Gallardo Cardona establece como pilares de su gobierno, las constantes pachangas, venta industrial de cerveza, la charrería, exaltar la música grupera y de narco corridos

17 octubre, 20225:02 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Destacada Municipios Noticias

Cuando el actual gobernador, José Ricardo Gallardo Cardona, fue detenido por malversar 200 millones de pesos de la alcaldía de Soledad y tener nexos con la delincuencia organizada, entre sus lujosas pertenencias, la entonces Procuraduría General de la República, le decomisó un violín, al parecer Stradivarius, cotizado en 5 millones de pesos. Una evidencia contundente de su gusto por la música. No la clásica, ya que prefiere las estruendosas notas de los narco corridos y las que tocan las ostentosas bandas norteñas. Incluso, en una etapa de incertidumbre existencial, grabó un video clip, donde canta con aplomo una melodía, con cierto talento y éxito. Con el estilo que lo apasiona, apareció rodeado de exuberantes modelos y carros de lujo. Ya desde entonces se esforzó en ser una copia fidedigna de su ahora mentor, compadre, socio en la venta masiva de cerveza y renta de equipos de sonido de alta gama, Julión Álvarez, al que designó y premió como el más taquillero de la reciente Feria Nacional Potosina, junto con otro de sus ídolos que imagina reencarnar, Alfredo Olivas. Mientras el ex mandatario Carlos Jonguitud tuvo como estilo de mando el autoritarismo, Marcelo de los Santos se sintió un faraón, Fernando Toranzo optó por la solitaria pesca, Juan Manuel Carreras la ineptitud a ultranza, Gallardo se inclina por la farándula, el espectáculo lleno de reflectores, con las masas delirantes en el trasfondo. El altisonante festejo y oferta de alcohol a cuenta del erario. Narcisista irredento, exalta su inmenso ego, el culto a sí mismo, con el pino más grande de América Latina. La rueda de la fortuna más alta del país. La mejor feria, la cantina más surtida de México.  

Al saberse protegido del presidente Andrés Manuel López Obrador, en la etapa proselitista para suceder a Carreras, al que acusó de un desfalco financiero que supera los 20 mil millones de pesos, Gallardo concibió la estratagema de violentar la autonomía de los alcaldes con el pretexto del furor decembrino, para hacer ventajosos negocios con el presupuesto, que le dejaron pingues ganancias. Con un discurso meloso y lleno de engaños, inició una ferviente etapa de posadas navideñas en las principales cabeceras distritales donde no ganó, salvo en Valles, donde maneja a su antojo al alcalde David Medina Salazar, implicado con su hermano, el ex director de la Comisión Estatal del Agua, Jesús Alfonso Medina Salazar, en un fraude que supera los 3 mil millones de pesos, cometidos en obras públicas defectuosas. En su papel de enjundioso promotor de música populosa, sin respetar los cánones para evitar los altos contagios de Covid 19, anunció que a partir del 13 al 22 de diciembre del 2021, en la capital y Soledad, se iban a realizar 16 posadas en distintos barrios y comunidades, en las que actuarían sus conocidos clientes, como la Sonora Dinamita, que antes contrató como edil del municipio conurbado, en la llamada Feria de la Enchilada. Prometió obsequiar juguetes, dulces y cobertores. Pero jamás informó los montos de las cuantiosas adquisiciones ni los nombres de los selectos proveedores.   

