La escuela de música Julián Carrillo podría estrenar edificio en el 2020

21 enero, 20206:14 pmAutor: Paola Moreno GuzmánCultura

La Escuela Estatal de Iniciación Musical Julián Carrillo, comenzó el 2020 con nuevos proyectos y altas expectativas de cambio. Con la posibilidad de reubicarse en un espacio más amplio, con mejor infraestructura que ayude a implementar nuevas dinámicas de trabajo y elevar su nivel académico, como ya se hace a lo largo de los años.

El director de la escuela, el maestro Alejandro Alfaro, indicó que buscará llevar la cultura a todos los lugares posibles, donde los jóvenes puedan ver que hay nuevas oportunidades de crecer por medio de actividades artísticas. “Cerramos el 2019 de manera satisfactoria, con grandes conciertos, recitales y participaciones, como la presentación en la escuela secundaria número 86, ubicada en la colonia Ciudad 2000. Llevamos un espectáculo al alcance de los jóvenes que no tienen un fácil acceso al esparcimiento. Nos presentamos en el Museo del Ferrocarril, donde se interpretó música accesible, con el despliegue del coro y la orquesta sinfónica”.

“En la casa de la cultura de San Miguelito, hubo un concierto con flauta y piano, en donde participaron los alumnos más avanzados. Sin duda, tuvimos fechas muy complicadas, porque los actos eran muy cercanos, por las invitaciones que nos hicieron diversas instituciones, como la Universidad Tangamanga, como parte del objetivo que implementamos, de llevar la cultura a todos los niveles educativos. Además tuvimos una puesta en escena del Jorobado de Notredame que organizó el Tecnológico de Monterrey en la que acudimos con la orquesta sinfónica. Además  fuimos invitados a la zona militar”.

Alfaro subrayó que se mantendrá la misma oferta académica de años anteriores para que los muchachos no pierdan el interés de acercarse a la música. Dentro de las clases que se imparten, destacan los instrumentos que integran una orquesta sinfónica, además de otros como la guitarra, piano, violín, viola, violonchelo, flauta, clarinete, trompeta, trombón, bongo, triangulo, tuba, percusiones como marimba, batería y timbales. Somos el único sitio del centro del país donde se enseña la naturaleza del arpa. “Iniciamos hace 25 años, cuando se creó la Orquesta Sinfónica Infantil. Es el tiempo que tienen los instrumentos. Se les ha sacado mucho provecho, ahora están muy deteriorados. No es posible repararlos, sólo sustituirlos por otros nuevos. Hemos gestionado el problema con las autoridades, esperamos nos apoyen”.

Alejandro Alfaro agregó que tienen cerca de tres años de impartir clases en un inmueble que presenta imperfecciones, lo que resulta un peligro constante. “Hay casi 40 profesores y 288 alumnos. Sin embargo, dejamos a muchos otros fuera, ya que no tenemos el espacio suficiente. Nos hace falta espacio y más salones adecuados para cada clase. El patio de la escuela lo utilizamos para los ensayos de la orquesta. Por la característica del ensamble, es un sonido muy alto, por lo que las clases se desarrollan en espacios que se ven afectados. Además, el edificio tiene muchos desprendimientos en los muros. Los techos están a punto de caerse. Hay filtraciones por todos lados. En la época de lluvias, no se da abasto con las goteras”.

“Los expertos nos han dicho que no vale la pena hacer un arreglo, sólo cambios de fondo. El gobierno del estado anunció que nos reubicarán a un edificio ubicado en el jardín Colón, al que se le hacen las adecuaciones necesarias para ocuparlo. Como alistar las aulas para las clases de sorfeo y percusiones. Esperamos que en los primeros meses del año se concrete el asunto. Por lo pronto, nos esperan los conciertos de semana santa que realizamos cada año en el Teatro de la Paz”. Respecto al plan de incorporar nueva tecnología como una herramienta de trabajo, el director argumentó ser un tema pendiente. No se ha concretado por falta de presupuesto. “Nos enfrentamos al problema de que los niños tienen otro tipo de conductas para resolver los problemas. Para todo recurren a las innovaciones electrónicas. Sin embargo, aprender a tocar un instrumento, no se logra con tutoriales en internet. No enseñan a interpretar una nota o ritmo. Los niños tienen cualidades y habilidades diferentes. Una clase maestro-alumno nunca podrá ser superada por un frío instructivo. Hay que hacer el uso adecuado de la tecnología, que no debe afectar el trato con las demás personas”.

“En lo educativo, debe ser un complemento, no sustituir los maestros. Se debe enriquecer con otro tipo de actividades la enseñanza. En noviembre tuvimos la grata visita del ex alumno Adrián Izquierdo, quien después de terminar sus estudios con nosotros, hizo su licenciatura en Xalapa. Después una maestría en Italia, en el Conservatorio de Monteverde. Se convirtió en el primer mexicano en contar con una maestría en tuba. Compartió sus experiencias con los alumnos del área de metales. Incluso, invitamos a jóvenes de Venado, Villa de Reyes, Rioverde, La Pila. Tuvimos casa llena. Tales actividades son las que enriquecen el aprendizaje de los jóvenes y el gusto por la cultura”.

 

 

Comments

comments

2020 cultura escuela de iniciación musical Julián Carrillo revista slp

Comments

comments