sxsxsxsxsxs

Acusan a Morales Mendoza de ladrón y traicionar los principios torales del presidente de la república

25 septiembre, 20198:32 pmAutor: La NoticiaCapital Destacada Noticias

El que antes fuera operador político del super delegado Gabino Morales Mendoza en Tamazunchale, el profesor Juan Rubio Trejo, presentará ante la fiscalía local, al menos 12 denuncias en contra de su ex jefe, por corruptelas, nepotismo y manejo irregular de programas sociales con fines electorales. Destacó que Morales busca a toda costa, quedarse con el manejo del comité estatal de Morena, donde al menos ya tiene tres peones que lo obedecen, como Guillermo Morales, Enrique Serrano y Mónica Albarrán. Rubio dijo que Morales maneja más de mil servidores de la nación, que no podrá llevar a las votaciones internas, porque no los conoce y sus ayudantes se caracterizan “por ser unos guebones. Ya comen con manteca y no quieren ensuciarse los zapatos”. Se impuso como meta, impedir el triunfo de Morales, por lo que buscará trabar alianzas con sus principales opositores, como el senador Primo Dothé y el diputado federal, Ricardo del Sol.

El líder de los senadores, Ricardo Monreal, le autorizó concretar sus planes, ya que busca suplir a Morales con su protegido, el empresario del ramo automotriz, José Antonio Lorca. Y lo más relevante, el mandatario Andrés Manuel López Obrador, sabe a detalle todas las sucias jugarretas de su delfín, por lo que ya lo tiene hasta el copete. En Cerritos, en público, lo subió a la picota: “vigilen de cerca el desempeño de Morales y si comete abusos, lo corremos”. Rubio dijo que el funcionario podría ser removido a otra parte del país en agosto, cuando se darán los cambios institucionales programados. Para darle el último empujón, amagó con cerrar una carretera federal, con lo se habrá de entorpecer el tráfico vial. Rubio expuso que a través de la maestra Paula Cruz Alfaro, le hizo llegar una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador. “La profesora se dirigía a Tamazunchale, pero venía de una comunidad donde no hay transporte. Le tocó la suerte de que el mandatario bajó por la ruta donde se encontraba”.

“Le hizo la parada y se la llevan de raid. En el camino interactúan. Le contó todo lo que sucedía con el delegado estatal Gabino Morales. Anda enojada porque no la tomaron en cuenta, ya que es de las pocas que sí trabajaron. Morales la ignoró. Es egoísta o menso porque si tiene miras a un futuro político, debe sumar a la gente. No restar, conseguir respaldo. Morena no es una fuerza política. Se necesita fortalecer. Le propuse alternativas para trabajar, pero nos mandó a la fregada. La mentora le mencionó a López Obrador que Morales tiene un desempeño negativo. Los programas sociales no llegan a la ciudadanía porque falta capacidad operativa. Hay mucha lentitud”. El quejoso mencionó que en Tamuín hay un gran malestar entre los campesinos. Los centros integradores, donde se garantiza el precio de los productos básicos, no arrancan. “Falta mucho trabajo. Morales se enfoca solo en la política en lugar de avanzar en las tareas que le dio el ejecutivo. Busca imponer a sus incondicionales para que estén al frente del partido”.

“La mentora Cruz le dijo al tabasqueño que ya no están con Morales. Ahora respaldan a una persona que no ha abandonado la lucha, el maestro Juan Rubio Trejo. El interlocutor le dijo que le comentara a Rubio, no claudicara. Se organice y le hicieran llegar todas las quejas, anomalías y denuncias que comete el funcionario. Sustentadas, para poder actuar. Le comentó que ya estaba harto de Gabino Morales, porque cada rato recibe quejas en su contra. Fuentes confiables nos han dicho que en octubre habrá cambios en la estructura del gobierno federal. Se dijo que Morales será enviado a otro sitio. Ojalá lo manden a prisión o que se vaya hacer sus porquerías a otro lado. A un corrupto lo mueven, premian, lo ponen en un lugar más alto. López Obrador no debe solapar a un transa y marrullero. Trabajamos juntos y se lo que hace. Saca dinero de Morena a través del tesorero, Enrique Serrano y maquilla sus movimientos. Patrocinan actividades de la secretaria de mujeres, Mónica Albarrán. Desvían fondos en capacitaciones que antes no se hacían. El gasto lo justifican de otras maneras. Pero el verdadero fin es aplaudirle a Morales”.

