Gallardo desplaza de las juntas de mejoras a Galindo

25 abril, 20228:37 pmAutor: Elida Mendoza VillanuevaCapital Destacada Noticias

Sin obst√°culos, el gobernador Ricardo Gallardo Cardona arras√≥ con las Juntas de Mejoras o de Participaci√≥n Ciudadana de la capital, una estructura suficiente para subir a su equipo al siguiente pelda√Īo y cerrarle el paso al presidente municipal Enrique Galindo Ceballos, que apuesta a construir un andamio paralelo a trav√©s de los promotores culturales en las colonias y comit√©s  de seguridad, que le ayuden a reelegirse o buscar otro cargo electivo. La injerencia del mandatario en el ayuntamiento, desde el principio, fue consensada, denunciaron parroquianos que participaron en las votaciones. Los responsables del proceso entregaron las mesas de los centros de sufragio a los  activistas de Gallardo y luego desecharon las impugnaciones, que dieron fe de la maniobra, a trav√©s de funcionarios p√ļblicos y l√≠deres de barrios, ligados al tambi√©n boyante vendedor de pollos.

El proceso concluy√≥ el 31 de marzo al instalarse el Nuevo Consejo de Desarrollo Social Municipal, integrado por 52 consejeros electos entre los 284 nuevos presidentes de las Juntas de Mejoras. En ambos √≥rganos, la gran mayor√≠a  de sus miembros son militantes del Verde Ecologista o posiciones del gobernador. El PRI  apenas col√≥ menos de 8, el PAN, que casi llev√≥ a la alcald√≠a al ex comisionado de la Polic√≠a Federal, subi√≥ 15. Aunque el subdirector de desarrollo rural y responsable del proceso comicial, el ex diputado local, Mart√≠n Ju√°rez C√≥rdoba, declar√≥ que m√°s de 30 miembros son ciudadanos, sin colores  partidistas. 

En la ceremonia para instalar al nuevo Consejo de Desarrollo Municipal y toma de protesta, Galindo Ceballos reconoci√≥ las diversas y ajenas intervenciones. ‚ÄúNo puedo mentir, metieron la mano el Partido Verde, Morena y otros, pero al final ganaron los que hoy est√°n aqu√≠, todos ustedes‚ÄĚ. Llam√≥ a cerrar filas. ‚ÄúEs tiempo de trabajar, para cambiar la ciudad, tenemos a los representantes del municipio completos‚ÄĚ. Ciudadanos que participaron, denunciaron un proceso lleno de vicios para hacer ganar a Gallardo en casi todos los √≥rganos. Los inconformes interpusieron escritos de incidentes, denuncias por la compra de votos,  entrega de despensas, que contaron con el  benepl√°cito de los funcionarios de desarrollo social. Demandaron nulificar las casillas donde se impusieron los contrarios. ‚ÄúLas juntas y el consejo los controla ahora Gallardo‚ÄĚ, sostuvieron.

Aunque algunos integrantes del gabinete, manifestaron que al final,  la  balanza  se  recompuso al elegir los consejeros. ‚ÄúSe empat√≥ 50 y 50‚ÄĚ. Otros m√°s optimistas sostuvieron haber ganado, ya que hay consejeros afines a Galindo‚ÄĚ. Pero es evidente que no hay un equilibrio, en ambos √≥rganos de las colonias, los resultados favorecen al  gobernador. Es por lo que el edil busca recomponer el camino. Activ√≥ r√°pido los promotores culturales. Impulsa en las demarcaciones, los comit√©s de seguridad, una estructura paralela a las Juntas de Mejoras. Busca desmarcarse  lo antes posible de su verdugo. Atender las indicaciones del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, ‚ÄúAlito‚ÄĚ, que en su reciente visita a San Luis, le pidi√≥ zafarse de  Gallardo, si quiere continuar su ascenso pol√≠tico. No hacer lo que hizo el ex gobernador Juan Manuel Carreras, que se mantuvo bajo el yugo del hoy gobernador y de su padre, Ricardo Gallardo Ju√°rez, a los que recurri√≥ para que lo hicieran ganar con fraude.

