Empresarios y políticos buscan apropiarse con chicanas, de 500 hectáreas en el ejido La Pila

26 noviembre, 20186:03 pmAutor: Elida Mendoza VillanuevaCapital Destacada Municipios

Con el respaldo de la Procuradur√≠a Agraria, Registro Agrario Nacional y la secretar√≠a de gobierno estatal, el comisariado del ejido La Pila, Pedro Adri√°n Mart√≠nez L√≥pez, busca convalidar el robo del uso com√ļn de los campesinos. Mediante convocatorias fuera del marco jur√≠dico, promovi√≥¬† certificaciones del n√ļcleo para reconocer la posesi√≥n de m√°s de 500 hect√°reas a particulares, entre los que destaca el ex senador del PRI, Te√≥filo Torres Corzo, el empresario H√©ctor G√≥mez Valle, primo pol√≠tico del gobernador Juan Manuel Carreras L√≥pez. El ex candidato a diputado federal por el quinto distrito de Encuentro Social, Antonio Lorca. El ex diputado local, Jos√© Luis Romero Calzada y el magnate Juan Carlos Valladares Garc√≠a.

El ex presidente del¬† comisariado, Tob√≠as L√≥pez Delgado, expuso que el proceso de certificaci√≥n¬† de parcelas, solares, casas y otros terrenos que forman parte del ejido, cuyos due√Īos son posesionarios y esperan el t√≠tulo de propiedad, est√° plagado de anomal√≠as. Mart√≠nez L√≥pez es hijo de Guadalupe Mart√≠nez Rivera, dos veces presidente del comisariado. Ambos tienen un gran compromiso con los inversionistas, porque les han vendido tierras comunales. Es por lo que tienen prisa en certificar las ventas ilegales antes¬† de que entre en funciones la nueva administraci√≥n federal. Dijo que el d√ļo agarr√≥ dinero para concluir el proceso en diciembre. ‚ÄúLos que han agarrado dinero son los que est√°n en la Procuradur√≠a Agraria y Registro Agrario Nacional‚ÄĚ.

Dijo que la Procuradur√≠a Agraria est√° de lado de lo ilegal, muy lejos de cumplir uno de los fines para que se cre√≥, pero se vende al mejor postor. No les conduele afectar el patrimonio de los ejidatarios. Advirti√≥ que los campesinos no dar√°n marcha atr√°s en la defensa de sus tierras, tienen pl√°ticas con gente del presidente electo Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador. Les puso abogados para asesorarlos, detener el embate de los inversionistas voraces que quieren apropiarse del uso com√ļn, gratis o por unos cu√°ntos pesos, ya que el ejido se ubica en medio de dos zonas industriales muy codiciadas.

‚ÄúSaben que es una minita de oro, pero no pretenden pagar los terrenos, se los quieren robar, como lo han hecho en otras partes, solo que nosotros nos vamos a defender. No permitiremos que nos despojen como lo hicieron en la Garita de Jalisco o Terrero Sur donde cometieron asaltos con argucias y repartieron dinero debajo del agua‚ÄĚ. L√≥pez Delgado explic√≥ que el grupo de ejidatarios inconformes inici√≥ un juicio en el Tribunal Agrario donde exigen la nulidad de 4 actas. Pidieron una medida precautoria para que no se lleve a cabo la asamblea de delimitaci√≥n y designaci√≥n. El √≥rgano resolvi√≥ a favor de los quejosos, la suspensi√≥n de cualquier acto.

Refiri√≥ que Mart√≠nez L√≥pez junto con el resto de la directiva del comisariado, pasaron por encima de la medida precautoria. Emiti√≥ la primera convocatoria, realiz√≥ la asamblea de no verificativo y lanz√≥ la segunda convocatoria para celebrarse en octubre. Los afectados promovieron un amparo contra la¬† decisi√≥n del Tribunal Unitario Agrario. Conf√≠an en que el juez de distrito los respalde para evitar el atraco al explicarle con claridad, cu√°l es el procedimiento para quitarle las 500 hect√°reas. Advirti√≥ que en caso de que el juez les conceda el ampro, se iniciar√° otro juicio para solicitar de nuevo la medida precautoria. ‚ÄúEs un juego de quita y pone, si estamos dispuestos a defender nuestro derecho. Lo hacemos de forma legal para evitar el enfrentamiento‚ÄĚ. Indic√≥ que el delegado de la Procuradur√≠a Agraria, Felipe Aurelio Torres Torres, firm√≥ un contrato en el uso com√ļn de La Pila como testigo. ‚ÄúSe prest√≥ para avalar convenios irregulares. Significa que no tiene calidad moral. Incumpli√≥ como funcionario p√ļblico, quiere decir que hubo dinero‚ÄĚ. Explic√≥ que se lo hizo saber a Torres, que pidi√≥ una disculpa. ‚ÄúLe dijimos que no ayuda a resolver lo que ya no rob√≥ el cabr√≥n‚ÄĚ.

