En su segundo informe, Gallardo Ju√°rez se cura en salud y se defiende de los incontables detractores

30 septiembre, 20179:58 pmAutor: Juan Pablo Moreno Guzm√°nCapital Noticias

Despu√©s de otro a√Īo de gestiones, el alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Ju√°rez, rindi√≥ su segundo informe de gobierno. El primer a√Īo eligi√≥ la plaza de fundadoras. Ahora opt√≥ por un lugar cerrado, lejos del bullicio del centro de la ciudad, como el Centro Cultural Universitario Bicentenario, que sirvi√≥ de manera estrat√©gica para frenar posibles protestas de sus detractores, que estuvieron ausentes. No obstante, tom√≥ previsiones, ya que se mont√≥ un cerco de seguridad hasta el parque de Morales y colonias aleda√Īas por las fuerzas municipales.

A los que asistieron por su voluntad, sin invitaciones visibles, el equipo de relaciones p√ļblicas los interpelaba sobre el ‚Äúmotivo‚ÄĚ de su asistencia, a qu√© medio informativo pertenec√≠an o el nombre del coordinador de colonia que los llev√≥. El objetivo era tener adem√°s un riguroso control al momento de acomodarlos en las butacas. Al p√ļblico raso lo ubicaron en el segundo piso del inmueble. Para variar, en la denominada zona amarilla, ubicaron a regidores y directores de departamento. En la zona naranja estaban los coordinadores, notarios y diversos funcionarios. En la parte vip ‚Äúde primer nivel‚ÄĚ o ‚Äúblanca‚ÄĚ, acomodaron a pol√≠ticos, magistrados, gente cercana y principales invitados de Gallardo Ju√°rez. Fue la primera y segunda fila del auditorio. Sobresali√≥ el arzobispo de la arquidi√≥cesis, Jes√ļs Carlos Cabrero Romero y el senador priista Te√≥filo Torres Corzo.

Mientras llegaba el actor central de la ceremonia, en la antesala se paseó el polémico empresario Jacobo Payán. El oficial mayor del ayuntamiento Noel Lara. Contra su costumbre de acaparar los reflectores, anduvo discreto el diputado local Sergio Desfassiux, que se escondió en los sanitarios. Calculó el mejor momento para entrar en escena. Pero casi nadie notó su presencia. Entonces fingió acomodarse el saco. Sacó su celular para grabar recuerdos. Observó la hora, saludó a uno que otro conocido. Tras su fallida incursión, optó buscar su asiento.

Tambi√©n apareci√≥ triunfal, como si flotara, el principal atacante de los cr√≠ticos de Gallardo Ju√°rez, el controvertido Rafael Aguilar Fuentes, alias ‚ÄúEl Chiquil√≠n‚ÄĚ, que a su entrada, solo fue interceptado por un reportero de C√≥digo San Luis. La oportunidad le sirvi√≥ para cubrir de elogios al actual gobierno que describi√≥ de izquierda, transformador social y equilibrador de poderes. Se√Īal√≥ que su jefe trabaja con un gobierno estatal y congreso en contra. √Āvido de protagonismo, busc√≥ que lo abordaran otros medios. Entonces regres√≥ a su silla ubicada en las pen√ļltimas filas del primer cuadro del auditorio.

Gallardo arribó al lugar con la presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales Magdaleno. Lo escoltó el gobernador Juan Manuel Carreras López. Iba a su lado, su fiel alfil, el munícipe de Soledad, Gilberto Hernández Villafuerte. Su hijo, Ricardo Gallardo Cardona. El dirigente estatal del PRD, José Luis Fernández Martínez. Los reflectores de la prensa se enfocaron en Barrales, observada por su anfitrión. Los demás integrantes del séquito se pusieron a charlar entre sí.

