decir que el dinero que se jodió fue para que no nos diera la mortal enfermedad, fue lo que nos dijo el güey.

-Ya estuvo, carajo, al paso que vamos, si no nos morimos de la enfermedad, nos moriremos de pendejismo crónico.

Muy aparte de todas nuestras creencias, incluidas las políticas y religiosas, debe prevalecer el sentido común, la capacidad reflexiva y discernir hasta lo increíble. Que «alguien» nos dé su opinión, que leamos artículos tendenciosos o que hasta se nos amenace o premie por repetir lo que a pocos conviene, no es una causa justificada para proceder. Dudar, siempre dudar. Al margen de que si China, Rusia, el Vaticano, Usa y sus aliados fueran los beneficiados y causantes o no de la creación y diseminación del letal virus, conocido como covid 19, que nadie sabe qué quiere decir, de querer culparlo de la caída de la economía, tumbada desde hace décadas y al margen de aceptar como verídicas las cifras gubernamentales. Valdría la pena considerar ciertos cuestionamientos. ¿Por qué se culpa al gigante asiático de haber simulado la pandemia y haberse enriquecido con el pánico causado en la Bolsa de Valores?

¿Cuál es la causa de que al propio gigante se le aislara del mundo, del turismo, de haber detenido o pospuesto su crecimiento económico tremendo?, ¿quién se beneficia?, ¿qué sucederá en USA en caso de no detener a tiempo la terrible mortandad incontrolable?, ¿qué sucederá con su ex presidente, será su anhelado final?, anhelado por casi todo el mundo y no por sus zombis fans. ¿Qué explicación existe sobre la supuesta inmunidad de ciertos países al mortal virus? ¿Cómo se explica el poco contagio en otros países que no han adoptado las medidas de control y prevención pertinentes? ¿Serán asintomáticos, inmortales o de otra galaxia?

¿Qué le diremos al mundo entero sobre el milagro mexicano de haberle ganado la batalla viral a los vecinos del norte, los cuales tomaron medidas oportunas y hasta exageradas en tiempo y forma ante la terrible pandemia?. Es decir, ¿cómo explicar que justo al cruzar la frontera hacia el imperio ajeno, nos encontramos con el apocalipsis, con miles de infectados y muertos y al regresar «pa atrás», en lo que queda del país, resulta que son mínimos los casos de contagio y mortalidad? ¿Cómo entender que en México no se han tomado las medidas mínimas obligadas y estemos por debajo de la media mundial, como una suerte de ilusión? ¿Nos convendrá llevarle la contra a los ma´fuckers yankees go home, será la venganza azteca? ¿Cómo entender que el virus estaba planeado desde hace décadas, como lo relata el libro The eyes of darkness? La similitud y precisión del relato es escalofriante.

¿Cómo entender también que la supuesta pandemia estaba planeada a partir de un simulacro desde hace meses por el magnate Bill Gates y comparsas dueños del mundo, coincidencias? ¿Por qué no dejan recuperar los cuerpos de los fallecidos por el virus y mandar hacer uno mismo las pruebas de la real causa de las defunciones? ¿Incinerarlos de manera arbitraria es la solución? ¿Dónde están las pruebas y evidencias? No debe suceder lo mismo que con la influenza, cuando nos quedamos esperando los laboratorios de Canadá, que nunca llegaron, en especial al otrora Distrito Federal, gobernado por Marcelo Ebrard.

¿Es efectivo confinarnos en espacios reducidos como son las ratoneras que tenemos por hogar? ¿Acaso es falso que el temido virus se puede combatir a temperaturas extremas que se encuentran o localizan en la calle o espacios abiertos? ¿Será verdad que en países como Italia, Francia, España y el temido y arrogante país gringo, meten en el mismo costal de las cifras de fallecidos por corona virus a una inmensa cantidad que murió por otras causas?

¿Será acaso una falsa revelación profética como tantas? ¿Si se continúa con la lógica, desarrollo y letalidad de la contingencia, tal como nos la han descrito, el fin del mundo está cerca? La vacuna demora, ¿quién será el primer país y laboratorio en sacarla al mercado y lucrar como lo hicieron con la influenza? El laboratorio Sanofi Pasteur quebró en el 2009. ¡Ahora ganará Johnson & Johnson? ¿Los chinos podrían recuperar cierta credibilidad con una vacuna «patito», pero más barata?

Los resultados y consecuencia de la pandemia universal intergaláctica son impredecibles, lo ya probado, es que están muriendo más personas por las «secuelas y daños colaterales» infundidos o causados en su mayoría, por el maligno virus, el cual cae como el pretexto y justificación burda a tantas injusticias que siempre pagan los más débiles. La psicosis y paranoia ha causado estragos. Todo lo que nos digan será aceptado por las mayorías inermes e inertes. Es lo único que queda claro, al menos, a su infectado servidor. Ni se tomen la molestia de buscarme, nunca me encontrarán para encapsularme o incinerarme. No me encontrarán nunca. *Con afecto para Emanuel del Toro y Mike Tyson Barajas de la polvosa y próspera Matehuala.

 

Comments

comments

revista revista La Noticia San Luis Potosí slp

Comments

comments