Con chicanas, violencia y recursos p√ļblicos, los Gallardo se adue√Īan del PRD

25 enero, 20188:12 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital

Con el manejo absoluto del PRD en San Luis, el dueto formado por los ex alcaldes de Soledad, Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, entraron al selecto grupo de las √©lites familiares que tienen su propio partido pol√≠tico. El primero en incursionar en el peculiar fen√≥meno fue el ex procurador de justicia y por muchos a√Īos miembro del PRI, √ďscar Carlos Vera Fabregat. Relegado siempre de los afectos del otrora fact√≥tum Alfonso Lastras Ram√≠rez por su delf√≠n Juan Ramiro Robledo Ruiz, al saber que le esperaba un futuro de fracasos, el oscuro litigante se refugi√≥ en el bando contrario que encabeza hasta la fecha el maximato local, Horacio S√°nchez Unzueta, que coludido con su alfil, el ex gobernador Fernando Silva Nieto, decidieron obsequiarle a Vera el ente Conciencia Popular, con el objetivo de captar a los disidentes o inconformes de otros partidos donde renegaron por no alcanzar el cargo anhelado. Y en el caso de elecciones cerradas, inclinar la balanza con los pocos votos que alcanzara a aglutinar. Pero siempre apegarse a las indicaciones que le dieran sus obsequiosos mecenas, que para frenar a Robledo y al belicoso y aut√≥nomo ex senador panista Alejandro Zapata Perogordo, se inclinaron por el sospechoso contador p√ļblico Marcelo de los Santos Fraga, otrora recaudador de fondos para las campa√Īas del PRI y luego abanderado triunfante del PAN. Oscar Vera y su hijo Jorge Alejandro Vera Noyola se han intercambiado la curul local en los √ļltimos 15 a√Īos.

El matrimonio formado por el actual diputado local, Manuel Barrera Guill√©n y la secretaria de ecolog√≠a y gesti√≥n ambiental, Ivette Salazar Torres, son los due√Īos absolutos en San Luis de las siglas del Partido Verde Ecologista de M√©xico, lo que les ha permitido brincar de diputados locales a diversos cargos en los tres √≥rdenes de gobierno. Salazar ya fue legisladora federal. Gracias a las diversas alianzas que han tejido con el PRI, han ganado alcald√≠as, regidur√≠as e inclinado la balanza a favor del PRI. Sin guardar el m√≠nimo respeto al medio ambiente, se han confabulado en brutales casos de ecocidios, como pas√≥ con la minera San Xavier, que devast√≥ Cerro de San Pedro. No se han dignado en defender a los habitantes de Palula, en Santo Domingo, donde el magnate Jos√© Cerrillo Chowel pretende instalar un tiradero con todos los desechos t√≥xicos del pa√≠s. En su pragmatismo a ultranza, la pareja tiene una abierta y soterrada alianza con el diputado federal, C√°ndido Ochoa Rojas, para ganar la gubernatura. Se coludieron en un golpazo de la bancada federal del Verde contra el mandatario Juan Manuel Carreras, que por no darles una partida millonaria bajo la mesa, le exigieron dejar el cargo por desaparecer como secretario del ramo educativo, m√°s de 400 millones de pesos de las pensiones de maestros de telesecundaria. Barrera se sum√≥ a la cargada para sacar limpia la √ļltima cuenta p√ļblica de Gallardo Ju√°rez. Se le involucr√≥ en un mega esc√°ndalo de chantajes a diversos ediles junto con sus colegas √ďscar Bautista, Jos√© Guadalupe S√°nchez y Enrique Flores, que abandonaron el cargo.

