Carreras le garantizó impunidad a Toranzo por haberlo promovido como su relevo

25 agosto, 20169:49 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Noticias

Reh√©n de las facciones que lo llevaron al cargo, acusado de ganar los comicios con un fraude de estado, vilipendiado por el alcalde de la capital Ricardo Gallardo Ju√°rez, que lo ha enterrado con su atroz protagonismo, a casi un a√Īo de omisiones, el mandatario Juan Manuel Carreras no tiene una obra significativa que sintetice el cambio lleno de esperanzas que prometi√≥ a los potosinos. Aunque alarde√≥ castigar las corruptelas e impunidades, se convirti√≥ en un feroz defensor de los latrocinios cometidos por su antecesor y principal mecenas, el galeno de baj√≠simo perfil, Fernando Toranzo, que se confabul√≥ con el actual diputado federal, C√°ndido Ochoa Rojas, un factotum con gran influencia en el gabinete estatal, poder legislativo y judicial. Acusado de traicionar al PRI para brincarse c√≥modo al sexenio del panista Felipe Calder√≥n, Carreras tambi√©n fue exhibido de alterar sus declaraciones patrimoniales que acrecent√≥ desmedido como titular del sector educativo. En su corto mandato, las ejecuciones, secuestros, robos y asesinatos se incrementaron en t√©rminos geom√©tricos. Su gran respuesta institucional fue que Guanajuato est√° peor. Huidizo, sin car√°cter, complaciente con los diversos grupos que lo presionan, ha optado entronizar el esquema del dejar hacer y pasar. Sus propios correligionarios lo han estigmatizado: Toranzo y Ochoa lo pusieron de tapadera. Incluso, que ya form√≥ su propio equipo de recaudadores, para saquear las arcas.

En la amplia gama de aspirantes a la gubernatura, Carreras era el que menos opciones ten√≠a, por renunciar a su sempiterna doctrina para convertirse en repentino panista y colaborar con su ex compa√Īero de la Escuela Libre de Derecho, Felipe Calder√≥n, que lo ubic√≥ como director de la Comisi√≥n Reguladora de la Tenencia de la Tierra y luego titular del Fideicomiso de Ahorro de la Energ√≠a El√©ctrica. La llegada de Carreras tiene como hist√≥rico antecedente la debacle del PRI en Soledad, donde en 20 a√Īos no han podido recuperar la alcald√≠a por las diversas negociaciones de las c√ļpulas. La debacle comenz√≥ con el ex gobernador de cuatro a√Īos, Horacio S√°nchez Unzueta, que para desmantelar el cacicazgo del ex l√≠der de la CTM, Jos√© Guadalupe Vega Mac√≠as, para derrotar a su hija, Magdalena Vega Escobedo, infl√≥ como adversario a trav√©s del extinto Partido Aut√©ntico de la Revoluci√≥n Democr√°tica, a su delf√≠n, el litigante Roberto Cervantes Barajas, que se impuso sin mayores dificultades. Protegido por su oscuro impulsor, repiti√≥ despu√©s en la alcald√≠a con las siglas del PRD. En las dos veces exprimi√≥ el erario para su ventaja personal. Adem√°s de otros padrinos, Carreras inici√≥ su despegue local a la sombra de S√°nchez Unzueta y su alfil Fernando Silva Nieto, que lo hicieron delegado de programaci√≥n y presupuesto, secretario de desarrollo social, secretario de finanzas y diputado federal, donde trab√≥ amistad con Calder√≥n.

