En la Sege manda la directora administrativa, Ariana García, experta en ocultar datos

3 octubre, 20224:44 pmAutor: Oralia Guzm√°n MendozaCapital Destacada Municipios Noticias

El decano en temas de transparencia, Jes√ļs Federico Pi√Īa Fraga, denunci√≥ que la directora administrativa de la secretar√≠a de educaci√≥n, la ‚Äútiktokera‚ÄĚ, Ariana Garc√≠a Vidal, ejerce el control absoluto de la dependencia, por encima del titular, Juan Carlos Torres Cedillo, t√≠o pol√≠tico de la presidenta estatal del DIF, Ruth Gonz√°lez. En noviembre del 2021, tuvo la cartera de innovaci√≥n y fortalecimiento social en el Estado de M√©xico. Ya acomod√≥ en la n√≥mina a su correligionario del Verde Ecologista, el director de recursos financieros, Luis Enrique Moreno Garc√≠a, que a su vez, sum√≥ al hijo, Luis Enrique Moreno Ram√≠rez, que ante las frecuentes ausencias, lo suple en el cargo. Ubic√≥ como coordinadora de archivo a su sobrina, Mar√≠a Isabel Ram√≠rez Garc√≠a, que tambi√©n est√° vinculada al comit√© de transparencia, donde se entera de todas las peticiones ciudadanas. Col√≥ al encargado de los veh√≠culos, Israel Casimiro Delgadillo, que perdi√≥ de manera inopinada, una camioneta Ford Ranger. Se niega a informar sobre el destino de la unidad. Altanero, le dice a los choferes, que se pasa por debajo de las piernas las leyes, ya que cuenta con el respaldo de varios litigantes. Guarda en su caseta, un costal de naranjas, para que ‚Äúvayan a pel√°rselas‚ÄĚ.

Pi√Īa destac√≥ que Delgadillo es omiso, ya que no tiene un control estricto de los veh√≠culos a trav√©s de una bit√°cora. Cuando solicit√≥ datos sobre el extrav√≠o, se molest√≥ Garc√≠a, que presume, lleg√≥ a instalar el orden. No viene a perder el tiempo, como establece en sus redes sociales. ‚ÄúOjal√° cumpla, ya que en la Sege hay muchos maestros aviadores, que s√≥lo acuden a firmar y cobrar. A los visitantes les dio al principio un gafete de la secretar√≠a de salud. Luego contrat√≥ un torniquete, una especie de fila, que falla cada rato, lo que provoca largas hileras para acceder y salir. Tiene un costo mensual de 122 mil 400 pesos. Se niega a decir el nombre del proveedor. Argumenta que el contrato se hizo a trav√©s del departamento de adquisiciones de la oficial√≠a mayor. Adem√°s exigen la credencial de elector, lo que violenta los derechos humanos de la ciudadan√≠a, ya que se trata de un documento con datos personales. No existe un aviso de privacidad, avalado por la secretar√≠a y el comit√© de transparencia. No deben  exigirla agentes privados sin el consentimiento del due√Īo. Cuando alguien acude por un certificado, no se puede identificar. El abuso lo denunci√© a derechos humanos. La √ļltima vez que acud√≠, tra√≠a detr√°s los vigilantes, que me acosan por todos lados‚ÄĚ.

‚ÄúParece que orden√≥, tomen nota con qui√©n platico y lugares que visito. Cuando los torniquetes se descomponen, tardan hasta media hora en arreglarlos, lo que ha generado protestas. Garc√≠a contrat√≥ a la empresa de seguridad privada Mora, 34 elementos, 17 en cada turno. Paga al mes 668 mil 300 pesos. Uno de sus elementos me segu√≠a a todos lados. Le dije que su papel es cuidar qui√©n entra o sale. Al menos que le pagaran un alto salario por andar tras de m√≠. Contest√≥ que gana 6 mil pesos. Le aclar√© que en una solicitud de datos, estipulan que percibe 19 mil pesos. ¬ŅEntonces d√≥nde queda el resto? Las trabas que ponen, no las tienen ni la fiscal√≠a local, donde s√≥lo basta identificarse y pasamos. Conoc√≠ varios testimonios de gente a la que se le perdi√≥ la credencial. Una se√Īora sali√≥ de urgencia y la olvid√≥. Despu√©s la busc√≥ y le dijeron que se hab√≠a extraviado. Luego fueron a su casa en la noche, para devolverla. Ya saben d√≥nde vive, c√≥mo se llama, ventilan sus datos. A m√≠ tambi√©n me la perdieron, por lo que me qued√© con el gafete n√ļmero 47. Ahora ya no puedo acceder, mientras tramito otra. Levant√© una acta en la fiscal√≠a e Instituto Nacional Electoral. No entiendo por qu√© las extrav√≠an, si tienen c√°maras internas. Gallardo dijo que habr√≠a cambios, pero est√° peor que con su antecesor, Juan Manuel Carreras‚ÄĚ. 

