El declive del mercado República

21 noviembre, 20179:40 pmAutor: Arturo Pérez AlonsoCapital

Los mercados populares son también centros de atracción turística donde los viajeros buscan la gastronomía local, las artesanías, las tradiciones populares. Representan historias de un lugar. Hoy el mercado República, uno de los más importantes del estado y de la zona centro del país, se encuentra en condiciones atroces y en peligro de convertirse en un elefante blanco, como el San Luis 400. El mercado República es considerado otro lugar de abastos que alberga alrededor de mil 300 locales y unos 200 semifijos. Se puede encontrar la mejor calidad de productos. Pero una fuerte crisis comercial ha provocado que más del 30% de los locales hayan cerrado.

La severa crisis se puede deber a distintos factores, como el comercio informal, que ha crecido un 15% a los alrededores y en el principal cuadro de la ciudad. Es un tema muy complejo que se debe tratar aparte. Otro problema que se suma es la falta de infraestructura. Mínimo se necesita darle un adecuado mantenimiento a las instalaciones para brindar un mejor servicio a los visitantes, para que se vayan con una imagen adecuada. Nos aqueja y daña la inseguridad que prolifera en las zonas aledañas, donde se han presentado varios robos con violencia. Aunado a todo, existe la falta de estacionamientos, que en horas pico, generan caos vial. Constantemente se denuncian problemas con la basura, prostitución, piratería y un sin fin de situaciones que las administraciones pasadas y actuales han hecho caso omiso.

Ahora los comerciantes exhortamos al gobernador Juan Manuel Carreras López que voltee a ver el mercado República, que cumpla su palabra de campaña. Tuvimos la oportunidad de asistir a su segundo informe, donde habló de muchos logros, pero no se ven reflejados en el desarrollo de la ciudad. No sabemos a qué municipio se refería en su discurso. Lo exhortamos a que rescate el mercado República y que sea incluyente como presume. Los locatarios del mercado, que hemos sido pioneros desde los sesentas, sabemos las necesidades que ahora amenazan con destruir la actividad, lo que ocasionaría dejar a la deriva a miles de familias que a través del mercado subsisten y dan una mejor calidad de vida a sus familias.

Como principales interesados en resolver la crisis comercial, hemos presentado a 7 presidentes municipales y 3 gobernadores un proyecto integral, visionario e incluyente. Hacemos hincapié con el señor Carreras y el alcalde de la capital, Ricardo Gallardo, para que nos tomen en cuenta, dicho proyecto se les presentó en DVD y en maqueta. Se comprometieron a cumplir e inclusive, firmaron y se tiene grabado donde prometieron rescatar la importante propuesta.

El proyecto consta de dos etapas y tendría un valor aproximado de 10 millones de pesos. Podrá generar cuantiosos ingresos y beneficios a los potosinos, impactando lo comercial y dará mejor imagen urbana. La primera fase servirá para aliviar el problema vehicular y la falta de cajones. Está plasmado a grandes rasgos un estacionamiento a dos niveles, lo que produciría más de 300 nuevos espacios para los visitantes. La obra se planeó en el terreno denominado “El Tepeché”, a sabiendas de que es un predio municipal que tiene más de 5 mil metros cuadrados, con salida al Eje Vial y Moctezuma. Aunado a la construcción de una plaza de artesanías o gastronomía local, conectado al mercado República.

La segunda etapa se conformaría sobre Reforma, donde será removido un puente peatonal que luce obsoleto y persiste el riego que se caiga por las malas condiciones en las que se encuentra. Además, por falta de cultura, no se usa. Es un armatoste que solo genera mala imagen. Por lo que se estipula en el anteproyecto una rampa conectada al mercado República y la plaza artesanal o gastronómica con la finalidad de que el mercado sea reactivado. Todo ayudaría a coadyuvar y levantar la economía.

El planteamiento rompería con lo que ahora impera en las calles de Reforma, que es la basura, piratería y prostitución. Es lo que hemos planteado durante más de 15 años a las administraciones, pero insisto, no hay interés de su parte. Inclusive el proyecto fue presentado al presidente del fideicomiso del centro histórico, Horacio Sánchez Unzueta. Tampoco se interesó en ayudar a rescatar el mercado. Nos hemos cuestionado, ¿si existe un apoyo desmesurado a empresas trasnacionales como Wal-Mart, Cotsco, Soriana, por qué a nosotros nos marginan?. Les otorgan grandes cantidades de terrenos con el fin de producir fuentes de trabajo. En el mercado se generan empleos en forma directa e indirecta, aportamos siempre a la economía local, cuando no existían las grandes cadenas departamentales.

Insisto en que la gente vendría al mercado si eliminamos los problemas mencionados. Existen lugares en peores condiciones en Monterrey y México y la gente los visita. Aquí hace falta impulsar la publicidad, pues se tienen muchas fortalezas. Los grandes centros de autoservicio promueven sus productos, crean el día del mercado, donde sacan las ventas al estacionamiento. En el Centro de Abastos hicieron lo mismo y les funcionó. Aquí se quiere repetir la hazaña, pero no nos dejan las autoridades. No nos permiten entrar en la competencia, aun cuando manejamos mejores productos de primera mano y más frescos. A las transnacionales se les permiten muchas ventajas, a los comerciantes locales no. En ocasiones se debe al malinchismo y la mercadotecnia. Inclusive se llegan a vender los mismos productos locales a mayor precio.

Existen más factores por los cuales hay una preferencia para las grandes empresas. Es simple, al mercado República le hace falta una caseta de policía. Aunque se hizo, la vigilancia quedó rebasada, debido a que los elementos encargados son de la tercera edad, lo cual ante una emergencia, su capacidad para reaccionar es tardía y mínima, lo que pone en riesgo su integridad física.

Cada administración ha pregonado que va a instalar un circuito cerrado de cámaras de seguridad, pero hasta el momento solo quedó en promesas. Es una inversión que no supera los 3 millones de pesos, lo cual es viable debido a que solo el mercado genera cada mes 200 mil pesos, solo en la renta de los baños públicos. No es difícil descubrir el hilo negro, simplemente la autoridad ve todo en términos políticos. Se cuestionan de cuánto será el negocio, cuánto se van a llevar, el municipio y gobierno estatal no dan soluciones. Aun cuando se hizo el frente del mercado para exigir a las autoridades rescatar el comercio local, se muestran omisos para otorgar apoyos a espacios que albergan costumbres y tradiciones. Se necesita que la autoridad sea responsable para el beneficio de los comerciantes y la ciudadanía.

Comments

comments

alcalde de la capital Arturo Pérez Alonso Juan Manuel Carreras La Noticia México revista revista La Noticia San Luis San Luis Potosí

Comments

comments