En San Luis también buscan una cura contra la pandemia

14 octubre, 20208:03 pmAutor: Oralia Guzm√°n MendozaCapital Municipios Noticias

Los médicos investigadores de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Mauricio Comas García y Sergio Rosales Mendoza, estudian y desarrollan dos proyectos para encontrar una vacuna contra el virus Sars Cov 2, causante del coronavirus 19. Los trabajos se encuentran en la etapa pre clínica y son dos candidatos los que se exploran para buscar la fórmula. Comas enfoca su estudio en generar en el laboratorio, partículas de un virus no infeccioso parecido al que provoca el coronavirus 19. Y partir para elaborar el antídoto que prevenga  y proteja a las personas del contagio.

El doctor Comas, junto con su colega, laboran en el Centro de Investigaci√≥n de Ciencias de la Salud de la facultad de medicina, refiere que su proyecto ya se prob√≥ en ratones que no han presentado ning√ļn s√≠ntoma adverso. En tres semanas estudiar√°n la respuesta inmune, si generaron anticuerpos de calidad, eficaces contra el virus. Y despu√©s, probarlo en un H√°mster para saber si los resultados se sostienen. Lo que se har√° en los laboratorios de la Universidad Aut√≥noma de M√©xico, que colabora en los estudios.

Explic√≥ que Sergio Rosales, experto en vacunas, busca producir prote√≠nas de una planta que se denomina Nicotiana, que pertenece al mismo grupo del tabaco. Se utiliza a niveles industriales para biofarmacia en Canad√°. Crece r√°pido, no consume mucha agua, ni tierra y es resistente a diferentes condiciones del medio ambiente. ‚ÄúBuscamos aprovechar las plantas para producir c√©lulas de mam√≠feros. Con tal m√©todo obtenemos prote√≠nas de forma m√°s barata. En un laboratorio, obtener un gramo cuesta de 3 mil a 8 mil pesos. Con el medio que usamos, entre 40 y 80 pesos. En una entrevista que les realiz√≥ el empresario Jalil Chalita, en el programa La Voz de Am√©rica Latina, Rosales se√Īal√≥ que con su m√©todo, se busca cumplir el objetivo de que la vacuna bloquee ¬†y prevenga infecciones. Tambi√©n que sea accesible para toda la gente y se pueda producir a gran escala.

Los pasos para producir una vacuna, inician con la investigaci√≥n y desarrollo. Sigue la fase precl√≠nica, con pruebas en dos o m√°s modelos animales. Despu√©s se pasa a la primera fase cl√≠nica, en la cual se buscan de 20 a 40 sujetos sanos para ser vacunados. Cuando se comprueba que las personas seleccionadas no presentan ning√ļn s√≠ntoma o sistema secundario adverso, se contin√ļa con la fase 2,¬† donde lo pobladores, no todos tienen que ser sujetos sanos. Son cientos de personas a las que se inyecta. Cuando se comprueba que gener√≥ inmunidad y es segura para todos los analizados, se va a la fase 3, donde se busca una poblaci√≥n diversa, j√≥venes, ni√Īos, adultos mayores, personas sanas o que padecen alg√ļn tipo de enfermedad, de distintos pa√≠ses, porque cada sector tiene diferente comorbilidad o padecimientos. Comas se√Īal√≥ que el poder de la fase 3 y √ļltima de una vacuna es entender para qui√©n es segura y funciona, por lo que se necesitan miles de personas.

A√Īadi√≥ que no existe universalidad para generar vacunas. Consider√≥ positivo, exista la carrera mundial por encontrar la que combata el coronavirus 19 a trav√©s de formas diferentes. Se requiere, sean eficaces, creativas, que salgan de los esquemas normales y tradicionales, o como establece su colega Rosales, racionales. ‚ÄúEn nuestro esquema, los ratones vacunamos, son equivalentes a los adultos mayores. Nos interesa encontrar una que sea eficaz para la gente que est√° en los grupos de riesgo.¬† Hay muchas formas de hacer una vacuna, pero no existe la manera de garantizar que funcione. Es por lo que cada pa√≠s y sus cient√≠ficos le apuestan a su mejor candidato y lo que saben hacer‚ÄĚ.