Tras la algarabía de la entrevista, la comitiva se abrió paso entre los empujones de fotógrafos que buscaron afanosos las mejores placas, lo que complicó el apoteótico ingreso, donde el edil fue recibido entre aplausos y felicitaciones. Como si fuera hombre de estado, el acto protocolario inició al izarse la bandera y entonarse el himno nacional mexicano. Luego, en la pantalla principal se pasó un video cercano a los 40 minutos donde Gallardo exaltó las principales obras, programas sociales, rehabilitaciones y modernizaciones de vías olvidadas, actividades culturales y deportivas, atractivos turísticos, equipamiento y capacitaciones a elementos de seguridad.

Despu√©s vino el discurso. En reiteradas ocasiones Gallardo se deslind√≥ de diversas acusaciones que le han endilgado varios sectores. Agradeci√≥ la presencia de Barrales y Carreras. Aprovech√≥ para lucir a su descendiente, que fue vitoreado como artista de m√ļsica de banda, como antes lo fue de manera fugaz. Las seguidoras casi se desmayan del griter√≠o, confinadas en la parte alta del edificio. Agradeci√≥ la visita de sus invitados de lujo.

Se ensalz√≥ al referir haber alcanzado metas y objetivos que por m√≠nimos, han llevado beneficios a miles de potosinos. Se justific√≥ ante los constantes ataques en su contra por realizar un proselitismo electoral adelantado, al sacar ventaja con la entrega de garrafones de agua, tortillas, becas y √ļtiles escolares. Algunos due√Īos de purificadoras, denunciaron que instalar un local con toda la infraestructura que se necesita, tiene un costo cercano a los 150 mil pesos. Gallardo inform√≥ que instal√≥ 9, donde gast√≥ m√°s de 7 millones de pesos. Se excus√≥ al sostener que ‚Äútodos los beneficiarios tienen rostro y nombre. Los recursos se dan a los que menos tienen. Antes los usaron gentes sin escr√ļpulos que los gastaron para promoverse en lo ¬†pol√≠tico. Son pr√°cticas que quedaron en el pasado‚ÄĚ.

Trat√≥ de salvar su lema de campa√Īa de sacar a San Luis del bache, ya que la ciudad se encuentra con las calles saturadas de hoyos. Las colonias perif√©ricas las tiene en total abandono. Lo han acusado de la poca claridad al ejecutar las obras p√ļblicas, que tambi√©n ejecuta en lo personal. ‚ÄúLos trabajos de mejoramiento o rehabilitado de la infraestructura urbana, est√°n a la vista de todos. El fortalecimiento de infraestructura se atendi√≥ con mejor distribuci√≥n de los recursos y trasparencia‚ÄĚ.

Se le critic√≥ el oscurantismo de los fondos para realizar el Festival de la Cantera,¬† Festival San Luis. O el caso m√°s emblem√°tico, el desv√≠o de recursos por m√°s de 34 millones de pesos en medicamentos a la fantasmal proveedora Sandra S√°nchez Ruiz. Gallardo se cur√≥ en salud. ‚ÄúCada vez son menos los que insisten en cerrar los ojos y desestimar que en dos a√Īos de gobierno, hemos sido un gobierno transparente y honesto. No lo decimos nosotros, lo afirman organismos serios y de consulta. Lo aseguran con fundamentos, instituciones de reconocimiento nacional e internacional, al comparar con administraciones anteriores, al actual gobierno en cuesti√≥n financiera, que pas√≥ de balances negativos a estables y positivos‚ÄĚ.

A Gallardo le han dicho que no acepta la cr√≠tica, por lo que ha hostigado a varios medios y periodistas. Figura el caso del medio digital Astrolabio y La Noticia, que han sido v√≠ctimas del acoso en las redes sociales por parte del defensor n√ļmero uno del alcalde, Rafael Aguilar Fuentes, quien ataca virulento, despectivo y sin fundamentos a quienes se√Īalan los¬† errores del edil. No se salv√≥ su propia hermana, la directora de la revista Expresi√≥n San Luis, Lucero Aguilar Fuentes. Cuando quiso cobrarle a Gallardo Ju√°rez servicios publicitarios, la amenazaron con descuartizarla. Temerosa, hizo su denuncia a nivel nacional en el noticiero de Ciro G√≥mez Leyva.

