En lucha desigual, María de Jesús Almendárez todavía busca justicia

30 marzo, 202010:38 pmAutor: Elida Mendoza VillanuevaCapital Destacada Noticias

En su búsqueda de justicia, el lunes 24 de febrero, María de Jesús Almendárez Prieto se plantó frente a palacio de gobierno, sola, en una lucha desigual, para denunciar al gobernador Juan Manuel Carreras López, por el delito de omisión, violar el artículo 8 de la ley orgánica del estado y coludirse con la dirigente del sindicato mayoritario de burócratas, Bernardina Lara Arguelles, que protegen y se niegan a no correr al trabajador Juan Martín Gática Izaguirre, sentenciado por los delitos de acoso y abuso sexual, que cometió en contra de la víctima en el 2013.

En una lona de 3×2.50 metros cuadrados, mostró al mandatario y Lara, con un título en dos escalones: “si los conoces, denúncialos”. En la manta asentó otro texto. “No más violencia contra las mujeres”. Una tercera leyenda rezó: “protegen a un delincuente, con sentencia condenatoria por abuso sexual”. Remató que no lo quieren cesar. La quejosa se manifestó un día antes en la oficina alterna de la Secretaria de Desarrollo Urbano y Obras Públicas que se ubica en Pascual Moreno Hernández. Además de la manta, colocó varias zapatillas y un maniquí colgando del cuello. En cartulinas narró su calvario. La tuvieron congelada más tres años. El inmueble lo rentaron en el 2016 para reubicarla, luego de mantenerse un mes encadenada en las instalaciones de la oficialía mayor. El titular de la Seduvop, Leopoldo Stevens Amaro, para justificar su reingreso, envió personal de contabilidad.

No le asignaron ningún trabajo, solo una oficina y un escritorio. La Comisión Estatal de Derechos Humanos intentó proteger a Stevens y compañeros de trabajo al ocultar 20 expedientes. La afectada promovió una queja en la Comisión Nacional de Derechos Humanos contra el ombudsman Jorge Andrés López Espinosa, por violentar sus garantías. Advirtió solicitarle un juicio político en el congreso del estado. Espinosa, en un encuentro con la denunciante, convino solicitar al poder legislativo, exija la comparecencia de Stevens, quien enfrenta una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado por abuso de poder y explicar, por qué incumplió una serie de recomendaciones del organismo para proteger los derechos humanos y laborales de Almendárez.

Desde el inicio, la víctima le envió una serie de escritos a Carreras para informarle de los daños que le causó Gática. Nunca tuvo respuesta. Lo que la motivó promover los primeros días de febrero del 2020, una queja contra el mandatario ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por violar la ley orgánica del estado. Junto con su asesor, prepara una demanda penal por abuso de poder. Reclamó que el ejecutivo se niegue correr a Stevens cuando la ley orgánica de la administración pública lo faculta para poner y quitar a sus colaboradores. También le violentaron el artículo 8 constitucional que alude al derecho de petición. Expuso que envió 9 escritos en lo que va del sexenio para informar la serie de violaciones que ha sufrido por parte de Stevens, al excluirla de las actividades de la dependencia, congresos, capacitaciones, convivios, dejarle la basura, no surtirle agua embotellada.

No le contestó ningún escrito, por lo que se volvió cómplice. Recurrió al organismo nacional de los derechos humanos porque en el ente local, no proceden las quejas contra el mandatario. El organismo se convirtió en un apéndice del estado. Enfatizó que por tener una denuncia por discriminación, Stevens no puede laborar en la dependencia hasta que se resuelva el caso. “El gobernador no debe encubrirlo, por la serie de denuncias que existen en su contra. Lo mantiene porque le da obra pública a sus amigos. En 27 años he escuchado que se roban el dinero. No hacen los trabajos o los dejan inconclusos. No me extrañaría que estén coludidos. No hay otra razón para sostener a Stevens que tiene 3 recomendaciones, la 3- 2015, 3-2017, 22-2018 y faltan 2 más por violencia contra las mujeres”.

Además de presentar la queja, se manifestó en la Comisión Nacional de Derechos Humanos debido a la falta de justicia. El mismo día se le dio entrada. “Vamos a esperar a que se manifieste la titular Rosario Piedra Ibarra, para ver si procede, ya que existen demasiadas omisiones por parte del inútil mandatario que tenemos”. Añadió que López Espinosa también enfrenta una denuncia en el organismo nacional. “Significa que es subordinado. Las víctimas no le tenemos confianza”. Aclaró que en el 2007 se inconformó con Carreras por recibir violencia. Aún no la resuelve López. Subrayó que denunció a Carreras cuando se negó atenderla y le gritó en palacio de gobierno.

Aseveró que la Oficialía Mayor espera que un juez corra a Stevens. Jamás lo hará porque no denunció una área administrativa. Fue por abuso y acoso sexual. “Apelo a que ningún trabajador puede agredir a otro. Gática lo hizo dentro y fuera de mi oficina, donde hubo tocamientos. Está plasmado en el expediente. Lo demostré con la denuncia penal. Lo protegen porque Carreras y Lara pertenecen al PRI, se deben muchos favores”. En 7 años de lucha y pese que hace dos años ganó la demanda, por lo que le dieron sentencia condenatoria a Gática, sigue la violencia. “No para, hay más quejas, tengo otros 20 expedientes abiertos en derechos humanos”.

Almendárez fue reinstalada a un sitio donde no pertenece. “Me hacen tortura psicológica, ya que me tienen aislada. En julio del 2020 cumplo 3 años que me sacaron del área administrativa, de ingresos. Me daba cuenta lo que hay en el banco, lo que se roban, el concepto de los cheques. Sabía cada movimiento. Es donde se maneja el dinero de ingresos y egresos. Cuando empezó el abuso, hice público que Gática formaba parte de los negocios en las obras públicas. Incluso le dieron contratos cuando era trabajador, a través de prestanombres. Al revisar sus bienes, no corresponden a sus ingresos. En su momento lo denunciaré ante la Función Pública. Los bienes están a nombre de sus hermanas. Hay que analizar lo que gana como jefe de departamento. Juntó varios millones de pesos”.

Denunció que también Bernardina Lara Arguelles buscó formar una constructora para obtener obra pública. Utilizar como pantalla a Gática, que divulgó sin recato los planes de su protectora. “Cuando la dirigente fue diputada local, le dieron un rancho, donde sembró chile. Se lo dejó a su alfil para que lo trabajara. Fue en el 2013 ó 2014”. Indicó que Stevens le concede todo lo que Lara le pide. Tiene la esperanza de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos actúe, ya que le prometieron una mesa de diálogo. Le favorece que el PRI no tiene el mando, por lo que pueden sugerirle a Carreras reparar el daño.

 

 

Comments

comments

En lucha desigual La Noticia María de Jesús Almendárez todavía busca justicia

Comments

comments