Lilly Téllez, la flecha fuera de la Diana

28 octubre, 20224:24 pmAutor: Jorge Fernando Canseco CasadosCapital Opinion

María Lilly del Carmen Téllez García es, sin lugar a dudas, una mujer hermosa, pero grosera, grotesca, vanidosa, imprudente, altanera, desleal, oportunista. Llegó al senado de la república, tras unirse al partido Morena, en 2018. Una vez que fue impulsada por el ente y su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, saltó a las filas del PAN. Se incorporó al subgrupo caracterizado como ultraderechista, encabezado por Julén Rementería, Kenia López Rabadán, Xóchitl Gálvez y Mariana Gómez del Campo, todo bajo la fuerte influencia del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

El protagonismo de López, Gálvez y Téllez, ha servido como una especie de cortina de humo para proteger a la esposa del ex mandatario, la señora Margarita Zavala Gómez del Campo. Y de alguna forma, para atajar una embestida frontal contra sus hermanos, en especial, Hildebrando Zavala, el hombre que al interior del Instituto Federal Electoral, despertó un algoritmo que se comió los votos del tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, doce años atrás, para favorecer… a Calderón Hinojosa.

La senadora Téllez, incluso, impidió que, ya investido como presidente de la república, en octubre de 2021, López Obrador acudiera al senado de la república, tras manifestar en sus redes sociales y diversos medios informativos, que aprovecharía para encarar al mandatario.

En noviembre del 2021, salió a la defensa del dueño de El Universal, Juan Francisco Healy Ortiz, luego de que en Guatemala, fuera detenido en la aduana aeroportuaria por no reportar el ingreso de dinero al país. El magnate acudía a la boda del entonces titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto.

En diciembre de 2020, casi al principio del mes, la senadora Téllez, pese a los escandalosos montajes televisivos, como el de Ayotzinapa y la “niña” bajo los escombros del Colegio Rébsamen, respaldó al reportero Carlos Loret de Mola, para recibir la distinción Belisario Domínguez, “por sus denuncias sobre las corruptelas en el régimen de la 4T”.

En 2020, la senadora Téllez García intentó, desde sus redes sociales, convencer a sus seguidores de que el coito debiera tener una duración máxima de ¡dos minutos!, después, las relaciones sexuales se tornan perversas, todo para llamar la atención. Luego encontraría más sencillo, cazar oportunidades, para manifestar cuánto odia a López Obrador.

Lo que permanece en el misterio es ¿por qué? Es probable, debido a las posturas de López Obrador para despenalizar el aborto o legalizar la mariguana. Pero ¿es cierto? María del Carmen Lilly Téllez milita en el partido de un ex presidente de México que no solo aprueba legalizar la mariguana, también se beneficia del tema, Vicente Fox Quesada.

La senadora panista parece haber vendido su alma al diablo, con tal de atajar al presidente López Obrador, quien ha manifestado su credo cristiano, distinto al que le fuera inculcado y profesa Lilly Téllez. Un reflejo de lo que ocurre entre las familias de diferente ideología religiosa y política. ¿Es la raíz de fondo o hay algo más? Lo cierto es que los dardos envenenados de la senadora albiceleste terminaron afuera de la Diana. Pero no deja de tensar el arco y echa mano de cuanto le caiga en el carcaj.

Es por lo que usa tal vez, como imagen en las redes sociales, una fotografía donde se le ve cuando estira un arco, en una zona boscosa ¿de Sonora?

El 22 de junio de 2020, cuando la protagonista actuaba como conductora de uno de los noticieros de Televisión Azteca, fue atacada a balazos. Su chofer y dos guardaespaldas resultaron heridos. Entonces se

difundía en la televisora del dueño de Elektra, una serie denominada “Abuso del poder. Caso Samuel del Villar”, procurador del Distrito Federal.

Téllez, como periodista, condujo diversas investigaciones, entre las que destacan, El palacio de los Arellano Félix, el Caso Colosio, el Caso Ruiz Massieu, Abuso de Poder: el caso Samuel del Villar (“El Sammy Botellas”), Robo de Vehículos, La Nueva Mafia Mexicana, el Caso Paulette, Jefe Diego y otras más.

La senadora Téllez pudo haber escalado aún más, pero se quedó dónde está, deteriora su capital político y social, como enemiga ¿gratuita o mercenaria?, aspirante a una eventual nominación del PAN. O del empresario Claudio Xavier González, a la presidencia de la república en el 2024.

Comments

comments

Comments

comments