El caso m√°s reciente se dio con el reportero digital, Omar Ni√Īo, que hizo viral su denuncia donde revel√≥ que teme por su vida, familia y patrimonio, ante los embates de enviados de Gallardo Ju√°rez. En el 2017, se han presentado 8 denuncias de periodistas ante la Comisi√≥n Estatal de los Derechos Humanos. En su propia defensa, el mun√≠cipe lament√≥ que ‚Äúnos han dicho intolerantes, no lo somos, actuamos con justicia y piso parejo para todos. Con sencillez hemos reconocido errores, pero tambi√©n defendemos la instituci√≥n municipal‚ÄĚ.

Aseveró que en su mandato, no se ha firmado ni reconocido contrato alguno con empresas a las que calificó de ventajosas, que vieron en el ayuntamiento una mina de oro privada. Se desmarcó de la vendedora de lámparas led Panavi, no obstante solicitar al congreso, un convenio donde se estipulara, ampliar un pago adicional de 211 millones de pesos al contrato original. Por las presiones de grupos ciudadanos, no se concretó.

Gallardo Ju√°rez se justific√≥ sobre la inseguridad que azota a los potosinos. Filtr√≥ que es una tarea que le compete a su invitado Carreras. Acept√≥ tangencial que en el problema, le sale a deber a la ciudadan√≠a. ‚ÄúA nosotros nos toca el delito com√ļn o patrimonial. Colaboramos con el se√Īor gobernador, que encabeza la junta de seguridad que tiene claro, reducir los √≠ndices negativos‚ÄĚ. Los pretextos contrastan con las cifras del sem√°foro delictivo en la capital, ya que en septiembre, solo en el delito de extorsi√≥n, se encuentra en verde o aprobado. Los casos de homicidio, secuestro, robo de veh√≠culos, casas habitaci√≥n, asalto a negocios, lesiones y violaciones, se muestran en luces rojas o reprobados.

Gallardo fue denunciado de despedir de manera arbitraria a m√°s de 800 trabajadores, que supli√≥ con incondicionales a trav√©s de contratos temporales para que le hagan tareas proselitistas. Tambi√©n se pint√≥ favorable. ‚ÄúDamos pasos firmes y seguros para establecer mecanismos novedosos. En el recorte del gasto corriente, empe√Ī√© mi honor de no comprometer los recursos p√ļblicos con nuevas concesiones que solo da√Īan el patrimonio‚ÄĚ.

Se defendi√≥ de hacer campa√Īa fuera de los tiempos legales y su negativa a clarificar su desempe√Īo. Dijo que se apegar√° con pleno respeto a las disposiciones que marca le ley electoral con la finalidad que su trabajo no sea confundido con promociones personales. Pero no se detendr√° en sus acciones y programas. Alarde√≥ ser responsable al otorgar licencias de construcci√≥n, para quitarse los se√Īalamientos de ejecutar las obras y generar mayores ahorros.

Neg√≥ frenar el crecimiento de la capital. Nadie le impedir√° poner en pr√°ctica su mejor pol√≠tica, el trabajo. Al concluir el discurso, lo felicitaron los asistentes, que cargaban un lujoso tomo con fotograf√≠as a color del informe donde consign√≥ las obras y logros del segundo a√Īo de gestiones. Pero algunos beneficiarios dejaron olvidado el obsequio en los asientos. Tambi√©n se reparti√≥ una copia con versiones m√°s reducidas y de menor calidad. Por si fuera poco el derroche, afuera del recinto, un grupo de voceadores, a diestra y siniestra, repart√≠an el panfleto Close up y La Voz de San Luis, que edita el socio del alcalde, el ex agente de gobernaci√≥n, Fernando D√≠az de Le√≥n Cardona, que col√≥ a su familia en la n√≥mina municipal. En todas las hojas promueve las obras m√°s relevantes del edil. Muy r√°pido se cay√≥ el mito de la cacareada austeridad.

Comments

comments

alcalde de la capital Juan Manuel Carreras López La Noticia política PRD revista La Noticia Ricardo Gallardo Cardona Ricardo Gallardo Juárez San Luis Potosí Soledad

Comments

comments