¿Hasta dónde estira el límite?

6 febrero, 202010:49 pmAutor: Agustín de la Rosa CharcasCapital Municipios Opinion

La pandilla de delincuentes que se han movido de manera oportunista en los linderos del poder en nuestro Estado y el país y se identifican como la “gallardía”, parecen estar tomando nuevos vuelos. El origen de esa nefasta mafia lo abordo en el documento, de la autoría de quien esto escribe, de próxima aparición en el cual se sustenta, por un lado, los hilos de la impunidad que han logrado con el poder en el Estado de San Luis Potosí, controlado por el salinismo que representa Horacio y sus compinches priistas como lo son, Toranzo y Carreras. Impunidad que les ha permitido amasar una incalculable e insultante fortuna que tiene su origen en el erario público. Además de, también, innumerables actos al margen de la ley que les han generado una cauda de denuncias, que al día de hoy, las han logrado frenar por esos hilos mafiosos de poder que han construido.

La corrupción que todo lo permea en nuestro país, les ha permitido a los Gallardo, estar comprando franquicias electorales, como medios de acceder a espacios de poder. El ridículo extremo, por ejemplo, que acontece en nuestro Estado, es la caricatura de lo que queda del PRD, que tienen controlado la mafia gallardista, a pesar de que se compraron la franquicia del pajarraco tóxico del partido Verde y andan en una campaña de afiliación a ese partido y el desfondamiento de lo que queda del partido amarillo. El futuro de los Gallardo, está fija en los cálculos políticos aliancistas para las elecciones del 2021. Alianzas que pasan por un convenio cupular con algunos liderazgos de Morena, que están en su calendario concretar en los meses por venir.

Los perfiles de los Gallardo, son de una fragilidad tal, que saben, que en cualquier momento, pueden perder todo lo que de manera indebida han construido, en cuanto a bienes materiales y espacios políticos. Lo entendieron en el 2015, cuando el aparato de “justicia” se los echaron encima. Por ello, para los intereses de estos delincuentes, el construir líneas de “relaciones políticas” con el partido en el poder federal, ha sido no sólo importante, sino de vida o muerte, para seguir medrando en el rejuego de la política electoral en nuestro país. Y sobre todo, contar con la “ayuda” de personeros del poder federal actual, que les permita seguir medrando de la enorme fortuna obtenida a través del usufructo del poder en los municipios de Soledad de Graciano Sánchez y los tres fatídicos años en que gobernó la capital potosina, al que llamaban (¿o llaman?) el “papa de los pollitos”.

La estrategia de esta pandilla, sigue siendo la misma de siempre. Al que identifican como el pollo, y quien estuviera preso en un penal de alta seguridad, proceso por el cual, por cierto, no está todavía cerrado, esto es, está latente que se lo echen andar y sea llamado a cuentas por los más de doscientos millones de pesos que lavó del erario público del municipio de Soledad para depositarlo en sus cuentas. Anda éste inmoral personaje recorriendo el Estado, con un discurso vacuo. Sin generar una sola idea que valga la pena comentar. Es una personalidad con una notable ignorancia en el aspecto cultural y en los diferentes problemas que tenemos en el Estado. No tiene ni la más peregrina idea de lo que tenemos que hacer como Estado en los diferentes temas graves que padecemos. Uno de ellos, por ejemplo, es en materia de corrupción.

Somos el Estado que ha alcanzado el honroso primer lugar con los dos últimos gobernadores priistas que hemos padecido, ¿Qué solvencia moral tiene éste individuo para hablar de los corruptos? Es el mismo caso en materia de seguridad. Pero ahí va, en su andar soltando frases huecas sin sentido. Autoproclamándose como el salvador de los potosinos. El que va a venir a exterminar a los corruptos, ¡valla cinismo de este corrupto mediocre! Su ruta de campaña adelantada que trae se basa sólo en la repartición de juguetes y cobijas para un sector de la sociedad potosina. En la manipulación de la miseria de un pueblo olvidado por regímenes de gobiernos corruptos, que como el de ellos, que llevan ya, más de diez años en Soledad de Graciano Sánchez, han contribuido acrecentar. Es la permanente alimentación de un voto duro, que el dinero mal habido ha logrado retener en la estrategia de la mafia llamada gallardía.

El activismo de los delincuentes muy identificados que militan en el partido Verde y que tienen, además, como instrumento mediatizado a las siglas del PRD en nuestro Estado, no es por que busque ser candidato por Morena en una presunta alianza nacional a la gubernatura, sino que lo que los angustia es que no se les vaya el gobierno federal en su contra y que esa hipotética alianza les permita seguir contando con espacios de poder en nuestro Estado. Puede ser, el llamado pollito, un digno candidato a la gubernatura por los delincuentes que controlan al Verde Ecologista, sin duda. Pero, conociendo su estrategia, su papel será el del instrumento útil del poder para lograr sobrevivir. La militancia de Morena tendrá que discutir abiertamente y de fondo lo que representan unos perfiles tan descompuestos como lo son los Gallardo, como para pensar siquiera que puedan ser considerados como sus candidatos a algún puesto de elección popular.

Estos personeros deberían ser llamados a cuenta por la justicia. Deberían estar en prisión y confiscarles todo lo robado y regresarlo al pueblo. Los limites del pragmatismo son finitos, dentro del los principios que han dado origen al movimiento de regeneración nacional. No se debe olvidar, que gracias a esos principios, ahora Morena es gobierno federal. No podemos, ni debemos olvidar, que los Gallardo, representan el repudio nacional que se erigió victorioso el pasado primero de julio del 2018. Tenerlos como aliados, es una traición al pueblo de México que votó en contra de los corruptos y violentos. Que votó en contra de la impunidad. Más les vale a los promotores de la alianza con la mafia de los gallardo en la cúpula de Morena y del poder que no dejen de ver la trayectoria de estos perfiles y del repudio que se les tiene en nuestro Estado.

Comments

comments

Comments

comments