Llaman a defender Morena de fuerzas arribistas

28 agosto, 20181:47 amAutor: Oralia Guzmán MendozaCapital Destacada

El diputado local de Morena, Jesús Cardona Mireles, señaló que el comité ejecutivo nacional y los militantes del partido en la entidad, deben rechazar e impedir que personajes ajenos o de otros partidos, tomen el control de la dirigencia estatal que se renovará en octubre. Pugnar para que haya una sana competencia entre los que decidan competir y cumplan con los requisitos que fije la convocatoria. Resaltó que Morena se ha convertido en un platillo muy apetitoso.

Mencionó que un grupo de navistas buscan tomar las riendas. “A lo mejor tenemos algunas coincidencias ideológicas y de principios que enarboló el ex líder cívico, Salvador Nava. Se habla con cierta coherencia, que el ex gobernador Horacio Sánchez Unzueta pretende inmiscuirse. Los verdaderos militantes y fundadores de Morena son los que deben dirigir al partido”.

Externó que todo militante tiene derecho a participar. Cuando inicie el proceso, analizará la posibilidad de competir o trabajar para fortalecer al partido. No está obsesionado en ocupar el cargo. Censuró que algunos integrantes, como Gabino Morales Mendoza, siempre pregonaron transformar al país. “Hoy en forma incongruente, ha aceptado ser coordinador estatal. Con los nombramientos que hizo el presidente electo Andrés Manuel López Obrador en todo el país, busca compactar el aparato gubernamental para ahorrar recursos y cumplir una de sus promesas de campaña, destinar los ahorros a programas sociales”.

Cardona expuso que no se ha definido o explicado a detalle cuáles serán las funciones de los coordinadores en los estados y su alcance. Si van a sustituir a todas las delegaciones o solo tienen un carácter similar a la Sedesol, Prospera, Sedatu o abarcarán a las 50 delegaciones que hay en San Luis. Afirmó que si fuera el caso, Morales ni ninguna otra persona puede cumplir con la encomienda de conocer y atender en forma eficiente temas tan variados como la seguridad pública, salud, vivienda, relaciones exteriores, Banobras, Comunicaciones y Transportes, Infonavit, entre otros.

Calificó como un paso gigantesco la pretensión de eliminar al 70% del personal de confianza de la burocracia federal, pues en varias dependencias se duplican funciones y hay exceso de empleados. Consideró que si el coordinador atendiera las delegaciones que se encargan de temas afines o solo las que manejan programas sociales, la medida puede tener éxito.

El diputado consideró que la inconformidad y desaprobación que surgió en militantes de varias partes del estado, con la designación de Morales Mendoza, es porque su trabajo como enlace en las elecciones, fue muy deficiente. Cuando estuvo de dirigente del partido, se confrontó, no unificó. Fue déspota, sobre todo con los contrarios a su grupo. Afirmó que el deficiente desempeño en el nuevo comité estatal, comandado por Sergio Serrano Soriano y Gabino Morales, se reflejó en los magros resultados que obtuvo Morena en la contienda municipal. La coalición solo gobernará en 5 municipios pequeños. El arrastre que traía López Obrador pudo ayudar a ganar entre 15 y 20 presidencias municipales.

“Dejaron solos a los candidatos, no los apoyaron con recursos ni propaganda, impusieron perfiles sin carisma. No sumaron a los que tenían mayores posibilidades de ganar. Negociaron a su antojo las candidaturas con los partidos coaligados. Sergio Serrano nunca informó en que se gastó los recursos que recibió Morena de prerrogativas y para campañas. La gran mayoría no hizo proselitismo, no hubo volantes o posters en las calles. No es posible que los contendientes recibieran mayor respaldo antes, cuando no se contaba con dinero público”.

Aseguró que por los grandes logros de Morena, contarán con mayoría en el congreso. Tendrán un senador y diputados federales. El triunfo de López Obrador en el estado, donde se creyó que no ganaría y en todo el país, se obtuvo por su gran labor y liderazgo. También debido al hartazgo de los ciudadanos hacia el sistema político, no por el trabajo de los dirigentes locales.

La directiva del consejo estatal nunca convocó a reuniones, ni cumplió con lo que marcan los estatutos. Algunos de sus integrantes se postulan ahora para cargos públicos. Si les aplicaran las reglas, no podrían participar. “A mí siempre me criticaron todo, hasta porque salía en una foto con compañeros de otras bancadas o con el gobernador. Pero yo si les puedo demostrar con números, el trabajo que realicé en el congreso. Fui de los más productivos. Gabino Morales, como presidente, hizo lo que pudo, porque no había recursos. Le llegaron al final de su mandato. Como enlace, no sabía cuáles eran sus atribuciones. Tomó muchas decisiones que le correspondían a Serrano como dirigente. Se supo incluso que como enviado del comité nacional, manejó recursos que eran para 7 coordinadores distritales. No informó del gasto a la militancia”.

Comments

comments

La Noticia la noticia san luis Morena PAN política PRD PT revista

Comments

comments