Tambi√©n tiene sus propias siglas el ex senador panista Eugenio Guadalupe Govea Arcos, que cambi√≥ de casaca, la del Movimiento Ciudadano, cuando perdi√≥ la contienda interna por la gubernatura con Alejandro Zapata, que mordi√≥ el polvo ante el cirujano de baj√≠simo perfil, Fernando Toranzo, que fue secretario de salud con Marcelo de los Santos. En su etapa de legislador, Govea contrajo segundas nupcias con la perredista Claudia Corichi, hija de la ex gobernadora de Zacatecas, Amalia Garc√≠a, que en su etapa de jefa de prensa del comit√© nacional del PRD, se le acus√≥ de intervenir ante los jefes de las tribus hegem√≥nicas, Jes√ļs Ortega y Jes√ļs Zambrano, para exigir a trav√©s del ex l√≠der Carlos Navarrete, se enjuiciara a Ricardo Gallardo Cardona, por sus nexos con el crimen organizado, lo que le iba a permitir a su yerno, ser el candidato a gobernador de la vol√°til y pasajera Alianza Anticorrupci√≥n que form√≥ en la capital el PRD, MC, Conciencia Popular y Convergencia. En su defensa, Govea se√Īal√≥ que a los Gallardo los hab√≠an traicionado en las altas esferas del mando local, con lo que aludi√≥ a Toranzo y el ex secretario de gobierno, C√°ndido Ochoa, que no avisaron a su socio del operativo de la Polic√≠a Federal para atraparlo y ser llevado al penal de m√°xima seguridad de Saltillo, Coahuila. Aut√≥nomo, sin recibir √≥rdenes de nadie, Govea mantiene la curul local en la figura de la rioverdense Lucila Nava. Atento a las jugadas nacionales, aunque en M√©xico no se ha podido aterrizar el llamado Frente Ciudadano, en la capital ya lo concret√≥ a su modo junto con el dirigente estatal del PAN, Xavier Azuara. No sumaron a Gallardo Ju√°rez, que venci√≥ a Azuara dos a uno en la contienda por la alcald√≠a. En un reportaje que hizo Televisa sobre el imperio de terror de los Gallardo, los acus√≥ de no ser ajenos al asesinato del asesor jur√≠dico en la campa√Īa de Azuara, el abogado Jos√© Luis Pacheco Ramos. Se dijo que Govea usa a Azuara para alcanzar la gubernatura en el 2021. A cambio, le hace creer que lo apoyar√° para ser alcalde de la capital en el 2018, donde Gallardo planea quedarse.

Otra jugosa franquicia es la del Partido del Trabajo, que han explotado a fondo el dueto formado por Jos√© Belmarez y Tito Rodr√≠guez, que se han alternado la curul local en los √ļltimos 12 a√Īos. En el 2012 se coaligaron con el candidato de Movimiento Ciudadano y ex alcalde de Ahualulco, Juan Jos√© Jover Navarro, que tambi√©n reclam√≥ el primer sitio en la lista. El Tribunal Estatal Electoral le quit√≥ la constancia que hab√≠a entregado a Belmarez, quien se qued√≥ sin dieta. El dirigente de Ciudadanos Observando, Jos√© Guadalupe Gonz√°lez Covarrubias, calific√≥ a Belmarez como un mercenario de la pol√≠tica. Denunci√≥ que recibe 16 mil pesos al mes de apoyos a comisiones por la renta de dos casas de enlace. Una no existe, se trata del lote bald√≠o, lleno de basura y maleza, ubicado en Sierra de la Encantada 202, Villa de Cactus, en Soledad. Aparece como rentero el regidor de la capital, Mauricio Rosales. Gonz√°lez record√≥ que Belmarez form√≥ parte de los diputados que autorizaron al ex gobernador Marcelo de los Santos un cr√©dito por mil 500 millones de pesos semanas antes de irse, que s√≥lo sirvieron para endeudar a los potosinos. El diputado y su s√©quito se gastaron en noviembre del 2016, en comidas, 18 mil pesos en restaurantes exclusivos como Pueblo Bonito, Max Store, Toks, cervecer√≠a La Legendaria y en la carnicer√≠a El Ingrato. Amas√≥ 22 veh√≠culos. Se mueve en un carro de lujo, modelo 2016, que cost√≥ m√°s de 300 mil pesos. Belmarez se hizo un experto negociador de la venta de sus votos para aprobar las iniciativas del gobernador Juan Manuel Carreras y del alcalde de la capital Ricardo Gallardo Ju√°rez, que pasar√° a la historia por aprobar con cero observaciones la cuenta p√ļblica del 2015.