Pero a Carreras tambi√©n lo favoreci√≥ su tarea de cargarle el malet√≠n al que se desempe√Ī√≥ como embajador de M√©xico en Chile, Gonzalo Toribio Mart√≠nez Corbal√°, ¬ęmaestro pol√≠tico¬Ľ del ex presidente Carlos Salinas que lo puso al frente del Issste y del Infonavit. Luego lo envi√≥ de gobernador interino, para suplir a otro interino, Te√≥filo Torres Corzo. Adem√°s lo us√≥ para ensayar la asonada reeleccionista, que le pudo servirle para perpetuarse otro sexenio. Mart√≠nez Corbal√° obligado a convocar a nuevos comicios, renunci√≥ a su encargo temporal para registrarse como el favorito de la charada electoral. Las protestas alcanzaron rango nacional y pudieron desencadenar una revuelta civil. En su desastroso paso por San Luis, siempre tuvo de confidente cercano a Carreras L√≥pez. Para contener y desacreditar al l√≠der c√≠vico Salvador Nava, Salinas determin√≥ que concluyera el sexenio su yerno Horacio S√°nchez Unzueta, que tuvo de f√°ciles opositores a su suegra, Concepci√≥n Calvillo Alonso. Por las concertacesiones de Salinas con la dirigencia nacional, acept√≥ f√°cil la derrota el panista Jorge Lozano, que luego fue premiado como senador y alcalde de la capital, donde hizo millonarios negocios. Desde entonces S√°nchez Unzueta se convirti√≥ en el maximato. Impuso en la contienda interna a su alumno Fernando Silva Nieto en detrimento del √ļltimo dirigente del llamado Grupo Universidad, Juan Ramiro Robledo.

S√°nchez jug√≥ un papel capital para colar al falso panista Marcelo de los Santos, que se dej√≥ ganar con fraude para favorecer a Silva. En una segunda oportunidad, de manera simult√°nea, casi ajeno a la influencia del centro, manej√≥ la pactada alternancia para empujar la llegada del contador p√ļblico. Ahora el sacrificado por el PRI result√≥ el ingenuo ex alcalde de la capital, Luis Jos√© Garc√≠a Juli√°n. En la etapa de Marcelo de los Santos, el poder tras el trono ubic√≥ como secretario de salud al m√©dico de escasas luces, Fernando Toranzo, donde empez√≥ una silenciosa campa√Īa con fines sucesorios. Horacio S√°nchez ten√≠a una doble encomienda, enterrar para siempre al √ļnico contrapeso hist√≥rico que hubo en las filas panistas, al ex senador y ex edil de la capital, Jos√© Alejandro Zapata Perogordo. Nunca se crey√≥ que fuera el candidato, compadre y amigo cercano de Calder√≥n, con el que se hab√≠a distanciado cuando decidi√≥ apoyar al ex gobernador de Guanajuato, Carlos Medina Plascencia, en la lucha por alcanzar la presidencia de la rep√ļblica. S√°nchez, aliado a Marcelo de los Santos, armaron la celada. Toranzo ten√≠a 12 a√Īos de ventaja, ya que con Silva fue director del Hospital Central Ignacio Morones Prieto y diputado local. Para evitar el desgaste, fue destapado en la fase final de los registros. Zapata mordi√≥ el polvo. S√°nchez Unzueta le dio una segunda tunda cuando intent√≥ buscar otra vez la alcald√≠a de la capital. Lo dobleg√≥ con el novato ex rector de la Universidad Aut√≥noma de San Luis Potos√≠, Mario Garc√≠a Vald√©s.

Renuente a extinguirse, Zapata insisti√≥ en buscar la gubernatura. Sin conexiones en las altas esferas de la burocracia partidista, fue pisoteado con chicanas en la pelea interna por el llamado C√≠rculo Azul, que capitanea el ex diputado federal, Juan Pablo Escobar, que col√≥ a la senadora Sonia Mendoza. Cuando Toranzo asumi√≥ el cargo, se volvi√≥ introvertido, visceral, bipolar, energ√ļmeno. Sin embargo, no pudo zafarse de la cadena que lo at√≥ a S√°nchez Unzueta, que se convirti√≥ en el inamovible presidente del patronato para regenerar el centro hist√≥rico, donde no rinde cuentas a nadie de las cifras millonarias que maneja. Mantuvo a su esposa Concepci√≥n Guadalupe Nava Calvillo como directora del Consejo Tutelar de Menores. Hizo secretario de desarrollo urbano, obras p√ļblicas y vialidades a su cu√Īado, Luis Alfonso Nava Calvillo, que sali√≥ por entregar a sus cuates en licitaciones ama√Īadas, los contratos m√°s boyantes. Por sus constantes ataques de rabia, Toranzo logr√≥ correr a los dos brazos derechos de S√°nchez Unzueta, el asesor jur√≠dico, Leonel Serrato y al jefe de asesores, Juan Jos√© Rodr√≠guez Medina, que se convirti√≥ en un feroz cr√≠tico del galeno como articulista del diario Pulso, donde antes fue director ejecutivo. El cirujano desmantel√≥ el 90% del gabinete original por sus ataques de coraje. Opt√≥ irse de pesca, abandon√≥ las oficinas para no atender a la ciudadan√≠a. Le dej√≥ la casa de gobierno a un hijo reci√©n casado. Comparti√≥ el poder con su esposa, la presidenta del DIF, Mar√≠a Luisa Ramos Segura, que hizo incontables negocios con la hacienda p√ļblica, junto con el secretario de gobierno, C√°ndido Ochoa, que enquist√≥ hasta la fecha, la mayor√≠a de las dependencias con incondicionales. Entonces se habl√≥ que en San Luis hab√≠a tres gobernantes. El ex director de los parques Tangamanga, Mart√≠n Toranzo, pidi√≥ c√°rcel para el poderoso tr√≠o, por corruptos.

