Juan Martín Ayala reseña las gestiones y logros conseguidos en el 2019

7 enero, 202010:53 pmAutor: La NoticiaCapital

El líder de la Federación de Usuarios y Comerciantes de San Luis Potosí, Juan Martín Ayala Torres, reseñó que a inicios del 2019, inició en la explanada Ponciano Arriaga, cuna del comercio, el programa social “Ayúdame para poder ayudar”, que consiste en entregar medicina en general a los enfermos. Facilitó cortes de pelo, asesoría jurídica, despensas, consultas para los ojos y lentes, todo gratis. Incluyó a los compañeros de la vía pública y centro histórico. “Es una ayuda que ofrecemos al pueblo potosino para ayudarlo en su economía. Es mucha la gente que acude, incluso de las colonias más alejadas. Nos interesa ampliar el universo de beneficiarios”.

Rememoró que la iniciativa surgió a partir de la inquietud de sus amigos, Gustavo Zapata y Marco Antonio Hernández, El Tayson, que plantearon la necesidad de ayudar al prójimo, de manera ascendente. Fue como iniciaron las consultas médicas cada martes, donde acuden en promedio 300 personas. “No pedimos nada a cambio. Actuamos por el placer de ayudar. No somos políticos, realizamos lo que el gobierno en sus tres niveles no hace. No les importan las carencias del pueblo potosino. Son muchos los necesitados, pero siempre están en el olvido. Los políticos aparecen cuando buscan los votos y para la foto. Cuando ya están en el poder, no se les vuelve a mirar jamás. Ojalá cambien la perspectiva. Acudan con la gente, conozcan sus necesidades y agarren parejo. No vayan por conveniencia”.

Ayala y su equipo auxiliaron a los vendedores de Moroleón, que se quedaron en la ruina cuando se les quemó la ropa que ofertan. Intervino para que los refaccionara el gobierno municipal de Soledad y el estatal. También realizó las gestiones para que fuera reinstalada en su puesto de la Feria Nacional Potosina, la vendedora María Martínez, que resultó afectada, con su propio gremio. Como medida desesperada, se encadenó de una luminaria frente al palacio de gobierno.

Ayala dio la pelea para que fueran regresados a sus puestos, los comerciantes que durante varios lustros han desplegado sus tareas a un costado del Teatro de la Paz. “Defendimos a los que estaban muy tensos por la apertura de la dirección de gestiones del centro histórico, que encabeza Rocío Zavala. Después de varias reuniones, evitamos la intentona de reubicarnos. Pero si insiste más adelante, vamos a desenterrar el hacha de la guerra”.

Resaltó los acuerdos que tuvo con el director de comercio del ayuntamiento de la capital, Gabriel Andrade, el titular de concertación política, Jaime Galván y el secretario particular del alcalde Xavier Nava, el litigante Pablo Zendejas. Firmaron una minuta donde se estableció que ningún ambulante sería cambiado del centro histórico. Aceptaron un ordenamiento sustentado en el diálogo. “Zavala llegó desinformada, ignoraba los acuerdos que hicimos con sus jefes. Haremos que los respete”.

Juan Martín Ayala adelantó que el próximo 6 de enero, festejará a todos los niños con un regalo. A los mayores les dará una rica y abundante comida, música para que se diviertan y festejar el inicio de año. “No todo es trabajo, hay que gozar la vida y divertirse. Otra de las labores que hacemos es donar cobijas a los indigentes, para que resistan las heladas temporadas que se avecinan. Hay mucho pedigüeños que sufren por el hambre y frío. Algunos fallecen por las altas temperaturas”.

Ayala precisó que son cientos de familias las que viven del ambulantaje por generaciones, por lo que habrán de defender su fuente de trabajo con la vida. Expuso que cambiarlos a los mercados, no es una medida acertada, ya que la mayoría se han convertido en elefantes blancos. “Los verdaderos comerciantes han estado en las calles desde siempre. Los compañeros del mercado República antes estaban en la explanada, de donde los cambiaron. Fue una medida inteligente para la venta, con giros distintos”.

“La reubicación que maneja Zavala no tiene pies ni cabeza. No puede dejar a miles de familias sin trabajo, sin poder sobrevivir. La calle es del pueblo y el sol nace para todos. Varios negociantes establecidos nos atacan. No nos quieren, presionan a las autoridades estatales y municipales para que nos cambien y termine el comercio en las vías públicas. Es mejor que haya vendedores en las aceras y no delincuentes por la falta de oportunidades y trabajo

Comments

comments

Comments

comments