Ataques bajunos contra el panista Maximino Jasso , por meterse con los Gallardo

12 junio, 20176:21 pmAutor: Elida Mendoza VillanuevaCapital Noticias

Cuando Maximino Jasso Padrón, presidente del comité municipal del PAN en San Luis, advirtió que en el congreso del estado se cocinaba la iniciativa de reforma para beneficiar al ex edil de Soledad, José Ricardo Gallardo Cardona, no supo lo que le esperaba. Su figura terminó en dos grandes espectaculares con orejas de burro y una caguama sostenida en las manos con la leyenda: “títere, borracho y mentiroso”. Los ataques mediáticos se encomendaron a la diputada y coordinadora de la fracción del PRD en el congreso, Graciela Gaitán Díaz. Al ex director de bibliotecas de Soledad, Rafael Aguilar Fuentes “El Chiquilín” y al presidente del PRD estatal José Luis Fernández Martínez. Pero tampoco es ajeno el legislador panista Enrique Alejandro Flores Flores. Jasso Padrón se ha convertido en un constante y acérrimo crítico del edil de San Luis, Ricardo Gallardo Juárez. Cuestionó sus excesos, el desvío de recursos públicos en actos sociales en lugar del beneficio colectivo y supuestos actos de corrupción. Señaló las compras millonarias de medicinas a la proveedora Sandra Sánchez Ruiz. El incremento de 211 millones de pesos al contrato de luminarias con la firma Panavi. Dejar acéfala por casi tres meses la dirección de seguridad pública municipal y no implementar un solo programa que garantice la paz de los potosinos ante la escalada de violencia. La falta de transparencia en el manejo de la obra pública y tener en el abandono a la delegación de Bocas. Pero subir a la palestra a Gallardo Cardona fue la gota que derramó el vaso.

En los acuerdos palaciegos de las distintas corrientes en el congreso para parchar la nueva ley estatal electoral que debe votarse a más tardar el 30 de mayo, la diputada de la CTM, Esther Angélica Martínez abordó el tema en las reuniones previas donde se manejó derogar el requisito de los antecedentes penales para los que busquen un cargo público. Argumentó que la imposición atenta contra los derechos humanos y políticos de los que aspiran a un puesto de elección popular. Los discrimina. Los diputados del PAN hicieron mutis. El 6 de mayo Maximino Jasso declaró a los medios informativos que era sospechoso que en el congreso hubiera tal iniciativa. Advirtió que la intención era beneficiar a Gallardo Cardona. Llamó a los ciudadanos a ser responsables a la hora de decidir el voto. Asentó que el ayuntamiento de la capital pasa un mal momento al estar envuelto en la opacidad y la violencia. Las hordas de los Gallardo se le fueron encima. La diputada Gaitán lo llamó burro que habla de orejas, títere del líder estatal del PAN, Xavier Azuara y del ex diputado local Rubén Guajardo. Lo acusó de tener antecedentes de maltrato a mujeres. Los ataca porque no ofrece nada que beneficie a los potosinos o al menos a su partido. Lo tildó de incapaz por no terminar la carrera de licenciado, que concluyó después de entablar una demanda. Además, reproducir chismes o rumores para atacar sin fundamento a los contrarios. Aunque Gaitán es una defensora sin cuartel de sus jefes, lloró en su oficina cuando supo que Gallardo Cardona le pediría solicitar licencia a la curul para que llegara la suplente, Ruth González, esposa del ex edil y actual presidenta del DIF municipal en Soledad. Gaitán ventiló el intento de desplazarla. Sus verdugos le enviaron un emisario para que detuviera su locura, ya que miraba monos con tranchete. No iban a meter a la funcionaria al revoltijo que se convirtió el congreso. Gaitán agradeció la clemencia y juró lealtad absoluta a sus capataces.

A Gaitán la secundó José Luis Fernández que llamó a Jasso ignorante. Advirtió que Gallardo Cardona tiene sus derechos políticos y electorales a salvo. “Puede ser elegible para cualquier cargo en las elecciones venideras si lo decide, porque no tiene en contra ninguna sentencia”. Afirmó que enfrentó un proceso penal del que salió absuelto. Asentó que es inconcebible que el PRD tenga que recurrir a una diputada del PRI para promover una iniciativa que resulta innecesaria. Le pidió a Jasso conducirse apegado a la ley, informarse para no caer en disparates y fincar sus expectativas políticas con trabajo propio, resultados positivos, no apostar a la eliminación de los adversarios con argumentos falaces, cuando ni siquiera hay procesos electorales en curso ni una intención manifiesta de Gallardo de competir. Calificó la postura de Jasso de perversa y tendenciosa. Busca mal informar a la ciudadanía, distorsionar la realidad, porque es un ignorante de la ley.

Fernández sostuvo que el PAN busca impedirle al ex edil regresar a la vida política, desde ahora demuestran temor porque saben que tienen escasas posibilidades de ganar en las próximas elecciones, carecen de calidad moral y respaldo ciudadano por sus desastrosas administraciones en los tres niveles de gobierno. Fernández es el seguidor más cercano de Gallardo, fue regidor en el mismo trienio. Cuando su jefe pidió licencia para buscar la gubernatura, Fernández asumió el cargo de edil interino. Además de la familia, fue casi el único que lo visitó de manera permanente cuando estuvo en la cárcel. Incluso se divulgó que su arribo a la dirigencia estatal del partido lo ordenó Gallardo Cardona desde las mazmorras. A la aceitada maquinaria de los Gallardo se subió también el herrero y el ex director de bibliotecas del ayuntamiento Rafael Aguilar Fuentes que publicó en su Facebook la misma imagen antes que el espectacular que subieron a las azoteas… (tomado de la versión impresa, Mayo 2017)

Comments

comments

diputada de la CTM Esther Angélica Martínez Gallardo Cardona José Luis Fernández ley estatal electoral Maximino Jasso Padrón PAN presidente del comité municipal del PAN Rafael Aguilar Fuentes revista revista La Noticia Rubén Guajardo San Luis Potosí Xavier Azuara

Comments

comments