‚ÄúLo mandaron llamar de M√©xico a la Procuradur√≠a Agraria. Nos dijeron que lo denunci√°ramos. Los compa√Īeros dijeron que en dos meses se va, es lo que esperamos‚ÄĚ. Tob√≠as L√≥pez explic√≥ que la primera falla en el proceso de certificaci√≥n es que el comisariado y el consejo de vigilancia que lo solicit√≥, carecen de representaci√≥n legal. Cuando Mart√≠nez Rivera termin√≥ su periodo, aunque convoc√≥ para elegir la nueva mesa directiva, un grupo rompi√≥ la asamblea. Acusaron a Mart√≠nez Rivera de robarle al ejido 60 millones de pesos. Le dijeron que no le iban a permitir hacer la junta para cambiar de comisariado hasta que pagara. El dinero corresponde a las afectaciones que hizo el gobierno del estado para construir el parque Logistik, la carretera a Villa de Arraiga y el paso de la red el√©ctrica para la BMW. Se√Īal√≥ que la Procuradur√≠a Agraria aconsej√≥ a Mart√≠nez Rivera llevar a cabo el cambio de comisariado en su casa, con el argumento de que mientras fuera dentro del ejido, era legal. Mart√≠nez impuso en su lugar a su hijo Pedro Adri√°n Mart√≠nez L√≥pez.

‚ÄúViol√≥ la ley, la misma convocatoria estableci√≥ que se har√≠a en el comit√© ejidal, cuando llev√≥ a inscribir el acta al Registro Agrario Nacional, no lo aceptaron. Dijo que los suplentes del comisariado entraron en funciones, pero no convocaron. Se les termin√≥ la funci√≥n, entr√≥ el consejo de vigilancia y aunque convoc√≥ en tiempo, cuando celebr√≥ la asamblea de relevo, ya no estaba en funciones. Otra vez el RAN neg√≥ la inscripci√≥n‚ÄĚ. Expuso que Mart√≠nez Rivera, con el apoyo del gobierno estatal y la Procuradur√≠a Agraria, celebr√≥ una tercera asamblea de cambio cuando la que debi√≥ hacer la cita era la Procuradur√≠a Agraria a solicitud de los ejidatarios o por medio de sentencia del Tribunal Agrario que le ordene convocar a elecciones. Se√Īal√≥ que se reunieron con funcionarios de la dependencia en la ciudad de M√©xico donde les¬† expusieron que no pueden acudir, ya que buscan robarles el uso com√ļn y no hab√≠a representante ejidal.

Tob√≠as indic√≥ que ante la autoridad federal, no hab√≠a un representante legal de los ejidatarios. Le advirtieron que ser√≠an responsables de cualquier hecho violento que ocurriera. Lo mismo le se√Īalaron al gobierno del estado, al que le pidi√≥ hacer un an√°lisis a conciencia, si hab√≠a representante legal en el ejido. Le manifestaron que de haber muertes, ser√≠a el √ļnico culpable. Subray√≥ que sin salida, ambos gobiernos se excusaron y admitieron hacer un an√°lisis donde se concluy√≥ que no hay representante legal. Habl√≥ con el gobernador sobre problema. Le pidi√≥ al secretario Alejandro Leal Tob√≠as, resolver el asunto. ‚ÄúAti√©ndelos y saca dinero si se necesita para solucionarlo. Parece que Leal es el due√Īo del capital, cuando no conoce la materia agraria. Dice puras pendejadas. Ya se arregl√≥ con el actual comisariado ejidal. Le dar√° taxis‚ÄĚ.

