Los aliados que ayudaron a ganar

12 febrero, 202110:00 pmAutor: Capital Destacada Noticias

El presidente del comité estatal del PAN, Juan Francisco Aguilar Hernández y el diputado federal, Xavier Azuara Zúñiga, dueño del partido en la entidad, respaldados por el dirigente nacional Marko Cortés Mendoza, el gobernador Juan Manuel Carreras López y el dueto formado por Ricardo Gallardo Juárez y Ricardo Gallardo Cardona, impusieron al ex senador César Octavio Pedroza Gaitán como candidato a la gubernatura, ya que resulta más fácil de manipularlo, comparado con el rijoso alcalde con licencia, Francisco Xavier Nava Palacios, al que primero cobijaron para que los ayudara a sacar del ayuntamiento a los comerciantes polleros. Pero ahora lo desechan con el argumento de que no es panista.

El proceso interno del 10 de enero que ganó Pedroza, dejó al descubierto un PAN que desde hace 12 años, no le atina a la unidad. En la contienda prevaleció la línea de la cúpula, viejas y sucias prácticas que aprendieron del PRI, como la extorsión, compra de votos, intimidación, distintos e inflados padrones de militancia. El triunfo de Pedroza se cocinó antes, cuando Cortés cambió a Nava como su candidato a la gubernatura. Fue evidente la preferencia, ya que en una cita con los primeros 8 aspirantes al puesto, les advirtió que el PAN sin Nava no gana y viceversa. Sin embargo, en menos de cuatro meses, lo recicló por el ex senador, cuando su amigo, el diputado Xavier Azuara, recién nombrado vicepresidente de la cámara de legisladores, lo convenció de que Pedroza era el único que garantiza el triunfo, por su afinidad con el gobernador, alguna parte de la clase económica y su cepa panista.

Cortés, en septiembre del 2020, después de asistir al segundo informe de gobierno de Nava, al que le reiteró apoyarlo, se reunió con Carreras y concretaron el acuerdo de impulsar a Pedroza. El convenio se debía aterrizar el 8 de enero, cuando se efectuara la contienda interna para elegir al abanderado. Buscaron imponerlo como candidato de unidad, pero la estrategia no funcionó. Entonces se recurrió a la estructura del partido que controla Azuara. El pacto se ventiló a los cuatro vientos. Se pregonó que es el ex senador era el predilecto de Carreras y Cortés que no ocultó sus fobias. En corto, le dijo a la diputada local, Sonia Mendoza Díaz, aspirante a la candidatura y con mayor preferencia dentro y fuera del PAN, aunque ganara, no sería candidata.

El 19 de diciembre, Mendoza declinó a las votaciones internas, ya que no existían condiciones de equidad y sufrir violencia política de género por parte de Aguilar. Optó sumarse a Nava en un intento de frenar la embestida. Admitió que sería una lucha difícil. Podrían triunfar si se sumaba el senador Marco Antonio Gama, que se mantuvo para levantarle el brazo a Pedroza. La legisladora reveló que Aguilar Hernández presionó a los militantes para que votaran por el ex senador, a otros les ofrecía puestos electivos. El día de la jornada interna, en la cuenta de Twitter, anunció: “ganó la imposición y la amenaza”.

Nava también se quejó. «Enfrentamos un proceso lleno de adversidades de todo signo y nivel. Las condiciones internas y externas que han prevalecido, son un elemento sobre el que haremos un proceso de reflexión y análisis profundo, con autonomía de que hay una tendencia que no nos favorece». Sentenció que las elecciones “deben ser producto del ejercicio libre del voto y de una contienda justa. En los días que vienen, junto con mi equipo, habremos de valorar cada uno de los elementos jurídicos y políticos que caracterizaron el proceso y procederemos en consecuencia”. Impugnó los resultados el 14 de enero ante la Comisión Electoral Estatal. Gama Basarte guardó silencio.

Para las votaciones internas se instalaron 39 centros en el estado. El horario fue de nueve a cinco de la tarde. Se usó un padrón de 6 mil 800 militantes. A las 9:30 de la noche, en rueda de prensa que convocó la presidenta de la Comisión Organizadora Electoral Nacional, Mariana de Lachica, junto con Aguilar Hernández, dieron como ganador a Pedroza, con el 44% de los votos. Nava aceptó que era una tendencia irreversible y no habría segunda vuelta.

Lo seguidores de Pedroza lo esperaban para festejar en un salón de fiestas que se ubica sobre la Calzada de Guadalupe. No faltó el mariachi. Al candidato lo arropó su principal promotor, Xavier Azuara, que llegó de última hora al presidio, donde ya estaba el industrial de las artes gráficas, Martín del Campo, su

coordinador de la precampaña. Los diputados locales, Rubén Guajardo Barrera y José Antonio Meraz Zapata. Los regidores Verónica Rodríguez Hernández, Dulce Karina Benavides Ávila, Waldo Uriel Luna y el síndico de la capital, Víctor Ángel Saldaña. Azuara se manifestó efusivo. “Celebramos el triunfo de quien será nuestro próximo gobernador. Todo se debe a un gran equipo, al que le diste confianza. Nos sumamos como soldados para ir a conquistar el próximo 6 de junio, el estado que una vez fue panista. Contigo volveremos a ganar”.

