No amar equivale a morir

6 junio, 20174:14 pmAutor: Cale AgundisColaboradores Cultura

El hombre no muere cuando deja de vivir, pero si cuando deja de amar. El mundo es una terrible pantomima en donde sin decir palabras se sufre, se apechuga, se tolera, nos angustiamos… penamos, resistimos, sentimos pero seguimos y seguimos aparentando ser felices. Se han puesto a pensar, les ha pasado por su mente: ¿que encima de todo lo que el homo sapiens padece, todavía irse de esta vida sin haber amado?
¿Entonces cuál es el sentido de vivir, si jamás se conoce el amor? Hay personas que se cierran a sentir tal sentimiento por temor a afrontar algún tipo de decepción y pavor de admitir que sienten algo por alguien.
Sensaciones como sensibilidad, compasión, afecto, piedad, ternura, dolor, tristeza, pesar, delicadeza, pasión, ¡jamás lo llegan a sentir!

Me pregunto si el mismísimo Dante Alighieri tan humilde, tan inteligente, pero tan incomprensible ¿habría pensado en uno de sus tantos infiernos describir alguna vez estar muerto en vida, que es sinónimo de vivir sin amar? y por supuesto como las personas no saben amar, pues tampoco se ganan el cariño de nadie.Triste es no dejar huellas, impresionante es no causar efecto en nadie, no tener noción de lo que es el sabor del amor, el gusto por sentirse amado, que alguien de su vida por otro… el dejo de los besos y su desembocadura… Degustar el perfume de la entrega, de la pasión. ¡Santo Cristo!

Y qué irónico es estar vivo soportando todo menos el sabor del amor… ese sabor a lágrimas amargas, al delirio del alma, al aroma a cerezas por la mañana y al ocaso del sol por las tardes… venir al mundo y jamás haber sentido palpitar a tamborazos el corazón por el simple hecho de ver a alguien y jamás haber suspirado con las palabras de alguien. Que pena dar a cuenta gotas el corazón. Creo que el amor es el estado perfecto del alma, la plegaria, la canción y la complicidad. Que si te lastiman, te decepcionan, esa ya no es culpa tuya.

Amor mío: en la vida hay que aprender a “contrabandear sentimientos”. ¿Si sabes? El manejo de la entrada y la salida de las sensaciones prohibidas, clandestinas, sometidas y defraudantes. Que así como te pueden dejar un mal sabor de boca, te pueden llevar a conocer hasta el mismo cielo. ¿Y qué es la vida, si no se ama, se goza, se sufre y se llora? Y si aun así, crees que el amor no lava los colores grises… si no crees que una mano soñolienta pueda entrelazar un mechón de tus cabellos, si no alcanzas a ver su rostro sonriéndote en la oscuridad de tus sueños, si no crees en la simple sutileza del alma transformada en tu mejor ofrenda: cariño, entonces que mis labios y besos te acompañen en tu testaruda razón.

Comments

comments

Comments

comments