Alcalde simultáneo de varios ayuntamientos, informó que llevaría el 13 a Moctezuma, donde ya doblegó al edil del Verde Ecologista, Luis Enrique Vega Manzanares, al cantante David Olivares. Acompañado de funcionarios y algunos diputados federales, destacó que “trabajamos fuerte para sacar al altiplano de la pobreza. Ahora repartimos la bonanza, ya llegaron las becas alimentarias. Luego los apoyos a adultos mayores y madres solteras con dinero en efectivo, porque el gobierno es de ustedes, de nadie más”. A Tamazunchale le tocó el turno el 14 de diciembre, al presentarse Los Cardenales de Nuevo León. El 15 en Rioverde, estuvo la Adictiva de San José de Mesillas. El 16 en Valles, Calibre 50. Para su natal Soledad, anunció dos jolgorios. El 17 actuó la Maldita Vecindad y la Sonora Dinamita. En San Luis, en la avenida 20 de noviembre, su némesis, Julión Álvarez. El 19, en el penal de La Pila, El Gran Silencio. El mismo día en Matehuala presentó al Komander. En Mexquitic, donde no ha podido cooptar al edil Hilario Leal Quistián, envió de nuevo a Pulido. Informó que en la Plaza de Los Fundadores instalaría una pista de patinaje sobre hielo, lo mismo en las cabeceras municipales de Matehuala, Rioverde, Soledad y Valles. En el centro histórico de la capital, habría villancicos por las tardes, en las escalinatas del Teatro de La Paz, Plaza del Carmen y Aranzazú, interpretados por la Orquesta Sinfónica del Estado y otras agrupaciones. Iba a instalar túneles de luz en las calles aledañas al primer cuadro, villa navideña en Fundadores, Plaza del Carmen y un nacimiento monumental en el patio del palacio de gobierno. Megalómano, anunció en Fundadores, un pino de 70 metros de altura, el más alto del país.

Entró a la competencia con el de Sri Lanka, situado al sur de India, considerado el más grande del planeta, con 73 metros de elevado. El de Río de Janeiro, Brasil, alcanza los 71 metros, con 900 luces. El de Phoenix, Arizona, tiene 33 metros, pesa casi 4 toneladas por las decoraciones adheridas. Para armarlo, se llevaron  más de 120 horas y grúas móviles en el ensamble. El de Nueva York mide 24 metros de altura y pesa casi 12 toneladas. Fue colocado en el centro Rockefeller. Durante más de 80 años, es un espectáculo el encendido. El de Londres alcanza los 23 metros de altura, se ubica en el centro de Trafalgar Square. Pero el de Gallardo resultó un absoluto fracaso. Además de no prender, generó un corto circuito en las calles aledañas. Tuvo un costo superior a los 4 millones de pesos. Le endosó el fracaso a la empresaria de Jalisco, Sandra Guadalupe Neyoy Ahuamada, que sólo ofertó los adornos complementarios. La deficiente estructura que no soportó el peso, por lo que la figura se dobló de manera grotesca, la surtió la firma RM y R Asesorías. No se dijo que haya sido sancionada. Cuando no funcionó el ícono del llamado Festival de Invierno, Gallardo, furioso, dejó de repartir dulces junto a un personaje disfrazado de Santaclós y se refugió en el palacio de gobierno. Suspendió el añorado discurso ante sus curiosos seguidores, que terminaron por admirar un grotesco árbol de plástico torcido. Enemigo de la transparencia, a través de la secretaria de cultura, Martha Elizabeth Torres Méndez, informó que los festejos navideños tendrían un costo global de 5 millones 600 mil pesos. Pero tan sólo por contratar a su compadre y socio, Julión Álvarez, Alfredo Ríos “El Komander” y Calibre 50, los gastos oscilan en los 2.5 a 4.5 millones de pesos, sin sumar los escenarios y asistentes operativos. El fallido árbol superó los 4 millones de pesos.

Criador de corceles de alto registro y dueño del equipo de charros Ricardo Gallardo 2, el millonario vendedor de pollos no cuidó las formas al empalmar la línea que divide los intereses privados y públicos. Usó el erario para crear tres torneos masivos en el lienzo Hermoso Cariño, antes Caballo Bayo, que se ubica en la calle San Lorenzo 151, colonia Los Fresnos, en Soledad. Para desviar recursos públicos, usó de fachada a la secretaria de turismo, Patricia Véliz. Al director del Instituto Potosino del Deporte, Edmundo Ríos Jáuregui. Al secretario de finanzas, Jesús Salvador González Martínez. Al presidente del patronato de la Feria Nacional Potosina, Luis Antonio Zamudio Martínez. A la presidenta del DIF estatal, su cónyuge, Ruth González Silva y la alcalde de Soledad, la incondicional Leonor Noyola, que inauguró una justa infantil. Aunque existe el lienzo El Refugio, Rancho del Charro, La Pila y La Labor, cercano a la Virgen del Desierto, Gallardo se inclinó por el recinto que remodeló a marchas forzadas las últimas semanas. Los vecinos del sitio aseguran que lo compró en 14 millones de pesos. Casi lo derribó por completo, pero conservó los amplios jardines. Según las crónicas periodísticas, cambió el ruedo, corrales, manga, baños y las gradas “para dar paso a nuevas instalaciones, con mayor capacidad para recibir a los fanáticos del deporte nacional. Ahora lucirá una sombra tipo velaría”. El 20 de mayo, al inaugurar el inmueble, develó una placa que se encuentra a la entrada, en honor al compositor oriundo de Cárdenas, Fernando Zenaido Maldonado, quién compuso la melodía Hermoso Cariño, inmortalizada por el cantante de Jalisco, Vicente Fernández.

