Las juanitas potosinas

15 febrero, 20218:51 pmAutor: Francisco Parra BarbosaCapital Opinion

En el 2009 en Iztapalapa, una delegaci√≥n del Distrito Federal, a un individuo de nombre Rafael Acosta √Āngeles, apodado Juanito, se le pidi√≥ postular para que una vez que ganara, renunciara a favor de otra candidata de nombre Clara Brugada. El tipo sin voluntad y obediente lo hizo, fue usado como papel higi√©nico. Sin dignidad ni conciencia, se le manipul√≥, us√≥ y desech√≥. A partir de entonces el mote se comenz√≥ aplicar tambi√©n a las mujeres postuladas a puestos de elecci√≥n popular, para cumplir con la cuota de g√©nero, s√≥lo para aparentar que los partidos son ¬ęmuy respetuosos de la ley¬Ľ, y que ¬ęimpulsan a las mujeres¬Ľ.

Se les llama Las Juanitas a las mujeres-objeto que se dejan usar y luego desechar. ¬ę√ösese y t√≠rese¬Ľ, parecer√≠a ser la etiqueta que las distingue. Los varones inmersos en la pol√≠tica, las utilizan para hacer de las suyas, simular que se cumple con la paridad de g√©nero, con las cuotas y la equidad en la repartici√≥n de candidaturas. Mujeres a las que luego de la elecci√≥n y una vez que obtienen los votos necesarios y triunfan, se les exige que renuncien, dejen el puesto, se hagan a un lado para que entonces el suplente asuma el cargo. Y resulta que es el marido, un hermano o un hombre, titular de un partido pol√≠tico, un recomendado o favorito del cerrado grupo compacto.

Es decir, a las Juanitas o ¬ęMulitas¬Ľ como se les llama a las mujeres que el narco usa para trasladar la droga, pero que en pol√≠tica son las Juanitas, se les encarga hacer el trabajo sucio y al final un macho es el gan√≥n de la talacha. Se elige a mujeres f√≠sicamente atractivas o que le redit√ļen al partido una imagen positiva, aunque todo sea apariencia, porque el objetivo es ganar y luego desechar. Wikipedia lo describe. ¬ęLas Juanitas es el nombre dado en M√©xico a un fen√≥meno pol√≠tico en el que los partidos o asociaciones pol√≠ticas nominan candidatas de g√©nero femenino a puestos p√ļblicos de elecci√≥n popular con el objetivo oculto adicional de hacer que la candidata se haga reemplazar con un suplente (var√≥n) predispuesto por el mismo partido‚ÄĚ.

Es como no se viola la letra de la cuota de género que marca el reglamento electoral en México. El concepto cobró vida a raíz de los casos de renuncias en serie ocurridas en la política mexicana en el 2009. Antecedentes. Renuncias de la LXI legislatura. Lista de las Juanitas originales y suplentes. Es decir, hecha la ley, hecha la trampa, para simular que las mujeres ya tienen acceso a la política y los cargos de elección popular. Aunque a fin de cuentas, los hombres son los que acaban por agandallar las candidaturas, los cargos y manteniendo el monopolio del poder, discriminando a las mujeres, usándolas para hacerlas a un lado.

En los d√≠as actuales, en Morena, en San luis Potos√≠, se aplica la medida. O sea, para que el palo apriete, debe ser de la misma cu√Īa. Fue por lo que el 18 de enero se reabri√≥ una segunda e ilegal convocatoria para que se inscribieran 12 Juanitas Potosinas. Es sabido que el 2021 es a√Īo electoral, se van a elegir en 15 estados mismo n√ļmero de gobernadores. Resulta que el muy machista partido Morena, s√≥lo contemplaba proponer a puro mach√≠n para los cargos. Qued√≥ demostrado cuando el Instituto Nacional Electoral, propuso mediante un acuerdo, que para alcanzar la paridad de g√©nero, es decir, que pudieran participar las mujeres en la vida p√ļblica pol√≠tica de M√©xico, la mitad de las posiciones fueran postuladas candidatas.

En lo inmediato, el senador Ricardo Monreal se opuso porque uno de sus hermanos podía verse afectado y podría no ser ungido en Zacatecas donde la familia tiene su cacicazgo, e increíble, desde el senado se impugnó el acuerdo. La entidad legislativa que debería ocuparse de atender la igualdad entre hombres y mujeres, fue la primera que se opuso a que fuera posible. El tiempo comenzó a correr, a finales en noviembre del 2020, Morena lanzó la convocatoria desde la dirigencia nacional, haciendo a un lado y sin tomar en cuenta a los militantes locales de cada estado. Comenzó a elegir por dedazo a cada candidato, al dedazo le han llamado encuesta.