“A los servidores de la nación los obligó en Axtla y Tamazunchale, que llevaran una pancarta donde dijeran que lo respaldan. Escribieron Viva Morales. Tiene de cómplice a la subdelegada Briseida García Antonio, con la que hace trácalas en la huasteca. Para la fiesta de su último cumpleaños, visité a los 13 presidentes municipales de mi distrito, el 7. Platicamos sobre trabajar juntos. Para la comida, llevaron zacahuil, barbacoa, botellas de vino. Fue apadrinado por alcaldes y empresarios que trataron de no quedarse atrás. Se necesitó mucho dinero, espacio y platillos. Al inicio se rumoró que habría un super delegado, como si fuera un emperador. Muchos temblaron, les dio miedo. Imaginaron alguien más grande. Pero el gobernador Juan Manuel Carreras se tragó vivo a Morales, porque es un inexperto. Nunca ha tenido un empleo. Si miran su historial, se nota que jamás fue responsable de nada. ¿Cómo puede manejar un estado si es incapaz de controlar su propia vida? Es imposible que esté a la par de políticos que tienen el colmillo retorcido como Carreras, que es doctor en derecho. Morales no es nadie, se lo chamaquean bonito y ni cuenta se da”.

“En Cerritos, López Obrador lo dijo en público, si Gabino Morales o sus colaboradores hacen un trabajo deficiente, mándenme los reportes y tomaré cartas en el asunto. Antes lo defendió, dijo que eran politiquerías, pero ahora no lo respaldó. En septiembre elegiremos consejeros. Son 10 por distrito, 70 a nivel estado. El 18 de agosto sale la convocatoria. Conozco poco al ex presidente estatal del PRI y ex diputado local, Jorge Arreola, pero está muy cerca de Morales. Se menciona que lo maneja, pero también el diputado local de Conciencia Popular, Óscar Vera y Carreras, porque no tiene una visión política y no cuida las formas. Cuando visita Valles, no llega con el doctor Fernando Álvarez, dueño del hotel San Fernando. El señor ha trabajado demasiado por Morena. Prefiere visitar al alcalde Adrián Esper. El choque con Morales se dio porque no tomó en cuenta a mi grupo. No será un político brillante si pelea con todos”.

“Guardo los mensajes de cuando me ordenaba romper las sesiones de Serrano, Lorca y Alejandro Díaz Rojas. Les decía que Morales era el indicado. Me la rifé porque sé trabajar en equipo. No me salí a la ligera, fue por mis inconformidades. A Morales ya nadie lo quiere, no ha logrado nada. Desde junio debió palomar proyectos de desarrollo de todo tipo, pero no ha alcanzado el porcentaje. Tampoco avanza con los programas sociales. Dinero hay, pero falta cerebro. No delega responsabilidades. Y si lo hace, es con las personas equivocadas. Es un inepto. No tiene visión. Formalizaré mis demandas con evidencias. López Obrador ya se dio cuenta que Morales lo engatusa. Genera más conflictos de los que resuelve. Otro que busca tener el control de Morena es el diputado federal que renunció al PRD, Ricardo Gallardo Cardona. No es tonto, sabe que existe un descontrol. Nos quiere agarrar con la guardia baja. Los días de Morales están contados y de mi parte no descansaré hasta darle el tiro de gracia. Ya se tambalea. Actúa como una rata espantada”.

“Los medios informativos lo buscan y no sale. Una vez me amenazó, alegó que soy alguien por su ayuda. Yo soy más útil a los demás. En Tampamolón Corona hay 70 ciudadanos que los representantes del gobierno en turno les dicen que sus apoyos ya fueron cobrados, pero los beneficiarios no han recibido ni un peso todavía. Se me hace injusto que los servidores de la nación perciban un raquítico sueldo y todavía les vendan los chalecos que van a usar para ayuda del proyecto. ¿Es como paga Morales a quienes le tienden la mano? Briseida García promovió ofertas para la venta de los chalecos. ¿Dónde está la Cuarta Transformación? ¿Dónde está el respeto a los derechos ciudadanos que el nuevo gobierno violenta? Gabino Morales llevó a cabo un masivo despido de gente sin compasión alguna. No le importó que lucharon incansables para posicionar al ahora presidente de la república. Se interpusieron las denuncias”.