A Gallardo le urgía terminar los arreglos, ya que tuvo encima, el 20 de mayo, el torneo Charros de Acero, en el que participaron 16 de los equipos más representativos de México. Lo que impactaría el ámbito turístico y económico de la capital. Expuso que tal deporte promueve la identidad mexicana, refuerza la convivencia familiar y social. Resaltó que era la primera vez que el gobierno estatal se involucra para proyectar a San Luis como un territorio ideal donde se pueden realizar espectáculos de gran nivel. El presidente de la Federación Mexicana de Charrería, José Antonio Salcedo López, reconoció sus gestiones, al impulsar una disciplina 100% mexicana. “Ocupamos más gobernantes como tú, con ímpetu, que impulse un esfuerzo considerado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y que es la ventana de México hacia el mundo”. La justa se desarrolló del 20 al 22 de mayo, con duelos entre los equipos de México y Estados Unidos. Convidó la escuadra Los Tres Potrillos de Jalisco, que compitió contra Potrillos Ricardo Gallardo Dos. Además, se presentó el show ecuestre de Diego Rivera. El cobro de la entrada fue de 200 y 250 pesos.

El 24 de julio abanderó el 29 campeonato nacional charro, infantil, juvenil y de escaramuzas, donde participó una de sus hijas. Patricia Véliz destacó que San Luis Potosí retoma las raíces de la competencia en la que participaron 397 equipos, provenientes de California, Texas y Nuevo México. Expuso que desde el 2016, la disciplina se inscribió en la Unesco. Informó sobre las reuniones del gerente de la Federación Mexicana de Charrería, Guillermo Mora Brown, el líder de la Unión de Asociaciones Charras, Gustavo Nieto Caraveo, hoteleros locales y dependencias de los tres órdenes de gobierno. El propósito era gestionar y organizar los respaldos que iban a facilitar para que los festejos resultaran exitosos. Manejó ingresos por 60 millones de pesos con la asistencia de 2 mil 600 personas y la renta de 14 mil habitaciones en un lapso de tres semanas. Se iba a beneficiar además al sector comercio, restaurantero y de servicios. Mora anunció que por el respaldo obtenido, San Luis será sede el campeonato nacional charro en el 2023, para colocarse en los escenarios internacionales, como Jalisco y Estado de México. Ríos Jáuregui dijo que al llegar charros y escaramuzas de todo el país, acompañados de familiares y equipos de entrenamiento, dejarían un importante beneficio social y convertirán a San Luis en capital de la charrería.

Gallardo y Ruth González premiaron a los ganadores. Nieto Caraveo le entregó un reconocimiento por incentivar un deporte nacional. Salcedo le obsequió una herradura de oro, el máximo galardón de su organismo. Para cerrar el círculo de las ganancias personales, Gallardo creó el Torneo Charro Fenapo 2022, donde sumó al Inpode y el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria. Su equipo se midió con los mejores exponentes del país, con resultados adversos. Las competencias se realizaron el 20 y 21 de agosto, en el lienzo Hermoso Cariño, al que asistirían “puros campeones, como el Perrón de Veracruz, Quarter Horses, La Laguna a y b de Durango. San Isidro, Tamaulipas y Tamaulipecos. Rancho El Pitayo, de Querétaro. Rancho Las Cuatas de Nayarit, lo mismo que el rancho El Quevedeño. Los Tres Potrillos de Vicente Fernández, de Jalisco y de San Luis, Ricardo Gallardo dos”.