Resulta que al clan de los Monreal no se les afect√≥ en su feudo y en otras partes hasta se eligi√≥ a mujeres. En Nuevo Le√≥n por ejemplo, a una se√Īora de nombre Clara Luz Flores, que milit√≥ por m√°s de 20 a√Īos en el PRI, se le impuso como candidata de Morena. El esposo sali√≥ a decir de inmediato que la eligieron ya que la gente le da el voto, s√≥lo por ser su c√≥nyuge. Para el 24 de diciembre, Morena hab√≠a elegido a seis mujeres y cinco hombres candidatos. Entonces el Tribunal Electoral Federal le notific√≥ que hab√≠a resuelto sobre la impugnaci√≥n que presentaron los Monreal semanas antes y orden√≥ que fueran 7 mujeres y 8 hombres como candidatos, bajo el criterio de paridad de g√©nero.

El 30 de diciembre del 2020, Mario Delgado Carrillo, presidente nacional de Morena, a las cinco de la tarde, sali√≥ a avisar que para los estados faltantes de candidato, en Guerrero ser√≠a F√©lix Salgado Macedonio, a quien acusan de violaci√≥n sexual. En Sinaloa, el senador Rub√©n Rocha y en Michoac√°n al ex alcalde de Morelia, Ra√ļl Mor√≥n Orozco. Sobre San Luis Potos√≠, solo inform√≥ que ser√≠a mujer, pero no dijo el nombre de ninguna

de las tres inscritas en tiempo y forma desde el 4 de diciembre del 2020, la fecha que salió la convocatoria para inscribirse. A partir de entonces, las irregularidades comenzaron a crecer.

El desd√©n con que el presidente de Morena ha tratado a San Luis Potos√≠ no era nuevo para entonces. Resulta que en el 2020, Morena tuvo un proceso interno para elegir a su presidente nacional, hubo dos candidatos que al final se dieron con tubo, Porfirio Mu√Īoz Ledo y Mario Delgado Carrillo. Al final, Delgado qued√≥ como titular y el grupo contrario le coloc√≥ a Citlalli Hern√°ndez como secretaria. El 10 de noviembre de 2020, a pesar de que por la ma√Īana Sergio Serrano, dirigente estatal de Morena en San Luis, dijo que no ir√≠an coaligados con el partido Verde, al que acus√≥, fue comprado como franquicia por la familia Gallardo, por la noche Delgado envi√≥ a su secretario particular para firmar la alianza en las instalaciones del Consejo Estatal Electoral.

Los medios informativos dieron cuenta del caso, donde militantes de Morena de todas las corrientes, indignados, se opusieron al atraco, donde por la sola decisión de Mario Delgado, se ponía como candidato de Morena, junto con el Verde, a Ricardo Gallardo. Entonces, una de las fundadoras del partido, la licenciada Francisca Reséndiz Lara, también aspirante a la gubernatura, que acudió al lugar con decenas de simpatizantes, alzó la voz y reclamó que no estaban en venta. Se enojaron al enterarse de la imposición que rechazaban.

R√°pido encabez√≥ la inconformidad y d√≠as despu√©s con un nutrido contingente acudi√≥ a la Ciudad de M√©xico para entrevistarse con Mario Delgado. Le manifestaron el rechazo de las oscuras pr√°cticas. El 17 de noviembre de 2020, el Consejo Nacional de Morena, la m√°xima autoridad seg√ļn los estatutos, rechaz√≥ esa coalici√≥n. El hecho tuvo efectos en otras partes como Michoac√°n, Guerrero y Nuevo Le√≥n donde tambi√©n se rechaz√≥ la figura. Fue cuando Delgado y el comit√© nacional enderezaron acciones contra Res√©ndiz. D√≠as antes de que saliera la convocatoria, citaron en M√©xico a cuatro aspirantes a la gubernatura, solo varones, Adri√°n Esper, Primo Doth√©, Juan Ramiro Robledo y Leonel Serrato.

A la licenciada Res√©ndiz la ignoraron, cuando desde el 19 de octubre ya era aspirante propuesta en el mismo auditorio de Morena en San Luis Potos√≠. Es decir, Mario Delgado y los interesados varones, desde entonces se dedicaron a discriminar a la quejosa, quien tiene una trayectoria de lucha por los derechos sociales, sindicales y de muchos grupos vulnerables. En la l√≥gica machista y patriarcal de la pol√≠tica potosina, seg√ļn tales sujetos, la gubernatura estaba destinada para uno de los tres. Pero resulta que no, echados en la hamaca y confiados en que el efecto cascada de L√≥pez Obrador los cobijar√≠a y har√≠a ganar.