Agreg√≥ que el gobierno estatal hace negocios a espaldas de los ejidatarios que se oponen a que empresarios y pol√≠ticos, con la anuencia de Mart√≠nez Rivera y Pedro Adri√°n Mart√≠nez L√≥pez, le roben el uso com√ļn a los campesinos. Adelant√≥ que hasta el momento, los ejidatarios no levantan un dedo en su contra. Podr√≠an terminar en la c√°rcel. Enfatiz√≥ que en el gobierno estatal hay una gran corrupci√≥n que nadie imagina. Cit√≥ como ejemplo la Junta Estatal de Caminos. Los tribunales, mediante una sentencia, le ordenaron pagar a ejidatarios por afectaciones de tierras para construir la carretera a Villa de Arriaga, 20 millones de pesos con 530 cheques nominativos, uno para cada¬† ejidatario. Hicieron uno a nombre del comisariado y se lo robaron.

Asegur√≥ que Mart√≠nez Rivera y luego su hijo, que se ostenta como actual comisariado, ¬†reconocieron a los empresarios y constructores como ejidatarios, cuando primero deben ser avecindados, vivir en el ejido. Lo que no es posible, ya que habitan en Las Lomas. ‚Äú¬ŅQui√©n se va a La Pila?. No cumplen el requisito, aunque hay sentencias a su favor‚ÄĚ. Adelant√≥ que la tarea es ganar el comisariado, despu√©s promover amparos contra las sentencias. ‚ÄúLos tumbamos y los retiramos del ejido, que se vayan a robar a otro lado‚ÄĚ. Se√Īal√≥ que el espurio presidente del comisariado, Pedro Adri√°n Mart√≠nez, amenaz√≥ a ejidatarios que se oponen al proceso de certificaci√≥n en las condiciones irregulares de meterlos a la c√°rcel si dan problemas. En el caso de Leal Tob√≠as, ‚Äúest√° encabronado porque no le va a cumplir a sus patrones‚ÄĚ.

Explic√≥ que en una cita que tuvo con Carreras, le advirti√≥ que el tema de La Pila se complicar√°, podr√≠a terminar en hechos violentos, con severas repercusiones. ‚ÄúEl mandatario prometi√≥¬† que le pedir√≠a a Leal atender el asunto. Le contest√≥ que no hac√≠a caso. El ejecutivo¬† indic√≥ que no le iba a solicitar permiso. Le ordenar√≠a que me atendiera, con el grupo de inconformes. No pas√≥ nada. Fui a buscar a Leal. Me dijo que me recib√≠a la siguiente semana. Le contest√©, s√≥lo d√©jeme buscar a Carreras para decirle que es un hablador, mentiroso, porque dijo que hoy me atend√≠a‚ÄĚ.

Agreg√≥ que durante la reuni√≥n se le expusieron cinco puntos en la mesa. Est√° complicado¬† que sacara del ejido al empresario Antonio Lorca Vallejo, ex candidato a diputado federal de Morena,¬† que se ostenta como sobrino de la esposa del gobernador, Lorena Valle. En contubernio con Mart√≠nez Rivera y Mart√≠nez L√≥pez, impulsa la certificaci√≥n. Prometi√≥ que si L√≥pez Obrador ganaba las elecciones, certificar√≠a el ejido. ‚ÄúBuscamos al presidente electo y le dijimos lo que dec√≠a su seguidor. Dio instrucciones de que no le hagan caso. Leal est√° enojado, pero no sac√≥ el tema que le mencionamos‚ÄĚ. Se habl√≥ de la protecci√≥n personal que la polic√≠a metropolitana le da a Mart√≠nez L√≥pez. ‚ÄúAhora sucede que la autoridad defiende a delincuentes, para que roben las tierras de uso com√ļn a ejidatarios. Su respaldo hace copart√≠cipe a la corporaci√≥n‚ÄĚ.

Expuso que hace un mes y medio, cuando inici√≥ el brazo que comunica el parque Logistick con la 57, tramo Quer√©taro-San Luis, ¬†la empresa y un ejidatario, junto con Mart√≠nez, firmaron un contrato por 7 hect√°reas. La superficie contempla un tramo de uso com√ļn. El convenio lo firm√≥ como testigo Felipe Aurelio Torres. Subray√≥ que el grupo de ejidatarios inconformes fue a ver a los encargados, les dijo que no pod√≠an trabajar, porque cierran un camino que lleva a varias parcelas. Deja incomunicadas cerca de 300 hect√°reas, donde hay ganado.