El grupo pol√≠tico del maximato Horacio S√°nchez Unzueta maneja a su antojo las siglas del PRI para ganar o perder seg√ļn la coyuntura electoral que le permita conservar a salvo su modelo transexenal. Fue gobernador de 1993 a 1997, desde entonces traz√≥ la estrategia para mantenerse vigente hasta la fecha. Us√≥ el municipio de Soledad como campo experimental, donde no han recuperado la alcald√≠a en los √ļltimos 25 a√Īos. Para desarticular la zona llena de caciques rurales, donde el m√°s fuerte era el sempiterno dirigente de la CTM, Jos√© Guadalupe Vega Mac√≠as, en 1995 instrument√≥ como su alfil al profesor y licenciado Roberto Cervantes Barajas, que a trav√©s del desaparecido Partido Aut√©ntico de la Revoluci√≥n Mexicana, le disput√≥ y gan√≥ la alcald√≠a a la hija del l√≠der obrero, Magdalena Vega Escobedo. Luego le dej√≥ la estafeta a su alumno Fernando Silva Nieto. Juntos conspiraron para activar la alternancia de tramoya con el panista Marcelo de los Santos, con el objetivo capital de enterrar a su feroz adversario, el ex senador y jefe del extinto Grupo Universidad, Juan Ramiro Robledo, que termin√≥ en las filas del PRD, pulverizado. En el 2004 volvieron a reciclar a Roberto Cervantes, que obtuvo la alcald√≠a, ahora con las siglas del PRD. Luego brinc√≥ como diputado local, donde fue destituido por la entonces contadur√≠a mayor de hacienda, por no haber solventado observaciones a la cuenta p√ļblica de su primer a√Īo de gestiones. Lo supli√≥ el matehualense Efra√≠n Garc√≠a Rosales. Cervantes impugn√≥ el dictamen que a√ļn estaba en proceso y gan√≥. Le pagaron aunque no ejerci√≥ el cargo Sus detractores alegan que no recibi√≥ nada, ya que la primera esposa le intervino el salario para cubrir una pensi√≥n alimentaria.

Para no perder el incipiente control del PRD, S√°nchez col√≥ de candidato al vendedor de pollos, Ricardo Gallardo Ju√°rez. Pero deb√≠a respetar las subrepticias alianzas con el astuto contador p√ļblico, por lo que permiti√≥ la llegada del panista Juan Manuel Vel√°zquez. En la segunda contienda, Gallardo se sum√≥ a la campa√Īa de Fernando Toranzo. Apareci√≥ sumiso en los actos proselitistas. Antes que nadie, S√°nchez Unzueta ensay√≥ una subrepticia alianza del PRD con el PRI. Recurre de nuevo a su eterno comod√≠n para las derrotas por la alcald√≠a de la capital, Fernando P√©rez Espinosa, doblegado por Juan Ramiro Robledo, Marcelo de los Santos y Octavio Pedroza. Ante la debacle nacional del presidente Enrique Pe√Īa Nieto por las desapariciones de los normalistas de Ayotzinapa y el descr√©dito del PRD, ya que est√° involucrado en los hechos el edil de Iguala, Jos√© Luis Abarca, S√°nchez Unzueta concibe una jugada maestra de tres bandas: limpiar las oxidadas reputaciones de Pe√Īa, los perredistas y conservar la gubernatura para el PRI. Entregan como chivo expiatorio al puntero en las encuestas, Ricardo Gallardo Cardona, detenido por malversar m√°s de 200 millones de pesos y tener nexos con el crimen organizado. Inscriben a P√©rez Espinosa como candidato del PRD a la gubernatura, con la consigna de morder el polvo otra vez. Lo mismo pas√≥ con el abanderado del PRI a la alcald√≠a de la capital, Manuel Lozano Nieto, que se fue al √ļltimo lugar de las votaciones. La candidata del PAN, Sonia Mendoza, denunci√≥ que Carreras se impuso por medio de un mega fraude de estado. El equipo de S√°nchez se apoy√≥ en las estructuras clientelares de Gallardo y de nuevo voltea a Soledad, el granero de los votos abundantes y cre√≠bles. Le rellenan las urnas al PRD que mantiene Soledad, gana la capital, varias curules federales y locales. Pero lo condicionan a que acepte en las listas por el tercer distrito federal al sobrino del maximato, Xavier Nava. Y sacrifique en el quinto distrito local al que m√°s simpat√≠as obtuvo, Luis Enrique Hern√°ndez, impulsado por los magnates Pablo Valladares y Carlos L√≥pez Medina. Cercanos los comicios del 2018, a S√°nchez Unzueta ya le estorba Gallardo, con el que se ha confrontado en p√ļblico por tener criterios distintos para remodelar el centro hist√≥rico. Pero en lo sustantivo, porque el soberbio edil busca reelegirse y su jefe tiene en la mira a Nava. Para debilitar al agresivo adversario, en Soledad se form√≥ el Frente Ciudadano, que busca recuperar la alcald√≠a a trav√©s de un empolvado cuadro del jefe pol√≠tico, Roberto Cervantes Barajas. Tal vez se acab√≥ el prolongado ayuno del PRI.