“La subdelegada Briceida García, títere de Morales, es la que ejecuta las órdenes y caprichos del delincuente y corrupto delegado. Debieron comparecer ante la Junta de Conciliación y Arbitraje el 8 de agosto, pero hicieron caso omiso. No respetan las normas. López Obrador dijo, nadie por encima de la ley. Seguiremos en la lucha para destituir al par de desalmados y abusivos ladrones que ponen en grave riesgo el proyecto de nación. El licenciado Lucio Cortés Santiago respaldó sin reposo a López Obrador. Durante la campaña fungió como coordinador de representantes generales. A partir de septiembre comenzó a trabajar como servidor de la nación en Xilitla, Matlapa, San Luís Potosí y Soledad. Fue dado de baja vía whatsapp. Le valió a Morales que su esposa tenga cáncer en fase terminal. Era cuando más necesitaba tener un ingreso económico. Es alguien leal a los ideales de no robar, no mentir y no traicionar. No se prestó a los mezquinos y sucios intereses del vil y ratero Gabino Morales. Y por no aplaudirle, lo despidieron”.

“Prevalece el descontrol en el pago a los adultos mayores y discapacitados correspondiente a enero, febrero, marzo y abril. Las órdenes venían en blanco, lo que facilitó las transas de algunos servidores y promotores. Llegaron becas y tarjetas de apoyo para la Universidad Intercultural de Tampacán, que no existe. Se les hizo más fácil correr al jefe sectorial que cuestionó el tema. En el programa Jóvenes construyendo el futuro, en diciembre y enero, Morales Mendoza comisionó a un ex priista para ir al distrito 7 a hacer amarres con empresarios y micro empresarios, que aprovechan al máximo los beneficios. Corrieron a todo el personal anterior para integrar nuevos jóvenes con becas para la mano de obra gratuita. Algunos los usan bajo condiciones leoninas. Les cobran una cuota mensual al recibir los apoyos. Varios servidores de la nación ya se sienten los próximos candidatos en sus municipios y manipulan los programas al entregarlos”.

“Los condicionan, algo que el tabasqueño condena tajante. Morales mintió al declarar a un medio, que no me conoce. Imaginen a un funcionario de su nivel, decir falsedades. Manipula a Roxana Hernández, quien presumen ser feminista. Fue escuchada en un audio, cuando trató de someter al diputado local Pedro Carrizales, para que se alineara a Morales. Encargó a servidores de la nación y sub delegados, tratar de imponer cuadros al renovarse los consejeros de Morena en septiembre. Paga encuestas chafas donde proyecta a sus achichincles para la dirigencia estatal, cuando no tienen la capacidad de operar un programa social. Buscó desesperado que Bertha Luján quedara como dirigente nacional para delinquir con impunidad. No puede con el encargo que le hizo López Obrador. Le hemos dicho que saque sus cochinas manos de Morena. Y si le queda un poco de dignidad, retirarse por la puerta grande, antes de que sus corruptelas sean investigadas y termine encerrado. Ni cigarros le voy a llevar”Principio del formulario.

 

 

“Siempre he seguido a López Obrador. Lo apoyé en el 2015, cuando buscó la presidencia de la república por el PRD. Fui candidato a la alcaldía de Tamazunchale. Competí contra Baldemar Orta López y Juan Antonio Costa Medina. Obtuve casi 5 mil votos, una gran cantidad para ser mi primera vez, sin tener estructura. Al senador Primo Dothé se le menciona como un fundador de Morena. Tal vez lo sea, pero el partido se dividió. Hay cuatro grupos, el de la diputada federal, María Luisa Veloz. El del actual dirigente, Sergio Serrano. El del mismo Primo Dothé y Gabino Morales, que éramos nosotros. Nos dio luz verde para empezar a cabildear. En el 2015, después de las traiciones del PRD, no acepté colaborar con el equipo que entró entonces. Rechacé la oferta porque mi tirada es ser alcalde. No quiero ser gato. En diciembre fuimos a una asamblea a México donde el PRD se pronunció de manera abierta por el PAN. Fue cuando tiré las banderas. Decido entrar a Morena, invitado por el difunto huasteco Gabriel Zúñiga Meraz”.