Los responsables de la obra le hablaron a la polic√≠a. ‚ÄúNos metieron presos dos d√≠as por √≥rdenes de Leal. Fuimos 11 ejidatarios y nos inventaron delitos, dicen que nosotros los agarramos a golpes, cuando eran como 50. Los agentes nos cobraron camisas y cachuchas porque se las hab√≠amos roto. Ni tiempo tuvimos de defendernos, nos cargaron. Me agarraron 15 cabrones. Volvimos a la corrupci√≥n cuando les dijimos que les pag√°bamos para que nos soltaran, ya que no era un delito grave, aunque no lo cometimos. Dijeron, son √≥rdenes de Leal. Ten√≠an la consigna de mandarnos al penal como presos pol√≠ticos. Vino gente de La Pila e hicieron un plant√≥n y de volada nos sacaron. Tuvieron miedo porque saben que tuvimos pl√°ticas con L√≥pez Obrador, pero no dejan de hacer pendejadas‚ÄĚ.

El tercer punto que se abord√≥ fue el tema de la asamblea, mediante la cual el Mart√≠nez L√≥pez¬† sin representaci√≥n legal, busca convalidar el robo de las 500 hect√°reas de uso com√ļn por parte de empresarios. Se le hizo saber que¬† por el conflicto pod√≠a haber ¬†muertos. Leal se comprometi√≥ a hablar con las autoridades federales. Pedimos aclarar e intervenir en el caso de Felipe Torres, que firm√≥ un contrato il√≠cito. Exigieron frenar a Mart√≠nez, que no es reconocido por la autoridad federal como representante del ejido, lo que dificulta resolver el tema del puente Logistick. Indic√≥ que Leal solo escuch√≥ y prometi√≥ resolver el problema, pero siguen en espera. Tob√≠as explic√≥ que el poblado se compone de 8 mil 800 hect√°reas. Hay un ejido por separarse, se llama Cerro Gordo. Existe un decreto presidencial que dicta su formaci√≥n. Sin embargo, La Pila no entreg√≥ el terreno. Precis√≥ que en el 2001, hubo una asamblea para concretarlo, pero no hubo acuerdo. Un ejidatario del nuevo n√ļcleo agrario promovi√≥ un juicio ante el tribunal y lo gan√≥. Se fueron al amparo. Les exigieron una asamblea dura, delimitar y designar la superficie, porque se trataba de tierras de uso com√ļn. El ejido est√° constituido, tiene certificados, rentas, un parque industrial, donde el delegado del Registro Agrario Nacional, Miguel Mart√≠nez Castro, es ejidatario, es decir, es juez y parte.

Insisti√≥ que los empresarios y constructores quieren robarse las tierras de los campesinos y ejidatarios de la Pila, pero tendr√°n que enfrentar la ley y ejidatarios que no est√°n dispuestos a que les quiten el uso com√ļn, que es inalienable, no negociable. Dijo que el intento empez√≥ cuando se hizo una serie de contratos de compra y venta de uso com√ļn, con notarios p√ļblicos, donde destaca Laura ¬†Carrillo Farf√°n. Al no estar certificado el ejido, no tienen un precio verdadero. ‚ÄúNos favorece la carretera 57, que eleva los precios de los terrenos. El metro cuadrado debe valer entre los 300 √≥ 350 pesos. Si se certifica, subir a 500. Y lo quieren pagar en 10 √≥ 15 pesos. Entendimos que todo debe hacerse de manera legal o habr√° enfrentamientos. Los ejidatarios est√°n dispuestos a dar la vida, porque es la forma de defenderse. Somos 530 ejidatarios y los beneficiados 50. Los dem√°s tienen miedo y no quieren prestarse a las certificaciones, que son formas de robo‚ÄĚ. Afirm√≥ que Mart√≠nez Rivera y su hijo se mueven en camionetas y carros de lujo. ‚Äú¬ŅDe d√≥nde sale, no trabajan. Guadalupe Mart√≠nez vend√≠a gorditas. Creemos que podr√≠a haber lavado de dinero, porque hay inversionistas que compran 60 hect√°reas de contado. Se lo dije al gobernador, pero solo cruza las manos‚ÄĚ.

 

Comments

comments

delegación gobernador Juan Mnauel Carreras La pila PAN PRD PRI

Comments

comments