Si continúan las imposiciones de Azuara y Aguilar, el PAN puede desaparecer en la entidad

13 octubre, 20218:49 pmAutor: Elida Mendoza VillanuevaCapital Destacada Municipios Noticias

“Mi propuesta es erradicar la corrupción y regresarle sus derechos a los militantes. Es una paradoja que un partido que nació para evitar los malos manejos en las arcas públicas, ahora busca ocultarlos. Se trata de una instancia que nació de manera democrática. Le prometo a las bases que les voy a regresar sus privilegios”, dijo la consejera estatal vitalicia del PAN, Lidia Arguello Acosta, aspirante a la dirigencia estatal. Hace poco cumplió 33 años de militancia, es consejera nacional, ex integrante de la cartera permanente, asesora ante el Consejo Estatal Electoral. El cambio de estafeta se llevará a cabo en diciembre próximo.

La ex delegada de gobernación sostuvo que el PAN en San Luis resurgirá de las cenizas, pues supera al grupo que lo controla, donde se ubica el diputado federal, Xavier Azuara y el presidente actual, Juan Francisco Aguilar. Señaló que en la capital existe una tiranía. Un cacicazgo que se impuso hace seis años. Se podrá erradicar con una propuesta que aglutine en un solo proyecto, a los cuatro aspirantes, contra la candidata que lancen los que ejercen el mando. Advirtió que ya no aguantan tres años más de imposiciones. No pueden seguir de comparsa de los gobernadores en turno, ya que el pasado 6 de junio, estuvieron a dos decimas de perder el registro.

Ahora existe la oportunidad de recomponer el escenario, todo depende de la forma en que se lleve a cabo el proceso, pero el equipo que controla al partido, ya dio muestras que mantendrá la misma línea de imposiciones, corruptelas y nula transparencia. El 9 de septiembre, en una asamblea de consejo, eligió a la Comisión Organizadora del Comité Estatal para el periodo 2021-2024, donde cuatro de los cinco integrantes, están subordinados a Aguilar y Azuara.

Aludió a la presidenta, Fabiola Monserrat Segura Gutiérrez, integrante del comité estatal anterior y suplente de la ex candidata a diputada local, Dulce Karina Benavides Ávila. Mencionó a Enrique Alejandro Castillo Ramírez, titular de la secretaría de atención a migrantes. Alma Esther Aguilar Viscaya, tesorera del comité estatal en el período de Xavier Azuara. Los tres, además integran la comisión permanente. José Eduardo Padrón Sánchez es el responsable de los cursos de capacitaciones. El quinto integrante es Alejandro Niño Castillo.

Precisó que en una asamblea del consejo estatal, por estatutos y reglamentos, el presidente propuso una lista cerrada de integrantes que votan a favor o en contra de todos, aunque se esté en desacuerdo con uno. Señaló que nunca se ha hecho un ejercicio neutral. “Damos a entender que no queremos cambiar, aunque la gente nos haya dicho el 6 de junio que la regamos. No escuchamos y hacemos lo que se nos antoja, cuando nacimos de la voluntad colectiva”.

Dijo que lucha contra las conductas subordinadas. Uno de los organizadores fue empleado del comité anterior, hay dos integrantes de la cartera permanente. La presidenta es parte del equipo contrario. Todos son leales a Aguilar. Hay un trato permanente con quien los propone. El cuarto es empleado o le pagan por cada curso que da. No conoce al quinto. Es evidente que el primer paso no fue correcto. “Tenemos que construir con quienes están en contra de las imposiciones y regresar al origen, hacer valer los derechos de las bases, coordinar los esfuerzos”.

Aspira a construir una sola propuesta entres los cuatro contendientes para enfrentar a la candidata de Aguilar y Azuara. Advirtió que de continuar las decisiones verticales, el PAN en diciembre se acaba. Es el latir de lo recolectado a través de su caminar por los municipios. “Cuando les platicamos lo que pretendemos hacer, nos emplazan a cambiar en tres meses o se van. Están hartos que saquen candidatos escondidos abajo del escritorio y lo enseñen 15 minutos antes del término”.