Pedroza dijo que no había ganadores ni perdedores. Invitó a Nava, Gama y Mendoza, sumarse a sus filas. Los conminó hacer a un lado las diferencias y trabajar en un solo objetivo. “Las piedras en el morral pesan mucho, hay que tirarlas en el camino para ir ligeros y llegar al propósito superior que es construir un mejor San Luis”. Solo Gama atendió el llamado. Nava impugnó el resultado. En su gira de agradecimiento a los panistas que le dieron su voto, les prometió que estará en las boletas el 6 de junio como candidato gobernador.

El 11 de enero, la Comisión Organizadora Electoral Estatal entregó a Pedroza la constancia de ganador, ya que obtuvo 2 mil 608 votos. Nava alcanzó 2 mil 11 y Gama mil 189. Hubo 128 votos nulos. Participó más del 86% de los panitas, 5 mil 939. La diferencia entre Pedroza y Nava fue de 597 sufragios. Casi el mismo número que hubo entre los cuatro padrones que se utilizaron en la contienda interna. Los números coinciden en cinco municipios donde imperaron con mayor fuerza las amenazas y extorsiones, con lo que ganó de manera abismal el ex senador. Fueron Rioverde, Xilitla, Aquismón, Matlapa y San Martín Chalchicuatla.

En Tanquián, seguidores de Octavio Pedroza arremetieron contra un operador de Xavier Nava, al que le incendiaron una camioneta propiedad del legislador local, Héctor Meraz. Inculparon a familiares de Xavier Azuara. Un ejemplo de los vínculos de Pedroza con su opositor del Verde Ecologista, Ricardo Gallardo, se dio con el empresario huasteco, David Armando Medina Salazar, ex candidato del PAN en el 2018 a la alcaldía de Valles. Antes de dar el bandazo, hizo un abierto proselitismo a favor de Pedroza. Y rápido lo premió el ex edil de Soledad, al ungirlo de nuevo como aspirante a la alcaldía, donde busca relevar al que antes lo derrotó, el independiente Adrián Esper. Gallardo tuvo que desplazar al diputado local, Cándido Ochoa, al que había destapado como abanderado a la presidencia municipal. Ahora buscará hacerlo diputado federal o lo ayudará a repetir en el cargo.

El equipo de Medina denunció que Azuara y Aguilar le exigieron 2 millones de pesos por la candidatura a munícipe. Optó dejar las filas panistas. Fue uno de los principales financiadores de la campaña de Aguilar para ganar la dirigencia. La salida del huasteco podría significar la derrota de Pedroza, ya que puede juntarle a Gallardo 32 mil votos. En el 2009, Alejandro Zapata perdió la gubernatura por no tener 28 mil sufragios. En el 2015 a Sonia Mendoza le faltaron 24 mil. La dupla utilizó cuatro padrones distintos, además de rasurarlo, eliminaron panistas contrarios a su bando. Los suplieron con gente que afiliaron en los dos años que lleva en la dirigencia Aguilar, algunos con poca militancia, sin derecho a votar, según las reglas de la convocatoria.

En el proceso interno del 10 de enero, aparecieron 4 padrones. Uno tenía 7 mil 433 militantes. Otro que se entregó a los aspirantes, 6 mil 860. En los estrados se publicó el que cuenta con 6 mil 873. El cuarto lo manejó el comité estatal. La diferencias suman 560. Un voto menos con los que le ganó Pedroza a Nava. El total de contabilizados o emitidos fueron 5 mil 936. Sin considerar los de Aquismón, Matlapa y Armadilllo de los Infante, que impugnaron. No se abrieron actas para contabilizar los votos. Se extrajeron de la bodega actas, algunas aparecieron en blanco. Las usaron para comparar los resultados que entregaron en las mesas o centros de votaciones.

La intromisión en el proceso de los peones de Gallardo Cardona fue pública. El caso más emblemático fue el de Rafael Aguilar Fuentes, que repartió dinero afuera del edificio del comité del PAN en Soledad, donde Pedroza perdió ante Nava con 19 votos. Además, la policía municipal decomisó vehículos a panistas opositores, con el argumento de incurrir en actos violatorios a la convocatoria, como el acarreo de votantes. En el rejuego de los ataques, el mismo Pedroza, previo a las votaciones, se lanzó contra el equipo de Nava. Acusó a los activistas, Juan Pérez Alonso y Juan Flores, de entregar dinero a la militancia. Mostró como pruebas, una serie de fotografías. El 11 de enero, la Comisión de Justicia del Consejo Nacional, determinó como improcedente la queja, ya que no se acreditó ningún delito. El edil con licencia, en respuesta,

acusó al comité estatal, destinar recursos económicos y humanos a favor de Pedroza Gaitán. Tampoco procedió la denuncia.

Comments

comments

2021 elecciones gubernautura Marko Cortés Octavio Pedroza PAN Xavier Azuara

Comments

comments