La mano que mece la cuna

9 julio, 202010:09 pmAutor: Agustín de la Rosa CharcasCapital Colaboradores Noticias Opinion

El pasado cinco de junio del a√Īo en curso me invit√≥ el diputado federal Ricardo del Sol Estrada a una conferencia que tendr√≠a lugar a las once de la ma√Īana en las oficinas del partido pol√≠tico Morena. El acto se desarroll√≥ sin contratiempo alguno ante los medios que se dieron cita para cubrirlo. En la parte de preguntas y respuestas se dieron dos situaciones en particular que encierran los intereses que ya asoman la cabeza en los actuales tiempos pol√≠ticos de los relevos pol√≠ticos del poder en el estado.

El primero fue a pregunta expresa de que si el partido abriría sus puertas a personajes siniestros como lo son los Gallardo (lo de siniestro no lo manejó el periodista, es planteamiento del que escribe) y la postura del partido referente a los nombres que se han mencionado en los medios como posibles candidatos a la gubernatura.

El segundo acto que nos permitió observar las aguas turbulentas que se agitan, ya no, en la prudencia de la lucha palaciega, si en la voracidad de quienes pretenden el control político del poder en el estado desde la Cuarta Transformación, fue la irrupción torpe y violenta con que actuaron en su papel de porros enviados desde la Secretaría del Bienestar que comanda el delegado federal, Gabino Morales, que insiste en mostrar la vulgaridad y la torpeza que lo mueve.

La postura del presidente del partido, Sergio Serrano, en cuanto a los cuestionamientos de las candidaturas fue escueta, pero inequívoca. Los tiempos y lineamientos sobre las candidaturas no se han dado. Una vez que pase, estarán a la vista de todos y serán las instancias partidaria y sus militantes los que tomarán las decisiones. El partido es una institución abierta a la ciudadanía, que en su momento verá las características de los ciudadanos que muestren interés en alguna figura.

Pocos minutos despu√©s de hacer la declaraci√≥n, los medios vinculados con la mafia de los Gallardo, la acomodaron a sus interese mezquinos, se√Īalaron que Morena les abre las puertas al diputado federal, Ricardo Gallardo Cardona, si, el que tiene vivas investigaciones por el desfalco al ayuntamiento de Soledad por m√°s de 200 millones de pesos, para que sea su candidato a la gubernatura. Nada m√°s alejado de la realidad. Ninguno de los Gallardo puede serlo por Morena para ninguna candidatura. Hay dos razones b√°sicas, el estatuto lo proh√≠be de manera precisa, a personas, que, como sabemos, son violentos, corruptos y oportunistas.

Los torvos personajes tienen varias demandas interpuestas por presuntos desv√≠os en el ejercicio del poder en la capital potosina y Soledad. Las denuncias de su muy explicable enriquecimiento, se han documentado como producto de la corrupci√≥n, que s√≥lo reconoci√≥ como l√≠mite, el tama√Īo del presupuesto que manejaron. Y la segunda, enfrentan un rechazo fundado y motivado por la inmensa mayor√≠a de los militantes del Movimiento de Regeneraci√≥n Nacional que si entendemos el sentido profundo de no robar, no mentir y no traicionar. Estaremos, sin dudarlo, siendo parte de una campa√Īa que defienda la integridad de Morena ante la pretensi√≥n nada oculta de los dos personajes desprestigiados y prototipos de lo que venci√≥ el partido en el 2018, para que no se infiltren.

La mafia de los Gallardo está en la sinfónica que conduce el ex gobernador Horacio Sánchez Unzueta. El priismo horacista-salinista es el que mueve sus piezas para, si puede, tomar por asalto la conducción política de Morena y seguir con el control político del estado. La familia Gallardo, ejerce la libertad de movimiento, gracias al acuerdo inter mafioso con la corriente de Horacio Sánchez. Es una ficha que moverán a su conveniencia para seguir en el poder. Las denuncias acumuladas de la cofradía que integran los Gallado, tienen el respaldo del crimen organizado que controla los poderes en el estado.

El segundo acto de la conferencia de prensa que nos ocupa, se dio, como he se√Īalado, con la irrupci√≥n, por dem√°s torpe de los porros que envi√≥ el delegado federal, Gabino Morales. Torpe, porque si el objetivo era de impedir la conferencia, no lo hizo, se desarroll√≥ sin contratiempo alguno. La asonada se dio en la sesi√≥n de preguntas y respuestas. En el uso de la voz, uno de los provocadores se identific√≥ como suplente de un regidor de Morena en la capital potosina, se me olvid√≥ que Morena tiene regidores, que han servido para nada, salvo servir de tapete al in√ļtil del ‚ÄúNavita‚ÄĚ. Con un rollo demag√≥gico, el provocador enviado mostr√≥ sus limitaciones conceptuales. No tra√≠a nada. S√≥lo fue a provocar.

Ante el repudio que suscitaron entre algunos de los presentes, sali√≥ al quite otro de los provocadores, que termin√≥ por dejar en evidencia su origen de obediencia y jalaron la cobija de su jefe, al pretender poner en evidencia al diputado Ricardo del Sol, por sus ‚Äúataques‚ÄĚ a Morales, dej√≥ en claro el origen del odio que consume al que ocupa cuida los intereses del presidente de la rep√ļblica. Quedaron exhibidos los provocadores desde el poder en contra del partido que deben respetar.

Así de vulgar es el funcionario federal. Así seguirá, mientras se le permita hacerlo. La mano que mece la cuna en la movilidad política está muy nítida. Se debe profundizar el debate que nos encamine a cerrar el paso a piratas buscadores del poder que se niegan a dejar al tratar de incidir en los destinos políticos locales. Elevemos el nivel y cerremos el paso a los provocadores.

Comments

comments

Comments

comments