El nefasto desempeño de Gilberto Hernández Villafuerte

17 agosto, 20207:36 pmAutor: Elida Mendoza VillanuevaCapital Destacada Municipios Noticias

El pasado 15 de julio, con tres votos en contra de los regidores de Morena, el cabildo de Soledad aprobó los estados financieros y cuenta pública del segundo trimestre del ejercicio fiscal 2020 plagado de irregularidades, gastos excesivos y sin justificación en la mayoría de los rubros. Los opositores dijeron que el manejo de los recursos del ayuntamiento está infestado de anomalías. Citaron que el gasto de pensiones y jubilaciones aparece en ceros. Hay una serie de indicios que podrían resultar en delitos, como el ejercicio indebido de la función pública, desvío de recursos, delincuencia organizada y fraude. En ayudas sociales, el alcalde Gilberto Hernández Villafuerte no supo explicar cuánto se gastó en  despensas y sepelios, ya que no hay montos ni nombres de los beneficiados. Existe una diferencia abismal entre los estados financieros y la cuenta pública. En el primero reportó erogar 2 millones 550 mil pesos.

En el segundo, 31 millones 165 mil 12.81 pesos. En el primer trimestre destinó 22 millones 19 mil 906.75 pesos. Sumarían casi 54 millones de pesos. El presupuesto aprobado es de 91 millones. Sin permiso del cabildo, en el primer trimestre la tesorería, con el aval del edil, lo amplió a 3 millones de pesos, para quedar en 94 millones 998 mil pesos. En el segundo trimestre lo subieron 9 millones 500 mil pesos, quedó en 101 millones 498 mil pesos. Hay un diferendo superior a los 77 millones de pesos. El regidor Hipólito Leija refirió que Hernández se niega a informar sobre el destino de los fondos. “No aprobamos los manejos, ya que las despensas las utilizan para acrecentar su capital político. En el caso de los occisos, apoyan con el féretro, pero de manera aislada”. Señalo que en prestaciones de fin de año, consignó erogaciones de 75 mil 780.38 pesos. “Es imposible que después de seis o siete meses, tome dinero para cubrir rubros que se pagaron al final del 2019. Argumenta que corresponden a adeudos acumulados”.

Otra irregularidad aparece en las penas, multas y actualizaciones donde informó un gasto de 149 mil 577 pesos que maneja como pago por incumplimiento de laudos laborales que el ayuntamiento perdió y se niega pagarle a los trabajadores. Leija dijo que se debe sancionar a los síndicos que no acatan la orden administrativa o judicial. “Algunos empleados se quejan de que no les han cubierto los litigios o que solo les han depositado 20 ó 30 mil pesos cuando les deben 400 mil. Sólo alargan la demanda”. La chicana consiste en acumular adeudos que se generaron en el 2009, cuando llegó el dueto integrado por Ricardo Gallardo Juárez y Ricardo Gallardo Cardona, que ante los riesgos de perder el control por el desastroso desempeño de su títere, buscarán dejar quebrada la hacienda. El que suceda a Hernández, no podrá hacer nada.

El débito con proveedores asciende a casi a 87 millones de pesos, que representa el 50% de la deuda pública que asciende a 181 millones de pesos. Leija solicitó por medio de transparencia, un informe sobre el tema. Se lo negaron. Dijo que le pedirá una audiencia al tesorero, Omar Valadez, para que le diga los detalles. Subrayó que la cuenta pública carece del desglose de ingresos y  gastos. Nadie sabe cuánto recaudan las áreas de comercio, tránsito, catastro, obras públicas registro, civil y protección civil. Tampoco hay un desglose de los egresos. Indicó que en el rubro de salud, no hay un gasto específico. Algunos tránsitos dan auxilios médicos en la cabina de un vehículo afuera del edificio de seguridad pública municipal. Hay personal con diabetes que necesitan diálisis. No los atienden porque ya se gastaron el presupuesto. Lo pagan de su bolsa. El ayuntamiento contrató doctores por honorarios y nosocomios como la Beneficencia Española y el Hospital Vivo. Pero los trabajadores en casos de emergencia, tienen que preguntar a la secretaria particular del edil o Valadez a dónde ir.