                                 Una concesi√≥n forzada

 El gobierno municipal no resisti√≥ el embate de Gallardo y su partido y le entreg√≥ el control de las Juntas de Mejoras y del Consejo de Desarrollo Social. En la asonada intervino el  diputado local y jefe del Grupo Parlamentario del PAN, Rub√©n Guajardo, que ya arranc√≥ precampa√Īa para  buscar la alcald√≠a de la capital. El Consejo Estatal Electoral se convirti√≥ en un observador de piedra, cuando debi√≥ garantizar la absoluta transparencia. Activistas del PRI y l√≠deres, se√Īalaron al subdirector de desarrollo rural del ayuntamiento, Mart√≠n Ju√°rez, de acabar con el partido y entregar a Gallardo los √≥rganos ciudadanos. ‚ÄúUsted es el responsable de la debacle del PRI, le va a dar la estocada final, al entregarle en charola de plata, las Juntas de Mejoras a Gallardo. Hay suficientes indicios‚ÄĚ.

Ambos √≥rganos penden de alfileres, sus integrantes no tienen el nombramiento del Consejo Estatal Electoral. Significa que el camino est√° abierto para que los colonos inconformes, recurran a instancias federales y demanden la nulidad. Se suman otras fallas que privaron en el proceso,  aunque la m√°s grave, fue no pegar la convocatoria en las colonias, por lo que se pueden anular las votaciones. El argumento de Ju√°rez C√≥rdoba es que hab√≠a veda electoral. Si el justificante se aplica, entonces debi√≥ posponerse lo planeado.

El √°rea de desarrollo social bajo la tutela de Jorge Miramontes Aldana,  pronto fue superado por el equipo operativo de Gallardo, que se apropi√≥ del 75% de las Juntas de Mejoras y m√°s del  50% de de las posiciones en el  Consejo de Desarrollo Social Municipal. Adem√°s, qued√≥ al descubierto que  dej√≥ actuar sin restricciones a los emisarios del gobernador. Aunque tambi√©n abon√≥ la falta de experiencia de los funcionarios y que el Consejo Estatal Electoral  dej√≥ a la deriva al municipio. Es el segundo rev√©s que Gallardo asesta a Galindo. El  primero fue el 25 de noviembre, cuando col√≥ a la edil de Soledad, Leonor Noyola Cervantes, como presidenta de la mesa directiva de la Red Potosina de Municipios de Salud, pero adem√°s, lo dej√≥ fuera del organismo. Aunque los simpatizantes del mun√≠cipe, sostienen que hubo un previo acuerdo consensado.     

En los preceptos para validar las Juntas de Mejoras, se establec√≠a que los √≥rganos ciudadanos se integran mediante asambleas en lugares p√ļblicos, con el voto libre y abierto. El mismo d√≠a se inscriben los participantes y presentan su plan de trabajo. Se hac√≠a el escrutinio de votos, se dan a conocer los resultados y toma de protesta de los presidentes electos. El departamento de desarrollo emit√≠a la convocatoria que se exhib√≠a en los lugares m√°s vistos de la colonia. Incluso se hac√≠a perifoneo.

Cuando asume la alcald√≠a Ricardo Gallardo Ju√°rez, incluye en su estrategia, ampliar el alcance de las Juntas Vecinales o de Mejoras. Apenas llega al gobierno, echa a andar la maquinar√≠a, que integran con aliados en cargos p√ļblicos y red de activistas. El gran beneficiario fue su hijo, que le arrebat√≥ el control a Galindo, al que ubica como su principal adversario al momento de nuevas elecciones. Ya revel√≥ que no se dejar√° manipular. En una entrevista con La Noticia, destac√≥ que no se ir√° a las filas del Verde Ecologista, porque ya madur√≥, a diferencia de otros ediles que se doblaron ante las exigencias del gobernador.  

Antes que Galindo asumiera el control del ayuntamiento, Gallardo ya ten√≠a planeado quitarle el control de las juntas vecinales. El 7 de octubre del 2021, el legislador panista, Rub√©n Guajardo, present√≥ la iniciativa para expedir la Ley de Juntas de Mejoras, que deroga la Ley para la Integraci√≥n y Funcionamiento de Juntas y Comit√©s de Mejoramiento Moral y C√≠vico que data de 1958, que se desfas√≥. El mi√©rcoles 24 de noviembre del 2021, el congreso del estado aprob√≥ un√°nime el decreto ya rasurado en comisiones. En la parte de los motivos, se asent√≥ que el objetivo es ciudadanizar los organismos. Los miembros de la junta estar√≠an impedidos para participar en proselitismo o condicionar el acceso a los programas o apoyos p√ļblicos. El proceso se efectuar√° cada tres a√Īos, correr√° a cargo del Consejo Estatal Electoral, tambi√©n recibe y atender√° las denuncias encontradas. Se consideran organismos jur√≠dicos, con capacidad de establecer acuerdos y convenios para vincular a la gente con las autoridades.

