Francisca Reséndiz se apunta para una competencia desigual

23 noviembre, 20208:49 pmAutor: La NoticiaCapital

Al anunciar sus intenciones de buscar la gubernatura por Morena, la dirigente del sindicato minoritario de burócratas, Francisca Reséndiz, destacó que se trata de una empresa complicada, ya que prevalece cierto machismo en la entidad. Expuso que la figura de la mujer es indispensable, pues en tiempos de revueltas, jugaron un papel de cambio. Más ahora en la modernidad, donde se comparten los roles con la pareja. Cercana en los afectos del presidente Andrés Manuel López Obrador, con el que hizo campaña electoral a su lado, expuso que muchos diputados que llegaron al cargo, han distorsionado su encomienda. Imaginan que arribaron por sus propios méritos, no legislan para no ofender al gobernador en turno y olvidan las tesis de justicia que encabeza el tabasqueño.

“En San Luis tenemos una sociedad muy elitista, va a ser duro el reto de decir y mostrar que hay cambios. La injerencia de la mujer en política es necesaria. Hay una parte del hombre que no lo entiende. Si hacemos una remembranza, tuvimos una revolución donde las Adelitas fueron importantes. No hay triunfo si falta el sector femenino. No podemos estar sólo en la casa. Hay que salir al área pública. Los varones también se mezclan con las tareas domésticas y cuidan los hijos. Los tiempos han cambiado”.

“Si el niño crece en un hogar donde le pegan a la mujer, la conducta patronal se repetirá mañana cuando se case. Hará lo mismo con su pareja. Es donde se repiten los esquemas. Se deben crear programas, invertir para que la autoridad sea equilibrada en su proceder. Al gobierno de San Luis le falta una perspectiva distinta. Se han enfocado en otras cuestiones, no intervienen en el proceso desde el seno familiar. No han dado los elementos para un desarrollo positivo”.

“No se invierte para cuidar a la mujer. También existe el grave problema de la obesidad. Hay que tratar de erradicarla o disminuirla. Faltan esquemas efectivos, no patitos, que solo generan dinero para los bolsillos de los funcionarios. Soy aspirante a la gubernatura como otros 6 probables. Después del registro, se llevará una contienda interna de donde surgirá un solo candidato. Como mujer, enfrento una meta muy difícil. El gobierno me ve como enemiga. Hay señalamientos por la lucha que he dado en 20 años que duré para formar un sindicato. Soy una voz crítica que no les gusta, me imaginan nociva”.

“El gobierno solo busca que le aplaudan y asienten con la cabeza. Soy fundadora de Morena. Siempre he coincido con el proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador. Cuando fue candidato por el PRD, busqué una curul local por el sexo distrito de la capital. Se hizo la lucha. Mi opositor del PAN fue Felipe Almaguer. En una de las visitas del mandatario, le entregamos carpetas completas del fraude a pensiones”.

“Se cometió casi al finalizar el sexenio del contador Marcelo de los Santos e  inicios de Fernando Toranzo. Se perdió 1.3 millones de dólares. Como sindicato hicimos la demanda. El fiscal los exoneró, pero nunca nos avisaron. La ley del ramo, en su artículo 50, 52, dice que los dineros no se pueden poner en juegos de azar, con pérdidas. No deben arriesgar el patrimonio de los trabajadores. Violaron la ley. Estaban desesperados por usar los fondos en mesas de juego. El director de la dependencia, Osiel Yudiche, convocó a una cita con la directiva. Le firman una carta cuando en San Luis es de día y en los paraísos fiscales de noche. Había un representante de la dirigente mayoritaria, Bernardina Lara, de los maestros, gobernador y finanzas. Todos signan y autorizan”.

“Nos usaron para las pérdidas. Si hay ganancias, no nos avisan, menos nos damos cuenta. Nos alertó en su momento, el crítico analista, el ex diputado local, Eduardo Martínez Benavente. La maniobra repercutió en los ahorros de los trabajadores. Ahora, en lugar de descontarles un 7%, les quitan el doble. En lugar de irse cuando cumplan 28 años de antiguedad, lo harán a los 35. Dicen que para recuperar lo que se perdió. Al final, los ciudadanos pagamos las consecuencias. Cuando presentamos la demanda, exoneraron a Lara. Su representante fue uno de los que firmó. Existen las actas”.