En los anteriores sexenios, el patronato de la feria lo integró un cúmulo de empresarios bajo la tutela del ex mandatario interino, Teófilo Torres Corzo. El gobernador en turno los financiaba con más de 100 millones de pesos y les permitía el libre manejo de los recursos que obtenían con la venta de las concesiones de cerveza, refrescos, espacios comerciales, juegos mecánicos y palenque. Ahora, Gallardo, metido a promotor de espectáculos, absorbió la partida que dilapidó de manera arbitraria. No obstante diversas peticiones de informes por la ley de transparencia, se negó a detallar sobre el destino del presupuesto que canalizó para contratar a caros artistas, las infladas remodelaciones, un sospechoso casino y la venta industrial de cerveza en el Teatro del Pueblo. Cobró por accesos en las primeras filas, que iba a destinar al DIF, que controla su esposa. Al presentar el programa de la Fenapo y el cartel del palenque, Gallardo destacó que años atrás, se registró “un saqueo, un robadero, se repartían un botín de 200 millones anuales. No se invirtió un peso en las deterioradas instalaciones”. Negó que tuviera alcance nacional, era sólo un lujo para grupos reducidos. Los latrocinios de los patronatos, dijo, permitió que cada cajón del estacionamiento se vendiera en 150 pesos, con nula vigilancia, por lo que los vehículos no tenían espejos y quedaban rayados.

Reseñó que en 1941, el mandatario interino, Ramón Jiménez Delgado, para salir de una crisis económica, organizó la primera feria gratuita. Después de 80 años, “se transformó en negocio de los organizadores, pero ahora se regresa al pueblo”. Estimó 4 millones de visitantes, cuando en otras épocas, apenas lograron uno. Buscó convertirla en la feria más importante del país. Otras se ostentan, pero manejan números irreales. Indicó que se juntarán en un solo recinto, ricos y pobres. Antes era imposible que una persona de escasos recursos, pudiera asistir a mirar un artista de la talla de Maná. Los pocos recursos que se logren juntar, ya que se contratará a mucha gente, los destinará al DIF estatal. Gallardo hizo una cena para los invitados que asistieron al Centro de las Artes, a donde llevó malabaristas y presentó su nuevo invento, el Mariachi Potosí, “el mejor del centro de la república”, que la secretaria de cultura, Elizabeth Torres Méndez, niega que exista.

Pero omitió hablar que tiene como intermediaria a la Promotora Potosina de Eventos y Espectáculos, donde antes figuró como socio y administrador único, el coordinador de la bancada en el congreso local del Partido Verde Ecologista, José Luis Fernández, alias “El Chiquis”. El Grupo Propees, cuyo logotipo aparece en los carteles informativos, será el encargado de contratar a las bandas y artistas, de los que Gallardo se niega a informar el costo de su presencia. Unilateral, concentró en su figura las atribuciones que antes tenía el patronato, donde colocó como mero figurín, al empresario de grúas, Luis Antonio Zamudio, al que le concesionó el servicio de arrastre de vehículos en Soledad. Se propuso convertir a la Fenapo en la mejor fiesta de México. Ante representantes de diversos sectores, develó el cartel que incluyó elementos de gastronomía, arquitectura, turísticos e históricos de los 58 municipios, â€œque en conjunto, representan la identidad potosina y sus costumbres, con un corazón que nos identifica, define y une”. Usó como eslogan publicitario, “te esperamos, porque aquí te queremos”. En lugar de reina, eligió sin concurso a una madrina, que resultó la estudiante de la universidad autónoma, Paulina Gutiérrez Velázquez. Ofreció entrada gratuita a las instalaciones, estacionamiento, juegos mecánicos y Teatro del Pueblo, a dónde llevó a los cantantes Nicky Jam, Residente, Carlos Vives, Danny Ocean, Maná, Panteón Rococó, Emmanuel, Bronco, Banda MS, Gerardo Ortiz, Edén Muñoz, La Mafia, Los Acosta y Vagón Chicano. No asistió el colombiano J Balvin por una copiosa tormenta que inundó el sitio. Lo reprogramó para antes de que concluya el año.

