Alan Eduardo Hernández Martínez cumplió un año como extraviado

19 diciembre, 20196:07 pmAutor: La NoticiaCapital Destacada Municipios Noticias

El ciudadano Víctor Hernández, denunció que su hijo, Alan Eduardo Hernández Martínez, tiene más de un año que desapareció de la colonia Ricardo Flores Magón. Jugaba cartas con su madre en la tarde. Salió a comprar refrescos y jamás regresó. La policía se niega a investigar a un grupo de pandilleros con los que se juntaba con frecuencia y lo vieron la última vez que se extravió.

El señor Hernández es cargador, bolero y lava carros en la explanada del mercado República. Como es el proveedor de la familia, apenas tiene tiempo de encabezar las pesquisas los domingos. Se traslada en bicicleta al centro de abastos, Saucito, Calzada de Guadalupe y Las Terceras, donde le dijeron haber visto a su consanguíneo. A raíz del suceso, la madre desarrolló 6 enfermedades, como la diabetes. Se hizo hipertensa. Con frecuencia asiste a la Plaza del Mariachi, en el Eje Vial, a un costado de la fiscalía, donde se rumoró que su descendiente, deambuló, perdido, como si lo hubieran golpeado en la cabeza.

El 14 de noviembre del 2018, Alan Eduardo Hernández Martínez, de 25 años, salió del domicilio y nunca volvió. El joven decidió ir a la tienda alrededor de las cinco. “Hablamos a la policía para preguntar si lo tenían detenido, pero no lo tenían. Lo buscamos en hospitales y tampoco. A los dos días de no saber su paradero, lo reportamos como desaparecido y desde hace un año no sabemos dónde se encuentra”.

Alan Eduardo Hernández es el segundo de siete hijos. Le gustaba divertirse con los amigos, pero también era un hombre responsable. Colaboraba con su progenitor en el lavado de carros. Era ayudante de albañil. “Un policía ministerial de nombre Abraham, que lleva el caso, dice que investigan, pero sin darnos algún tipo de esperanza. Le sugerí muchas veces que platicara con los muchachos que viven en la colonia, para que nos dieran datos, pero no lo hacen. Podrían saber algo, dónde está o qué le paso. Algunos conocidos creen haberlo visto por San Juan de Dios”.

“Otros dijeron que andaba por las bodegas de abastos. Es un sufrimiento para todos. Mi esposa Patricia Martínez, todos los días va a darse sus vueltas a la procuraduría, para preguntar si tienen algún avance. Después se va a sentar por horas a la Plaza del Mariachi, para ver si de casualidad, mira pasar a nuestro hijo. Tenemos la esperanza de hallarlo. A veces imagino que alguien le pudo dar un mal golpe. Se desorientó y no sabe quien es o dónde está. No es una persona de pleito. Siempre fue muy acomedido con la gente”.

La noticia más reciente la recibió de varios conocidos, hace dos meses. Le dijeron que pudieron verlo por las calles del mercado de abastos, desaliñado, con ropa sucia y tenis rotos “Los sábados y domingos, mis otros hijos, esposa y yo, nos dedicamos a buscarlo a pie o en bicicleta, sin tener suerte. Sabemos que después de un año, si es que vaga, estará poco reconocible. No perdemos la esperanza. Mi compañera está cada vez más enferma y deprimida. Ha deseado quedar loca para no sentir más dolor”.

Otra de las versiones que le han comentado al señor Hernández, es que su hijo pudo ser raptado por el crimen organizado y lo usan para sus nefastos intereses. Sin embargo, descarta la posibilidad, ya que Alan Eduardo Martínez jamás hubiera querido causar tanto dolor e incertidumbre a su familia.

“En las redes sociales se dio a conocer el caso de un joven que vagaba por las aceras del centro histórico. Se vestía de mujer. Tenía desaparecido varios años. Gracias al internet, sus familiares lograron recuperarlo. Siento que el caso de mi hijo puede ser igual. Pero no hemos tenido éxito. La policía solo nos quita del camino al decir que investiga. Ya pasó un año y no hay resultados. He pedido prestados como 60 mil pesos para moverme, comprar comidas y darle unos pesos a los que nos den informes. No encontramos la salida con tantos gastos, pero no importa. Lo único que anhelamos es encontrar al ser querido y ser felices como antes. Solo espero y ruego a Dios que nos de fuerza y licencia para verlo con vida”.

Comments

comments

Alan Eduardo Hernández Martínez búsqueda Desaparecido slp

Comments

comments