Te comieron la lengua los ratones

13 mayo, 20219:14 pmAutor: Cale AgundisCultura

Los americanos tienen el dicho «Cat got your tongue», o el gato tiene tu lengua. Es muy parecido a «te comió la lengua el ratón”. Los dos significa lo mismo, cuando alguien se queda callado, cuando se quiere decir algo y otros esperan una repuesta que no sale.

Según «cat got your tongue» viene de un mito donde los egipcios dieron las lenguas de la gente a los gatos, cuando decían mensajes no convenientes para la gobernanza. Como son dichos populares, su origen no tiene importancia, tanto como la forma de usar lo que significa. Se origina del miedo a que los ratones se coman las orejas u otras partes de humano cuando duerme. Son dichos o expresiones muy comunes en el vocabulario de la gente. Su antigüedad es algo curioso, pero no tan relevante. La frase se originó cuando Europa sufrió la peste negra en la edad media.

Era tal la cantidad de cadáveres que se apilaban en las calles junto a los moribundos, los cuales al tener problemas para respirar, abrían la boca. Al no poder moverse, sus lenguas eran comidas por ratones. Se estima que murieron entonces del 30 al 60% de la población. Hace poco recordé la frase. ¿De dónde había salido y por qué se usaba? Me imaginé a los ratones con sus baberos y cubiertos, partiendo las lenguas en cachitos para después aderezarlas con limoncito, mayonesa y salsa chipotle ¡Se daban un festín! ¡Manjar de dioses papá! Había algunas regordetas, de las saldrían unos tres tacos. Otras delgadas y largas, son idóneas para freír en el comal. A las lenguas sucias había que darles una restregada en el lavadero. Unos ratones dicen que no, ya que agarran más saborcito. Las más rositas sirven para la mortadela del sandwich. Ahora con el Covid, los ratones están listos con sus charolas, asadores, salsas inglesas. Hasta consiguieron la lechuguita con jitomatito para acompañar las lenguas que se encuentren en el camino. Nos puede suceder como en la edad media, ya que la gente no entendió que debía quedarse en casa. Entonces, pronto tendremos problemas para respirar, abriremos la boca y ¡zas!, el Ratón Miguelito, Tom y Jerry, Topo Gigio, Speeddy González, Stuart Little, Pinky y Cerebro, Mimi Mouse y Súper Ratón, se darán la cena de la vida a nuestras costillas. ¡Ah! y las lenguas largas acabarán hechas barbacoa, cocidas en su propio jugo.

Comments

comments

Comments

comments