                Despu√©s de 20 a√Īos de solicitar datos p√ļblicos, Pi√Īa decidi√≥ retirarse. S√≥lo dej√≥ pendiente, recibir algunos informes de las escuelas de tiempo completo, que se los empez√≥ a dar el reciente ex titular de la Sege, Roberto Barajas, al que en cinco a√Īos, Carreras destin√≥ m√°s de mil 200 millones de pesos. Cada a√Īo 250, para alimentar ni√Īos de primarias y secundarias ubicada en zonas de alta marginaci√≥n. Inici√≥ tr√°mites en el 2019, pero se le juntaron cinco recursos de revisi√≥n, por lo que apenas consigui√≥ resultados. En marzo y abril, solicit√≥ una audiencia con Gallardo, para darle a conocer todas las fallas existentes. No hubo respuesta. Entonces lo intercept√≥ antes de ingresar a sus oficinas. Le narr√≥ sus traves√≠as y le pregunt√≥ si iba a ser transparentes. Le respondi√≥ que no era necesario lo buscara. Lo envi√≥ con Ariana Garc√≠a, para que arreglara lo rezagado. La busc√≥ pero no lo atendi√≥, por tener mucho trabajo. Le propuso hacer 10 solicitudes de datos, para que supiera todas las anomal√≠as, que abarcan recursos humanos, materiales, remuneraciones y financieros. Le dieron respuestas de forma paulatina. Pero luego se enoj√≥ y el 11 de mayo, le reclam√≥, ya no pidiera nada, pues s√≥lo les quitaba el tiempo. Y si insist√≠a, lo iba a denunciar con Gallardo. Pi√Īa le respondi√≥ que su jefe lo envi√≥ y le recomend√≥ quejarse, para que le dijera lo mismo.

                ‚ÄúDespu√©s me enter√©, que en una asamblea de gabinete, me acus√≥ con el mandatario, que yo era un chantajista profesional. Desde entonces me acosan, me siguen a donde camino. No conoce el significado de lo que me dijo. Otra represalia en mi contra, fue ordenar, quitaran la m√°quina de escribir que don√© a la dependencia, donde hice todas mis solicitudes de datos por muchos a√Īos. Ya me iba a retirar, no quer√≠a saber nada del tema, ya que siempre es lo mismo. S√≥lo estaba pendiente de los resultados de los recursos que met√≠ en el Instituto Nacional de Transparencia. La funcionaria se pudo enojar porque le reclam√© que le hab√≠a puesto a la sala que lleva mi nombre, un letrero chafa. Le dije que si lo cambiaba por uno grabado, que yo pagar√≠a. Oficiosa, dijo que en dos semanas lo resolv√≠a. Jam√°s lo cambi√≥. Investigu√© que adem√°s de la unidad que perdieron, les quit√≥ a algunos funcionarios de la dependencia, las compensaciones que ten√≠an. No han respondido a quienes se las dej√≥. Antes, los directivos de √°rea ganaban 25 mil pesos. Con los bonos, alcanzaban los 70 mil. No se nota el que prometi√≥ Gallardo, sigue vigente la herencia maldita. Cada secretario trae su propio grupo, pero deben ser eficientes‚ÄĚ.

