Los que aspiran a encabezar la Ase, hablan de combatir a fondo las corruptelas

18 octubre, 20178:41 pmAutor: Oralia Guzmán MendozaCapital Noticias

Los 8 aspirantes al cargo de Auditor Superior del Estado, que participaron ayer en la etapa de entrevistas con los diputados, aseguraron que de resultar electos combatirán la corrupción, serán trasparentes en el ejercicio de sus funciones y trabajarán por rescatar la credibilidad del órganos fiscalizador.

La actual encargada de la ASE, Rocío Elizabeth Cervantes, la primera en participar, negó estar impedida para ocupar el cargo. Señaló que la misma ley de auditoria contempla la reelección del auditor. Afirmó que en el tiempo que lleva en el cargo ha cumplido sus deberes. Al responder al cuestionamiento de que personal de la ASE percibe salarios muy altos, dijo que se pueden reorganizar los ingresos del personal y hacer un catálogo de puestos. Respecto a la nómina secreta que manejó el ex auditor Jesús Martínez Loredo, precisó que se continúa con las investigaciones a través de la contraloría interna y una vez concluida se turnará a la Procuraduría General de Justicia del Estado.

En su momento, el aspirante Alejandro Padrón Moncada, ex contralor general del estado, expuso que el espíritu de una auditoria es corregir, detectar áreas de riesgo y eliminar programas obsoletos. Aplicar sanciones es una posibilidad legal que existe, pero no debe verse como el objetivo, ya que el órgano fiscalizador no es una procuraduría como muchos lo confunden. “No se debe venir con el pensamiento de sancionar, lo que tampoco significa que se van a pasar por alto ciertas conductas”. Aplicar sanciones es un medio para inhibir las corruptelas, pero imponerlas debe ser un fin último.

Por su parte el ex funcionario de la ASE y ex tesorero municipal, José Mejía Lira, dijo que el ámbito público se puede mejorar. Una forma de hacerlo es con el combate a la corrupción a la que calificó como nefasta. Su costo en México representa el 10 % del Producto Interno Bruto y equivale a 90 veces el presupuesto de la Universidad Nacional Autónoma de México, 8 veces el de la Secretaría de Desarrollo Social y 3 veces el presupuesto de la Secretaría de Educación. Aseguró que la ciudadanía exige rendición de cuentas, una gran transparencia, adecuado uso de los recursos y claridad en el ejercicio del gasto. Mejía Lira dijo poder afrontar el reto para mejorar el trabajo y la imagen de la ASE. Reveló que su salida de la auditoria donde fungió como auditor especial de fiscalización municipal en el periodo de José de Jesús Martínez Loredo, fue porque se dio cuenta que los procedimientos que llevaba a cabo se los cambiaban por arte de magia, no los respetaban.

La contadora Ana María Abascal Sainz, expresó que como aspirante a la ASE en la pasada contienda, logró estar en una primera terna. Pero le quedó una mala experiencia por lo cual decidió contender de nuevo, porque ahora la sociedad está más involucrada en el proceso selectivo. Consideró necesario profesionalizar al personal que labora en la auditoria. Y de ocupar el cargo, actuará con principios éticos, honestidad y trasparencia. Se dijo apartidista. Consideró que los sueldos de los auditores son razonables, pues ganan más de lo que podrían percibir en la iniciativa privada, por lo que no tienen necesidad de corromperse.

En su turno, el contador público Francisco Javier Ruiz Enciso,  en su plan de trabajo propone certificar los procesos de calidad de las auditorias, recuperar la credibilidad del órgano fiscalizador con un trabajo profesional y objetivo. Prometió cero tolerancia a la corrupción, combatir la impunidad  e imparcialidad en los procesos de fiscalización.

           

Comments

comments

Alejandro Padrón Moncada Ana María Abascal Sainz cargo de Auditor Superior del Estado diputados ex contralor general del estado ex funcionario de la ASE Francisco Javier Ruiz Enciso José de Jesús Martínez Loredo José Mejía Lira La Noticia órganos fiscalizador revista revista La Noticia San Luis Potosí sanciones Secretaría de Educación

Comments

comments