“Mi primer contacto fue el actual dirigente estatal de Morena, Sergio Serrano. Me puse a sus órdenes. Me llevan hojas de afiliación para formar comités de base. Tamazunchale está compuesto por 59 secciones electorales y comienzo a formar una en cada sector, yo solo. Luego se suma Víctor Hernández Cansino y María Pérez Hernández. Nos dijeron que trabajáramos hombre y mujer. El que lo haga, tiene derecho a aspirar a una candidatura. Pérez y yo empezamos a formar los comités. Cuando tenemos 12, empiezan las fricciones con Primo Dothé, porque quería la delegación de Morena. Morales y Serrano que entonces andaban juntos, dijeron que se la darían al que trabajara. Dothé en varios años no hizo nada. Faltó estructura para asegurar el triunfo de López Obrador. Dothé pidió una prórroga, se la dieron, pero no cumplió con la meta. Nosotros terminamos con 59 comités. Se nombró a Pérez delegada provisional. Yo era coordinador operativo territorial. Como nos gusta laborar, me sumé a la faena distrital, ayudé en Axtla, Aquismón, Xilitla y otros municipios”.

“Al avanzar, me invitan a apoyar a la maestra Delfina Gómez Álvarez, que era candidata a la gubernatura de la Ciudad de México. Fui representante suplente de Morena en el distrito 44. Trabajé 3 meses y medio sin ir a la huasteca, de lleno nos dedicamos a promover a la profesora, formar estructura en un distrito muy difícil. Avanzamos y logramos bastantes votos. Regresamos a San Luis. Un mes después se rompe el trato político entre Morales y Serrano, ya que se aproximan las elecciones del 2018. Asistimos a las asambleas. Morales se le monta a Serrano, que pierde fuerza. Tomaba la mayoría de las decisiones porque tenía línea desde arriba. Cuando Morales dijo que Serrano vendía las candidaturas, al inicio le creí. Después me di cuenta que era Morales el que las manejaba y hacia los acuerdos. Serrano no tenía ninguna influencia, sólo dio el nombre y firma para los registros. Hubo roces y ambos negociaron algunos puestos, cuando la prioridad era hacer ganar a López Obrador, ya que en dos ocasiones le robaron las elecciones”.

“Había que implementar una estrategia para que no sucediera otra vez. Lo que se hizo fue disolver todas las dirigencias municipales a nivel nacional. Quedaron solo las estatales un año más. Se cambian ahora en octubre. El candidato dijo que si dejaba los comités municipales, volvería a perder, ya que se dedican a promover al que aspira ser alcalde, diputados y no trabajan para el proyecto nacional. La tarea era construir la base, buscar los coordinadores regionales, a nivel distrito, representantes generales y de casillas. Todo fue trabajo de nosotros. Nos presionaron para llegar al 100% y se notara la estructura de defensa que se logró. El distrito 7 fue el que más adelante iba, estaba a mi cargo. El entonces coordinador distrital, José Simón García Santos, padre de la hoy sub delegada, Briseida García, tenía apenas el 2%, cuando yo iba en el 42%. Morales me dice, ¿cómo es posible que vayas más arriba cuando el señor tiene más de dos años en acciones de campo? Me dice que le ayude y me pongo a hacer doble tarea”.

“Coloco a José Simón arriba con el 70%, porque hicimos un solo equipo. Siempre obedecí órdenes. Después llegan las elecciones, hicimos todo lo posible para ganar. Escuchamos que se metió gente de Aguascalientes, Nuevo León, Chihuahua y de otros lados, con credenciales, como defensores. Les dije que no iban a cumplir, ya que ni los locales se suman. Metimos una gran cantidad que resultaron simuladores. Nunca llegaron, nos quedamos sin vigilancia. Trabajamos para el presidente de la república, diputados federales, locales, alcaldes y senadores. Nos tocó promoverlos aunque no fueran de nuestra línea. En el distrito 15 local, el candidato a senador, Primo Dothé era de otra vertiente y casi pierde. Pero dimos la pelea y se coló. No hizo nada. López Obrador disolvió toda la maraña. Le aseguró hueso al que buscó ser diputado local, federal, regidor. No servían a su propósito. Les dijo que se podían ir tranquilos a su casa. Tendrán sus candidaturas e iban a ganar, pero no ayudan a la Cuarta Transformación”.

