El transportista Margarito Terán debe cubrir más de 900 millones de pesos, para salir de la cárcel, acusado de fraude

15 abril, 202011:07 pmAutor: Elida Mendoza VillanuevaCapital Destacada Noticias

Un juez segundo en materia penal de Jalisco dictó auto de formal captura al líder del transporte urbano en San Luis Potosí, Margarito Terán López, recluido en la cárcel de Puente Grande, Jalisco, por el delito de fraude. Le puso una fianza de 924 millones de pesos., que podría variar porque le falta sumar el monto del usufructo de las ventas de las empresas que fabrican masas de tambores, que el permisionario embargó por un inexistente préstamo de 120 mil dólares. También se quedó con maquinaria y se prestó para cambiar la razón social, con el objetivo de afectar el patrimonio de los demás socios.

Terán López fue detenido el 12 de enero del 2020 por el delito de fraude por 500 millones de pesos. El transportista estuvo en San Luis Potosí hasta el 16 de enero. El permisionario fue director de la empresa Urban Pass que opera los boletos de prepago para el transporte urbano en San Luis Potosí en los noventa. Fue velador en las empresas de Jalisco Webb de México y Nacional Auto manufacturera que fabricaban masas y tambores para el transporte pesado en toda la república. Las sociedades eran familiares. Los accionistas fueron los esposos Ángel Muñoz Hernández y María Consuelo Carvajal. Los hijos José Ángel, Juan Manuel, Alejandro, Antonio y Wenceslao Muñoz Carvajal.

Margarito Terán, apenas con algunos años dentro de las empresas, sirvió de prestanombres de Ángel Muñoz Hernández, de Webb de México y Nacional de Auto manufacturas y luego de José Ángel Muñoz Carvajal, el hijo mayor y predilecto, que se convirtió en albacea y único heredero de los bienes de su padre. En 1993 Terán López fue detenido por portar una pistola. Ángel Muñoz Hernández compareció ante el ministerio público para sacarlo. Dijo que trabajaba de velador en ambas empresas ambas, donde ganaba mil 500 pesos. Es una prueba fundamental en el juicio penal por el delito de fraude que enfrenta el permisionario. Meses después, Terán hizo un supuesto préstamo de 120 mil dólares, con el 10% de interés mensual. “¿De dónde?, no existió el dinero, todo resultó ficticio. Los documentos se utilizaron para juntar todos los bienes y perjudicar a los demás socios. Con la anuencia de Ángel Muñoz Hernández y José Ángel Muñoz Carvajal, padre e hijo”, denunció el litigante de los afectados, Jorge Luis Preciado Morales.

El supuesto crédito no se cubrió a Margarito Terán que embargó los bienes de las sociedades, como dos terrenos, uno de 18 mil metros cuadrados, donde operó la empresa Nacional Auto manufacturera, que se ubica en la calle 22 y 3 de la zona industrial de Guadalajara. El segundo es de 10 hectáreas, se localiza en Tlajomulco de Zúñiga. Además, la maquinaria de ambas empresas. Una parte la trasladó a San Luis Potosí y otra la guardó en Comercializadora Webb, que se constituyó en lugar de Webb de México y Nacional Auto manufacturera, donde los únicos de la familia que aparecen como socios son Ángel Muñoz Hernández y José Ángel Muñoz Carvajal, padre e hijo. Coparticipó en todos los actos la madre, Consuelo Carvajal.

En 1998 Terán compareció ante el juzgado primero civil de Guadalajara como postor y se adjudicó dos bienes inmuebles por 2 millones de pesos, que luego vendió. Solo por uno recibió 100 millones de pesos. En la actualidad están valuados en 924 millones de pesos. Obtuvo las escrituras y los vende en el 2011 y 2012. Pero fue hasta el 2014 cuando obtuvo la posesión física. Hizo transacciones sin ser dueño.

En el 2002, luego de prestarse para despojar a los demás socios de ambas sociedades, María Consuelo Carvajal Espetia, Juan Manuel Muñoz, Alejandro, Antonio y Wenceslao Muñoz, promovieron una demanda penal por el delito de fraude genérico contra Terán López y Fernando Pérez Hernández, otro empleado de las empresas,. Sumaron a Juan José Sánchez Meza, que fungió como secretario del consejo de administración, Ángel Muñoz Hernández y José Ángel Muñoz Carvajal. Se abrió la averiguación previa 2602/2002. Pérez Hernández, originario de Pachuca Hidalgo y Sánchez Meza, de Jalisco, igual que Terán, sirvieron al dúo Muñoz Hernández y Muñoz Carvajal de testaferros.

En el 2008 murió Ángel Muñoz Hernández, que dejó como heredero universal a su hijo José Ángel Muñoz Carvajal, que mantuvo a Terán Pérez y Sánchez de prestanombres. En el 2017 falleció María Consuelo Carvajal Espetía “Murió sin tener un solo centavo de las empresas en donde fue socia del 90% de las acciones”, dijo Preciado. Su hijo Juan Manuel Muñoz la representó. Logró sacar del archivo muerto la causa penal 405/2008 que generó la averiguación previa del 2002. La justicia le negó la orden de arresto, ya dictada contra los demandados.

Hasta enero del 2020, 18 años después, Terán logró evitar que la justicia lo alcanzara mediante una serie de juicios de amparo. El juez ordenó la aprehensión definitiva de Terán, Pérez Hernández, Sánchez Meza y Muñoz Carvajal. Muñoz Hernández quedó fuera porque murió. Sólo Terán fue detenido. Ya recluido en Puente Grande, le fijaron una fianza por 924 millones de pesos.

Terán siempre tuvo el respaldo de Muñoz Hernández y Muñoz Carvajal. Se presume que los tuvo de socios en San Luis. Sirvió de pantalla para despojar al resto de la familia. Comercializadora Weeb la opera solo José Ángel Muñoz Carvajal, que se constituyó sin una asamblea extraordinaria de accionistas, pasó por encima de la ley de sociedades mercantiles.

Comments

comments

acusado de fraude l transportista Margarito Terán debe cubrir más de 900 millones de pesos La Noticia para salir de la cárcel revista La Noticia San Luis Potosí

Comments

comments