Despu√©s de la primera campa√Īa para la alcald√≠a de Soledad, el comerciante pollero, Ricardo Gallardo Ju√°rez, casi qued√≥ en la bancarrota, vencido por el panista Juan Manuel Vel√°zquez. Lo oxigen√≥ Toranzo y S√°nchez Unzueta, que en su cruzada para desmantelar los m√≠nimos contrapesos regionales, ten√≠a como meta pendiente acabar con el reducto del cacique Mario Vel√°zquez, padre de la dos veces candidata del PRI, Amalia Vel√°zquez, cuyo futuro ya estaba hipotecado. Entonces iba a edificar uno nuevo, bajo su f√©rula, pero m√°s peligroso. Con el respaldo de Toranzo, Ochoa y S√°nchez Unzueta, Gallardo le gan√≥ f√°cil al panista Gerardo Zamanillo, al que ya hab√≠a vendido el dirigente estatal del PAN, H√©ctor Mendiz√°bal, que escal√≥ posiciones por el usufructo de incontables derrotas. Gallardo siempre busc√≥ contender por el PRI, peros sus impulsores lo contuvieron para mejores coyunturas. Protegido por sus financiadores, Gallardo traz√≥ un plan para eternizarse en Soledad. Se le vincul√≥ a grupos criminales para golpear e intimidar a sus enemigos, compr√≥ en cantidades millonarias la complicidad de la prensa y recurri√≥ al populismo para enraizarse en las clases marginales. Le hered√≥ el cargo a su hijo, Ricardo Gallardo Cardona. Juntos se enriquecieron al extremo de la hacienda p√ļblica. Para evitar sobresaltos, salpicaron ben√©volos a todo mundo. Pero fueron abandonados cuando Gallardo Cardona fue detenido por malversar 200 millones de pesos y presuntos v√≠nculos con la delincuencia organizada. S√°nchez Unzueta, Toranzo y Ochoa, le garantizaron al presidente Enrique Pe√Īa que podr√≠an mantener la gubernatura si le sacaban doble provecho a la captura del ex edil, que era el preferido en las encuestas para relevar al fallido galeno. Negociaron con el padre entregarle la capital, Soledad, cinco curules locales, dos federales y otros ayuntamientos a cambio de los m√°s de 200 mil votos que le consigui√≥ a Carreras, que esper√≥ sentado la victoria. La inminente alternancia con la panista Sonia Mendoza se esfum√≥ por el mega fraude electoral que hizo ganar a Carreras. Gallardo Cardona al a√Īo recuper√≥ su libertad…contin√ļa (tomado de la versi√≥n impres, JULIO 2016)

Comments

comments

Cándido Ochoa Rojas Felipe Calderón Fernando Silva Nieto Fernando Toranzo Gonzalo Toribio Martínez Corbalá Horacio Sánchez Unzueta Juan Manuel Carreras La Noticia PRI Ricardo Gallardo Juárez San Luis Potosí

Comments

comments