A Guajardo se le ubica como un diputado del Verde Ecologista y aliado de Gallardo. Sus detractores aseguran que se reeligi√≥ en el quinto distrito local,  reducto de los Gallardo, con el apoyo del ex diputado local, C√°ndido Ochoa Rojas, con el que comparti√≥ curul hace tres a√Īos. Ochoa, aunque enfermo, es de los m√°s cercanos al gobernador y su padre, Gallardo, a los que antes protegi√≥ como secretario de gobierno, para que no pisaran la c√°rcel por su historial delictivo.

  Gallardo Cardona logr√≥ que el Consejo Estatal Electoral desplazara al ayuntamiento al organizar las elecciones de las juntas de mejoras. Entre los nuevos lineamientos, estableci√≥ que se votar√° en casillas electorales. Sera har√° en demarcaciones que incluyan dos o m√°s colonias. Es indispensable la credencial de elector. El registro y plan de trabajo de los aspirantes, se har√° antes de los comicios. Los  resultados se dar√°n a conocer despu√©s del c√≥mputo y escrutinio final. El √≥rgano dej√≥ a la deriva al ayuntamiento. Mand√≥ 284 paquetes  electorales, que por varias  horas estuvieron en el patio central de la Unidad Administrativa. No capacit√≥ al personal. Se concret√≥ a fungir como un receptor de peticiones. No atendi√≥ las denuncias y quejas de los participantes. Luego de un mes de las votaciones, no hab√≠a entregado los nombramientos de los presidentes de las juntas de mejoras. Galindo esper√≥ hacer la protesta, en una ceremonia multitudinaria que iba a aglutinar a casi 3 mil ciudadanos.

Para ganarle la partida a Galindo, Gallardo involucr√≥ a funcionarios  del gabinete, como la coordinadora de Participaci√≥n Social de la Secretar√≠a de Educaci√≥n, Ana Pineda Guel, que durante el proceso, no acudi√≥ a laborar. Sum√≥ a la directora del registro civil, Deisy Maribel L√≥pez Sierra. A la  diputada local, Patricia Aradillas. Al mismo secretario de  desarrollo social, Ignacio Segura Morquecho, que se dedic√≥ a repartir despensas a cambio del voto. La regidora de la capital, Mar√≠a Olvido, que dur√≥ en el cargo cuatro meses, luego brinc√≥ como magistrada  del poder judicial. Aspirantes a dirigir los √≥rganos civiles, manifestaron que Olvido, junto con el subdirector de organizaci√≥n social, Roberto Guill√ļ D√≠az y su consejero, Carlos Rodr√≠guez Ponce, como responsables de la log√≠stica, se brincaron al equipo Verde. Coaccionaron el voto de los colonos a favor de Gallardo.

El alcalde encarg√≥ la tarea de ganar, al  subdirector de desarrollo  rural, el ex dirigente estatal del PRI y ex diputado  local, Mart√≠n Ju√°rez C√≥rdova, que sum√≥ a Guill√ļ, Rodr√≠guez y la subdirectora de los Centros Comunitarios, la sempiterna ex candidata del PRI a la alcald√≠a de Soledad, Margarita Hern√°ndez  Fiscal. Pero el gran responsable era Miramontes Aldana, que se mantuvo fuera de los reflectores. El equipo convoc√≥ a los trabajadores de los centros de comunitarios y del √°rea de deportes, a los que los sometieron a 18 horas de jornadas extenuantes sin pago. Les encargaron el trabajo de campo,  nombrar presidentes  y escrutadores de las mesas de votaci√≥n. Pero no alcanzaron a cubrir los espacios. Las elecciones fueron irregulares, no se public√≥ la convocatoria en los lugares m√°s visibles, lo que es motivo de nulidad. El ayuntamiento abri√≥ los sobres que iban para el Consejo Estatal Electoral,  para hacer un reconteo de votos y modificar las actas.

Comments

comments

Enrique Galindo Ceballos Juntas de Mejoras revista La Noticia Ricardo Gallardo Cardona slp

Comments

comments