Arturo Pérez Alonso resalta la historia y avances físicos del mercado República

7 enero, 202010:48 pmAutor: Arturo Pérez AlonsoColaboradores Opinion

Con este nuevo año 2020 que comienza . Hacemos un recuento de nuestro organismo «Unión de Comerciantes en Pequeño del Mercado República”. Ya son dos décadas de labores en beneficio colectivo. Nuestras generaciones fueron pioneras del comercio informal en las llamadas barracas en la explanada Ponciano Arriaga, que fueron reubicadas en 1976, donde ahora es el Mercado República, que encierra una gran tradición, cultura y artesanías.

Los que nos precedieron, siempre han coadyuvado al desarrollo económico y social de nuestra amada capital de San Luis Potosí. Desde que se fundó el mercado en 1975, ha sido un centro de abasto comercial, funcional, atractivo y en su momento, moderno. Son 43 años de historia donde se ha brindado atención a la sociedad potosina y turistas que nos visitan.

A la distancia del tiempo, es un mercado popular y tradicional de dos niveles, con un estacionamiento de 500 espacios, más de mil 300 locales, una área de tianguis, un entrepiso, nave interior y casetas exteriores, donde se ofrece gran variedad de giros tradicionales y de temporada. Lo dicho «como el República no hay dos», más barato y más fresco.

Resalto algunas obras de infraestructura importantes que hemos gestionado, como instalar el piso en el mercado, colocar domos en las partes exteriores, con la finalidad de tener una mejor imagen y servicio para todos los potosinos y gente que nos visita.

Se incluyen las continuas gestiones y peticiones ante los diferentes niveles de gobierno. Nuestra organización siempre ha tenida la visión clara de servir sin distinciones. Fomentar la unidad y compañerismo, ya que estamos convencidos de que la unión hace la fuerza. Somos conscientes del refrán, renovarse o morir.

También en el actual trienio se gestionó la instalación del piso rústico en el área del tianguis, para beneficio colectivo. Reconocemos la voluntad y disposición del actual alcalde, Xavier Nava, ya que ha cumplido con los locatarios. Sabemos que falta mucho por hacer, pero avanzamos.

Todo depende del esfuerzo de cada compañero para conservar su espacio y velar por su único patrimonio. Unidos podemos marcar la diferencia.

Comments

comments

Comments

comments