El activista Juan Carlos Rodr√≠guez Flores invit√≥ al comerciante de pollos Ricardo Gallardo Ju√°rez a buscar la alcald√≠a de Soledad por el PRD, lo que gener√≥ simpat√≠as, ya que se trataba de una cara nueva y fresca. En el √°mbito nacional, el ex presidente Vicente Fox busc√≥ desaforar sin √©xito al jefe de gobierno del Distrito Federal, Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador. En la historia local del PRD, apenas consiguen una curul plurinominal. Gallardo tiene que empezar de cero, ya que el ex edil Roberto Cervantes no dej√≥ ninguna estructura s√≥lida. Le bast√≥ su alianza con los grupos hegem√≥nicos locales y el respaldo de S√°nchez Unzueta para ganar. En el incipiente equipo de Gallardo figur√≥ el ex mesero Jos√© Luis Fern√°ndez, que labor√≥ tambi√©n como cadenero en el antro Mandar√°, cuyo due√Īo era el misterioso Miguel √Āngel Bustamante Morales. El sitio se hizo famoso ya que era donde sol√≠a divertirse con mujeres y alcohol el grupo criminal de Los Zetas. Gallardo pinta las bardas donde aparece junto a L√≥pez Obrador con el lema: ¬°Peje y Gallardo, qu√© gallos! El candidato del PRI, Juan Antonio Arreola se desinfl√≥ a los pocos d√≠as de los comicios. Su hermano Jorge Arreola era dirigente estatal y ya lo hab√≠an compensado como diputado local. No pod√≠an tener todos los privilegios. Al saberse perdidos, el presidente del comit√© municipal del PRI, Omar Vel√°zquez Nava, le ofreci√≥ a Gallardo la estructura electoral con la que puede triunfar. Lleno de soberbia, se niega a cubrir el costo y pierde. Alega fraude y amenaza con secuestrar las instalaciones de la junta distrital si se niegan a abrir las urnas para recontar los sufragios. Sale de la dirigencia estatal del partido Miguel √Āngel Campillo. En el 2009 se miden en una contienda accidentada, llena de descalificaciones, el candidato de los ex diputados locales, Juan Ramiro Robledo y Eduardo Mart√≠nez Benavente, el abogado Luis Escudero contra el actual edil de Tanlaj√°s, Domingo Rodr√≠guez Martell, que se impone por la fuerza. Lo respaldaron los activistas Felipe Abel Rodr√≠guez Leal, Filem√≥n Hilario Flores, Emeterio Ram√≠rez y Juan Manuel Hern√°ndez Trist√°n.