Reséndiz no se arredró y comenzó a trabajar con enjundia y pronto se colocó en un lugar que los flojos prepotentes no daban crédito, acostumbrados a la molicie, componendas corruptas y cómplices del patriarcado. Se imaginaron con la gubernatura en el bolsillo, blofearon en una competencia por ver quién era el más bocón. Vino el 30 de diciembre de 2020, de 13 candidatos, la lista se acortó a 3 candidatas. La noticia de que en San Luis Potosí la candidatura sería mujer, les cayó como balde de agua fría.

Los días siguientes, los muy ofendidos machotes se la pasaron lloriqueando y comenzaron una violencia política en razón de género, auspiciaron descalificaciones contra las candidatas, las acusaron de incapaces para ganar la contienda. Los medios afines a los fanfarrones lloraban sus penas y despotricaban también contra las tres inscritas. Pero el asunto siguió, Mario Delgado vino a sumarse a los misóginos y comenzó a avanzar. Mustio y cobarde, lanzó un primer ajuste a la convocatoria y cambió las fechas para incumplir y no dar a conocer el 7 de enero de 2021, quien de las tres aspirantes había cumplido con los requisitos y términos del documento.

La fecha la pas√≥ para el 13 de enero. Luego al 16. Tampoco cumpli√≥ con el ajuste y mencion√≥ que ser√≠a hasta fin de mes. Pero Delgado y sus compinches del comit√© nacional decidieron abrir otra vez la convocatoria para que vinieran a inscribirse todas las mujeres que pudieran, porque a su parecer, las tres inscritas no satisfac√≠an la idea de paridad de g√©nero o la noci√≥n que sobre las mismas tiene el partido en el poder, que prometi√≥ la cuarta transformaci√≥n. Entonces, las convocatorias las considera ajustables al capricho, arbitrariedad, estado de √°nimo o el mejor concepto de quien se ostenta como due√Īo del ente de orden p√ļblico. Pero que mantenemos con nuestros impuestos, con dinero p√ļblico.

Y como una convocatoria para la gubernatura, reglas o estatutos del partido o la constitución para el comité nacional no son más que letras en un papel, pueden hacer los cambios que se les ocurran. La certeza y legalidad, acabaron en un circo, una vacilada. Mario Delgado y sus cómplices resolvieron para obstaculizar que haya una gobernadora por méritos propios, frente a una contienda en condiciones desiguales frente a varones, pero ahora también contra otras mujeres, sembrar el camino de Juanitas. Las Juanitas potosinas.

Se trata de mujeres-objeto de la pol√≠tica que, ingenuas, son usadas sin el menor rubor. Con desverg√ľenza, arribistas y traicioneras a su propio g√©nero, el 18 de enero acudieron en masa a inscribirse, a granel, para echarle mont√≥n a otras tres que, atrevidas, se les ocurri√≥ competirles a los hombres en proceso abierto. Ahora, con todas las garant√≠as de ser aut√©nticas y verdaderas Juanitas, vienen a hacerse garras. Pero cada una hasta se ufana, para impresionar a las otras Juanitas. Entonces, dan la certidumbre de que el peor enemigo de una mujer no es otra mujer, es el hombre que la manipula para enfrentarse entre s√≠.

El gobernador ya ech√≥ a su Juanita al ruedo, la secretaria de salud, M√≥nica Rangel, sepulturera que llega montada sobre pilas de cad√°veres, ave de rapi√Īa como es su naturaleza putrefacta. Una Juanita merolica y eterna perdedora, Paloma Aguilar, cuya religi√≥n es clavar la u√Īa sin esperar a que le den, se mueve bajo la leyenda, p√≥nganme donde hay, dice que es la Juanita del presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador. Hay la Juanita de cada uno de los cuatro se√Īores que se mec√≠an en la hamaca, sus apellidos las revelan, las descubren y las exhiben.

La docena de Juanitas la completa la del Verde Ecologista, que lleg√≥ acompa√Īada por un ex tamalero, la Juanita ilusa, la Juanita desconocida, la Juanita que pas√≥ por un lugar. La construcci√≥n de la Juanita potosina no exist√≠a hasta el 18 de enero. Las redes ya las tunden. El dedazo que es como le gusta llamar al comit√© nacional de Morena a las imposiciones que se avecinan, triste espect√°culo de hazmerre√≠r es en lo que han convertido el proceso que miles en San Luis Potos√≠ deseaban se materializara bajo la idea que se vendi√≥ como la esperanza de M√©xico.

Comments

comments

Comments

comments