“Pero ya los perdonaron y no me dijeron, para que no protestara. Se han despachado con la cuchara grande, por lo que tienen quietos a los sindicatos. Me ven como enemiga. No los puedo apoyar si friegan a los trabajadores. La lucha la hemos dado siempre. Hubo un reconocimiento de los que llegaron hace dos años a las diputaciones por Morena. Fue por el presidente, no entendieron que existe un plan en marcha. López Obrador llegó a hacer un cambio, la cuarta transformación, sin derramar sangre”.

“Los legisladores se han perdido en otras cuestiones. Ahora que vienen las elecciones, podemos hacer el cambio. Todos tenemos cabida. Antes de ser empleados, somos ciudadanos. Vemos que hay inseguridad, abandono en el sector educativo. Los años que estuve en el sindicato, tuvimos maestros de inglés sin prestaciones. Lo mismo pasa con los de telesecundarias y tele bachillerato. Les falta servicio médico. ¿Cómo van a ejercer su trabajo y enseñar a los niños si están preocupados por la salud y estabilidad económica?”.

“Ahora les deben desde la segunda quincena de marzo. Se nota la falta de compromiso del gobierno. Nos damos cuenta del rezago en la procuraduría. Hay carpetas sin trámite. A la gente cuando la roban, no demanda. Lo consideran innecesario. Es perder el tiempo. Las autoridades no hacen nada, entierran los asuntos. No podemos cerrar los ojos. En el Supremo Tribunal, además del sueldo, los magistrados reciben bonos de productividad. Es un descaro. Su trabajo no lo reflejan, tienen los expedientes olvidados”.

“No soy una persona improvisada. Todo el tiempo hemos trabajado. Un sector importante se molestará, dicen que soy reaccionaria. Les diré que tenemos que respetar la ley, a los ciudadanos. Para mí es un orgullo tener el respaldo de grupos y sindicatos independientes. Cuando me llevaron presa en el tiempo de Toranzo, el gremio me apoyó. Estaba pequeño y verde el sindicato, pero siempre fue aguerrido. Presionan y salí libre. Pero por gusto del cirujano, me deja encerrada todo el sexenio”.

“En el ámbito sindical esta la panacea. La nueva reforma logró que recobren la libertad para elegir a sus líderes. Es una gran arma para organizarse y defender posiciones. Solo falta encaminarlo al ciudadano. Tenemos una tasa poblacional activa de casi el 80%. Los burócratas como la iniciativa privada, informales, son la fuerza que mueven al estado. Son la  parte motora. Es como debemos avanzar, con cero corruptelas. Hay que hacerlo desde la casa. Pero hay vicios. Muchos prefieren la mordida para que los dejen ir”.

“La gente ya no cree en los políticos, ya que se han servido de los demás. En San Luis falta trabajo de Morena. Los que llegaron a un puesto fue por el efecto López Obrador. No hay que confundirnos, ya no va a contender, es presidente. Hay que actuar porque la ciudadanía está desilusionada. Los que ganaron, todavía se paladean el sabor del triunfo. Lo que importa son las siguientes elecciones. No existen los comités municipales, no los formaron”.

“Cuando llegaron los diputados, dijeron que fue por su trayectoria. No hacen leyes justas, porque se enoja el gobernador. Es un tema difícil, pero no me quedaré callada. Dicen que la cárcel dobla a cualquiera. Cuando estuve detenida, me mandaron decir que estaba libre a cambio de quitar los plantones. Les contesté que no habían entendido, me encerraron por un expediente falso. Me acusaron de golpear a 15 policías, fue por lo que estuve tras las rejas. Lo único que hice fue protestar y decir la verdad”.

“Y si nos quitan, nos volveremos a poner. No estaba libre, pero los compañeros afuera dieron la lucha. Los levantaron 4 veces cuando yo seguía en la cárcel y se regresaron al plantón. Fue una manera de amedrentarnos. Hay que tener siempre presentes los hijos, la familia. Nuestros padres nos heredaron derechos. Ahora se extinguieron. El trabajador está tirado, a la deriva. Hay una oportunidad de erradicar los vicios que tenemos”.

“¿Cómo es posible que exista un secretario de seguridad que antes fue policía federal? ¿Por qué no recurrir a alguien que viene desde abajo, que conoce el tema? No es recomendable poner un sujeto de fuera, que no maneja el entorno. En San Luis tenemos gente capaz que quiere hacer justicia para los demás. Es un reto formar parte del cambio. No traemos recursos y será difícil. Como sindicatos independientes, somos luchones, queremos transformar la vida”.

Comments

comments

Comments

comments