En el lapso del 5 al 28 de agosto, Gallardo Cardona se convirtió en el impulsor más efusivo del alboroto. Sin importarle que en los días previos, los índices de Covid 19 reportaron más de mil infectados todos los días. Lleno de algarabía anunció: “hoy habrá dúo de acordeones con los Invasores de Nuevo León y los Traileros del Norte. ¿Quién está listo para el rato?”. Eufórico alardeó tener “100 boletos para ver a Alejandro Fernández en el palenque. Llévate un pase gratis para mirarlo el 26 de agosto a las 23 horas. Sólo tienes que cantar una de sus canciones y llevar hoy 4 kilos de croquetas cerradas, no a granel, para apoyar a los perritos vulnerables, a la oficina de Gestión y Atención Ciudadana, en el Palacio de Gobierno, a partir de ahorita. Lo recaudado será donado a diversas asociaciones civiles de San Luis Potosí, que se encargan de rescatarlos y atenderlos. Se entregará sólo un boleto por persona. ¡Apúrenle, ahijados!”. Luego alardeó. “San Luis Potosí es casa de los mejores artistas, como los Kumbia Kings. Muchas gracias por ser parte de una gran historia, 100 mil gracias. Mis ahijados bailan y gritan. Recuerden que es la última semana para celebrar la Fenapo. ¡Vamos con todo! Sólo en la mejor feria de México vivimos fiestas en grande”. Exaltó al cantante Emanuel, que hizo vibrar a 80 mil potosinos en el Teatro del Pueblo. “Muchas gracias por traernos tu auténtico talento a San Luis, tu casa. ¡Fue un espectáculo de lujo! Siempre te recibiremos con cariño. Disfrutamos de tu concierto, no cabe duda que eres un artista increíble. Gracias por una noche inolvidable. Eres bienvenido cuando quieras”. Elogió a su compadre y socio, Julión Álvarez, al que trata de suplantar. “Amigos, les tengo una súper sorpresa. ¡Vengan por los últimos dos boletos para Julión Álvarez! ¿Quién se los quiere llevar? La dinámica es sólo hoy hasta las 6 de la tarde y está en mi Instagram, corran a seguirme”. Agradeció a las grandes figuras que cerraron la algarabía. â€œMuchas gracias por sus palabras de cariño a San Luis Potosí, Vagón Chicano, Los Inmortales, con Tomás Valdés y Grupo Legítimo”, escribió a las tres de la mañana. Corrigió el dato, fueron 4.5 millones de asistentes, cuya presencia reactivó la economía y miles de familias tuvieron un lugar de encuentro. Insatisfecho, adelantó que en lo sucesivo, las celebraciones navideñas se harán en las instalaciones de la feria. El próximo diciembre, podría traer a la cantante Shakira y al mexicano Luis Miguel.  

Pero la supuesta Fenapo gratuita de Gallardo, solo en el segmento de artistas, pudo costar más de 55 millones de pesos a los potosinos. El cotizado J Balvin,que no actuó porque llovió a cántaros, es uno de los máximos exponentes del género urbano del reguetón en los últimos años. Según el diario colombiano “El Tiempo”, cobra por show 500 mil dólares, que al convertirse a moneda nacional, alcanzan los 10 millones 260 mil pesos. El portal Metro World News, confirmó la cifra en un artículo publicado en sus páginas. Otro artista similar, Nicky Jam, según la misma fuente, gana por sus actuaciones, hasta 750 mil dólares, que se traducen en 15 millones 390 mil pesos. El medio informativo reveló que Carlos Vives, otro de los invitados, percibe 600 mil dólares por concierto, equivalentes a 12 millones 312 mil pesos. El artista de talla nacional, Emanuel, en un artículo publicado por el Universal, se dijo que cobra por concierto, un millón de pesos. El cantante de género regional mexicano, Gerardo Ortiz, según el diario “Basta” y la emisora musical Ke Buena, recibe de 2.5 millones a 3.5 millones de pesos. En 2016, se presentó en la feria regional de Valles, donde se cotizó en 3 millones 600 mil pesos. Por su parte, Julión Álvarez, en datos del diario Milenio y la Ke Buena, tasa sus actuaciones en los 2.5 y 3 millones de pesos. Aunque ya ha actuado en San Luis varias ocasiones en los últimos meses, se desconoce el monto de lo ganado. En 2015 se presentó en la feria de Valles donde ganó 2.5 millones de pesos.