El l√≠der de la corriente Alternativa Democr√°tica Nacional, H√©ctor Bautista, se inclina por Domingo Rodr√≠guez, negocia su permanencia con los due√Īos de Nueva Izquierda, Jes√ļs Zambrano y Jes√ļs Ortega, Los Chuchos. Les ofrece ayudarlos en conflictos similares en otras partes del pa√≠s. Acostumbrado a imponer sus condiciones, Gallardo logra colocar como regidor plurinominal a su patrocinador Bustamante, que nunca asisti√≥ a las asambleas, s√≥lo acudi√≥ a firmar las actas de cabildo. Domingo Rodr√≠guez cuela como regidor de mayor√≠a a Juan Manuel Hern√°ndez Trist√°n. En las elecciones del 2006, hay dos factores determinantes que inciden en el triunfo de Gallardo Ju√°rez. El apoyo irrestricto de S√°nchez Unzueta, Fernando Toranzo y C√°ndido Ochoa, que postulan para ser derrotada en Soledad a la ex directora de la primera sala del registro civil, Amalia Vel√°zquez, hija del cacique Lino Vel√°zquez, al que buscan desmantelar toda √°rea de influencia. Otro aspecto relevante lo remarc√≥ el ex comandante del grupo de homicidios de la polic√≠a judicial, Julio Alfredo Ceballos Alonso. El sanguinario respaldo t√°ctico del otrora jefe de Los Zetas, Heriberto Lazcano, quien adem√°s, en un primer desembolso, le entreg√≥ 120 millones de pesos para la campa√Īa al vendedor de pollos. En el 2009, Rodr√≠guez Martell dej√≥ la dirigencia para irse como diputado federal. Lo suple el interino Filem√≥n Hilario Flores. Con el objetivo de heredarle el cargo al hijo y colocar al ex director de panteones y ex director de catastro, Federico S√°nchez de Lira, como secretario de pol√≠tica de alianzas, Gallardo se confront√≥ con Hilario Flores, que le pide auxilio a H√©ctor Bautista. Acude a San Luis y le explica a Gallardo que debe afiliar m√°s del 20% del padr√≥n electoral con sus programas asistencialistas, para mantener incluso el control del comit√© nacional.

Previo al reparto de posiciones en el 2012, Filem√≥n Hilario acuerda con Gallardo ser el primero en la lista de diputados plurinominales. En el segundo sitio ir√° el tr√°nsfuga ex dirigente sindical de la CTM, Francisco Mart√≠nez Ibarra. Tambi√©n le comunica que es conveniente elegir como relevo en la dirigencia estatal al ex regidor de √Čbano, Jos√© Guadalupe Alfredo Zamora Mar√≠n, esposo de la enjundiosa activista, Ana Mar√≠a S√°nchez Flores. Lo condicionan a que los obedezca a pie juntillas. En las votaciones internas de ADN, Zamora se impone al candidato de Domingo Rodr√≠guez, el consejero estatal, Jos√© Carlos Camacho D√≠az, tambi√©n suplente del diputado federal, Xavier Nava. En la segunda fase, Zamora se confronta con el ex secretario de comunicaciones y transportes, Castor Balderas, al que impulsa Robledo, Mart√≠nez Benavente y el dolido Rodr√≠guez Martell. Con el dinero del ayuntamiento de Soledad, Gallardo compra los votos de la mayor√≠a de consejeros que hospeda en el hotel Colonial un d√≠a antes. Incluso, vigilados con guaruras. Pero Zamora se rebela cuando no tiene independencia econ√≥mica. Le pone constantes trabas la tesorera Paola Mayo, que obedece a Hilario Flores, por lo que decide correrla. La suple con Leticia Mart√≠nez G√≥mez, que antes fue asistente de la diputada local, Guadalupe Almaguer Pardo, vinculada a Los Chuchos. Ya sin obst√°culos, Zamora dilapida el presupuesto. Se compra una camioneta del a√Īo de 400 mil pesos, deja a los comit√©s municipales sin fondos. Se da vida de jeque. No obedece a Gallardo, que furioso, lo agarra a bofetadas. Zamora se pasa al bando de Nueva izquierda, que sin invertir un centavo, ya tienen un dirigente estatal a su favor.