                Pi√Īa Fraga denunci√≥ que la Comisi√≥n Estatal de Garant√≠a de Acceso a la Informaci√≥n P√ļblica, le sale muy cara a los potosinos y tiene poca eficacia. Le destinan al a√Īo m√°s de 50 millones de pesos. Coincide con el presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, que califica al Ine y √≥rganos similares, como facciosos, s√≥lo sirven para cobrar altos salarios. ‚ÄúEn el 2019 present√© recursos de revisi√≥n que apenas resuelven. Algunos comisionados que los recibieron, como Jorge Mart√≠nez Zarzosa, ya se fue. Me notifican 2 a√Īos 4 meses despu√©s. Argumentan  que resolvieron e tiempo y forma, entonces por qu√© hasta ahora me avisan. Se deben resolver en 20 d√≠as h√°biles y solicitar otra pr√≥rroga igual. Ya cerrado, notificar al tercer d√≠a. Me quej√© al Inai, que s√≥lo se concret√≥ a decirles, que no lo vuelvan a repetir. Pero al ciudadano, r√°pido lo entierran. La ex comisionada Yolanda Camacho Zapata, tard√≥ m√°s de 4 a√Īos en solucionar un recurso. Ganan como 90 mil pesos en sueldos y prestaciones que no desquitan. En diciembre del 2021, los comisionados David Enrique Menchaca Z√ļ√Īiga, Ana Cristina Garc√≠a Nales y Jos√© Alfredo Sol√≠s Ram√≠rez, se dieron bonos por m√°s de 70 mil pesos. La directora administrativa, 43 mil. El contralor interno, que ya parti√≥, 38 mil pesos. Los cinco primeros se llevan las tajadas m√°s altas‚ÄĚ.

                ‚ÄúEs tanto el desinter√©s por la transparencia, que en m√°s de 15 a√Īos que tiene la Cegaip, no han realizado un acto para convocar a la gente, no funcionarios, a recibir asesor√≠as sobre el tema. Los expertos Perla G√≥mez y Ernesto Villanueva, me dijeron, si quer√≠a seguir en la ruta, necesitaba ser perseverante, dedicarle tiempo a una solicitud hasta el final. Contar con dinero para solventar los gastos. Conocer la ley de transparencia y que las autoridades hagan caso. Nadie se dedica al asunto. Tampoco me pueden decir que he pedido patrocinio. El √ļnico recurso, antes queja, fue el que resolvi√≥ el consejero Rodolfo Aguilar, al ordenar a la sociedad de padres de familia, del jard√≠n de ni√Īos Mercedes Vargas, entregar los informes de las cuotas escolares. Otro funcionario, Eduardo Lomel√≠, ten√≠a un m√©todo distinto. Le llamaba al otrora director del Sistema Estatal de Educaci√≥n Regular, Xicot√©ncatl Turrubiartes, facilitar los datos o le daba tr√°mite a las peticiones. Muchos llegan al cargo por recomendaciones, como Geraldina Ortiz Mac√≠as, que era cu√Īada del ex diputado local y ex dirigente del PRI, Adolfo Micalco. En un caso que llev√≥ Mar√≠a Jos√© Gonz√°lez Zarzosa, un recurso de 30 p√°ginas, la mitad era de otra querella‚ÄĚ.

‚ÄúMuestran descuido en su trabajo. Carreras no cumpli√≥ con la ley, ya que en los art√≠culos 42y 49, establece que debe existir un consejo consultivo de la Cegaip. Nunca se form√≥ y ya pas√≥ un sexenio. No les interesa, ya que es un cargo honor√≠fico. Antes no hac√≠an caso cuando llevamos en persona las quejas, menos ahora que se hacen v√≠a electr√≥nica. O proporcionan datos que no sirven. La contralora interna, Larisa del Carmen Mej√≠a, dijo que me iba a demandar por denunciar que no existen lugares donde sentarse a consultar archivos. Se infiere que debe estar atenta a lo que sucede en la instancia. Tampoco controla el pago excesivo de la renta. Antes era de 134 mil y el due√Īo, Miguel Maya, la subi√≥ de repente a 147 mil‚ÄĚ. Pi√Īa le entreg√≥ incontables documentos al presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, a trav√©s de la actual secretaria de educaci√≥n, Leticia Ram√≠rez, sobre el programa de las escuelas de tiempo completo, donde hubo un desbarajuste. Manejaron m√°s de mil 200 millones de pesos sin licitaciones. A una escuela, le dieron 120 gramos de frijoles a 14 ni√Īos durante 5 d√≠as. Les tocaba en promedio un gramo. O les ofrec√≠an 9 huevos para 28 estudiantes. ‚ÄúLa transa se hizo a trav√©s de la oficial√≠a mayor, que contrat√≥ a la empresa Tononi. Constat√© muchos saqueos. Fue acertado, lo quitara el tabasque√Īo‚ÄĚ.

Comments

comments

Ariana García Vidal Juan Carlos Torres Cedillo SEGE slp

Comments

comments