La roquera Alejandra Guzmán, por cada desempeño, logra 70 mil dólares, equivalen a un millón 435 mil pesos, lo reveló una nota de Ella+E. También acudió a Valles en el 2016. El intérprete de éxitos “Azul” y “Por amarte así”, Cristian Castro, gana por capítulo, un millón 300 mil pesos, filtró su ex esposa, Carol Victoria, que en el proceso de divorcio, presentó pruebas de sus ingresos. La Banda Ms, una de las preferidas del público mexicano, gana de 2 a 2.5 millones de pesos, filtró Tomassini Lizárraga, integrante del conjunto, quien reveló el dato a través de las redes sociales. La cantante del género ranchero, Paquita la del Barrio, cobra hasta 800 mil pesos, apuntó el diario Vanguardia, que abordó a un promotor que la contrató. El grupo Bronco, cobra por concierto, un millón 36 mil 228 pesos. “El Sol de Parral” publicó en el 2019, los costos, después de presentarse en el Foro Villista. El mismo medio expuso que Edith Márquez, otra invitada a la Fenapo, cotiza cada acto en un millón 465 mil 80 pesos. La banda Limón percibe 2 millones de pesos, comentó la K Buena. El grupo La Mafia, en el canal de Youtube Regional Mex, se supo que perciben de 190 a 270 mil pesos. Sobre Edén Muñoz, quien hace unos meses conformaba el grupo Calibre 50, se desconoce cuánto percibe. Antes, con sus compañeros, cotizaban de 500 mil a un millón de pesos. El grupo oriundo de Guadalajara, Maná, que inauguró la feria, se ganó 6 millones de pesos. Se ignora lo que reciben Danny Ocean, Residente, Los Acosta, Panteón Rococó, Los Huracanes del Norte, Invasores de Nuevo León, Los Cardenales, Kumbia Kings, Grace Guille, Legitimo y Vagón Chicano.

Para realizar la Feria Nacional Potosina 2022, la primera en el mandato de Gallardo Cardona, quien anunció una fiesta sin precedentes, hizo un renovado total de las instalaciones, con un gasto de 120 millones de pesos. Sin embargo, apegado a su estilo oscurantista, ocultó los mínimos detalles de las obras, nombres de las constructoras encargadas de los trabajos y formas de concurso, a través de la secretaria de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas, Isabel Leticia Vargas Tinajero. Apenas habló “en lo correspondiente a la entrada/fachada principal, se rediseña el acceso. Se remodela el Teatro del Pueblo, donde se adecuó el espacio existente, eliminan las gradas y se amplía la zona. El tapanco y estructura de cubierta, se reubicará al sitio sur que ocupaban los juegos mecánicos. Mejoran las instalaciones existentes para generar camerinos, lugares de convivencia artista-fan, baños particulares y arreglo de un tramo de estacionamiento interno para el cantante. En la nueva parte, se rehabilitan 2 sanitarios. Se construyen otras dos áreas de baños destinadas al servicio público y preferencial. Construcción de velarias en el patio principal de acceso. Rehabilitan el alumbrado, con nuevas instalaciones eléctricas en todo el espacio, individuales y comunes, como pasillos peatonales y explanadas”.

Respecto a las adjudicaciones de contratos, la Seduvop se mostró omisa al no responder los cuestionamientos. Ante la negativa de Vargas Tinajero, se acudió a la Fenapo, donde se constataron por lo menos a 5 empresas distintas que laboran dentro. Los trabajadores e incluso encargados de las obras, expusieron que no tenían permiso de brindar ningún tipo de dato relacionado a lo que se realiza. Señalaron que la única autorizada es la dependencia. Destaca que, en ninguna de las acciones, las máquinas y obreros portaban logo distintivo de la constructora para la que laboran. Sólo externaron pertenecer a una empresa independiente y que habían sido subcontratados por Tinajero. Varios entrevistados dijeron que el empleo se los dio el ingeniero Óscar Compeán Vázquez, quien supervisa todo que se ejecuta. Es el que firmó los convenios. Es oriundo del Refugio, Ciudad Fernández, un privilegiado constructor de los ex alcaldes de Soledad y la capital, Ricardo Gallardo Cardona y Ricardo Gallardo Juárez. Mantiene sus influencias por lo que se perfila como el contratista del sexenio. El ex edil de Soledad y actual diputado federal, Gilberto Hernández Villafuerte, solo en el 2018, le endosó más de 15 millones de pesos en asignaciones directas. En los escasos documentos que muestra la obsoleta página de transparencia del ayuntamiento, en el 2019, apareció con un gran número de convenios. Por lo borroso de las cifras, no se alcanzan a percibir los montos entregados.