Cuando se trata de armar las planillas de candidatos en el 2012, Gallardo y sus seguidores desconocen el mando de Zamora. Entonces se re√ļnen en M√©xico con Jes√ļs Zambrano, que los mete al redil. Inconformes, visitan al presidente del Consejo Estatal Electoral, Mart√≠n V√°zquez, para que le retire el presupuesto a Zamora. Les responde que no puede intervenir en conflictos internos y el comit√© nacional del PRD no le avis√≥ de ning√ļn cambio. Para dirimir las diferencias, Zambrano envi√≥ como delegado a San Luis a Antonio Ortega, hermano del ex dirigente Jes√ļs Ortega. En la acalorada asamblea, Zamora se queja del ‚Äúclub de hampones‚ÄĚ, que le quieren imponer la lista de candidatos plurinominales, que encabeza Filem√≥n Hilario Flores, la ex esposa de Gallardo Cardona, la panista Dora Patricia Ju√°rez Alejo y Felipe Abel Rodr√≠guez Leal. Entonces, alega, si se trataba de colar familiares, apunt√≥ a su esposa, Ana Mar√≠a S√°nchez. Cuando Ortega nota que no hay avances por la intransigencia de sus interlocutores, trata de zafarse. Pero lo detienen a la fuerza. Se da el tironeo. El actual alcalde de Tampac√°n, Filem√≥n Hilario le dio un golpe en la cara. El ‚Äúcoyote‚ÄĚ Jes√ļs Huerta, que se hizo rico con los proyectos productivos que le consigue su jefe Rodr√≠guez Martell, le dio un batazo al enviado del comit√© central. Los guaruras de Gallardo, armados, se convirtieron en una valla insalvable. El comerciante se dobl√≥ cuando lo amenazan de que su hijo podr√≠a quedarse sin la candidatura a la alcald√≠a de Soledad. Al final, Filem√≥n Hilario qued√≥ en primer lugar y en segundo Mart√≠nez Ibarra. Zamora termin√≥ el mandato. Los pleitos internos ocultaron un desfalco de 4 millones de pesos. Para evitar m√°s indagaciones, Gallardo opt√≥ cubrirlos con pagos en efectivo. Nadie sabe de d√≥nde consigue millonarios fondos.

Para evitarse m√°s descalabros, imponer los candidatos que se les antojan y enterrar a las dem√°s corrientes, los Gallardo aprovechan los programas asistencialistas, en el ayuntamiento de la capital y Soledad, como la entrega de √ļtiles escolares, becas, garrafones y tortillas, para afiliar a destajo a los beneficiarios. Los condicionan a que deben apuntarse como militantes del PRD. Fue como lograron un abultado padr√≥n de simpatizantes. Gallardo Ju√°rez se asume como representante de Nueva Izquierda, de los Chuchos. Gallardo Cardona se qued√≥ con la filial de ADN, de Bautista, que junto con el perdedor Juan Cepeda, estuvieron en la plaza de toros Ferm√≠n Rivera, donde el hijo reapareci√≥ y se auto calific√≥ un soldado del PRD. No se supo si se proyect√≥ otra vez como candidato a gobernador o destap√≥ a su progenitor para reelegirse como alcalde. El dueto se qued√≥ casi con el 100% de los consejeros estatales, lo que les permiti√≥ ungir como nueva dirigente a la ex directora de eventos especiales y ex regidora, Erika Irazema Briones P√©rez, que pronto renunci√≥ para irse de diputada federal, donde tiene de suplente a Candy Araceli Gallardo Cardona. La supli√≥ en el PRD el ex alcalde interino de Soledad, Jos√© Luis Fern√°ndez Mart√≠nez, que tiene como jefe de prensa a Gerardo Alfaro Reyna, el orquestador de los perfiles falsos que los Gallardo manejan en las redes sociales para atacar y desacreditar a las voces que se atreven a criticarlos. A Los Chuchos les molesta que los Gallardo tengan el control de las dos vertientes m√°s fuertes del PRD en la entidad. Fue por lo que no dudaron en ubicar como chivo expiatorio a Gallardo Cardona, por el conflicto de Ayotzinapa. Tambi√©n buscaron cobrarse la golpiza que sufri√≥ Zambrano. No se descartan como posibles autores del golpazo de Televisa contra los inc√≥modos correligionarios. Quieren otro gran motivo para expulsarlos en definitiva. Aunque la dirigente nacional del partido, Alejandra Barrales es de la vertiente de Vanguardia, que maneja el aspirante presidencial, Miguel Mancera, no obstante acudir al segundo informe de Gallardo Ju√°rez, no hizo ninguna defensa del mun√≠cipe, tras el golpe televisivo. Dicen que corrobor√≥ de cerca la conducta gansteril del tambi√©n vendedor de pollos.

 

 

 

 

Comments

comments

Con el manejo absoluto del PRD en San Luis el dueto formado por los ex alcaldes de Soledad Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona

Comments

comments