Refirió que la decadencia empezó cuando una persona quiso decidir por los demás. “Ya no vamos a permitirlo, existen 7 mil 372 militantes que habrán de elegir al próximo dirigente”. Advirtió que el dueto tratará de imponer a la regidora del ayuntamiento de la capital y ex candidata a diputada local plurinominal, Verónica Rodríguez.

Pidió a los panistas mostrar el hartazgo que los erosionó. “Si les piden la firma, no la otorguen. Es el primer momento para decir no, ya basta. La segunda alternativa será el día de las votaciones. El escenario no se repetirá si tenemos el empuje para tener una contienda de dos. Rodríguez contra quien represente el bloque opositor. Se puede dar una lucha que despierte a los panistas, para regresar a la doctrina que salvaguarda los estatutos. Tratan de colar a una persona que no tiene el perfil para salir del bache”.

Destacó que no se deben repetir los vicios de una dirigencia que no ha tenido un desempeño honesto. Recordó que los potosinos enfrentaron el nocivo cacicazgo de Gonzalo Santos, por lo que no pueden permitir otro interno de 6 años, que sólo ayuda a sus seguidores. Resaltó que Azuara y Aguilar propusieron al comité electoral. La terna se eligió con 43 votos a favor, 6 en contra y 6 abstenciones. En la sesión manifestó su inconformidad, ya que son del mismo segmento. Expuso que Aguilar no rindió un informe sobre el manejo de los recursos, que son públicos. Contradice las tesis del PAN, que surge para combatir los abusos del PRI, que controlaba el gobierno. “Seguimos igual, no hay transparencia, faltan sesiones de consejo. No respetan los estatutos”.

Cuando quiso investigar el presupuesto que manejó Aguilar, no la dejaron entrar a la cita de consejo estatal. Ignora cuánto se ejercicio y en qué se gastó. “Los estatutos exigen dar cuenta del destino de los recursos, que provienen del pago de impuestos. Lo entregan a los partidos para que subsistan. Lo mínimo que se exige es decir dónde se aplican”. Sostuvo que el partido, para resurgir de las cenizas, necesita alguien que lo conozca desde adentro y respete a los diversos grupos, con los que debe caminar juntos. Dijo que en 33 años de militancia, cumplidos el 22 de septiembre, sabe cómo funciona el partido y la política local, por lo que está preparada para encabezar la dirigencia del partido. No descarta el diálogo con ninguna de las contrincantes para construir una directiva fuerte.

“Nos tenemos que diferenciar de Rodríguez, recuperar la doctrina, asumir al partido como una forma de vida. No se puede hablar del cambio cundo hay ventas de candidaturas y desvíos de dinero. No hay congruencia. Los militantes me conocen, saben que hemos estado en los triunfos y derrotas. Lucharé hasta el último segundo para regresarle su grandeza al PAN. Si logramos una sola candidatura, habrá un nuevo comienzo. Podrán recuperar la confianza. Aceptar que tuvimos funcionarios corruptos y que las directivas no cumplieron el objetivo de salvar los principios”.

“Hubo errores al elegir a los candidatos a las alcaldías, que debieron nutrir al impuesto abanderado estatal. Tendríamos otro escenario. Nunca nos dieron la oportunidad de elegir, sólo llegaron con una coalición que terminó en ruptura. Lo que derivó en no cuidar las casillas. No se hizo campaña, la figura se vino abajo, en 24 municipios no tendremos regidores”.

“El grupo de Aguilar convirtió los comités municipales en elefantes blancos, a muchos los despareció. El resolutivo del tribunal federal electoral que confirmó el triunfo del Verde Ecologista en la gubernatura, es otra muestra de la caída del PAN. El reto del 2024 es buscar perfiles sólidos. El Trife dijo que hubo errores, pero otros no los comprobó el PAN. Cerramos el círculo de colaboradores, faltó sumar a los que saben derecho electoral. Es una práctica que impera. Relegan a la militancia, les dan las gracias con el

pretexto de que están completos. Pero no estamos acabados. El partido es más grande al grupito que lo controla y no quiere dejar las riendas. Vamos a resurgir de las cenizas”.

Comments

comments

PAN revista La Noticia slp Xavier Azuara

Comments

comments