Otro de los logros del contratista y proveedor número uno del estado, Ricardo Gallardo Cardona, fue convertir a la Fenapo en una gran cantina. Para conseguir el objetivo, se preparó con esmero desde la etapa en que fue alcalde de Soledad, con la llamada Feria de la Enchilada, donde el ayuntamiento era el único con licencia para vender alcohol durante casi un mes de pachangas, con grupos musicales que interpretan narco corridos o de bandas escandalosas. Las tiendas de abarrotes que osaran competirle, eran sancionadas con fuertes multas. Parece que ha historia se volvió a repetir. Para no tener el mínimo estorbo en su nuevo negocio, despareció el patronato de la feria, donde puso de adorno al empresario de grúas, Luis Antonio Zamudio. Antes, durante varios sexenios, lo manejó la clase empresarial. Era una forma de salpicarlos, de ser tomados en cuenta. Gallardo alteró la fórmula, lo que le permitió quedarse con los más de 100 millones de presupuesto que tenían asignado. Diversificó los gastos y tareas por medio de algunas dependencias, para evitar erogaciones adicionales. Por ejemplo, la labor publicitaria, la encargó al jefe de prensa, Gerardo Zapata. Las actividades lúdicas, al titular del Instituto Potosino del Deporte, Edmundo Ríos.

Varios comerciantes aludieron a los atropellos de la directora de la Fenapo, Marta Romero, por desalojarlos de sus puestos de venta. Preguntaron si fueron órdenes directas de Gallardo, que acudió temprano a las instalaciones. Pusieron en duda las halagueñas versiones que dio sobre haber logrado ganancias por 2 mil millones de pesos. Lamentan que no pudieron recuperar los daños que les causó la tormenta, que también impidió se presentara en el Teatro del Pueblo J Balvin. Denunciaron los cobros excesivos por el consumo de energía eléctrica, con recibos apócrifos, sin cubrir los requisitos fiscales que exige el Sistema de Administración Tributario. Dijeron que la empleada del gobernador, pasó la charola por cada puesto, como si fuera cobradora de una feria de rancho. El vendedor de bolsas de papas, Roberto Álvarez Santos, destacó que “la señora, de plano no tiene corazón. No obstante que fuimos afectados por las lluvias y perdimos parte de la mercancía, nos impone tarifas muy elevadas. A veces, después de 12 horas de trabajo, no vendo nada. Me exige 600 pesos por dos foquitos. No es justo”. El panadero tradicional José Alfredo Reyes Arriaga, aseveró que por tener más luminarias, Romero le exigió 2 mil 300 pesos. “Es una gran injusticia. No considera que nos afectó el aguacero. Nos destruyó la materia prima y maquinaria. El gobernados nos prometió apoyo y nos envía a su emisaria”. Romero entrega por la paga, un simple recibo con el membrete del gobierno estatal y de la Fenapo, sin cubrir las exigencias del artículo 29 del Código Fiscal de la Federación, dijeron los afectados, donde se encuentran los dueños de los juegos mecánicos, que usaron energía eléctrica sin reposo durante tres semanas, sin recibir nada a cambio de los usuarios, ya que fue uno de los atractivos que alardeó el mandatario.