Sobre la suspensi√≥n temporal en los ensayos finales que desarrolla la farmac√©utica Astra Z√©neca, por una respuesta adversa grave en uno de los participantes en el estudio, Comas se√Īal√≥ que no se sabe la causa. El paciente tuvo una enfermedad grave, llamada mielitis invertida, que provoca una inflamaci√≥n severa de los ganglios que se encuentran en la columna vertebral. Se debe averiguar si la vacuna lo gener√≥ o adquiri√≥ la enfermedad por otras razones. ‚ÄúHay que estar seguros que no lo provoc√≥ el virus utilizado para crear la vacuna, que procede del chimpanc√©. En teor√≠a, no debe ser infeccioso para humanos‚ÄĚ.

Sobre la vacuna rusa Sputnik que se podr√≠a aplicar en el pa√≠s en octubre, en mil 500 personas como parte del ensayo cl√≠nico de su fase 3, el vir√≥logo Mauricio Comas se√Īal√≥ que les faltan todav√≠a muchos estudios para saber si es segura. Para que M√©xico la autorice a mayor escala, tendr√° que completarlos. El Fondo de Desarrollo Ruso, que forma parte del gobierno, acord√≥ con una empresa que tiene capital en la rep√ļblica, compre 33 millones de dosis. No significa que se vaya aplicar a la gente, porque faltan ensayos de la fase tres. Refiri√≥ que China cuenta con una vacuna que solo se autoriz√≥ para el ej√©rcito. Analizan si funciona para el coronavirus 19, pues no han publicado los resultados. Record√≥ que la usada para el coronavirus uno, no funcion√≥, al provocar que el paciente se infectara despu√©s de recibirla.

‚ÄúMuchas compa√Ī√≠as pueden generar una vacuna, el problema es que no ser√° f√°cil producirla. Ninguna tiene la capacidad para cubrir el mundo entero. Los ensayos que hacemos en M√©xico, son para buscar que sea autosuficiente. No dependa de otros pa√≠ses. Lo m√°s probable es que ocurra lo mismo que pas√≥ con la de la influenza. Las primeras fueron bastante ineficaces y se tuvo que sacar una segunda, tercera y hasta cuarta versi√≥n. En las interacciones para mejorar, es donde tenemos un nicho de oportunidad‚ÄĚ.

Para continuar con las fases 2 y 3, los cient√≠ficos potosinos gestionar√°n apoyos del Conacyt, gobierno y sector privado. Para llevar a cabo los estudios y pruebas de la fase cl√≠nica, son necesarios grandes laboratorios, recursos para la producci√≥n y ensayos de la vacuna, que se aplica de 40 hasta miles. El vir√≥logo f√≠sico, se√Īal√≥ que en el pa√≠s faltan proyectos de estado a largo plazo e incluyentes¬† para fomentar las pesquisas y destinar un porcentaje mayor del Producto Interno Bruto a la educaci√≥n y potenciar el desarrollo de la ciencia.

Aunque existen en el mundo ensayos muy avanzados para encontrar la vacuna contra la pandemia, Comas estim√≥ que ser√° hasta el primer trimestre del 2021, cuando ya se pueda aplicar en forma masiva. Respecto al uso de algunos medicamentos, como los interferones, alert√≥ tener cuidado al administrarlo. Los √ļltimos estudios demuestran que la severidad depende del grado de inflamaci√≥n del cuerpo. Al tener mayor edad, alguna enfermedad cr√≥nica como diabetes o hipertensi√≥n, las opciones de inflamarse son mayores. ‚ÄúHay que ser cautos al recetarlos, porque una terapia de interfer√≥n, podr√≠a disminuir la virulencia del padecimiento, pero tambi√©n aumentarla. El virus puede ser potenciado. Se necesitan m√°s estudios para descartar que su uso resulte contraproducente. El virus que provoca el covid 19, se sabe que pas√≥ de los murci√©lagos a los humanos a trav√©s de un intermediario, lo que es objeto de debate, el poder identificarlo. Est√° claro que mientras los seres humanos invadan tales sistemas, nos vamos enfrentar a otros m√°s letales que antes no conoc√≠amos, como el SARS COV 2, muy resistente, sobrevive a todas las condiciones climatol√≥gicas‚ÄĚ.

 

 

 

 

Comments

comments

causante del coronavirus 19 covid 19 En San Luis también buscan una cura contra la pandemia estudian y desarrollan dos proyectos para encontrar una vacuna contra el virus Sars Cov 2 Mauricio Comas García y Sergio Rosales Mendoza San Luis Potosí slp uaslp

Comments

comments