“Nos adoctrinó para luchar por el cambio, no los cargos. Hicimos todo el trabajo de promoción. Hay muchos diputados que llegaron sin saber cómo. Primo Dothé nunca ganó en Morena y de repente es senador. Es evidente que la chamba la hicimos los de abajo. Cuando gana López Obrador, en septiembre, nombran los sub delegados en México y vemos que Briseida García se filtra, sin aportar nada. Los que organizaron a Morena, quedaron fuera. Como José Simón García y su papá, Santos García, que fue coordinador administrativo. Yo manejé a nivel distrital la estructura y defensa de Morena. García nos ayudaba con el papeleo y quedó como delegada. Nosotros empujamos con otro sentido. No tuve inconveniente. Imaginamos que por su papá le habían dado el cargo. Regresan en secreto y sin ruido. En agosto empiezan a reclutar servidores de la nación. Pero lo hacen de una forma absurda. En Aquismón, donde teníamos una casa de Morena, pusieron un letrero donde dijeron que necesitaban jóvenes para realizar censos”.

“No me avisaron. Después de que gano, seguí con los comités porque López Obrador nos dijo que quería uno en cada comunidad y colonia. El 2 de julio instó que lo ayudáramos a gobernar. Morales y muchos otros se fueron de vacaciones. Se dedican a buscar servidores que no están comprometidos con el proyecto. Fui a Matlapa donde Briseida García reclutó a lo tonto. Le reclamé, no era el Servicio Nacional de Empleo. Se necesita honestidad, hay que meter gente comprometida, que sude la playera. La gente necesita dinero y un empleo. Hay personas comprometidas, contentas con los resultados, trabajaron y se triunfó. Son las que se deben reclutar. Hubo representantes de Morena en el distrito. Por respeto, se les debe llamar, pero fueron ignorados. Lo hicieron conmigo, que fui la columna vertebral del partido. Algunos compañeros me decían que me lanzara a la alcaldía por Morena ya que tenía simpatizantes. Pero yo luché para ayudar a López Obrador. Ante las insistencias, el 20 de septiembre me iba a registrar y traje mis documentos. Serrano destacó que era mi oportunidad. Pero me jalaron los demás, que ya tenía un compromiso y había dado mi palabra”.

“A Morales me le puse también al brinco con los servidores que metió a lo guey. Les reclamé no me hayan consultado. No ayudaron como nosotros. Hasta la fecha sigo sin entender por qué Morales fue mal agradecido conmigo y todos lo que de verdad colaboraron en la campaña. Le hablo y le reclamo. Me dice que García es la delegada y sabe lo que hace. Le exijo libertad para actuar y meter a la gente que se la partió. Aceptó que pusiera a 17 personas. Se lo extenso y duro que es el municipio, pero no he recibido nada de Morales. Siempre trabajé con mis recursos. Líderes, empresarios, políticos y comerciantes son los que me apoyan. Entonces compré y puse una camioneta Nissan para los recorridos en las comunidades. Le dimos dos vueltas al municipio. Le comenté a los muchachos que debíamos trabajar de sol a sol y si era necesario, en las noches”.

“García llegó de una reunión en San Luis donde la felicitaron por el 38% de los avances. No supo ni por qué. Claro que iba adelante, pues yo era el que operaba. Luego alcanzó el 90%. Morales fue a Tamazunchale a premiar los 10 lugares más destacados como servidores de la nación. García tenía compromisos con María Simón, de Axtla. El punto es que reconocieron a 4 que no eran de Tamazunchale y no lograron el porcentaje requerido. Los que eligieron no sabían cómo moverse y se empezaron a candidatear. Tenemos el caso de Sergio Martínez, de Salinas. En Tampacán, Sandra Gutiérrez Villarreal, promueve la candidatura de su esposo, que se identifica con Serrano. Es gente que no conoce a Morales. Si aspira ser gobernador, ya se fregó. En el extinto PRI, aunque eran ratas, guardaban lealtad entre sí”.