En sus afanes por establecer la juerga como un programa institucional, Gallardo maneja que con la reciente algarabía, activó la economía local. Nadie sabe en qué soporta las optimistas cifras. Pero se niega a informar el costo de los artistas, remodelaciones, ingresos por la venta masiva de la cerveza, que facilitó de manera exclusiva a la firma Tecate, Dos Equis y Heineken, entre otras. El costo de la franquicia que cedió a los manejadores del palenque y lo que obtuvo con el sospechoso casino Dexter Game Room, que para varios jugadores profesionales de póker y blackjack, el nombre es una mera fachada. Aunque lo manejó de manera tangencial en el programa de la Fenapo y que lo ubicaría donde antes fue la Plaza del Mariachi, nunca alardeó su nueva joya. No obstante la gran afluencia, la mantuvo casi en el anonimato. Los visitantes más asiduos, que vieron las montañas de billetes, manejan dividendos conservadores, al menos de 10 millones de pesos. En algunos portales electrónicos se aludió a la cifra estratosférica de mil millones. Lo que debe obligar al mandatario, aclarar los rumores. Cuentan los cronistas que vieron apuestas en las cartas de 2 mil 500 pesos. Hubo tahúres que en menos de media hora, ya habían desembolsado 100 mil pesos. Fue el costo de apostar a la suerte.

En mayo, para sellar las remodelaciones del Teatro de la Ciudad en el parque Tangamanga uno, donde se gastó 200 millones de pesos, cuando los trabajos no superan ni los 20 millones, Gallardo anunció la presencia gratuita del grupo Magneto, por lo que regalaría 10 mil boletos. En sus páginas electrónicas, se desbordó sin reposo. “A todos los ochenteros, noventeros, que tengan discos compactos o Long Play, saben de lo que hablo. Las nuevas generaciones lo ignoran, pero pregunten a sus papás, o tengan una foto de Magneto, les vamos a entregar sus boletos. Habrá dos módulos, uno en la puerta principal del parque Tangamanga y otro en palacio de gobierno. Van a operar al mismo tiempo, con igual cantidad de pases. Otra variante para ir a la inauguración del teatro, es que pueden llevar una fotografía con su servidor en la campaña, en la colonia, en la huasteca, donde quieran. Va a estar de lujo, se los recomiendo”. Los cantantes actuaron el 26 y 27 de mayo. Pero luego afloró el engaño. La Noticia, a través de una solicitud de datos, obtuvo que el contrato se hizo a través de la empresa Equs, originaria de Guanajuato, donde también promueve a otras figuras en su respectiva feria. En su primera actuación, el cobro fue de 950 mil pesos. La segunda se tasó en 928 mil.   

El publirrelacionista Gallardo Cardona fue el pujante orquestador del concurso Mexicana Universal que se registró el 22 de mayo del año en curso, en el Centro de Convenciones. El objetivo fue recaudar fondos para niños de escasos recursos. Ayudaría al pequeño Leo a tratar un cáncer que padece en un ojo. Pero jamás se supo de los ingresos y si cumplió lo prometido. El certamen lo ganó la concursante de Sonora, Irma Cristina Miranda Valenzuela. El jurado que eligió a la próxima representante de México en Miss Universo, lo integraron Andrea Toscano, Mexicana Universal 2018. Rebeca Tamez, representante de México en Miss Universo 1997. Elisa Nájera, cuarto lugar en Miss Universo 2018. Lorena Sevilla, competidora en Miss Internacional 2014 y Andrea Bazarte, Reina Hispanoamericana 2021. Se exaltó un hecho inédito en el escenario, la coincidencia de tres ex Miss Universo mexicanas, Lupita Jones, Ximena Navarrete y Andrea Meza, que compartieron la batuta del programa. El mandatario y su esposa Ruth González Silva, le colocaron la banda del triunfo a Miranda. La coronó Débora Hallal, Mexicana Universal 2021. Gallardo dijo que el espectáculo fue una ventana para que el mundo conozca la belleza del estado y una alternativa para dignificar y darle poder a las mujeres. Habló de una asistencia de 2 mil personas. González aseveró que obtuvo un gran aprendizaje al caminar de la mano con las contendientes y ver su desarrollo en cada etapa. Constató su interés de servicio al involucrarse en actividades que ayudan a los grupos vulnerables. En la amplia gama de opciones que Gallardo tiene para hacer negocios con el espectáculo, sobresale haber conformado un mariachi casi personal, con el que ameniza sus fiestas privadas sin gastar un centavo. Lo alardeó al presentar el programa y cartel de la Fenapo. Lo usó en tareas del Instituto Potosino de Bellas Artes y otros actos públicos. Pero se niega a informar el costo que tiene para la ciudadanía.  

Comments

comments

Comments

comments