En material eléctrico Hernández se gastó de abril a mayo del año en curso, 2 millones 96 mil 23.40 pesos. Cuando Leija solicitó varias lámparas para algunas colonias, le prometieron que más adelante. Pero los empleados de campo le dijeron que ya no tienen. Cuando increpó al munícipe sobre el tema, lo defendió una regidora obsecuente. En “otras prestaciones sociales y económicas”, Gilberto Hernández erogó 260 mil 640 pesos que no especificó. En arrendamientos, destinó más de 7 millones de pesos, pero se pagaron arriba de 9. Leija expuso que solicitarán a Morena, contrate  un despacho externo para auditar el dinero mal gastado. En la mayoría de los renglones se amplió el presupuesto hasta el 300%. El  edil y tesorero violentaron la ley  al rendir cuentas por trimestre, no cada mes. Entregan los documentos a los regidores un día antes de que se sometan al cabildo

En cuentas por cobrar, el alcalde reportó un adeudo de 12 millones 937 mil 627.65 pesos. Le sumó 260 mil pesos más que el primer trimestre del año. Ingresos por recuperar a corto plazo, 2 millones 757 mil 763.49 pesos. En tres meses recuperó casi la mitad. En anticipos a proveedores y contratistas, existe una incongruencia, en lugar de saldar adeudos, les dio dinero por adelantado. En el segundo trimestre, reportó un gasto de 24 millones 257 mil 233 pesos. En el primer trimestre la suma fue de 18 millones 529 mil 834.46 pesos. Les entregó más de 3.5 millones a constructores que nadie conoce. Leija comentó que Hernández hizo pagos adelantados, pero no cobró a deudores, tampoco hizo nada para obtener recursos de otros derechos que tiene el ayuntamiento. La cuenta pública la mantuvo fija durante los primeros 6 meses del 2020, en 2 millones 537 mil 249.97 pesos. El déficit a corto plazo asciende a 181 millones 749 mil 822.99 pesos. En el lapso de enero a marzo, la suma fue de 187 millones 98 mil 757.10 pesos.

Refirió que el ayuntamiento debe casi 30.5 millones de cuotas sindicales, 5% al millar en créditos al Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores, Caja Libertad, impuestos retenidos de sueldos y salarios, donde el monto es cercano a los 20 millones de pesos. Además adeuda retenciones de honorarios, arrendamientos y gabelas sobre el trabajo. Hernández Villafuerte incrementó los gastos del 300 al mil por ciento. En sueldos dijo que destinó 36  millones 319 mil 586.04 pesos. En el trimestre anterior, la suma fue de 33 millones 829  mil 51.59 pesos. En honorarios asimilados a salarios reportó 12 millones 482 mil 526.51 pesos. En el periodo anterior 2 millones 607 mil 924.06 pesos, casi 10 millones de pesos más. En prestaciones sociales que antes llamó prestaciones contractuales, canalizó 18 millones 366 mil 958 pesos.

En el trimestre, el gasto fue de 15 millones 546 mil 638.66 pesos, casi 3 millones de pesos más. En materiales y artículos de construcción, aplicó 16 millones 289 mil 803.25 pesos. En el lapso anterior, la suma fue de 3 millones 833 mil 132.2 pesos, casi 13 millones más. En vestuarios y uniformes, 5 millones 140 mil 438.16 pesos. Hace tres meses facilitó 84 mil 101.16 pesos. Dilapidó extras más de 5 millones de pesos. En refacciones y accesorios menores para equipo de transporte y cómputo, más de 3.5 millones. En el trimestre anterior apenas sumó 900 mil pesos. En servicios profesionales, científicos y técnicos integrales, 8 millones 415 mil 145.14 pesos. En el periodo anterior, un millón 778 mil 238.81 pesos, más de 7 millones 200 mil pesos. En conservación y mantenimiento menor de inmuebles dijo que usó 8 millones 809 mil 40.98 pesos. En el periodo anterior la suma fue de 345 mil 202.79 pesos. Más de 8 millones 400 mil pesos. En ayudas sociales, en los estados financieros reportó 2 millones 550 mil pesos. En documento de la cuenta pública y estado analítico manejó 31 millones 165 mil 12.81 pesos.

Hernández Villafuerte incrementó las participaciones en materiales de administración. Le subió de manera arbitraria 3 millones 650 mil pesos. En artículos de construcción, 17 millones. A herramientas, refacciones y accesorios, 6 millones 550 mil pesos. Ayudas sociales, 9 millones 500 mil pesos. Leija estableció que con un arqueo se puede constatar el fraude al erario. La contraloría municipal no hace su trabajo. No cuestiona los informes plagados de anomalías. Es una comparsa del munícipe. Calificó el despliegue de Hernández como nefasto. No hay quien le ponga un alto, junto con su aplanadora. Con el respaldo de sus compañeros de Morena, promovieron una denuncia ante la contraloría estatal por el manejo indebido de los recursos públicos en el 2019. En el documento se asentaron más de 20 observaciones con elementos de pruebas. El órgano fiscalizador le dio como plazo, el primer trimestre del 2020, para solventarlas o lo sancionan.

 

 

Comments

comments

alcalde edil Gilberto Hernández Villafuerte El nefasto desempeño de Gilberto Hernández Villafuerte Soledad de Graciano Sánchez

Comments

comments