“Al final se saturaron de compromisos, pero hasta el barrendero era coordinador del seccional donde vive. Todo el aparato era del mismo equipo. Morales se codea con gente extraña, por lo que no llegará lejos. Se necesitan depurar los servidores. Yo tengo como un metro de credenciales, de gente que de verdad participó y está comprometida con Morena. Ignoro si fueron los celos, pero me empezó a hacer a un lado, tanto que estuvo de acuerdo en que me metieran a la cárcel. En abril, Briseida García puso una demanda en mi contra por amenazas de muerte, lo que no era cierto. Cantaba y celebró que me iban a encerrar, porque el ministerio público, Emilio Bartolo, de Tamazunchale, es su amigo. No me quieren porque les decía, se dedicaran a los programas y lo político, nos lo dejaran a nosotros. Éramos un equipo con el objetivo de sostener a López Obrador. Alerté que nos podía suceder lo de Brasil, donde ganó la cabeza, pero todo el aparato era del otro bando y se fueron para abajo. Les dije que era urgente fortalecernos como estructura para triunfar. Morales me emplazó apoyar a García o terminaba en el tambo”.

“Le dije que le preguntara cuál era el verdadero problema conmigo. Cansado de tantas diferencias, le exigí me cambiara de distrito. Lo que construía, me lo destruía. López Obrador no ganó en San Luis porque no se coordinaron Serrano y Morales, que actuó como el perro que muerde la mano del amo, que fue Serrano y la diputada federal, María Luisa Veloz, que lo formó y vistió. Ahora es su enemiga. Morales era un vago de México que llegó a San Luis sin calzones. Veloz le dio de comer. El electricista y militante de Morena, Rogelio Flores Méndez, le regalaba dos tortas para que no muriera de hambre. Es un malagradecido. Tal vez es misógino por sus tendencias sexuales. Me querían meter a la cárcel y no pudieron. Morales me cambió de lugar cuando se dieron los constantes problemas con García. Me dijo que me viniera a San Luis porque se lo llevaba la chingada. El distrito 5 y 6 donde competía para presidente municipal Leonel Serrato, tenía un 2% de avance cuando los demás alcanzaron el 90%”.

“Hago dos equipos de hombres y mujeres para operar. Conseguí dinero con los ediles de la huasteca sur, que facilitaron gasolina, carros, gente y comida. Me metí en la capital y Soledad, día y noche, para levantar los censos que Serrato abandonó. Es muy bueno para organizar, pero no se aplicó, tal vez porque no se llevó con Morales, que es una persona odiosa, prepotente, vulgar. Es barbero con López Obrador. Fue como logró el cargo. No por trabajo. Me traslado a San Luis desde febrero hasta abril y subimos el porcentaje. Serrato dio una entrevista donde estableció que habían elevado el porcentaje, pero que era un trabajo de nosotros. Morales me ofreció dos veces un puesto en la secretaría que quisiera. Le dije que no me interesaba, no va conmigo. El trato fue que yo los apoyo y harían lo mismo conmigo en el 2021. Lo hice de manera incondicional. En abril me ofreció Morales otro puesto con abultado sueldo”.

“Lo volví a rechazar y le sugerí otros compañeros que les podría interesar. Se me permitió colocar alrededor de 20 personas en el área de atención a adultos mayores. En las becas Benito Juárez. Coloqué otros en Tamazunchale y en la secretaría de bienestar. En total como 50 personas en el gobierno federal, para que trabajaran, ya que no los tomaban en cuenta. Briseida García empieza a presionar a la gente. La maltrata porque no le tenía confianza y no los conoce. Eran muchachos muy trabajadores pero los corrió. Al profesor que pusimos en las becas Benito Juárez, Cecilio Rubio, lo despidió. Estaba como jefe de guardia en Tamazuchale. Fue representante municipal de Morena y participó en toda la campaña. Recibió presiones y quejas de la delegada, que lo saca del programa. Pregunte por qué, si es una persona responsable. Me dijeron que la había regado en muchos aspectos”.

“En su momento, López Obrador respaldó a Morales. Nos conminó alejarnos de politiquerías. Resaltó que era el delegado y le dio toda la confianza, pero no pudo con el paquete. Se rodeó de una bola de vagos. Todos los sub delegados son unos inútiles, como Guillermo Morales, Roberto Ramírez y Ángel Aguilar Piña. A la maestra Teresa Pérez Granados, nadie la quiere, no tiene capacidad para operar. Creó un desorden en Tamuín. Hace porquerías. Sergio Serrano nombró coordinador de Morena en Valles a David Carlos Romero. Pérez lo grilla. No tiene nada que ver en el asunto. Es gobierno federal. Pero como nadie le pone un alto, hace lo que quiere. Vimos en las encuestas los posibles presidentes de Morena. Ya está bien sentadote Guillermo Morales López. Sus únicos méritos son pasionales. Carece de trayectoria. Uno de los compromisos es construir la paz. No crear conflictos, no meterse en cuestiones políticas y es lo que hace”.

“En Villa de Reyes, Villa de Arriaga, Soledad y Mexquitic, lugares que controla, es dónde más transas se han visto. En la segunda semana de marzo se dieron los giros a los adultos mayores donde actúan los promotores y resulta que fueron al campo a entregar los de 5 mil 200 pesos a cada uno. Regresaron y no traían la hoja firmada ni huellada de los beneficiados. ¿Los entregaron o se los robaron?. Los que están envueltos son Mariela Martínez González, José Guadalupe Reynoso y Alberto Cruz Martínez. Hay transas en todos lados. Los que andan hambrientos de dinero se prestan. Algunos servidores de la nación cobran 10 pesos por encuestar, otros hasta 100 pesos a cada persona. López Obrador dijo que no se cobrarán comisiones en las tarjetas de bienestar y lo hacen en muchos lados”.

“Morales jineteó el presupuesto. Se aprovechó de la buena fe de Serrano, que ahora está en la lona. En el ambiente político hay que ser constantes. Se supo que Morales estrenó carros. Ya se saben más de sus atropellos, robos y cómo impone alfiles. Me dicen que me lance en lugar de los demás. Si decido postularme, me apoyan en el distrito 1, 4, 5, 6 y 7 donde estoy activo. No es fácil, pero se puede. Para que un servidor dure en el puesto tiene que aplaudir y adorar a Morales o va para fuera. Son casi mil y cada uno gana 9 mil 266 pesos. La desventaja del delegado es que no los conoce y aspira a ser gobernador. Tales personas tienen compromisos con otros partidos. Hay nepotismo al mil por ciento. Figura la familia Arreola, que capitanea el ex presidente del PRI y ex diputado local, Jorge Arreola, que hace proselitismo en la entidad a favor de Morales, cuyo secretario particular es Carlos Arreola. Todos buscan poner de alcalde de Soledad a la diputada local, Paola Arreola. No debe haber ningún familiar en la nómina. Menos matrimonios”.

“Hay una lista de servidores de la nación donde se nota claro el nepotismo. Aparece Brenda Sarahí Sánchez Quintana y Omar Martínez Hernández, que son pareja. Trabajan en Coxcatlán. Gildardo Ramírez Sánchez es primo y sumaron a otro primo más. Dora Elia Sánchez Hernández es la madre de Kevin de Jesús. También es la mano derecha de Briseida García. Es la que ordena, oprime y humilla. García publicó un desplegado en mi contra. Me acusó de golpear mujeres. Ya estuviera en la cárcel si fuera cierto. Dora Elia Sánchez metió a su hermana Rosa Sánchez, que es la nana de García. Le carga los bebés. Catarino Hernández Antonio es padre de Genaro Hernández Sixto y esposo de Januaria Sixto Trejo. Son de Matlapa, es una familia completa. Francisco Cruz Martínez es el cónyuge de Anastasia Gómez Martínez, consejera de Morena en Tanlajás. El nepotismo afecta el proyecto de López Obrador, porque se presta a la corrupción y no trabajan, solo cobran. Juan Gabriel y Dora Elia Sánchez Hernández, son pareja y sólo se pasean. He sostenido reuniones con fundadores del partido. Les digo, a ustedes se los destruyen en las redes sociales porque no saben quiénes los atacan”.

“Hice una nota en face para denunciar las presiones que ponían sobre los servidores. Se lanzaron en mi contra. Me dijeron ignorante, hambriento, traidor. Me puse a analizar los textos. La señora que está a cargo de las becas Benito Juárez, Ana Luisa Núñez, se me fue encima. Gabino Morales también tiene perfiles falsos con los que amedrenta, como Morena Mía, entre otros, lo que considero una conducta negativa. Se nota que está hambriento de poder. El empresario del ramo automotriz, José Antonio Lorca, le invirtió 4 millones de pesos a la campaña de López Obrador. Lo creo porque en el día de las votaciones, en la tarde, llegaron hombres que no conocía a los distritos y municipio, donde pagaron 350 pesos por cada sábana. Son las hojas de los resultados. Los representantes de casilla reciben un documento donde especifican cuántos sufragios obtuvo cada partido. No querían las hojas, solo las fotos, para llevar un control y evitar el fraude. El dinero lo aportó Lorca, que busca dirigir Morena. Todos ganaron por la cascada que generó López Obrador. Nadie se partió el lomo, menos los que ocupan un puesto. Los que trabajaron son los de abajo. Primo Dothé no se puede postular. Ha sido un mercenario a la orden de varios políticos. Fue construido para golpear. Lo hizo el ex gobernador Horacio Sánchez Unzueta. Ha lucrado con la pobreza de la gente. Tiene una organización donde cobra 250 pesos por traer y llevar gente. Lucra”.

“Es importante tumbar a Morales, que se ha convertido en un peligro. Es soberbio, pedante. Si tiene más control, se hará insoportable. Hemos elaborado, fundamentadas, en su contra, 12 demandas en la fiscalía estatal por abuso sexual y violación. Le sumamos corruptelas y nepotismo. En caso de que no haya justicia ni resultados, se las haremos llegar directas al presidente. Y si se resiste a actuar, vamos a bloquear la carretera federal. Hay mucho descontento contra Morales, queremos su cabeza. Con su absoluta ineptitud, daña a los 58 alcaldes. En las becas para nivel básico les daban cierta cantidad. Ahora les entregarán mil 600 pesos cada dos meses por familia. Si la pareja tiene cinco o seis hijos, ya se fregaron. Para mi indica mucho que Morales no estuviera en la plaza de fundadores cuando vino López Obrador. Retiraron tres sillas. Una, la del senador, Ricardo Monreal. Otra de Morales. La tercera no supe de quién era”.

“Hubo alegatos abajo cuando llegó el mandatario. Le dije a Morales: ¿te quitaron la silla?. Contestó, sí cabrones. Confirmó la de Monreal. Sobre la tercera no dijo nada. Monreal y Morales se han pelado porque ambos buscan el poder. Nadie de los que buscan la dirigencia de Morena tiene méritos. El magistrado Juan Ramiro Robledo no puede competir porque no está afiliado. Tal vez quiera la gubernatura. Estamos en pláticas con varios aspirantes después de los constantes escándalo de Morales, al que conciben como un delincuente. Me han buscado para quejarse en todos los aspectos. Lo quieren tumbar, que ya no esté en ningún lado. Apoyo a todos, excepto a Morales, con el que nadie quiere nada. Sólo maneja a dos diputados locales, Edson Quintanar y Paola Arreola. Serrano no controla ni sus nervios. Una vez le comenté que debía juntar a los regidores, diputados y meterlos en cintura. Están obligados a aportar para mantener el movimiento, participar en todo tipo de actividades de Morena. Pero cada quien anda por su lado y hace lo que quiere. Necesitamos un presidente que tenga pantalones y no sea frágil. Morales sigue necio en tener el mando en Morena. La ciudadanía se suma al encanto de López Obrador. Si nos organizamos, tenemos fuerza. Los demás partidos nos buscan para hacer alianzas”.

 

 

 

 

 

Comments

comments

Acusan a Morales Mendoza de ladrón y traicionar los principios torales del presidente de la república Andrés Manuel López Obrador corrupción delegado federal Gabino Morales La Noticia Morena revista slp Traición

Comments

comments